Selector color Fucsia Selector color Azul Selector color Verde Selector color Lila
Usuario:  Clave:        Olvidó su clave | ¿Usuario?
 

Síguenos en G+

Pensamiento +

“Cuando quieres realmente una cosa, todo el Universo conspira para ayudarte a conseguirla”-Paulo Coelho

Visitantes en Web

Tenemos 65 invitados conectado

Fans Facebook



Mis Tweets


Día por Día me Supero
Some Rights Reserved
  • ¿Dime cómo duermes y te diremos quien eres?

    Todo el mundo tiene una postura concreta a la hora de dormir. ¿Sabías que esto dice mucho sobre tu personalidad? ¡Elige tu postura a la hora de dormir y te diremos quién eres realmente!

    1.- ¿Duermes boca arriba?

    Quieres ser tratado/a como un/a príncipe/princesa. Eres amable y modesto, pero en el fondo quieres que las cosas vayan exactamente igual a como tú te las imaginas. Si duermes como una estrella de mar, eres abierto/a, seguro/a de ti mismo, y algo agresivo y pasional en el amor.

    2.- ¿Duermes sobre tu estómago?

    ayudas a los demás y estás siempre ahí para ellos. Eres serio y sensato al 100 por cien. Respecto al amor tienes altas expectativas, lo que hace difícil que encuentres pareja. Serás muy estricto con tu pareja; necesitando que comparta tu misma escala de valores, etc...

    3.- ¿Duermes de lado?

    No te gustan los amores tormentosos. Si tus rodillas están ligeramente arqueadas significa que tienes equilibrio en tu vida. Eres una persona racional y puedes superar cualquier crisis. Si encuentras a tu amor verdadero tendrás una vida repleta de amor.


    4.- ¿Duermes en posición fetal?

    Eres muy emocional. La gente que duerme como tú está muy a la defensiva y, si eres de los/las que abrazan la almohada, significa que buscas sentirte protegido. Sobre el amor, tienes miedo a que te hagan daño, así que te confundes con facilidad. Si tu pareja no te responde enseguida a un mensaje de texto te preocupas rápidamente y empiezas a pensar que él o ella ya no te quiere. Esperas que tu pareja te acepte tal como eres.

    Te invitamos a seguirnos en Facebook



    Fuente: What Character are you.com



  • La leyenda del Atrapasueños
    Cuentan que hace mucho tiempo atrás cuando el mundo era joven... 

    Lakota, que era un viejo líder espiritual, encontrándose en una de las montañas más altas, tuvo una visión en la que se le presentó Iktomi (el gran maestro bromista de la sabiduría) aparecido en forma de araña. Iktomi se manifestaba por medio de un lenguaje secreto, que sólo podían comprender los más avanzados líderes espirituales de la tribu.

    Ese día y por alguna cuestión especial, mientras ellos intercambiaban en diálogo, Iktomi (la araña), cogió un trozo del sauce más viejo, le dió forma redonda y con algunas plumas, pelos de caballo y adornos de cuentas, comenzó a tejer una telaraña. 

    Y mientras lo hacia, hablaban de los círculos de la vida, del principio, de la existencia como bebés, del crecimiento a la niñez, del pasaje de la juventud a la edad adulta y de la llegada finalmente a la ancianidad, cuando necesitamos nuevamente la atención y los cuidados de cuando fuimos bebés, completando así el circulo que iniciamos con el nacimiento. 

    Iktomi decía mientras seguía avanzando en el tejido de su red: "En cada tiempo de la vida hay muchas fuerzas, algunas buenas y otras malas. Si te encuentras en las buenas, ellas te guiarán en la dirección correcta. Pero si escuchas a las fuerzas malas, ellas te lastimarán y te guiarán en la dirección equivocada". 

    Y continuaba expresando: "Hay muchas fuerzas y diferentes direcciones, que pueden ayudar a interferir con la armonía de la naturaleza. También con el gran espíritu y sus maravillosas enseñanzas". 

    Iktomi al mismo tiempo que hablaba, continuaba entretejiendo su telaraña desde afuera, hacia el centro; ni bien la halló terminada, le entregó a Lakota la red, diciéndole: "Mira la telaraña, es un circulo perfecto, pero en el centro hay un agujero; úsala para ayudarte a ti mismo y a tu gente; para alcanzar tus metas y hacer buen uso de las ideas de la gente, sueños y visiones". 

    "Si tú crees en el Gran Espíritu, la telaraña atrapará tus buenas ideas y las malas se irán por el agujero". 

    El líder espiritual Lakota, le transmitió la visión a su gente y ahora los Indios Sioux usan el atrapasueños como la red de su vida. 


    La energía positiva y creativa vertida de los sueños queda atrapada en la telaraña de la vida; mientras que todo lo malo, negativo y atemorizante se escapa a través del agujero del centro, para no ser más nunca parte de ellos. 

    Teniendo en cuenta la leyenda, y que el objetivo fundamental de esta pieza mágica es la transmutación de las energías negativas, es de suma importancia poder reconocer un verdadero atrapasueños; de cualquier otro objeto, que aún siendo una bonita artesanía, no cumpla con los requisitos básicos para los que ha sido creado.


    Desconozco el autor




  • Puertas de Entrada al Chi, energía o Prana
    "Si bien cada persona parece separada e independiente, todos estamos conectados con esquemas de inteligencia que gobiernan todo el cosmos. Nuestros cuerpos son parte de un cuerpo universal, nuestras mentes, un aspecto de una mente universal."James Redfield.



    ENTRAR PROFUNDAMENTE EN EL CUERPO

    Puedo sentir la energía dentro de mi cuerpo, especialmente en los brazos y las piernas, pero parece que no puedo ir más profundamente, como usted sugería antes.



    Hágalo en una meditación. No necesita durar mucho. De diez a quince minutos de tiempo de reloj serían suficientes. Asegúrese primero de que no hay distracciones externas tales como teléfonos o personas que puedan interrumpirlo. Siéntese en una silla, pero no se recueste. Mantenga la columna derecha. Hacer eso lo ayudará a permanecer alerta. Alternativamente, escoja su posición favorita para la meditación.

    Asegúrese de que el cuerpo está relajado. Cierre los ojos. Respire unas cuantas veces profundamente. Sienta que está respirando hasta la parte baja del abdomen. Observe cómo se expande y contrae ligeramente con cada inhalación y exhalación. Después hágase consciente de todo el campo de energía interior del cuerpo. No piense en ello, siéntalo. Al hacer esto, usted recupera conciencia sobre la mente. Si le sirve de ayuda, use la visualización de la "luz" que describí anteriormente.

    Cuando usted pueda sentir el cuerpo interior claramente como un campo único de energía, suelte cualquier imagen visual si es posible y concéntrese exclusivamente en la sensación. Si puede, abandone también cualquier imagen mental que pueda tener del cuerpo físico, Todo lo que queda entonces es un sentido de presencia o Ser que lo rodea todo, y el cuerpo interior se siente sin ningún límite. Entonces lleve su atención aún más profundamente a esa sensación.

    Hágase uno con ella. Mézclese con el campo de energía de modo que ya no se perciba una dualidad entre el observador y lo observado, entre usted y su cuerpo. La distinción entre lo interior y lo exterior también se disuelve, así que ya no hay cuerpo interior. Al entrar profundamente en el cuerpo usted ha trascendido el cuerpo.

    Permanezca en este reino de puro Ser por el tiempo que se sienta cómodo; entonces hágase consciente de nuevo del cuerpo físico, de su respiración y de sus sentidos físicos y abra los ojos. Mire a lo que lo rodea durante unos minutos meditativamente - es decir, sin poner etiquetas mentales - y continúe sintiendo el cuerpo interior mientras lo hace.

    Tener acceso a ese reino sin forma es verdaderamente liberador. Lo libera del vínculo y la identificación con la forma. Es vida en su estado indiferenciado, anterior a su fragmentación en la multiplicidad. Podemos llamarlo lo No Manifestado, la Fuente invisible de todas las cosas, el Ser que hay en todos los seres. Es un reino de profunda quietud y paz, pero también de alegría e intensa vividez. Siempre que usted está presente, se vuelve en alguna medida "transparente" a la luz, a la pura conciencia que emana de esta Fuente. Usted también se da cuenta de que la luz no está separada de lo que usted es sino que constituye su misma esencia.

    LA FUENTE DEL CHI
    ¿Lo No Manifestado es lo que en Oriente se llama chi, una especie de energía vital universal?
    No. Lo No Manifestado es la fuente del chi. El chi es el campo de energía interior de su cuerpo. Es el puente entre su yo exterior y la Fuente. Está a mitad de camino entre lo manifestado, el mundo de la forma y lo No Manifestado. El chi puede compararse a un río o a una corriente de energía. Si usted enfoca su conciencia profundamente en el cuerpo interior, usted está siguiendo el curso de este río hacia su Fuente.

    Chi es movimiento, lo No Manifestado es quietud. Cuando usted alcanza un punto de absoluta quietud, que sin embargo está vibrante de vida, usted ha ido más allá del cuerpo interior y más allá del chi hasta alcanzar la Fuente misma: lo No Manifestado. Chi es el vínculo entre lo No Manifestado y el universo físico.

    Así pues, si usted lleva su atención profundamente al cuerpo interior, puede alcanzar este punto, esta singularidad en la que el mundo se disuelve en lo No Manifestado y lo No Manifestado toma forma como la corriente de energía del chi, que entonces se convierte en el mundo. Este es el punto del nacimiento y la muerte. Cuando su conciencia está dirigida al exterior, surgen la mente y el mundo. Cuando está dirigida al interior, comprende o realiza su propia Fuente y retorna a casa, a lo No Manifestado.

    Entonces, cuando su conciencia vuelve al mundo manifestado, usted reasume la identidad de la forma que temporalmente abandonó. Usted tiene un nombre, un pasado, una situación vital, un futuro. Pero en un sentido esencial usted no es la misma persona que era antes: usted habrá visto una realidad dentro de sí mismo que no es "de este mundo", aunque no está separada de él, como no está separada de usted.

    Ahora deje que su práctica espiritual sea esta: cuando vaya por la vida, no le dé toda su atención al mundo externo y a su mente. Mantenga algo de ella en el interior. He hablado de esto ya. Sienta el cuerpo interior incluso cuando esté metido en las actividades diarias, especialmente cuando se trate de relaciones o esté en contacto con la naturaleza. Sienta la quietud que hay en lo profundo de él. Mantenga abierta la puerta de entrada. Es perfectamente posible ser consciente de lo No Manifestado a lo largo de su vida. Se siente como una sensación profunda de paz en el fondo, una quietud que nunca lo abandona, no importa lo que ocurra afuera.

    Usted se convierte en un puente entre lo No Manifestado y lo manifestado. Entre Dios y el mundo. Este es el estado de unión con la Fuente que llamamos iluminación.

    No tenga la impresión de que lo No Manifestado está separado de lo manifestado. ¿Cómo podría ser así? Es la vida que hay dentro de cada forma, la esencia interior de todo lo que existe. Empapa este mundo. Permítame explicarlo.

    EL DORMIR SIN SUEÑOS
    Usted hace un viaje a lo No Manifestado cada noche cuando entra en la fase de dormir profundo sin sueños. Usted se funde con la Fuente. Extrae de ella la energía vital que lo sostiene por un tiempo cuando regresa a lo manifestado, al mundo de las formas separadas. Esta energía es mucho más vital que la comida: "No sólo de pan vive el hombre". Pero en el dormir sin sueños, usted no entra en ella conscientemente. Aunque las funciones corporales están operando todavía "usted" ya no existe en ese estado. Puede imaginar cómo sería entrar en el dormir sin sueños con conciencia plena? Es imposible imaginarlo, porque ese estado no tiene contenido.

    Lo No Manifestado no lo libera hasta que entra en ello conscientemente. Por eso Jesús no dijo: la verdad los hará libres, sino más bien: "Ustedes conocerán la verdad y la verdad los hará libres". No es una verdad conceptual. Es la verdad de la vida eterna más allá de la forma, que se conoce directamente o no se conoce.

    Pero no intente permanecer consciente en el dormir sin sueños. Es muy poco probable que lo logre. Cuando mucho, puede que permanezca consciente durante la fase de los sueños, pero no más allá de eso. Esto se llama un soñar lúcido, que puede ser interesante y fascinante, pero no liberador.

    Así pues, use su cuerpo interior como un portal a través del cual usted entra en lo No Manifestado y mantenga ese portal abierto para mantenerse conectado con la Fuente en toda ocasión. No hay diferencia en cuanto al cuerpo interior, si el cuerpo físico es viejo o joven, frágil o fuerte. El cuerpo interior está fuera del tiempo. Si usted no puede todavía sentir el cuerpo interior, use otra puerta, aunque en últimas todas son una. De algunas ya he hablado extensamente. Pero las mencionaré de nuevo aquí brevemente.

    OTRAS PUERTAS
    El Ahora puede considerarse la puerta principal. Es un aspecto esencial de todas las otras, incluido el cuerpo interior. Usted no puede estar en su cuerpo sin estar intensamente presente en el Ahora. El tiempo y lo manifestado están ligados tan inextricablemente como lo están el Ahora sin tiempo y lo No Manifestado. Cuando usted disuelve el tiempo psicológico por medio de la conciencia intensa del momento presente, usted se vuelve consciente de lo No Manifestado tanto directa como indirectamente.

    Directamente, lo siente como la irradiación y el poder de su presencia consciente, sin contenido, sólo presencia. Indirectamente, usted es consciente de lo No Manifestado a través del reino sensorial. En otras palabras, usted siente la esencia de Dios en cada criatura, en cada flor, en cada piedra y usted comprende "Todo lo que es, es santo".

    Por eso Jesús, hablando completamente desde su esencia o identidad de Cristo, dice en el Evangelio apócrifo de Tomás: "Rompan un trozo de madera; yo estoy allá. Levanten una piedra y me encontrarán allá".

    Otra puerta a lo No Manifestado se produce dejando de pensar. Esto puede empezar con algo muy sencillo, como hacer una respiración consciente o mirar una flor en un estado de alerta intensa, de modo que no haya un comentario mental al mismo tiempo. Hay muchas formas de producir una brecha en la corriente incesante de pensamiento. De eso se trata fundamentalmente la meditación. El pensamiento es parte del reino de lo manifestado. La actividad mental continua lo mantiene aprisionado en el mundo de las formas y se convierte en una pantalla opaca que le impide hacerse consciente de lo No Manifestado, de la esencia sin forma y sin tiempo de Dios que hay en usted y en todas las formas y las criaturas.

    Cuando usted está intensamente presente, no necesita preocuparse de la detención del pensamiento, por supuesto, porque entonces la mente se detiene automáticamente. Por eso he dicho que el Ahora es un aspecto esencial de cualquier otra puerta. La entrega - el abandono de la resistencia mental-emocional a lo que es - también se convierte en una puerta hacia lo No Manifestado. La razón para ello es sencilla: la resistencia interior lo separa de las demás personas, de usted mismo, del mundo que lo rodea. Fortalece la sensación de separación de la que el ego depende para su supervivencia. Cuanto más fuerte es la sensación de separación, más atado está usted al mundo de lo manifestado, al mundo de las formas separadas. Cuanto más atado está al mundo de la forma, más dura e impenetrable se vuelve su identidad formal. La puerta está cerrada y usted está separado de la dimensión interior, de la dimensión de la profundidad. En el estado de entrega su identidad formal se suaviza y se vuelve en cierta forma "transparente", por decirlo así, de modo que lo No Manifestado puede brillar a través de usted.

    Depende de usted abrir una puerta en su vida que le dé acceso consciente a lo No Manifestado. Entre en contacto con el campo de energía del cuerpo interior, esté intensamente presente, deje de identificarse con la mente, entréguese a lo que es, esas son todas las puertas que puede usar, pero sólo necesita usar una.

    ¿Seguramente el amor debe ser una de esas puertas?
    No lo es. Tan pronto como una de esas puertas se abre, el amor está presente en usted como la percepciónrealización de la unidad. El amor no es una puerta; es lo que entra en este mundo a través de ella. Mientras esté completamente atrapado en su identidad formal, no puede haber amor. Su tarea no es buscar amor sino encontrar una puerta a través de la cual el amor pueda entrar.

    EL SILENCIO
    ¿Hay otras puertas además de las que acaba de mencionar?
    Sí. Lo No Manifestado no está separado de lo manifestado. Impregna este mundo, pero está tan bien disfrazado que casi todo el mundo se lo pierde por completo. Si usted sabe dónde buscar, lo encontrará en todas partes. Se abre una puerta a cada momento.

    ¿Oye aquel perro que ladra en la distancia? ¿O ese gato que pasa? Escuche cuidadosamente. ¿Puede sentir la presencia de lo No Manifestado en eso? ¿No puede? Búsquelo en el silencio del que surgen los sonidos y al que los sonidos retornan. Preste más atención al silencio que a los sonidos. Prestar atención al silencio exterior crea silencio interior: la mente se vuelve tranquila. Se está abriendo una puerta.

    Todo sonido nace del silencio, muere en el silencio y durante su tiempo de vida está rodeado de silencio. El silencio permite al sonido ser. Es una parte intrínseca, pero no manifestada de todo sonido, de toda nota musical, de toda canción, de toda palabra. Lo No Manifestado está presente en este mundo como silencio. Por eso se ha dicho que nada en este mundo se parece tanto a Dios como el silencio. Todo lo que usted tiene que hacer es prestarle atención. Incluso durante una conversación, hágase consciente de los espacios entre las palabras, los breves intervalos de silencio que hay entre las frases. Mientras hace eso, la dimensión de quietud crece dentro de usted. Usted no puede prestar atención al silencio sin volverse sereno interiormente a la vez.

    Usted ha entrado en lo No Manifestado.

    EL ESPACIO
    Lo mismo que el sonido no puede existir sin silencio, nada puede existir sin la nada, sin el espacio vacío que permite ser. Todo objeto físico o cuerpo ha surgido de la nada, está rodeado de nada y eventualmente retornará a la nada. No sólo eso, sino que incluso dentro de cada cuerpo físico hay más "nada" que "algo". Los físicos nos hablan de que la solidez de la materia es una ilusión. Incluso la materia aparentemente sólida, incluyendo su cuerpo físico, es casi un ciento por ciento espacio vacío, tan vastas son las distancias entre cada átomo, comparadas con su tamaño.

    Es más, incluso en el interior de cada átomo hay, sobre todo, espacio vacío. Lo que queda es más parecido a una frecuencia vibratoria que a partículas de materia sólida, más como una nota musical. Los budistas han sabido esto durante más de 2.500 años. "La forma es vacío, el vacío es forma", afirma el Sutra del Corazón, uno de los textos budistas antiguos mejor conocidos. La esencia de todas las cosas es el vacío.

    Lo No Manifestado no sólo está presente en este mundo como silencio; también impregna todo el universo físico como espacio, interior y exteriormente. Esto es tan fácil de pasar desapercibido como el silencio. Todo el mundo presta atención a las cosas que hay en el espacio, ¿pero quién presta atención al espacio en sí mismo?

    Usted parece querer decir que el "vacío" o la "nada" no es simplemente nada, que hay alguna cualidad misteriosa en ello. ¿Qué es esa nada?

    No se puede hacer una pregunta así. Su mente está tratando de convertir la nada en algo. En l momento en que usted la convierte en algo, pierde su significado. La nada - el espacio - es la apariencia de lo No Manifestado como un fenómeno externo en un mundo percibido por los sentidos. Eso es todo lo que uno puede decir sobre ella, e incluso así es una especie de paradoja. No puede convertirse en un objeto de conocimiento.

    No puede usted hacer un doctorado en "nada". Cuando los científicos estudian el espacio, generalmente lo convierten en algo y por lo tanto pierden completamente su esencia. No es sorprendente que la última teoría diga que el espacio no es en absoluto vacío, que está lleno de algún tipo de sustancia. En cuanto usted tiene una teoría, no es demasiado difícil sustentarla, al menos hasta que aparece otra teoría.

    La "nada" sólo puede convertirse en una puerta hacia lo No Manifestado si usted no intenta atraparla o comprenderla.

    ¿No es eso lo que estamos haciendo aquí?
    Absolutamente no. Le estoy dando indicadores para mostrarle cómo puede traer la dimensión de lo No Manifestado a su vida. No estamos tratando de comprenderlo. No hay nada que entender.
    El espacio no tiene "existencia". "Existir" literalmente significa "perdurar". Usted no puede comprender el espacio porque no perdura. Aunque en sí mismo no tiene existencia, permite que todo lo demás exista. El silencio tampoco tiene existencia, lo mismo que lo No Manifestado.

    Así pues ¿qué ocurre si usted retira su atención de los objetos del espacio y se hace consciente del espacio mismo? ¿Cuál es la esencia de este cuarto? Los muebles, los cuadros y lo demás están en el cuarto, pero no son el cuarto. El suelo, las paredes y el techo definen el límite del cuarto, pero no son el cuarto tampoco. Así pues ¿cuál es la esencia del cuarto? El espacio, por supuesto, el espacio vacío. No habría "cuarto" sin él.

    Puesto que el espacio es "nada", podemos decir que lo que no está es más importante que lo que está. Así pues, hágase consciente del espacio que lo rodea. No piense en él. Siéntalo. Preste atención a la "nada". Mientras hace eso, ocurre un cambio de conciencia dentro de usted. Esta es la razón: el equivalente interior de los objetos en el espacio, tales como los muebles y las paredes, son los objetos de su mente: los pensamientos, las emociones y los objetos de los sentidos. Y el equivalente interior del espacio es la conciencia que permite a los objetos de su mente ser, lo mismo que el espacio permite ser a todas las cosas.

    Así que si usted retira la atención de las cosas - objetos en el espacio - automáticamente retira la atención de los objetos de la mente. En otras palabras: no puede pensar y ser consciente del espacio o del silencio, por esta razón. Al hacerse consciente del espacio vacío que lo rodea, simultáneamente usted se hace consciente del espacio de la no-mente, de la conciencia pura: lo No Manifestado. Así es como la contemplación del espacio puede ser una puerta para usted.

    El espacio y el silencio son dos aspectos de la misma cosa, la misma nada. Son una exteriorización del espacio y el silencio interiores, que son quietud: la matriz infinitamente creativa de toda la existencia. La mayoría de los seres humanos son completamente inconscientes de esta dimensión. No hay espacio interior, ni quietud. Están desequilibrados. En otras palabras, conocen el mundo, o creen que lo conocen, pero no conocen a Dios. Se identifican exclusivamente con su propia forma física y psicológica, inconscientes de la esencia. Y puesto que toda forma es altamente inestable, viven en el temor. Este temor produce una percepción profundamente equivocada de sí mismos y de los demás seres humanos, una distorsión en su visión del mundo.

    Si una convulsión cósmica llevara al fin de nuestro mundo, lo No Manifestado permanecería totalmente intacto. Un Curso sobre Milagros expresa esta verdad muy agudamente: "Nada real puede ser amenazado. Nada irreal existe. En esto reside la paz de Dios".

    Si usted permanece en conexión consciente con lo No Manifestado, entonces usted valora, ama y respeta profundamente lo manifestado y toda forma de vida que hay en ello como expresión de la Vida Una que está más allá de la forma. Usted también sabe que toda forma está destinada a disolverse de nuevo y que en últimas, nada de lo que hay allí afuera importa tanto. Usted ha "superado el mundo" en palabras de Jesús o, como Buda dijo, usted ha "cruzado a la otra orilla".

    LA VERDADERA NATURALEZA DEL ESPACIO Y DEL TIEMPO
    Ahora considere esto: si no hubiera nada más que silencio, no existiría para usted; usted no sabría lo que es. Sólo cuando aparece el sonido el silencio empieza a ser. De la misma manera, si sólo hubiera espacio sin objetos en él, no existiría para usted, Imagínese a sí mismo como un punto de conciencia flotando en la vastedad del espacio, sin estrellas, sin galaxias, sólo vacío. Súbitamente el espacio ya no sería vasto: no sería en absoluto. No habría velocidad, ni movimiento de aquí hacia allá. Se necesitan al menos dos puntos de referencia para que la distancia y el espacio nazcan.

    El espacio empieza a ser en el momento en que el Uno se hace dos y al "dos" convertirse en "diez mil cosas", como Lao Tse llama al mundo manifestado, el espacio se vuelve más y más vasto. Así que el mundo y el espacio surgen simultáneamente. Nada podría ser sin espacio, sin embargo el espacio es nada. Antes de que el universo surgiera, antes del "big bang", si quiere expresarlo así, no había un vasto espacio vacío esperando ser llenado. No había espacio, puesto que no había ninguna cosa. Sólo había lo No Manifestado, el Uno. Cuando el Uno se convirtió en "las diez mil cosas", repentinamente el espacio parecía estar allí y permitió a la multiplicidad ser. ¿De dónde surgió?

    ¿Fue creado por Dios para acumular el universo? Por supuesto que no. El espacio es no-cosas, por lo tanto nunca fue creado. Salga a mirar el cielo en una noche clara. Las miles de estrellas que puede ver a simple vista no son más que una fracción infinitesimal de lo que hay allí. Se pueden detectar ya mil millones de galaxias con los telescopios más potentes, cada galaxia como un "universo aislado" que contiene miles de millones de estrellas. Sin embargo lo que sobrecoge más es la infinitud del espacio mismo, la profundidad y quietud que permite a toda esta magnificencia ser. Nada podría ser más sobrecogedor y majestuoso que la inconcebible vastedad y quietud del espacio y sin embargo, ¿qué es? Vacío, inmenso vacío.

    Lo que aparece ante nosotros como espacio en nuestro universo percibido por medio de la mente y los sentidos es lo No Manifestado mismo, exteriorizado. Es el "cuerpo" de Dios. Y el milagro más grande es este: esa quietud y vastedad que permite al universo ser no está sólo afuera, en el espacio, también está dentro de usted. Cuando está absoluta y totalmente presente usted lo encuentra como el tranquilo espacio interior de la no-mente. Su interior es vasto en profundidad, no en extensión. La extensión espacial es en últimas una percepción errónea de la infinita profundidad, un atributo de la única realidad trascendental.

    Según Einstein, el espacio y el tiempo no están separados. Realmente no lo entiendo, pero creo que lo que dice es que el tiempo es la cuarta dimensión del espacio. Lo llama el "continuo espaciotiempo".

    Sí. Lo que usted percibe externamente como espacio y tiempo son finalmente ilusorios, pero tienen un núcleo de verdad. Son los dos atributos esenciales de Dios, infinitud y eternidad, percibidos como si tuvieran una existencia fuera de usted. Dentro de usted, ambos tienen un equivalente interior que revela su verdadera naturaleza, así como la suya. Mientras que el espacio es el tranquilo e infinitamente profundo reino de la nomente, el equivalente interior del tiempo es la presencia, la conciencia del eterno Ahora. Recuerde que no hay distinción entre ellos. Cuando el espacio y el tiempo son comprendidos en el interior como lo No Manifestado - no-mente y presencia - el espacio interior y el tiempo continúan existiendo para usted, pero se vuelven mucho menos importantes.

    El mundo también continúa existiendo para usted, pero ya no lo atará.
    De ahí que el último propósito del mundo no esté dentro de él sino en la trascendencia del mundo. Lo mismo que usted no sería consciente del espacio si no hubiera objetos en él, el mundo se necesita para que lo No Manifestado sea realizado. Puede que usted haya oído el dicho budista: "si no hubiera ilusión no habría iluminación". En últimas lo No Manifestado se conoce a sí mismo a través de usted. Usted está aquí para permitir que el divino propósito del universo se despliegue. ¡Esa es su importancia!

    LA MUERTE CONSCIENTE
    Además del dormir sin sueños, que ya he mencionado, hay otra puerta involuntaria. Se abre brevemente en el momento de su muerte física. Incluso si usted ha desaprovechado todas las demás oportunidades de realización espiritual durante su vida, se le abrirá una última puerta inmediatamente después de la muerte del cuerpo.

    Hay innumerables relatos de personas que han tenido una impresión visual de esta puerta como una luz radiante y después regresaron de lo que se conoce comúnmente como una experiencia cercana a la muerte. Muchos hablan también de una sensación de dichosa serenidad y de profunda paz. En el Libro Tibetano de los Muertos, se describe como el "luminoso esplendor de la luz sin color del vacío", que dice que es "su propio verdadero ser". Esta puerta se abre sólo brevemente y a menos que usted haya encontrado ya la dimensión de lo No Manifestado durante su vida, probablemente se lo perderá.

    La mayoría de las personas cargan demasiada resistencia residual, demasiado miedo, demasiado apego a la experiencia sensorial, demasiada identificación con el mundo manifestado. Así que ven la puerta, dan la vuelta llenos de miedo y después pierden la conciencia. La mayor parte de lo que pasa después de esto es involuntario y automático. Eventualmente, habrá otra ronda de nacimiento y muerte. Su presencia no era lo suficientemente fuerte como para acceder a la inmortalidad consciente.


    ¿Así que cruzar esta puerta no significa la aniquilación?
    Como con todas las otras puertas, su verdadera naturaleza radiante permanece, pero no la personalidad. En cualquier caso, cualquier cosa que sea real o de verdadero valor en su personalidad es su verdadera naturaleza que brilla a través de ella. Eso nunca se pierde. Nada que sea de valor, nada que sea real se pierde nunca.

    Estar cerca y llegar a la misma muerte, la disolución de la forma física, es siempre una gran oportunidad para la realización espiritual. Esta oportunidad se desaprovecha trágicamente la mayoría de las veces, puesto que vivimos en una cultura que es casi totalmente ignorante de la muerte, así como es casi totalmente ignorante de cualquier cosa que importe verdaderamente.

    Toda puerta es una puerta hacia la muerte, la muerte del falso ser. Cuando la cruza, usted deja de derivar su identidad de su forma psicológica, hecha por la mente. Entonces usted comprende que la muerte es una ilusión, así como su identificación con la forma era una ilusión.

    El final de la ilusión, eso es todo lo que es la muerte. Es dolorosa sólo en la medida en que usted se aferre a la ilusión.


    Ver capítulos anteriores del Taller de Autoestima

    Del Taller de Autoestima de Juan Carlos Fernández. Capítulo 315 Volumén 7: Puertas de Entrada a lo No Manifestado


  • Estrategias de la Mente para evitar el Presente
    "Hasta que usted no se valore, no valorará su tiempo. Hasta que no valore su tiempo, no hará nada con él." - M. Scott Peck

    LA PÉRDIDA DEL TIEMPO PRESENTE: EL ENGAÑO FUNDAMENTAL

    Incluso si acepto completamente que en últimas el tiempo es una ilusión ¿qué diferencia va a causar esto en mi vida? Aún tengo que vivir en un mundo que está completamente dominado por el tiempo.

    La aceptación intelectual es simplemente otra creencia y no cambiará mucho su vida. Para realizar esta verdad, usted tiene que vivirla. Cuando cada célula de su cuerpo esté tan presente que se sienta vibrar con la vida, y cuando usted pueda sentir en cada momento de la vida la alegría de Ser, entonces puede decirse que usted está libre del tiempo.

    Pero todavía tengo que pagar las cuentas mañana, y me volveré viejo y moriré como los demás. ¿Cómo puedo decir que estoy libre del tiempo?

    Las cuentas de mañana no son el problema. La disolución del cuerpo físico no es un problema. El problema es la pérdida del Ahora, o más bien: el engaño central que convierte una mera situación, evento o emoción en un problema personal y en sufrimiento. La pérdida del Ahora es la pérdida del Ser. Ser libre del tiempo es ser libre de la necesidad psicológica del pasado para su identidad y del futuro para su realización. Representa la transformación más profunda de la conciencia que usted pueda imaginar. En algunos casos raros, este cambio en la conciencia ocurre dramática y radicalmente, de una vez por todas.

    Cuando ocurre, generalmente viene por medio de una rendición total en medio de sufrimiento intenso. La mayor parte de las personas, sin embargo, tiene que trabajar en ello.

    Cuando usted ha tenido los primeros atisbo del estado intemporal de conciencia, comienza a avanzar y retroceder entre las dimensiones del tiempo y la presencia. Primero se vuelve consciente de cuán raramente su atención está realmente en el Ahora. Pero saber que no está presente es un gran éxito: este conocimiento es presencia, incluso si inicialmente sólo dura un par de segundos del tiempo del reloj y se pierde de nuevo.

    Después, con frecuencia creciente, usted escoge tener la atención de su conciencia en el presente, más que en el pasado o en el futuro y cada vez que se da cuenta de que había perdido el Ahora, puede permanecer en él, no por un par de segundos sino por periodos más largos percibidos desde la perspectiva externa del tiempo del reloj. Así que antes de estar establecido firmemente en el estado de presencia, es decir antes de ser completamente consciente, usted fluctúa por un tiempo entre la conciencia y la inconsciencia, entre el estado de presencia y el de identificación con la mente. Usted pierde el Ahora y vuelve a él, una y otra vez.

    Eventualmente, la presencia se vuelve su estado predominante.

    Para la mayor parte de las personas, la presencia no se experimenta nunca o sólo accidental y brevemente en escasas ocasiones, sin ser reconocida como lo que es. La mayoría de los seres humanos alternan, no entre conciencia e inconsciencia sino sólo entre distintos niveles de inconsciencia.

    INCONSCIENCIA ORDINARIA E INCONSCIENCIA PROFUNDA

    ¿Qué quiere decir con distintos niveles de inconsciencia?

    Como probablemente sabe, mientras duerme usted se mueve constantemente entre las fases del dormir sin sueños y el estado de soñar. De forma similar, en el estado de vigilia la mayoría de las personas sólo cambia entre inconsciencia ordinaria e inconsciencia profunda. Lo que yo llamo inconsciencia ordinaria significa estar identificado con sus procesos de pensamiento y con sus emociones, sus reacciones, deseos y aversiones. Es el estado normal de la mayoría de las personas. En ese estado usted está gobernado por la mente egotista, y es inconsciente del Ser. Es un estado no de dolor o infelicidad agudos, sino de un nivel bajo de incomodidad, descontento, aburrimiento o nerviosismo casi continuos, una especie de estática de fondo.

    Puede ser que usted no se dé cuenta de esto porque es parte frecuente de la vida "normal", del mismo modo que no se hace consciente de un ruido continuo de fondo bajo, como el zumbido de un aire acondicionado, hasta que se detiene. Cuando se detiene de repente, hay una sensación de alivio. Muchas personas usan el alcohol, las drogas, el sexo, la comida, el trabajo, la televisión o incluso el ir de compras como anestésicos, en un intento inconsciente por suprimir la incomodidad básica. Cuando esto ocurre, una actividad que podría ser muy agradable, si se usa con moderación, se convierte en una actividad compulsiva o adictiva, y todo lo que se logra a través de ella es un brevísimo alivio de síntomas.

    La incomodidad de la inconsciencia ordinaria se convierte en el dolor de la inconsciencia profunda – un estado de sufrimiento o infelicidad más agudo y más obvio - cuando las cosas "van mal", cuando el ego está amenazado o en su situación vital hay un reto, una amenaza o una pérdida importante, reales o imaginarias; o cuando hay conflicto en una relación. Es una versión intensificada de la inconsciencia ordinaria, diferente de ella no en el tipo sino en el grado.

    En la inconsciencia ordinaria, la resistencia habitual o negación de lo que es crea la incomodidad y el descontento que la mayoría de las personas aceptan como la forma normal de vivir. Cuando esta resistencia se intensifica por algún reto o amenaza al ego, trae negatividad intensa en la forma de ira, miedo agudo, agresión, depresión, etcétera. La inconsciencia profunda a menudo significa que el cuerpo del dolor ha sido disparado y que usted se ha identificado con él. La violencia física sería imposible sin inconsciencia profunda. Puede ocurrir también cuando una multitud de personas o incluso toda una nación genera un campo colectivo de energía negativa.

    El mejor indicador de su nivel de conciencia es cómo maneja los retos de la vida cuando llegan. En esos retos, una persona ya inconsciente tiende a volverse más profundamente inconsciente y una persona consciente más intensamente consciente. Usted puede utilizar un reto para despertar, o puede permitir que lo empuje a un sueño aún más profundo. El sueño de la inconsciencia ordinaria se convierte entonces en una pesadilla.

    Si usted no puede estar presente ni siquiera en circunstancias normales, tales como cuando está sentado solo en una habitación, caminando por el bosque o escuchando a alguien, ciertamente no podrá permanecer consciente cuando algo "va mal" o se enfrenta con gente o situaciones difíciles, con la pérdida o la amenaza de pérdida. Usted será dominado por una reacción, que en última instancia es siempre una forma de miedo, y arrastrado a la inconsciencia profunda. Esos retos son sus pruebas. Sólo la forma en que usted los resuelva le mostrará a usted y a los demás en qué punto está en cuanto a su estado de conciencia, no el tiempo que puede permanecer sentado con los ojos cerrados o qué visiones tiene.

    Así que es esencial traer más conciencia a su vida en las situaciones ordinarias cuando todo transcurre con relativa facilidad. De esta forma, usted crece en poder de presencia. Eso genera un campo de energía en usted y alrededor de usted de una gran frecuencia de vibraciones. Ni la inconsciencia, ni la negatividad, ni la discordia o la violencia pueden penetrar en ese campo y sobrevivir, lo mismo que la oscuridad no puede sobrevivir en la presencia de la luz.

    Cuando usted aprenda a ser testigo de sus pensamientos y emociones, que es una parte esencial de estar presente, puede quedar sorprendido cuando se dé cuenta por primera vez de la "estática" de fondo de inconsciencia ordinaria que tiene y de qué pocas veces si acaso alguna, usted está verdaderamente a gusto consigo mismo. En el nivel de su pensamiento, usted encontrará mucha resistencia en forma de juicio, descontento y proyección mental lejos del Ahora. En el nivel emocional, habrá una corriente subterránea de incomodidad, tensión, aburrimiento o nerviosismo. Todos son aspectos de la mente en su modo de funcionamiento habitual de resistencia al presente.


    ¿QUÉ ESTÁN BUSCANDO?

    Carl Jung cuenta en uno de sus libros una conversación que tuvo con un jefe indígena norteamericano que le señaló que tal como él lo percibía los blancos tienen caras tensas, ojos penetrantes y un porte cruel. Dijo "Están siempre buscando algo. ¿Qué están buscando? Los blancos siempre quieren algo. Siempre están incómodos e inquietos. No sabemos lo que quieren. Creemos que están locos".

    La corriente subterránea de desasosiego constante comenzó mucho antes del surgimiento de la civilización industrial occidental, por supuesto, pero en la civilización occidental, que ahora cubre casi todo el globo, incluyendo la mayor parte del Este, se manifiesta en una forma aguda sin precedentes. Estaba ahí ya en la época de Jesús y también seiscientos años antes, en la época del Buda, y mucho antes. ¿Por qué están siempre inquietos? Preguntaba Jesús a sus discípulos. "¿Puede la preocupación añadir un solo día a su vida?" Y el Buda enseñó que la raíz del sufrimiento debe buscarse en nuestro continuo desear y ansiar.

    La resistencia al Ahora como disfunción colectiva está intrínsecamente conectada con la pérdida de conciencia de Ser y constituye la base de nuestra deshumanizada civilización industrial. Freud, a propósito, también reconoció la existencia de esta corriente subterránea de desasosiego y escribió sobre ella en su libro El Malestar en la Cultura, pero no reconoció la verdadera raíz del desasosiego y no se dio cuenta de que es posible liberarse de él. Esta disfunción colectiva ha creado una civilización muy infeliz y extraordinariamente violenta que se ha convertido en una amenaza, no sólo para sí misma sino también para toda forma de vida sobre el planeta.

    DISOLUCIÓN DE LA INCONSCIENCIA ORDINARIA

    Entonces ¿cómo podemos liberarnos de esta aflicción?
    Hágala consciente. Observe las muchas formas en que el desasosiego, el descontento y la tensión surgen dentro de usted a causa del juicio innecesario, de la resistencia a lo que es y de la negación del Ahora. Todo lo inconsciente se disuelve cuando usted hace brillar la luz de la conciencia sobre ello. Una vez que sepa cómo disolver la inconsciencia ordinaria, la luz de su presencia brillará fuertemente y será mucho más fácil lidiar con la inconsciencia profunda cuando sienta su fuerza gravitacional. Sin embargo, la inconsciencia ordinaria puede no ser fácil de detectar inicialmente porque es tan normal.

    Convierta en un hábito monitorear su estado mental-emocional por medio de la observación de sí mismo. "¿Estoy tranquilo en este momento?" es, una buena pregunta para que se la haga frecuentemente. O puede preguntar: "¿Qué está ocurriendo en mí en este momento?" Esté al menos tan interesado en lo que pasa en su interior como en lo que ocurre fuera. Si su interior está bien, lo exterior estará en orden. La realidad primaria está dentro, la secundaria fuera. Pero no conteste estas preguntas inmediatamente. Dirija su atención hacia adentro. Eche una mirada a su interior. ¿Qué clase de pensamientos está produciendo su mente?

    ¿Qué siente? Dirija su atención hacia el cuerpo. ¿Hay alguna tensión? En cuanto detecte que hay un poco de desasosiego, una estática de fondo, observe en qué forma está evitando, resistiéndose o negando la vida, al negar el Ahora. Hay muchas formas en las que las personas se resisten inconscientemente al momento presente. Le daré algunos ejemplos. Con práctica, su poder de observación de sí mismo, de monitorear su estado interior, se agudizará.

    LA LIBERACIÓN DE LA INFELICIDAD

    ¿Le desagrada hacer lo que está haciendo? Puede ser su trabajo, o puede haber aceptado hacer algo y lo está haciendo, pero parte de usted se resiente y se resiste a ello. ¿Tiene un resentimiento no confesado hacia una persona cercana a usted? ¿Se da cuenta de que la energía que emana por eso es tan dañina en sus efectos que de hecho usted se está contaminando a sí mismo así como a los que lo rodean? Observe detenidamente su interior. ¿Existe la menor traza de resentimiento, de mala voluntad? Si la hay, obsérvela tanto en el nivel intelectual como en el emocional. ¿Qué pensamientos está creando su mente alrededor de esta situación? Entonces mire a la emoción, que es la reacción del cuerpo a esos pensamientos. Sienta la emoción. ¿Es placentera o desagradable? ¿Es una energía que usted realmente escogería tener dentro? ¿Tiene elección?

    Quizá se están aprovechando de usted, quizá la actividad en la que está involucrado es tediosa, quizá alguien cercano a usted es deshonesto, irritante o inconsciente, pero todo eso es irrelevante. Que sus pensamientos y emociones acerca de esa situación sean justificados o no, no hace ninguna diferencia. El hecho es que usted se está resistiendo a lo que es. Está convirtiendo el momento presente en un enemigo. Está creando infelicidad, conflicto entre lo interior y lo exterior. Su infelicidad está contaminando, no sólo su propio ser interior y a los que lo rodean, sino también la psique humana colectiva, de la cual usted es parte inseparable. La contaminación del planeta es sólo un reflejo exterior de una contaminación psíquica interior: millones de indivi duos inconscientes que no asumen la responsabilidad de su espacio interior.

    Usted debe, o bien dejar de hacer lo que está haciendo, hablar a la persona que tiene que ver en el asunto y expresar completamente lo que siente, o abandonar el negativismo que ha creado su mente en torno a la situación y que no sirve para ningún propósito excepto para fortalecer un falso sentido de usted mismo. Es importante reconocer su futilidad. La negatividad no es nunca una forma óptima de manejar cualquier situación. De hecho, en la mayoría de los casos lo mantiene atascado en ella, bloqueando el cambio real. Todo lo que se haga con energía negativa, quedará contaminado por ella y con el tiempo hará surgir más dolor, más infelicidad. Además, todo estado interior negativo es contagioso: la infelicidad se extiende más fácilmente que una enfermedad física. Por la ley de la resonancia, dispara y alimenta la negatividad latente de los demás, a menos que sean inmunes, es decir, altamente conscientes.
    ¿Está usted contaminando el mundo o limpiando el desorden? Usted es responsable de su estado interior; nadie más lo es, así como usted también es responsable por el planeta. Lo mismo que ocurre dentro, ocurre fuera: si los seres humanos limpian la contaminación interior, también dejarán de crear contaminación exterior.

    ¿Cómo podemos abandonar la negatividad, tal como usted sugiere?
    Soltándola. ¿Cómo suelta un trozo de carbón caliente que tiene en la mano? ¿Cómo suelta un equipaje pesado e inútil que lleva? Reconociendo que usted no quiere sufrir el dolor o soportar la carga más y después dejándola ir.

    La inconsciencia profunda, tal como el cuerpo del dolor u otro dolor profundo, como la pérdida de un ser amado, a menudo deben ser transmutados por medio de la aceptación combinada con la luz de su presencia, su atención sostenida. Por otra parte, muchos patrones de la inconsciencia ordinaria pueden soltarse simplemente en cuanto usted sabe que no los quiere y no los necesita, una vez que usted se da cuenta de que tiene elección, de que no es sólo un montón de reflejos condicionados. Todo esto implica que usted es capaz de acceder al poder del Ahora. Sin él no tiene elección.

    Si usted llama a algunas emociones negativas, ¿No está creando una polaridad mental de bien y mal, tal como explicó antes?
    No. La polaridad se creó en una etapa anterior, cuando su mente juzgó el momento presente como malo; este juicio creó entonces la emoción negativa.

    Pero si usted llama a algunas emociones negativas ¿no está realmente diciendo que no deberían estar allí, que no está bien tener esas emociones? Yo entiendo que deberíamos darnos permiso de tener cualquier sentimiento que surja, en lugar de juzgarlos como malos o decir que no deberíamos tenerlos. Está bien sentirse resentido; está bien estar enfadado, irritado, de mal humor o cualquier otra cosa, de lo contrario entramos en la represión, en el conflicto interior o en la negación. Todo está bien como es.

    Por supuesto. Una vez que un patrón mental, una emoción o una reacción están ahí, acéptelos. No fue lo suficientemente consciente para hacer una elección en el asunto. Eso no es un juicio, ;solamente un hecho. Si usted tuviera elección, o se diera cuenta, de que realmente tiene una elección ¿escogería el sufrimiento o la alegría, la tranquilidad o el desasosiego, la paz o el conflicto? ¿Escogería un pensamiento o un sentimiento que lo separa de su estado natural de bienestar, la alegría de la vida dentro de usted? A cualquier sentimiento de este tipo lo llamo negativo, lo que simplemente significa malo. No en el sentido de que "Usted no debería haber hecho eso" sino simplemente mal fáctico, como sentirse mal del estómago.

    ¿Cómo es posible que los seres humanos mataran a cien millones de congéneres solamente en el siglo XX?
    Que los seres humanos se inflijan dolor mutuamente en tal magnitud está más allá de lo que uno puede imaginar. Y eso no toma en cuenta la violencia mental, emocional y física, la tortura, el dolor y la crueldad que continúan causándose, así como la que causan a otros seres sensibles diariamente. ¿Actúan así porque están en contacto con su estado natural, la alegría de la vida que hay en ellos? Por supuesto que no.

    Sólo las personas que están en un estado profundamente negativo, que se sienten realmente muy mal, crearían una realidad así como reflejo de la forma en que se sienten. Ahora están empeñados en destruir la naturaleza y el planeta que los sostiene. Increíble, pero cierto. Los seres humanos son una especie peligrosamente demente y muy enferma. Eso no es un juicio, es un hecho. También es un hecho que la salud mental está ahí, bajo la locura. La curación y la redención son posibles ahora.

    Volviendo específicamente a lo que usted dijo, es verdad que cuando usted acepta su resentimiento, su mal humor, su rabia, ya no está obligado a actuar ciegamente, y es menos probable que los proyecte en los demás.

    Pero me pregunto si no está engañándose a sí mismo. Cuando usted ha practicado la aceptación por un tiempo, como usted lo ha hecho, llega un momento en que necesita pasar a la siguiente etapa, en la que esas emociones negativas ya no se producen. Si usted no lo hace, su 'aceptación" se vuelve simplemente una etiqueta mental que le permite a su ego continuar complaciéndose en la infelicidad y fortalecer así su sentido de la separación de los demás, de lo que lo rodea, del aquí y el ahora. Como sabe, la separación es la base del sentido de identidad del ego. La verdadera aceptación transmutaría esos sentimientos inmediatamente. Y si en realidad usted supiera profundamente que todo está "bien", tal como usted lo dice, lo que por supuesto es verdad, ¿tendría, para empezar, esos sentimientos negativos? Sin juicio, sin resistencia a lo que es, no surgirían. Usted tiene una idea en la mente de que "todo está bien", pero en el fondo no lo cree, así que los viejos patrones mentales-emocionales de resistencia están todavía en su lugar. Eso es lo que lo hace sentir mal.

    Eso está bien también.
    ¿Está defendiendo su derecho a ser inconsciente, su derecho a sufrir? No se preocupe: nadie le va a quitar eso. Una vez se dé cuenta de que cierto tipo de alimento lo enferma ¿continuaría comiendo ese alimento y asegurando que está bien estar enfermo?

    DONDE ESTÉ, ESTÉ PLENAMENTE ALLÍ

    ¿Puede darme más ejemplos de inconsciencia ordinaria?
    Vea si puede sorprenderse a sí mismo lamentándose, de palabra o de pensamiento, de una situación en la que se encuentra, de lo que los demás hacen o dicen, de lo que lo rodea, de su situación vital, o incluso del tiempo. Quejarse es siempre falta de aceptación de lo que es. Invariablemente lleva una carga negativa inconsciente. Cuando se queja, se convierte en una víctima. Cuando se explica, está en posesión de su poder.

    Así que cambie la situación actuando o hablando claro si es necesario o posible; salga de la situación o acéptela. Lo demás es locura.
    La inconsciencia ordinaria siempre está ligada en alguna forma con la negación del Ahora. El Ahora, por supuesto, también implica el aquí. ¿Se está resistiendo a su aquí y ahora? Algunas personas preferirían estar siempre en otro lugar. Su "aquí" nunca es satisfactorio. Por medio de la observación de sí mismo, descubra si es el caso en su vida. Dondequiera que esté, esté plenamente allí. Si encuentra su aquí y ahora intolerable y lo hace infeliz, tiene tres opciones: apártese de la situación, cámbiela o acéptela totalmente. Si quiere tomar la responsabilidad de su vida, debe escoger una de esas tres opciones y debe escoger ahora. Después acepte las consecuencias, sin excusas, sin negatividad, sin contaminación psíquica. Mantenga su espacio interior despejado.

    Si usted emprende algún tipo de acción - cambiar su situación o salir de ella - suelte la negatividad primero, si es posible. La acción que surge de la comprensión de lo que se requiere es más efectiva que la que surge de la negatividad.

    Cualquier acción es a menudo mejor que la no acción, especialmente si ha estado detenido en una situación de infelicidad durante mucho tiempo. Si comete un error, al menos aprende algo, en cuyo caso ya no es un error. Si permanece atascado no aprende nada. ¿Le impide el miedo emprender una acción? Reconozca el miedo, obsérvelo, ponga su atención en él, esté completamente presente con él. Hacer esto corta el vínculo entre el miedo y su pensamiento. No permita que el miedo surja en su mente. Use el poder del Ahora. El miedo no puede prevalecer contra él.

    Si realmente no hay nada que pueda hacer para cambiar su aquí y ahora, y no puede alejarse de la situación, entonces acéptelo totalmente soltando cualquier resistencia interior. El yo falso e infeliz que adora sentirse desgraciado, resentido o compadecerse de sí mismo no puede sobrevivir entonces. A eso se le llama rendición. La rendición no es debilidad. Hay gran fortaleza en ella. Sólo una persona rendida tiene poder espiritual, Por medio de la rendición, usted será libre interiormente de la situación. Puede que descubra entonces que la situación cambia sin ningún esfuerzo de su parte. En cualquier caso, usted es libre ¿O hay algo que usted "debería" estar haciendo pero que no hace? Levántese y hágalo ahora. O como alternativa, acepte completamente su inactividad, su pereza o su pasividad en este momento, si esa es su elección. Entre en ella completamente, goce de ella. Sea todo lo perezoso e inactivo que pueda. Si se aplica a ello completa y conscientemente, pronto saldrá de ello. O quizá no. En cualquier caso, no hay conflicto interior, ni resistencia, ni negatividad.

    ¿Está estresado? ¿Está tan ocupado tratando de llegar al futuro que el presente se reduce a un medio de llegar allá? El estrés es causado por estar "aquí", pero querer estar "allá"; o estar en el presente pero querer estar en el futuro. Es una ruptura que lo desgarra interiormente. Crear y vivir con un desgarro interior así es malsano. Si usted tiene que hacerlo, puede moverse de prisa, trabajar de prisa o incluso correr, sin proyectarse en el futuro y sin resistirse al presente. Según se mueve, trabaja, corre, hágalo totalmente. Goce el flujo de energía, la alta energía de ese momento. Ahora no estará ya estresado ni partido en dos, sólo moviéndose, corriendo, trabajando y gozándolo. O puede dejarlo todo y sentarse en una banca del parque. Pero cuando lo haga, observe su mente. Puede que diga: "Deberías estar trabajando. Estás perdiendo tiempo". Observe la mente, sonríale.

    ¿El pasado toma gran parte de su atención? ¿Habla de él, piensa frecuentemente en él, ya sea positiva o negativamente? ¿Las grandes cosas que ha logrado, sus aventuras o experiencias, o su historia de víctima y las cosas horribles que le han hecho, o quizá lo que usted le hizo a otra persona? ¿Sus procesos de pensamiento están creando culpa, orgullo, resentimiento, ira, remordimiento o autocompasión? Entonces usted no sólo está reforzando un sentido falso de identidad sino también ayudando a acelerar el proceso de envejecimiento de su cuerpo al producir una acumulación de pasado en su psique. Verifique esto por sí mismo observando a los que lo rodean que tienen una fuerte tendencia a aferrarse al pasado.



    Muera al pasado en cada momento. Usted no lo necesita. Refiérase a él sólo cuando sea absolutamente relevante para el presente. Sienta el poder de este momento y la plenitud de Ser. Sienta su presencia.

    ¿Está preocupado? ¿Piensa a menudo qué pasaría si ...? Usted está identificado con su mente, que está proyectándose a sí misma en una situación futura imaginaria y creando miedo. No hay forma de que usted pueda hacer frente a esa situación porque no existe. Es un fantasma mental. Usted puede detener esta locura que corroe la salud y la vida simplemente reconociendo el momento presente. Hágase consciente de su respiración. Sienta el aire que fluye de y hacia su cuerpo. Sienta su campo interior de energía.

    Todo lo que usted tiene que manejar, enfrentar, en la vida real - por oposición a las proyecciones imaginarias de la mente - es este momento. Pregúntese a sí mismo qué "problema" tiene ahora mismo, no el año que viene, mañana o dentro de cinco minutos. ¿Qué está mal en este momento? Usted puede siempre enfrentar el Ahora, pero nunca puede enfrentar el futuro, ni tiene que hacerlo. La respuesta, la fuerza, la acción o el recurso correctos estarán allá cuando los necesite, no antes ni después.

    "Un día lo lograré". ¿Su meta le toma tanta atención que reduce el momento presente a un medio para lograr un fin? ¿Eso le está arrebatando la alegría de lo que hace? ¿Está esperando para empezar a vivir? Si usted desarrolla un patrón mental así, no importa lo que alcance o logre, el presente nunca será suficientemente bueno; el futuro siempre parecerá mejor. Una receta perfecta para la insatisfacción y falta de realización permanentes ¿no está de acuerdo?

    ¿Habitualmente usted está esperando algo? ¿Cuánto tiempo de su vida gasta esperando? Lo que yo llamo "espera a pequeña escala" es esperar en la cola del correo, en un embotellamiento de tráfico, en el aeropuerto, por la llegada de alguien o el final del trabajo. La "espera a gran escala" es esperar las próximas vacaciones, un empleo mejor, que los hijos crezcan, una relación realmente significativa, el éxito, hacerse rico, ser importante, alcanzar la iluminación. No es raro que la gente pase toda la vida esperando empezar a vivir.

    Esperar es un estado mental. Básicamente significa que usted quiere el futuro, que no quiere el presente. No quiere lo que tiene. Con cualquier tipo de espera usted crea inconscientemente un conflicto entre su aquí y ahora, en el que no quiere estar, y el futuro proyectado, en el que desea estar. Esto reduce enormemente la calidad de su vida pues lo hace perder el presente.

    No hay nada malo en esforzarse por mejorar la situación vital. Usted puede mejorar su situación vital, pero no puede mejorar su vida. La vida es primaria. La vida es su más profundo Ser interior. Ya es completa, perfecta.

    Su situación vital consta de sus circunstancias y sus experiencias. No hay nada malo en establecer metas y esforzarse por lograr cosas. El error está en usar eso como sustituto del sentimiento de la vida, del Ser. El único punto de acceso a esto es el ahora. Usted es entonces como un arquitecto que no presta atención a los cimientos del edificio, pero pasa mucho tiempo trabajando en la superestructura.

    Por ejemplo, muchas personas están esperando la prosperidad. No puede llegar en el futuro. Cuando usted honra, reconoce y acepta plenamente su realidad presente - dónde está, quién es, qué está haciendo ahora mismo -, cuando acepta plenamente lo que tiene, usted está agradecido de lo que tiene, de lo que es, de Ser. La gratitud por el momento presente y por la plenitud de la vida ahora es la verdadera prosperidad. No puede llegar en el futuro. Entonces, con el tiempo, esta prosperidad se le manifiesta de muchas formas.

    Si usted está insatisfecho con lo que tiene, o incluso frustrado o enfadado con sus carencias presentes, eso puede motivarlo a volverse rico, pero aunque gane millones, continuará experimentando la condición interior de carencia y en el fondo seguirá sintiéndose no realizado. Usted puede tener muchas experiencias emocionantes que el dinero puede comprar, pero llegarán y se irán y lo dejarán siempre con una sensación de vacío y con la necesidad de más gratificación física o psicológica. Usted no habitará en el Ser para sentir la plenitud de la vida ahora, que es la única prosperidad verdadera.

    Abandone la espera como un estado mental. Cuando se sorprenda a sí mismo cayendo en ella... salga inmediatamente. Vuelva al momento presente. Simplemente sea y goce el ser. Si usted está presente, no hay nunca necesidad de esperar por nada. Así que la próxima vez que alguien diga: "Siento haberte hecho esperar", puede contestar: "Está bien, no estaba esperando. Estaba parado aquí divirtiéndome, en el gozo de mí mismo".

    Estas son sólo algunas de las estrategias habituales de la mente para negar el momento presente, que son parte de la inconsciencia ordinaria. Es fácil pasarlas por alto porque forman parte de la manera normal de vivir: la estática de fondo del descontento perpetuo. Pero cuanto más practique el monitoreo de su estado interior mental y emocional, más fácil le será saber cuándo ha sido atrapado en el pasado o en el futuro, es decir en la inconsciencia, y despertar del sueño del tiempo al presente. Pero esté alerta: el ser falso, el ser infeliz basado en la identificación con la mente, vi ve del tiempo. Sabe que el momento presente es su muerte y por eso se siente muy amenazado por él. Hará todo lo que pueda por apartarlo a usted de él. Tratará de mantenerlo atrapado en el tiempo.

    EL PROPÓSITO INTERNO DEL VIAJE DE SU VIDA

    Puedo ver la verdad de lo que está diciendo, pero aún creo que debemos tener un propósito en el camino de la vida; de otra forma simplemente vamos a la deriva; y el propósito significa futuro, ¿no? ¿Cómo reconciliar esto con vivir en el presente?

    Cuando usted está de viaje, es ciertamente útil saber a dónde va o al menos la dirección general en la que se mueve, pero no lo olvide: lo único que es real en últimas en cuanto a su viaje es el paso que está dando en ese momento. Eso es todo lo que hay.

    El viaje de su vida tiene un propósito externo y otro interno. El propósito externo es llegar a su meta o destino, lograr lo que decide hacer, alcanzar esto o aquello, lo que por supuesto, implica futuro. Pero si su destino, o los pasos que va a dar en el futuro, absorben tanto su atención que se vuelven más importantes para usted que el paso que está dando ahora, entonces pierde completamente el propósito interno, que no tiene nada que ver con a dónde va o con qué está haciendo sino con cómo.

    No tiene nada que ver con el futuro sino con la calidad de su conciencia en este momento. El propósito externo pertenece a la dimensión horizontal del espacio y el tiempo; el propósito interno concierne a una profundización de su Ser en la dimensión vertical del Ahora sin tiempo. Su viaje externo puede constar de un millón de pasos; su viaje interno sólo tiene uno: el paso que está dando ahora mismo. Según se vuelve más profundamente consciente de ese único paso, se da cuenta de que ya contiene en sí mismo todos los demás pasos así como el destino. Este único paso se transforma entonces en una expresión de la perfección, un acto de gran belleza y calidad. Lo habrá llevado a usted al Ser y la luz del Ser brillará a través de él. Este es a la vez el propósito y el logro de su viaje interno, el viaje hacia usted mismo.

    ¿Importa si logramos nuestro propósito externo, si triunfamos o fracasamos en el mundo?
    Le importará a usted mientras no haya logrado su propósito interno. Después de lograrlo, el propósito externo es solamente un juego que usted puede seguir jugando simplemente porque le divierte. Es posible también fracasar completamente en su propósito externo y al mismo tiempo triunfar totalmente en su propósito interno.

    O al contrario, lo que es de hecho más común: riqueza exterior y pobreza interior, o "ganar el mundo y perder su alma", como dice Jesús. En últimas, por supuesto, todo propósito externo está condenado a "fracasar" tarde temprano, simplemente porque está sujeto a la ley de la falta de permanencia de todas las cosas. Cuanto antes se dé cuenta de que su propósito externo no puede darle realización duradera, mejor. Cuando ha visto las limitaciones de su propósito externo, renuncia a la expectativa irreal de que debería hacerlo feliz y lo subordina a su propósito interno.

    EL PASADO NO PUEDE SOBREVIVIR EN SU PRESENCIA

    Usted mencionó que pensar o hablar del pasado sin necesidad es una de las formas como evitamos el presente. Pero aparte del pasado que recordamos y con el que quizá nos identificamos, ¿no hay otro nivel de pasado dentro de nosotros que está mucho más profundamente establecido? Hablo del pasado inconsciente que condiciona nuestra vida, especialmente por medio de las experiencias de la infancia, quizá incluso de experiencias de vidas pasadas. Y además está nuestro condicíonamiento cultural, que tiene que ver con dónde vivimos geográficamente y el periodo de tiempo histórico en el cual vivimos. Todas esas cosas determinan cómo vemos el mundo, cómo reaccionamos, qué pensamos, qué clase de relaciones tenemos, cómo llevamos nuestra vida. ¿Cómo podríamos alguna vez llegar a ser conscientes de todo eso o librarnos de ello? ¿Cuánto tiempo llevaría eso? ¿E incluso si lo hiciéramos, qué quedaría?

    ¿Qué queda cuando la ilusión se acaba?
    No hay necesidad de investigar el pasado inconsciente en usted, excepto en cuanto se manifiesta en este momento como un pensamiento, una emoción, un deseo, una reacción o un evento externo que le ocurre a usted. Lo que necesite conocer sobre el pasado inconsciente en usted, lo sacarán a flote los retos del presente.

    Si usted ahonda en el pasado se convertirá en un pozo sin fondo: siempre hay más. Usted puede creer que necesita más tiempo para entender el pasado o ser libre de él, en otras palabras que el futuro lo liberará del pasado eventualmente. Este es un engaño. Sólo el presente puede liberarlo del pasado. Más tiempo no puede liberarlo del tiempo. Acceda al poder del Ahora. Ésa es la clave. ¿Qué es el poder del Ahora?

    Nada más que el poder de su presencia, su conciencia liberada de las formas del pensamiento. Así pues, maneje el pasado en el nivel del presente. Cuanta más atención preste al pasado, más lo energiza y más probable es que lo convierta en una identidad. No interprete mal: la atención es esencial, pero no al pasado como pasado. Dé atención al presente; preste atención a su conducta, a sus reacciones, malos humores, pensamientos, emociones, miedos y deseos según ocurren en el presente.


    El pasado está en usted. Si usted puede estar suficientemente presente para ver todas esas cosas, no crítica o analíticamente, sino sin juzgar, está manejando el pasado y disolviéndolo con el poder de su presencia. No puede encontrarse a sí mismo yendo hacia el pasado. Se encuentra a sí mismo viniendo al presente.

    ¿No es útil entender el pasado y así entender por qué hacemos ciertas cosas, reaccionamos de cierta forma o por qué creamos inconscientemente nuestro tipo particular de drama, nuestros patrones de relaciones y así sucesivamente?

    Según se vuelve más consciente de su realidad presente, usted puede tener ciertas comprensiones súbitas de por qué su condicionamiento funciona de esa forma particular; por ejemplo, por qué sus relaciones siguen ciertos patrones, y puede recordar cosas que ocurrieron en el pasado y verlas más claramente. Eso está bien y puede servir de ayuda, pero no es esencial. Lo que es esencial es su presencia consciente. Eso disuelve el pasado. Ese es el agente transformador. Así pues, no busque entender el pasado, por el contrario sea tan presente como pueda.  El pasado no puede sobrevivir en su presencia. Sólo puede sobrevivir en su ausencia.


    Ver capítulos anteriores del Taller de Autoestima
    Del Taller de Autoestima de Juan Carlos Fernández. Capítulo 313 Volumén 7: Estrategias de la Mente para evitar el Presente


  • Cómo utilizar limón y piña para cambiar el pH de su cuerpo a su favor.
    ¿Sabías que hay una relación entre el pH del cuerpo y muchas enfermedades?

    Las personas conscientes de la salud a menudo tratan de mantener un alto nivel del pH del cuerpo.
    Un problema muy común es tener un pH inferior a lo que se considera saludable. Es muy fácil tener un pH ácido y no tan fácil llegar a tenerlo alcalino si usted está llevando una dieta altamente procesada. Sin
    embargo, con una dieta y nutrición adecuadas puede ser fácil  alcanzar el pH óptimo.

    Si tiene información sobre el equilibrio del pH, sabrá que una mala regulación del pH del cuerpo puede acarrear consecuencias graves para la salud. Las enzimas del cuerpo requieren un nivel de pH específico para trabajar de manera eficiente. Cualquier aumento o disminución en el pH desnaturalizan las enzimas, deteniendo de este modo los procesos metabólicos importantes. Un nivel bajo del pH del cuerpo puede aumentar el riesgo de osteoporosis, cáncer, enfermedades del corazón y  artritis, tambien en el caso de padecer alguna de estas enfermedades, es fundamental alcalinizar el pH para evitar su avance y ayudar al cuerpo a recuperarse. Los alimentos procesados y el azucar son los culpables de que nuestro pH se vuelva demasiado acido.

    Las frutas ácidas tienen un efecto alcalinizante sobre el cuerpo. La acidez inicial de un alimento no es importante en lo que se refiere a su efecto alcalinizante,  pero sí lo son los minerales que contiene.


    El zumo de piña y los limones son muy útiles cuando una persona está intentando recuperar el equilibrio del pH de su cuerpo. Cuando lo tome de forma regular notará la diferencia. Trate de hacer una limonada, un zumo, o simplemente añada estos dos alimentos al agua. Lo mejor es no tomar agua con gas, ya que tiene un efecto de acidificación en el cuerpo.

    Trate de preparar sus propias recetas alcalinizantes con piña y limón, y tómelas a diario.

    Tomado de: Medicina Natural


  • Conectándose con su Ser Interior

    "Cada ser humano lleva en su interior un Mesías dormido. Solo muy pocos permiten que despierte y actúe, por eso son tantos los que vegetan y no viven"
    Herbert A. Otto

    SU YO MÁS PROFUNDO ES SER

    Tener raíces profundas interiores o habitar el cuerpo, significa que el cuerpo puede volverse un punto de acceso al reino del Ser. Expliquemos esto más profundamente.

    Por favor, deje de intentar entender al Ser. Usted ya ha tenido destellos significativos del Ser, pero la mente siempre tratará de meterlo en una cajita y después ponerle una etiqueta. Eso no se puede hacer. No puede volverse un objeto de conocimiento. En el Ser el sujeto y el objeto se mezclan en una sola cosa.

    El Ser puede percibirse como el yo soy siempre presente que está más allá del nombre y la forma. Sentir y por lo tanto saber que usted es y morar en ese estado profundamente arraigado es la iluminación, es la verdad que Jesús dice que nos hará libres.

    ¿Libres de qué? Libres de la ilusión de que no somos más que el cuerpo físico y la mente. Esta "ilusión del yo" como la llama el Buda, es el error fundamental. Libres del miedo en sus innumerables disfraces, como consecuencia inevitable de esa ilusión, el miedo que es su termómetro constante mientras derive su sentido de sí mismo sólo de esta forma efímera y vulnerable. Y libres del pecado, que es el sufrimiento que usted se inflige inconscientemente a sí mismo y a los demás mientras este sentido ilusorio de sí mismo gobierne lo que piensa, dice y hace.

    MIRE MÁS ALLÁ DE LAS PALABRAS

    No me gusta la palabra pecado. Implica que se me juzga y se me encuentra culpable.

    Puedo entender eso. Durante siglos, se han acumulado muchos puntos de vista e interpretaciones erróneas alrededor de palabras como pecado, debido a la ignorancia, a los malos entendidos o al deseo de controlar, pero contienen un centro esencial de verdad. Si usted es incapaz de mirar más allá de tales interpretaciones y por tanto no puede reconocer la realidad a la que apunta la palabra, entonces no la use. No se atasque en el nivel de las palabras. Una palabra no es más que un medio para llegar a un fin. Es una abstracción. De forma parecida a un poste indicador, señala algo más allá de sí misma. La palabra miel no es miel. Usted puede estudiar y hablar de la miel todo el tiempo que quiera, pero no la conocerá realmente hasta que la pruebe.

    Después de haberla probado, la palabra se vuelve menos importante para usted. Usted no se apegará ya a ella. Similarmente, usted puede hablar o pensar en Dios continuamente durante el resto de su vida ¿pero significa eso que conoce o ha tenido siquiera un destello de la realidad a la que se refiere la palabra? En realidad no es más que un apego obsesivo a un poste indicador, un ídolo mental.

    También se aplica el sentido contrario. Si, por cualquier razón, a usted le desagradara la palabra miel, eso le impediría probarla. Si usted tuviera una fuerte aversión a la palabra Dios, lo que es una forma negativa del apego, usted podría estar negando no sólo la palabra sino también la realidad que señala. Usted estaría separándose de la posibilidad de experimentar esa realidad. Todo esto está, por supuesto, intrínsecamente relacionado con estar identificado con su mente.

    Así que, si una palabra ya no funciona para usted, abandónela y reemplácela por otra que sirva. Si no le gusta la palabra pecado, entonces llámelo inconsciencia o locura. Esto puede acercarlo a la verdad, a la realidad que hay detrás de la palabra, más que una palabra como pecado, que ha sido mal usada durante mucho tiempo, y que al mismo tiempo deje poca posibilidad de culpa.Tampoco me gustan esas palabras. Implican que hay algo mal en mí. Se me juzga.

    Por supuesto que hay algo mal en usted, y no está siendo juzgado.

    No pretendo ofenderlo personalmente, ¿pero no pertenece a la raza que pertenece ha matado más de cien millones de miembros de su especie solamente en el siglo XX?

    No es una cuestión de culpa. Pero mientras esté dominado por la mente egotista, usted forma parte de la locura colectiva. Quizá no ha observado muy profundamente la condición humana en su estado de dependencia de la mente egotista. Abra los ojos y observe el miedo, la desesperación, la avidez y la violencia que invaden todo. Observe la horrible crueldad y el sufrimiento en una escala inimaginable que los seres humanos han infligido y continúan infligiendo tanto unos a otros como a las demás formas de vida del planeta.

    No necesita condenar. Simplemente observe. Ese es el pecado. Esa es la locura. Esa es la inconsciencia. Sobre todo, no olvide observar su propia mente. Busque la raíz de la locura allí.

    ENCONTRAR SU REALIDAD INVISIBLE E INDESTRUCTIBLE

    La identificación con nuestra forma física es parte de la ilusión, así pues ¿cómo puede el cuerpo, la forma física, llevar al descubrimiento del Ser?

    El cuerpo que usted puede ver y tocar no puede llevarlo al Ser. Pero este cuerpo visible y tangible es sólo nuestra cáscara exterior, o más bien una percepción limitada y distorsionada de una realidad más profunda. En su estado natural de unión con el Ser, esta realidad más profunda puede sentirse en todo momento como el cuerpo interior, la presencia animadora que hay en su interior. Así pues, "habitar el cuerpo" es sentir el cuerpo desde adentro, sentir la vida dentro del cuerpo y por lo tanto llegar a saber que usted existe más allá de la forma externa.

    Pero esto es sólo el comienzo de un viaje interior que lo llevará aún más profundamente a un reino de gran quietud y paz, pero al mismo tiempo de gran poder y vida vibrante. Al principio, usted puede tener sólo destellos fugaces de ello, pero por medio de ellos empezará a darse cuenta de que no es solamente un fragmento insignificante en un universo ajeno, suspendido brevemente entre el nacimiento y la muerte, con la posibilidad sólo de breves placeres seguidos de dolor y por último de la aniquilación. Bajo su forma exterior, usted está conectado con algo tan vasto, tan inconmensurable y sagrado que no puede concebirse ni expresarse, sin embargo estoy hablando de ello ahora. Estoy hablando de ello, no para darle algo en que creer sino para mostrarle cómo puede usted conocerlo por sí mismo.

    Usted está separado del Ser mientras su mente toma toda su atención. Cuando esto ocurre - y ocurre continuamente para la mayoría de las personas - usted no está en su cuerpo. La mente absorbe toda su conciencia y la transforma en material mental. Usted no puede dejar de pensar. El pensamiento compulsivo se ha convertido en una enfermedad colectiva. Todo su sentido de quién es usted se deriva entonces de la actividad de la mente. Su identidad, puesto que ya no está arraigada en el Ser, se convierte en un constructo mental vulnerable y siempre necesitado, que crea el miedo como la emoción subyacente predominante. Lo único que verdaderamente importa está entonces ausente de su vida: la conciencia de su ser más profundo, su realidad invisible e indestructible.

    Para llegar a ser consciente del Ser usted tiene que recuperar conciencia de la mente. Esta es una de las tareas más esenciales en su viaje espiritual. Liberará grandes cantidades de conciencia que habían estado atrapadas antes en un pensamiento inútil y compulsivo. Una forma muy efectiva de hacer esto es simplemente alejar su atención del pensamiento y dirigirla al cuerpo, donde el Ser puede sentirse en primera instancia como el campo de energía invisible que da vida a lo que usted percibe como el cuerpo físico.

    CONECTARSE CON EL CUERPO INTERIOR

    Por favor, inténtelo ahora. Para esta práctica puede ayudarle cerrar los ojos. Más tarde, cuando "estar en el cuerpo" se haya vuelto natural y fácil, ya no será necesario. Dirija su atención al cuerpo. Siéntalo desde dentro.

    ¿Está vivo? ¿Hay vida en sus manos, en sus brazos, piernas y pies? ¿En su abdomen, en su pecho? Puede sentir el sutil campo de energía que impregna todo el cuerpo y da vida vibrante a cada órgano y a cada célula?
    ¿Puede sentirlo simultáneamente en todas las partes del cuerpo como un solo campo de energía? Siga concentrándose en la percepción de su cuerpo interior por unos momentos. No comience a pensar en él.

    Siéntalo. Cuanta más atención le preste, más clara y más fuerte se hará esta sensación. Se sentirá como si cada célula estuviera más viva y si usted tiene un fuerte sentido visual, puede tener una imagen de que su cuerpo se vuelve luminoso. Aunque esa imagen puede ayudarlo temporalmente, preste más atención a la sensación que a cualquier imagen que pueda surgir. Una imagen, no importa lo poderosa o bella que sea, está ya definida en una forma, así que hay menos oportunidad de penetrar más profundamente.

    La percepción de su cuerpo interior carece de forma, de límites, es insondable. Usted puede siempre profundizar más en él. Si no puede sentir mucho en esta etapa, preste atención a lo que puede sentir. Quizá hay sólo un ligero hormigueo en sus manos o pies. Es suficiente por el momento. Concéntrese en la percepción. Su cuerpo está tomando vida. Más adelante practicaremos algo más. Por favor abra los ojos ahora, pero mantenga algo de su atención en el campo de energía interna del cuerpo incluso mientras observa la habitación. El cuerpo interior está en el umbral entre su identidad formal y su identidad esencial, su verdadera naturaleza. Nunca pierda el contacto con él.

    LA TRANSFORMACIÓN A TRAVÉS DEL CUERPO

    ¿Por qué la mayoría de las religiones han condenado o negado el cuerpo? Parece que los que buscan la realización espiritual siempre han considerado el cuerpo como un obstáculo o incluso como algo pecaminoso.

    ¿Por qué tan pocos de los que buscan han encontrado?

    En el nivel del cuerpo los hombres están muy cerca de los animales. Todas las funciones corporales básicas - placer, dolor, respiración, comida, bebida, defecación, sueño, el impulso de buscar pareja y de procrear, y por supuesto el nacimiento y la muerte - las compartimos con los animales. Mucho tiempo después de su caída desde un estado de gracia y unidad a la ilusión, los seres humanos despertaron súbitamente en lo que parecía ser un cuerpo animal y encontraron esto muy molesto. "No te engañes a ti mismo. No eres más que un animal".

    Esta parecía ser la verdad que les miraba a la cara. Pero era demasiado perturbadora para tolerarla. Adán y Eva vieron que estaban desnudos y tuvieron miedo. La negación inconsciente de su naturaleza animal se estableció muy rápidamente. La amenaza de que podían ser dominados por fuerzas instintivas poderosas y volver a una inconsciencia completa era ciertamente muy real.

    Aparecieron la vergüenza y los tabúes acerca de ciertas partes del cuerpo y ciertas funciones corporales, especialmente la sexualidad. La luz de su conciencia no era todavía suficientemente fuerte para tener amistad con su naturaleza animal, para permitirle ser e incluso gozar ese aspecto de sí mismos, no digamos profundizar para encontrar lo divino oculto en ella, la realidad dentro de la ilusión. Así pues, hicieron lo que tenían que hacer. Comenzaron a disociarse de su cuerpo. Ahora se veían a sí mismos como teniendo un cuerpo, en lugar de simplemente ser un cuerpo.

    Cuando surgieron las religiones, esta disociación se volvió aún más pronunciada como la creencia de que "tú no eres tu cuerpo". Innumerables personas en Oriente y Occidente a través de los tiempos han tratado de encontrar a Dios, la salvación o la iluminación por medio de la negación del cuerpo. Esta tomó la forma de negación de los placeres de los sentidos y de la sexualidad en particular, el ayuno y otras prácticas ascéticas.

    Incluso se infligían dolor corporal en un intento por debilitarlo o castigarlo ya que lo consideraban pecaminoso. En la Cristiandad esto solía llamarse la mortificación de la carne. Otros intentaron escapar del cuerpo entrando en estados de trance o buscando experiencias extracorporales. Muchos aún lo hacen. Incluso se dice que el Buda practicó la negación del cuerpo por el ayuno y otras formas extremas de ascetismo durante seis años, pero no alcanzó la iluminación hasta después de abandonar esta práctica.

    El hecho es que nunca nadie ha llegado a ser iluminado negando o luchando contra el cuerpo o por medio de una experiencia extracorporal. Aunque una experiencia de este tipo puede ser fascinante y darle a usted un atisbo del estado de liberación de la forma material, finalmente siempre tendrá que volver al cuerpo, donde ocurre el trabajo esencial de transformación. La transformación ocurre a través del cuerpo, no lejos de él. Por eso ningún maestro verdadero ha defendido nunca luchar contra el cuerpo o negarlo, aunque sus seguidores basados en la mente lo han hecho a menudo.

    De las enseñanzas antiguas concernientes al cuerpo, sólo sobreviven ciertos fragmentos, tales como la afirmación de Jesús de que "Todo vuestro cuerpo se llenará de luz", o sobreviven como mitos, como la creencia de que Jesús nunca abandonó su cuerpo, sino que permaneció unido a él y ascendió al "cielo" con él.

    Casi nadie hasta ahora ha comprendido estos fragmentos o el significado oculto de ciertos mitos y la creencia de que "tú no eres tu cuerpo" ha prevalecido universalmente, llevando a la negación del cuerpo y a los intentos por escapar de él. Así, innumerables buscadores no han podido alcanzar la realización espiritual y llegar a encontrar lo que buscaban.

    ¿Es posible recuperar las enseñanzas perdidas sobre la significación del cuerpo o reconstruirlas a partir de los fragmentos existentes?

    No hay necesidad de hacerlo. Todas las enseñanzas espirituales se originan en la misma Fuente. En ese sentido, hay y siempre ha habido sólo un maestro, que se manifiesta en formas muy diferentes. Yo soy ese maestro y también lo es usted, una vez que pueda acceder a la Fuente interior. Y el camino hacia ella es a través del cuerpo interior. Aunque todas las enseñanzas espirituales se originan en la misma Fuente, una vez que se verbalizan y se escriben, obviamente no son más que colecciones de palabras, y una palabra no es más que un poste indicador, como hemos dicho antes. Todas estas enseñanzas son guías que señalan el camino de retorno a la Fuente.

    Ya he hablado de la Verdad que está escondida dentro de su cuerpo, pero resumiré de nuevo las enseñanzas perdidas de los maestros, así que aquí tiene otro poste indicador. Por favor, propóngase sentir su cuerpo interior mientras lee.

    EL SERMÓN SOBRE EL CUERPO
    Lo que usted percibe como una estructura física densa llamada el cuerpo, que está sujeta a la enfermedad, a la vejez y a la muerte, no es usted. Es una percepción errónea de su realidad esencial que está más allá del nacimiento y la muerte y se debe a las limitaciones de su mente que, habiendo perdido contacto con el Ser, crea el cuerpo como evidencia de su creencia ilusoria en la separación y para justificar su estado de miedo.

    Pero no se aparte del cuerpo, porque en este símbolo de impermanencia, limitación y muerte que usted percibe como la creación ilusoria de su mente está escondido el esplendor de su realidad esencial e inmortal. No dirija su atención a ninguna otra parte en su búsqueda de la Verdad, porque no la va a encontrar en ninguna otra parte sino dentro de su cuerpo.

    No luche contra el cuerpo, porque al hacerlo está luchando contra su propia realidad. Usted es su cuerpo. El cuerpo que usted puede ver y tocar es sólo un delgado velo ilusorio. Bajo él yace el cuerpo interior invisible, la puerta de entrada al Ser, a la Vida no Manifestada. A través del cuerpo interior usted está unido inseparablemente a esta Vida única no manifestada, sin nacimiento, sin muerte, eternamente presente. A través del cuerpo interior usted es uno con Dios por siempre.

    TENGA RAÍCES INTERIORES PROFUNDAS

    La clave es estar en un estado de conexión permanente con su cuerpo interior, sentirlo en todo momento. Esto dará rápidamente profundidad a su vida y la transformará. Cuanta más conciencia dirija hacia el cuerpo interior, más alta se vuelve la frecuencia de vibraciones, muy similar a una luz que se vuelve más brillante según usted suba el botón regulador y aumente así el flujo de electricidad. A este nivel de energía más alto, la negatividad no puede afectarlo ya y usted tiende a atraer nuevas circunstancias que reflejan esa frecuencia más alta.

    Si usted mantiene su atención en el cuerpo lo más posible, estará anclado en el Ahora. No se perderá en el mundo externo ni en su mente. Los pensamientos y las emociones, los miedos y los deseos, pueden estar aún ahí en cierta medida, pero no lo dominarán.

    Por favor, examine dónde está su atención en este momento. Usted me está escuchando o está leyendo estas palabras en un libro. Ese es el punto de su atención. También es consciente periféricamente de lo que le rodea, de las demás personas, etc. Además puede haber cierta actividad de la mente sobre lo que usted está oyendo o leyendo, algún comentario mental. Sin embargo no hay necesidad de que nada de esto absorba toda su atención. Observe si puede estar en contacto con su cuerpo interior al mismo tiempo, Conserve parte de su atención dentro. No la deje fluir afuera. Sienta la totalidad de su cuerpo desde dentro, como un único campo de energía.

    Es casi como si estuviera escuchando o leyendo con todo su cuerpo. Practique esto en los próximos días o semanas.

    No conceda toda su atención a la mente y al mundo exterior. Concéntrese por todos los medios en lo que está haciendo, pero sienta el cuerpo interior al mismo tiempo siempre que sea posible. Permanezca arraigado en su interior. Entonces observe cómo cambia su estado de conciencia y la calidad de lo que está haciendo.

    Siempre que esté esperando, dondequiera que sea, emplee ese tiempo en sentir el cuerpo interior. De esta forma los embotellamientos de tráfico y las colas se vuelven muy agradables. En lugar de proyectarse fuera del Ahora, entre más profundamente en él al profundizar más en el cuerpo.

    El arte de la conciencia del cuerpo interior se desarrollará en un modo de vivir completamente nuevo, un estado de unión permanente con el Ser y añadirá una profundidad a su vida que no ha conocido antes.

    Es fácil permanecer presente como el observador de su mente cuando está profundamente arraigado en su cuerpo. No importa lo que ocurra en el exterior, nada puede hacerlo temblar ya.

    A menos que usted esté presente - y habitar su cuerpo es siempre un aspecto esencial en ello continuará siendo dominado por su mente. El guión que hay en su cabeza y que aprendió hace mucho tiempo, el condicionamiento de su mente, decidirá su pensamiento y su conducta. Puede que usted se libre de él por breves intervalos, pero rara vez por mucho tiempo. Esto es especialmente cierto cuando algo "anda mal" o hay alguna pérdida o un trastorno. Su reacción  condicionada será entonces involuntaria, automática y predecible, alimentada por la única emoción básica que subyace en el estado de conciencia de identificación con la mente: el miedo.

    Así que cuando lleguen esos retos, como siempre llegan, convierta en un hábito entrar dentro de usted de inmediato y concentrarse lo más que pueda en el campo de energía interior de su cuerpo. Esto no tiene que tomar mucho tiempo, sólo unos segundos. Pero necesita hacerlo en el momento en que se presenta el reto.

    Cualquier demora permitirá que surja una reacción mentalemocional condicionada y se apodere de usted.
    Cuando usted se concentra en su interior y siente el cuerpo interior, inmediatamente se vuelve tranquilo y presente pues está retirando la conciencia de la mente. Si se requiere una respuesta en esa situación, vendrá de este nivel más profundo. Lo mismo que el sol es infinitamente más brillante que la llama de una vela, hay infinitamente más inteligencia en el Ser que en su mente. Mientras esté en contacto consciente con su cuerpo interior, usted es como un árbol que está profundamente arraigado en la tierra, o un edificio con cimientos profundos y sólidos. La última analogía es usada por Jesús en la parábola generalmente mal entendida de los dos hombres que construyeron una casa. Un hombre la construye en la arena, sin cimientos y cuando llegan las tormentas y las inundaciones, la casa es barrida. El otro hombre cava profundamente hasta que encuentra roca, entonces construye su casa, que no es arrastrada por las inundaciones.

    ANTES DE ENTRAR EN EL CUERPO, PERDONE

    Me sentí muy incómodo cuando traté de poner mi atención en el cuerpo interior. Había una sensación de agitación o náusea. Por ello no he podido experimentar eso de lo que habla.

    Lo que usted sintió fue una emoción que estaba ahí, de la que probablemente no era consciente, hasta que empezó a prestar atención al cuerpo. A menos que le preste atención antes, la emoción le impedirá tener acceso al cuerpo interior, que está a un nivel más profundo bajo ella. Atención no significa que empiece a pensar en ella.

    Significa solamente observar la emoción, sentirla plenamente y así reconocerla y aceptarla como es. Algunas emociones se identifican fácilmente: ira, temor, tristeza, etcétera. Otras pueden ser mucho más difíciles de clasificar. Pueden ser sólo vagas sensaciones de desasosiego, pesadez o encerramiento, a mitad de camino entre una emoción y una sensación física. En cualquier caso, lo que importa no es si usted puede ponerles una etiqueta mental, sino si puede traer la sensación de la misma a la conciencia lo más posible.

    La atención es la clave de la transformación y una atención plena también implica aceptación. La atención es como un haz de luz, el poder concentrado de su conciencia que lo transmuta todo en sí misma.

    En un organismo completamente funcional, una emoción tiene un lapso de vida muy corto. Es como una pequeña arruga u ola en la superficie del Ser. Cuando usted no está en su cuerpo, sin embargo, una emoción puede sobrevivir en usted durante días o semanas o unirse con otras emociones de frecuencia similar que se han fundido y se convierten en el cuerpo del dolor, un parásito que puede vivir dentro de usted durante años, alimentarse de su energía, llevar a la enfermedad física y hacer su vida desdichada (vea el capítulo dos).

    Así pues, ponga su atención en sentir la emoción y compruebe si su mente se está aferrando a un patrón de queja como la censura, la autocompasión o el resentimiento, que alimentan la emoción. Si ese es el caso, significa que usted no ha perdonado. La falta de perdón es a menudo hacia otra persona o hacia usted, pero puede ser hacia cualquier situación o condición - pasada, presente o futura - que su mente rehusa aceptar. Sí, puede haber falta de perdón incluso con relación al futuro.

    Este es el rechazo de la mente a aceptar la inseguridad, a aceptar que el futuro está en últimas más allá de su control. El perdón es abandonar la queja y dejar ir la tristeza. Ocurre naturalmente una vez usted se da cuenta de que su queja no tiene ningún propósito excepto fortalecer un falso sentido de uno mismo. El perdón es no ofrecer resistencia a la vida, permitir a la vida vivir a través de usted. Las alternativas son el dolor y el sufrimiento, un flujo de energía vital muy restringido y en muchos casos, la enfermedad física.

    En el momento en que usted de verdad perdona, ha recuperado el poder que estaba en su mente. La falta de perdón es la misma naturaleza de la mente, igual que el falso ser hecho por la mente, el ego, no puede sobrevivir sin lucha y conflicto. La mente no puede perdonar. Sólo usted puede. Usted se hace presente, entra en su cuerpo, siente la paz y quietud vibrantes que emanan del Ser. Por eso Jesús dijo: "Antes de entrar en el templo, perdonen".

    SU VÍNCULO CON LO NO MANIFESTADO

    ¿Cuál es la relación entre la presencia y el cuerpo interior?
    La presencia es conciencia pura, conciencia reclamada a la mente, al mundo de la forma. El cuerpo interior es su vínculo con lo No Manifestado y en su aspecto más profundo es lo No Manifestado: la Fuente de la cual emana la conciencia como la luz emana del sol. La conciencia del cuerpo interior es la conciencia que recuerda su origen y retorna a la Fuente.

    ¿Lo No Manifestado es lo mismo que el Ser?
    Sí. Las palabras No Manifestado intentan, por medio de la negación, expresar Aquello que no puede ser expresado, pensado o imaginado. Apuntan a lo que es, diciendo lo que no es. El Ser, por otra parte, es un término positivo. Por favor, no se apegue a ninguna de esas palabras ni empiece a creer en ellas. No son más que postes indicadores.

    La presencia es conciencia que se ha ganado a la mente. ¿Quién la recupera?
    Usted. Pero ya que en esencia usted es conciencia, podríamos decir también que es un despertar de la conciencia del sueño de la forma. Esto no quiere decir que su propia forma se desvanecerá instantáneamente en una explosión de luz. Usted puede continuar teniendo su forma presente y sin embargo ser consciente de lo que no tiene forma, que nunca muere y que está en lo profundo de usted.

    Debo admitir que esto va mucho más allá de mi comprensión y sin embargo en algún nivel profundo parece que sé de qué está usted hablando. Es más una sensación que otra cosa. ¿Me estoy engañando a mí mismo?

    No. La sensación lo llevará más cerca a la verdad de quién es usted que el pensamiento. No puedo decirle nada que en el fondo no sepa ya. Cuando usted ha alcanzado cierto grado de unión interior, reconoce la verdad cuando la oye. Si usted no ha alcanzado todavía esta etapa, la práctica de la conciencia del cuerpo traerá la profundización necesaria.

    HACER MÁS LENTO EL PROCESO DE ENVEJECIMIENTO

    Mientras tanto, la conciencia del cuerpo interior tiene otros beneficios en el reino físico. Uno de ellos es una reducción significativa del ritmo de envejecimiento del cuerpo físico.

    Mientras que el cuerpo físico normalmente envejece y se debilita con bastante rapidez, el cuerpo interior no cambia con el tiempo, excepto que usted puede sentirlo más profundamente y convertirse en él más plenamente.

    Si usted tiene veinte años ahora, el campo de energía de su cuerpo interior se sentirá exactamente igual cuando tenga ochenta. Seguirá siendo vibrantemente vivo. En cuanto su estado habitual cambie de estar fuera del cuerpo y atrapado en la mente a estar dentro del cuerpo y presente en el Ahora, su cuerpo físico se sentirá más liviano, más claro, más vivo. Puesto que hay más conciencia en el cuerpo, su estructura molecular de hecho se vuelve menos densa. Más conciencia significa un debilitamiento de la ilusión de la materialidad.

    Cuando usted se identifica más con este cuerpo interior que no pertenece al tiempo, que con el cuerpo exterior, cuando la presencia se vuelve su modo normal de conciencia y el pasado y el futuro no dominan ya su atención, usted no acumula ya tiempo en su psique ni en las células del cuerpo. La acumulación de tiempo como el peso psicológico del pasado y el futuro inhabilita mucho la capacidad de las células para autorregenerarse. Así que si usted habita el cuerpo interior, el cuerpo exterior envejecerá a un ritmo mucho más lento, e incluso cuando lo haga, su esencia sin tiempo brillará a través de la forma exterior y usted no dará la apariencia de una persona vieja. ¿Hay alguna evidencia específica de esto? Pruébelo y usted será la evidencia.

    FORTALECER EL SISTEMA INMUNOLÓGICO

    Otro beneficio de esta práctica en el reino físico es un gran fortalecimiento del sistema inmunológico que ocurre cuando usted habita el cuerpo. Cuanta más conciencia trae al cuerpo, más fuerte se vuelve el sistema inmunológico. Es como si cada célula despertara y se alegrara. Al cuerpo le encanta la atención que usted le presta. Es también una potente forma de autocuración. La mayoría de las enfermedades entran cuando usted no está presente en su cuerpo. Si el amo no está presente en la casa, todo tipo de personajes sombríos se alojarán en ella. Cuando usted habita su cuerpo, será difícil que los huéspedes indeseados entren.

    No sólo su sistema inmunológico físico se fortalece; su sistema inmunológico psíquico también se refuerza enormemente. Este último lo protege a usted de los campos negativos mentales y emocionales de los demás, que son muy contagiosos. Habitar el cuerpo lo protege a usted, no por medio de un escudo, sino elevando la frecuencia vibratoria de todo su campo de energía, de modo que todo lo que vibra a una frecuencia más baja como el miedo, la ira, la depresión, etcétera, existe ahora en un nivel de realidad virtualmente diferente. Ya no entra en su campo de conciencia o si lo hace, usted no necesita ofrecerle ninguna resistencia porque pasa derecho a través de usted. Por favor, no acepte o rechace simplemente lo que estoy diciendo. Póngalo a prueba.

    Hay una meditación de autocuración simple, pero efectiva, que usted puede hacer siempre que necesite elevar su sistema inmunológico. Es particularmente efectiva si la usa cuando siente los primeros síntomas de una enfermedad, pero también funciona con enfermedades que están ya arraigadas si la practica frecuentemente con una concentración intensa. También contrarrestará cualquier perturbación de su campo de energía por alguna forma de negatividad. Sin embargo, no es un sustituto de la práctica diaria de estar en el cuerpo; de lo contrario, sus efectos serán sólo temporales. Aquí está.
    Cuando usted no esté ocupado durante algunos minutos y especialmente por la noche antes de quedarse dormido y por la mañana antes de levantarse, "inunde" su cuerpo con conciencia. Cierre los ojos. Acuéstese sobre la espalda. Escoja diferentes partes del cuerpo para enfocar su atención, brevemente al comienzo: las manos, los pies, los brazos, las piernas, el abdomen, el pecho, etcétera. Sienta la energía vital en esas partes tan intensamente como pueda. Permanezca con cada parte quince segundos más o menos. Después, deje que su atención corra por el cuerpo como una ola unas cuantas veces, desde los pies a la cabeza y en sentido contrario de nuevo. Esto no requiere más de un minuto. Luego, sienta el cuerpo interior en su totalidad, como un único campo de energía. Mantenga esa sensación durante unos minutos. Esté intensamente presente durante ese tiempo, presente en cada célula de su cuerpo. No se preocupe si la mente logra ocasionalmente arrastrar su atención fuera del cuerpo y usted se pierde en algún pensamiento. En cuanto note que ha ocurrido esto, simplemente vuelva su atención al cuerpo interior.

    DEJE QUE LA RESPIRACIÓN LO INTRODUZCA EN EL CUERPO

    A veces, cuando mi mente ha estado muy activa, ha adquirido tanto impulso que encuentro imposible apartar mi atención de ella y sentir el cuerpo interior. Esto ocurre particularmente cuando entro en un patrón de preocupación o ansiedad. ¿Tiene alguna sugerencia?

    Si en cualquier momento encuentra difícil entrar en contacto con el cuerpo interior, suele ser más fácil enfocarse en su respiración primero. La respiración consciente, que es una meditación poderosa en su propio sentido, lo pondrá gradualmente en contacto con el cuerpo. Siga la respiración con su atención, según entra y sale del cuerpo. Respire y sienta su abdomen expandiéndose y contrayéndose ligeramente con cada inhalación y exhalación. Si le resulta fácil visualizar, cierre los ojos y véase a sí mismo rodeado de luz o sumergido en una sustancia luminosa, un mar de conciencia. Entonces respire en esa luz. Sienta esa sustancia luminosa llenando su cuerpo y volviéndolo luminoso también. Después gradualmente concéntrese más en la sensación. Usted está ahora en su cuerpo. No se aferre a ninguna imagen visual.

    EL USO CREATIVO DE LA MENTE

    Si usted necesita usar su mente para un propósito específico, úsela en unión de su cuerpo interior. Sólo si usted es capaz de ser consciente sin pensamiento, puede usar su mente creativamente, y la forma más fácil de entrar en este estado es a través de su cuerpo. Siempre que se necesite una respuesta, una solución o una idea creativa, deje de pensar por un momento enfocando su atención en su campo interior de energía.

    Tome conciencia de la quietud. Cuando vuelva a tomar el pensamiento, será fresco y creativo. En cualquier actividad del pensamiento, vuelva una costumbre ir y volver cada tanto entre el pensamiento y un tipo de oído interior, una quietud interior. Podríamos decir: no piense sólo con su cabeza, piense con todo su cuerpo.

    EL ARTE DE ESCUCHAR


    Cuando escuche a otra persona, no escuche sólo con la mente, escuche con todo su cuerpo. Sienta el campo de energía de su cuerpo interior según escucha. Esto aparta la atención del pensamiento y crea un espacio de calma que le permite escuchar verdaderamente sin la interferencia de la mente. Usted está dando espacio a la otra persona, espacio para ser. Es el don más precioso que puede dar. La mayoría de las personas no saben escuchar porque la mayor parte de su atención está ocupada en pensar. Prestan más atención a eso que a lo que la otra persona está diciendo, y ninguna a lo que realmente importa: el Ser de la otra persona bajo las palabras y la mente. Por supuesto, usted no puede sentir el Ser de otra persona sino a través del suyo. Ese es el comienzo de la realización de la unidad, que es amor. En el nivel más profundo del Ser, usted es uno con todo lo que es.

    La mayoría de las relaciones humanas consisten principalmente en la interacción de unas mentes con otras, no en la comunicación de seres humanos, seres humanos en comunión. Ninguna relación puede crecer de esa forma y por eso hay tantos conflictos en las relaciones. Cuando la mente gobierna su vida, el conflicto, la disputa y los problemas son inevitables. Estar en contacto con su cuerpo interior crea un espacio claro de nomente dentro del cual la relación puede florecer.


    Ver capítulos anteriores del Taller de Autoestima

    Del Taller de Autoestima de Juan Carlos Fernández. Capítulo 314 Volumén 7: Conectandose con su Ser Interior


  • Horóscopo semanal - 24 al 30 enero de 2015

    Por la Astróloga Esperanza Gracias

    El 27 tiene lugar el Cuarto Creciente en Tauro y su energía  nos ayuda a iniciar nuevos proyectos sin miedo al fracaso. Ese mismo día Venus ingresa en Piscis: viviremos el amor con generosidad y un toque de magia.


    ARIES

    Hay conflictos que empañan tu vida, pero poco a poco van a ir solucionándose. Cuida tu salud y no dejes que los inconvenientes varíen tu rumbo, y, por supuesto, sigue persiguiendo tus sueños.

    TAURO

    El Cuarto Creciente en tu signo te da estabilidad y te ayuda a reanudar algún proyecto que estaba bloqueado. Pondrás tanta pasión en lo que deseas conseguir que el éxito será tuyo. No lo dudes.


    GÉMINIS

    El Cuarto Creciente te ayuda a controlar tus pensamientos y a canalizar la genialidad de tu signo hacia fines concretos y prácticos. No des nada por perdido de antemano, que la suerte te va a mostrar su mejor cara

    CÁNCER

    Los proyectos que estaban paralizados o con retraso, pueden activarse con la energía de la Luna creciente. Si no tienes pareja, no te resistas  a cambiar esta situación… Vivirás momentos muy apacibles.

    LEO

    Tus relaciones profesionales pasarán por momentos explosivos y los enfrentamientos serán casi inevitables. Lo más favorecido es la vida sentimental, donde triunfarás. Tendrás inesperados golpes de suerte.

    VIRGO

    Marte enfrente de tu signo puede hacer que tu vida se desestabilice y surjan problemas y tensiones. Tus nervios están a flor de piel, así que intenta serenarte porque este aspecto tenso se alargará un tiempo.

    LIBRA

    Si tienes claros tus objetivos, las buenas oportunidades llegarán y encontrarás la solución a un problema que te preocupa. Tendrás un carisma muy especial y atrayente, pero debes dejar aflorar lo que sientes.

    ESCORPIO

    Los buenos aspectos que vas a recibir de Venus a partir del día 27 armonizarán tu vida y te harán sentirte feliz. Te enfrentarás a lo que surja sin temor y disfrutarás de lo que has conseguido.

    SAGITARIO

    Ten mucha cautela estos días porque alguien puede estar ganándose tu confianza para intentar engañarte.  Tendrás que asumir gastos con los que no contabas y tu economía se verá afectada.

    CAPRICORNIO

    Vives todo con una intensidad tremenda y estás desconocido, Capricornio… Continuarán los celos, las peleas y las dulces reconciliaciones. Ten calma y no decidas precipitadamente.


    ACUARIO

    Muchas felicidades, si cumples años. Estarás muy dinámico y necesitará más que nunca hacer algo que te aleja de la rutina y te apasione. Con el Sol en tu signo, eres el mimado del zodiaco y conseguirás lo que te propongas.

    PISCIS

    Desde el día 27 los buenos aspectos de Venus te hacen disfrutar de una seducción muy especial. Puedes consolidar una relación sentimental o encontrar el amor que anhelas. Atento a las nuevas oportunidades.


  • Zodiaco Nativo Americano
    Sun Bear , un hechicero de la tribu de los chippewa (piel roja) el último que se dedicó al estudio de las tradiciones de su pueblo dejó escrito:

    "Hemos olvidado cómo se lee en la historia por medio del canto de los vientos. Hemos olvidado cómo se puede adivinar el futuro observando las piedras que se encuentran ante nosotros para refrescarnos o saciar nuestra sed.
    Hemos perdido la capacidad de contemplar, de adivinar, el comportamiento de los animales que nos rodean para conocer nuestra propia suerte. Si pudiéramos recuperar estos conocimientos de nuestros antepasados conseguiríamos defendernos de las desgracias que acechan en ese futuro que ya no seria nada misterioso…"

    Presiona clic para ir a tu zodiaco

    Gente del Halcón 

    Fechas de nacimiento: 21 de marzo-19 de abril
    Influencia de la tierra: El tiempo de despertar
    Tótem: Águila
    Dirección: Noreste
    Influencia del viento: Los vientos del este
    Elemento: Fuego
    Elemental: Clan del halcón (fuego)
    Función: Iniciar
    Tótem animal y de nacimiento: Halcón
    Tótem de la planta: Diente de león
    Tótem de piedra: Ópalo
    Tótem de la polaridad: Cuervo
    Afinidad de color: Amarillo/verde
    Vibración musical: C sostenido
    Personalidad: Activo, poderoso, impetuoso
    Sentimientos: Se excita rápidamente
    Naturaleza: Impulsivo
    Intención: Actividad, nuevos comienzos.
    Rasgos positivos: Emprendedor, promotor, adventurero, afable
    Rasgos negativos: Egoísta, impaciente
    Impulso sexual: Se excita fácilmente, rápido, ardiente y apasionado
    Compatibilidad: Salmones y buhos
    Objetivo consciente: Iniciar y liderear
    Deseo subconsciente: Conocimiento a través de la experiencia personal
    Trayectoria de la vida: Establecimiento de la individualidad a través del discernimiento
    Alquimia espiritual: predomina Yang
    Debe cultivar: Paciencia, persistencia, compasión
    Debe evitar: Vanidad, presunción, intolerancia

    Gente del Castor 

    Fechas de nacimiento: 20 de abril-20 de mayo
    Influencia de la tierra:El tiempo de crecer
    Tótem: Águila
    Influencia del viento: Los vientos del este
    Dirección: Este
    Elemento: Tierra con fuego
    Elemental: Clan de la tortuga (tierra)
    Función: Consolidar
    Tótem animal y de nacimiento: Castor
    Tótem de la planta: Trébol silvestre
    Tótem de piedra: Jaspe
    Tótem de la polaridad: Serpiente
    Afinidad de color: Amarillo
    Vibración musical: D sostenido
    Personalidad: Resuelto, inventivo. pertinaz, metódico
    Sentimientos: inquieto, nervioso
    Naturaleza: Industrioso
    Intención: Posesión
    Rasgos positivos: Resuelto, emprendedor, persistente
    Rasgos negativos: Autoindulgente, posesivo
    Impulso sexual: Exigente
    Compatibilidad: pájaros carpinteros, Osos café, gansos
    Objetivo consciente: Seguridad a través de la posesión
    Deseo subconsciente: Libertad de las ataduras
    Trayectoria de la vida: Descubrir y poseer aquello que tiene valor duradero
    Alquimia espiritual: Predomina el Yin
    Debe cultivar: adaptabilidad, compasión
    Debe evitar: Posesividad, inflexibilidad, terquedad

    Subir

    Gente del Ciervo 


    Fechas de nacimiento: 21 de mayo-20 de junio

    Influencia de la tierra:El tiempo de florecer
    Influencia del viento: El viento del este
    Tótem: Águila
    Dirección Los vientos: surorientales
    Elemento: Aire con fuego
    Elemental: Clan de la mariposa (aire)
    Función: Observar
    Tótem animal y de nacimiento: Ciervo
    Tótem de la planta: Gordolobo
    Tótem de piedra: Ágata
    Tótem de la polaridad: Buho
    Afinidad de color: Naranja
    Vibración musical: E natural
    Personalidad: Rápido, alerta, hablador, congenia, cambiante
    Sentimientos: Sensible pero superficial
    Intención: Versatilidad
    Naturaleza: Vivaz
    Rasgos positivos: Amistoso, ingenioso e intelectual
    Rasgos negativos: Inconsistente, agitado, perezoso y desanimado
    Impulso sexual: Excitar
    Compatibilidad: Cuervos y nutrias
    Objetivo consciente: Reunir
    Deseo subconsciente: Maestría de la mente
    Trayectoria de la vida: Coordinación
    Alquimia espiritual: predomina Yang
    Debe cultivar: Concentración, persistencia, condolencia
    Debe evitar: ser temperamental, inconsistencia y superficialidad.
    Subir

    Gente del Pájaro Carpintero 


    Fechas de nacimiento: 21 de junio-21 de julio

    Influencia de la tierra:El tiempo de los días largos
    Influencia del viento: El viento del sur
    Tótem: Ratón
    Dirección: Los vientos del sur sureste
    Elemento: Agua
    Elemental: Clan de la rana (agua)
    Función: fusionarse
    Tótem animal y de nacimiento: pájaro carpintero
    Tótem de planta: Rose salvaje
    Tótem de piedra: Cuarzo rosado
    Tótem de la polaridad: Ganso
    Afinidad de color: Rosa
    Vibración musical: F natural
    Personalidad: Emocional, sensible, protector y vulnerable
    Sentimientos: Maternal/paternal, Romántico
    Intención: Devociones
    Naturaleza: Exigente
    Rasgos positivos: Imaginativo, tierno, ahorrativo y comprensivo
    Rasgos negativos :Posesivo, cambiante e implacable
    Impulso sexual: Necesario
    Compatibilidad: Serpientes, lobos y castores
    Objetivo consciente: desenvolvimiento emocional
    Deseo subconsciente: Puntualidad
    Trayectoria de la vida: Asimilación
    Alquimia espiritual: predomina Yin
    Debe cultivar: Intuición, ingenio y perdón
    Debe evitar: Autocompasión, envidia, Posesividad
    Subir

    Gente del Salmón 


    Fechas de nacimiento: 22 de julio-21 de agosto

    Influencia de la tierra:El tiempo de maduración
    Tótem: Ratón
    Dirección: Sur
    Influencia del viento: Los vientos del sur
    Elemento: Fuego con agua
    Elemental: Clan del halcón (fuego)
    Función: Hacer
    Tótem animal y de nacimiento: Salmón
    Tótem de la planta: Frambuesa
    Tótem de piedra: Cornalina
    Tótem de la polaridad: Nutria
    Afinidad de color: Rojo
    Vibración musical: F sostenido
    Personalidad: Orgulloso, energético, confiado y entusiasta
    Sentimientos: Apasionado e intenso
    Naturaleza: Demandante
    Intención: Gobernante
    Rasgos positivos: Generoso, magnánimo, creativo
    Rasgos negativos: dominante, arrogante, dogmático e intolerante
    Impulso sexual: Insaciable
    Compatibilidad: Buhos y halcones
    Objetivo consciente: Reinar
    Deseo subconsciente: Estabilidad emocional
    Trayectoria de la vida: Encontrar propósito
    Alquimia espiritual: predomina Yang
    Debe cultivar: Tolerancia, juicio sano y estabilidad emocional
    Debe evitar: Arrogancia, egoismo, indolencia y pomposidad
    Subir

    Gente del Oso Café 


    Fechas de nacimiento: 22 de agosto-21 de septiembre

    Influencia de la tierra:Tiempo de cosecha
    Tótem: Ratón
    Influencia del viento: Los vientos del sur
    Dirección: Sur Suroeste
    Elemento: Tierra con agua
    Elemental: Clan de la tortuga (tierra)
    Función: Modificar
    Tótem animal y de nacimiento: Oso café
    Tótem de la planta: Violetas
    Tótem de piedra: Topacio
    Tótem de la polaridad: Lobo
    Afinidad de color: café y violeta
    Vibración musical: G natural
    Personalidad: Industrioso, modesto, práctico, y fastidioso
    Sentimientos: Cálido y analítico
    Naturaleza: Considerado
    Intención: Sentido práctico
    Rasgos positivos: Modesto, con discernimiento y meticuloso
    Rasgos negativos: Encuentra fallas, meticuloso, hipocrítico, y quisquilloso
    Impulso sexual: Moralista
    Compatibilidad: Gansos y castores
    Objetivo consciente: Tamizar y esforzarse
    Deseo subconsciente: Perfección
    Trayectoria de la vida: Criterio
    Alquimia espiritual: predomina Yin
    Debe cultivar: Optimismo y tolerancia
    Debe evitar: Escepticismo, encontrar fallas y quejarse
    Subir

    Gente del Cuervo 


    Fechas de nacimiento: 22 de septiembre-22 de octubre

    Influencia de la tierra:El tiempo de caer las hojas
    Influencia del viento: El viento del oeste
    Tótem: Oso grizzly
    Dirección: Suroeste
    Elemento: Aire con tierra
    Elemental: Clan de la mariposa (aire)
    Función: Iniciar ideas
    Tótem animal y de nacimiento: Cuervo
    Tótem de la planta: Hiedra
    Tótem de piedra: Azurita
    Tótem de la polaridad: Halcón
    Afinidad de color: Azul
    Vibración musical: A natural
    Personalidad: Encantador, amistoso, bondadoso y tolerante
    Sentimientos: Sensible
    Intención: Justicia
    Naturaleza: Cooperativo
    Rasgos positivos: Idealista, romántico y diplomático
    Rasgos negativos: Indeciso, frívolo, crédulo y resentido
    Impulso sexual: Fuerte
    Compatibilidad: Nutria y ciervos
    Objetivo consciente: Asociación
    Deseo subconsciente: Armonía y belleza
    Trayectoria de la vida: Armonización
    Alquimia espiritual: predomina Yang
    Debe cultivar: Rapidez de decisión, constancia, imparcialidad e inspiración
    Debe evitar: Indecisión, incertidumbre, inconsistencia
    Subir

    Gente de la Serpiente 


    Fechas de nacimiento: 23 de octubre-22 de noviembre

    Influencia de la tierra:Tiempo de la helada
    Influencia del viento: El viento del oeste
    Tótem: Oso grizzly
    Dirección: Oeste
    Elemento: Agua con tierra
    Elemental: Clan de la rana (agua)
    Función: Relación mental
    Tótem animal y de nacimiento: Serpiente
    Tótem de la planta: Cardo
    Tótem de piedra: Amatista
    Tótem de la polaridad: Castor
    Afinidad de color: Violeta
    Vibración musical: B natural
    Personalidad: Intenso, impulsivo, ambicioso, resuelto y misterioso
    Sentimientos: Ocultos
    Intención: Introspección
    Naturaleza: Investigación
    Rasgos positivos: Con un propósito, con criterio e imaginativo
    Rasgos negativos: Resentido, obstinado, reservado y suspicaz
    Impulso sexual: Intenso
    Compatibilidad: pájaros carpinteros y lobos
    Objetivo consciente: Satisfacción
    Deseo subconsciente: Unión espiritual
    Trayectoria de la vida: Sensibilidad
    Alquimia espiritual: predomina Yin
    Debe cultivar: Determinación, adaptabilidad y creatividad
    Debe evitar: Egoismo, arrogancia, envidia y abatimiento
    Subir

    Gente del Buho 


    Fechas de nacimiento: 23 de noviembre-21 de diciembre

    Influencia de la tierra:El tiempo de noches largas
    Tótem: Oso grizzly
    Dirección: Noroeste
    Influencia del viento: Los vientos del oeste
    Elemento: Fuego con tierra
    Elemental: Clan del halcón (fuego)
    Función: Cambiar cosas
    Tótem animal y de nacimiento: Buho
    Tótem de la planta: Muérdago
    Tótem de piedra: Obsidiana
    Tótem de la polaridad: Ciervo
    Afinidad de color: Oro
    Vibración musical: C sostenido
    Personalidad: Jovial, afectuoso, aventurero, independiente
    Sentimientos: Cálido
    Naturaleza: Sincero
    Intención: Objetividad
    Rasgos positivos: Versátil, adaptable, escrupuloso
    Rasgos negativos: Agitado, falto de tacto y bullicioso
    Impulso sexual: Aventurero
    Compatibilidad: Salmones y halcones
    Objetivo consciente: Comprensión
    Deseo subconsciente: Determinación
    Trayectoria de la vida: Elevación
    Alquimia espiritual: Yang y Yin balanceados
    Debe cultivar: Concentración, optimismo y entusiasmo
    Debe evitar: Indulgencia excesiva, exageración y avaricia


    Subir

    Gente del Ganso


    Fechas de nacimiento: 22 de diciembre-19 de enero

    Influencia de la tierra:El tiempo de la renovación
    Tótem: Búfalo
    Influencia del viento: Los vientos del norte
    Dirección: Nornoroeste
    Elemento: Tierra con aire
    Elemental: Clan de la tortuga (tierra)
    Función: Preparación de la tierra
    Tótem animal y de nacimiento: Ganso
    Tótem de la planta: Zarza
    Tótem de piedra: Olivino
    Tótem de la polaridad: Pájaro carpintero
    Afinidad de color: Blanco
    Vibración musical: D sostenido una octava sobre castores
    Personalidad: Autoexigente, confiable, prudente y austero
    Sentimientos: Egocéntrico
    Naturaleza: Severo
    Intención: Confianza
    Rasgos positivos: Ambicioso, resuelto, perseverante
    Rasgos negativos: Rígido, pesimista, exigente y egoísta
    Impulso sexual: Sensual y duradero
    Compatibilidad: Castores, osos café y cuervos
    Objetivo consciente: Conservación
    Deseo subconsciente: Integridad
    Trayectoria de la vida: Adaptación
    Alquimia espiritual: predomina Yin
    Debe cultivar: Sociabilidad y expresión eficaz de sí mismo
    Debe evitar: Duda y pesimismo
    Subir

    Gente de la Nutria 


    Fechas de nacimiento: 20 de enero-18 de febrero

    Influencia de la tierra:El tiempo de limpieza
    Influencia del viento: El viento del norte
    Tótem: Búfalo
    Dirección: Norte
    Elemento: Aire
    Elemental: Clan de la mariposa (aire)
    Función: Llevar a cabo
    Tótem animal y de nacimiento: Nutria
    Tótem de la planta: Helecho
    Tótem de piedra: Turquesa
    Tótem de la polaridad: Salmón
    Afinidad de color: Plata
    Vibración musical: E natural una octava sobre ciervos
    Personalidad: Amistoso, poco convencional, independiente, y dinámico
    Sentimientos: distante
    Intención: Imaginación
    Naturaleza: Humanitario
    Rasgos positivos: Inventivo, reformante, y perspicaz
    Rasgos negativos: Imprevisible, rebelde, falto de tacto y excéntrico
    Impulso sexual: Caliente y frío
    Compatibilidad: Cuervos, halcones y ciervos
    Objetivo consciente: Conocimiento
    Deseo subconsciente: Sabiduría
    Trayectoria de la vida: Fuerza creativa
    Alquimia espiritual: predomina Yin
    Debe cultivar: Inventiva, tolerancia, valor
    Debe evitar: Rebelión y excentricidad
    Subir

    Gente del Lobo 


    Fechas de nacimiento: 19 de febrero-20 de marzo

    Influencia de la tierra:El tiempo de los vientos violentos
    Influencia del viento: El viento del norte
    Tótem: Búfalo
    Dirección: Los vientos del Nornordeste
    Elemento: Agua con aire
    Elemental: Clan de la rana (agua)
    Función: Recuperación
    Tótem animal y de nacimiento: Lobo
    Tótem de la planta: plátano
    Tótem de piedra: Jade
    Tótem de la polaridad: Oso café
    Afinidad de color: Verde azul
    Vibración musical: F sostenido una octava sobre salmones
    Personalidad: Compasivo, benévolo, generoso, artístico y apacible
    Sentimientos: Profundos
    Intención: Comprensión
    Naturaleza: Confiada
    Rasgos positivos: Comprensivo, adaptable, impresionable y sensible
    Rasgos negativos: Impráctico, vago, tímido e indeciso
    Impulso sexual: Tierno
    Compatibilidad: pájaro carpintero, oso café y serpientes
    Objetivo consciente: Libertad
    Deseo subconsciente: Identidad
    Trayectoria de la vida: Amor
    Alquimia espiritual: predomina Yin
    Debe cultivar: Intuición, creatividad y comprensión
    Debe evitar: Timidez, indolencia e impráctico
    Fuente: Horóscopos Alex B.C.



  • El feng shui y la energía de las mascotas

    ¿Sabías tú que, de acuerdo al sitio en el que duerme tu mascota, depende también la influencia de ésta en tus ambientes?

    La presencia de hermosos animales que ayuden a contrarrestar las energías de los ambientes, también son importantes  para contribuir con el equilibrio  del CHÍ en tus espacios.


    Ellos pueden indicarte con su comportamiento, con su desarrollo y crecimiento, cuáles son las áreas para activar y  darle potencia  y cuáles las que necesitan de cuidado.

    Es importante que sepas que muchos animales domésticos reaccionan a la influencia de las ondas electromagnéticas o ionizantes que estén afectando de forma negativa cada coordenada o sector.

    La virtud de los animales es captar las energías negativas y positivas en un lugar, debido a su instinto natural o al llamado “Tao Interior”.   Se puede decir que las mascotas y animales en general captan y reconocencuándo la energía  es propicia o perjudicial para un ambiente.  Ya que ellos son como unas antenas o receptores de energías.

    Cada quién con su mascota


    Sabiendo el buen equilibrio del CHÍ, que a su vez se relaciona con el equilibrio de las energías YIN Y YANG,   podemos decir que el fuego es energía YANG, y el agua es energía YIN.

    Es por eso que las  personas que tienen un carácter o una actividad YIN son personas introvertidas o por su actividad están obligadas a permanecer mucho tiempo en soledad.

    Por otro lado las personas YANG serán más activas, extrovertidas y sociables.

    De allí que existe  cierta compatibilidad con una determinada mascota y no con otra.  Existen dos opciones:   Buscar la mascota apropiada con la cual compartir nuestro mismo temperamento o, más bien buscar aquella que nos equilibre y complemente.


    ANIMALES CON ENEGÍA YIN – ELEMENTO AGUA

    Hámsteres, conejos, tortugas, ovejas, peces y animales acuáticos, serpientes, vacas, cerdos.



    ANIMALES CON ENERGÍA YANG – ELEMENTO FUEGO

    Perros, gatos, periquitos, loros, monos, gallos, Caballos, canarios.  Aves en general.



    Cada coordenada  del Pakua o LOU SHU, obedece a un área de vida a potenciar o activar para lograr el éxito, la armonía y el bienestar  familiar en tu casa.
    Lo que muchos no saben es que estas coordenadas deben ser tomadas en cuenta a la hora de honrar a nuestras mascotas dentro del hogar.

    Es importante saber que:

    Si se ubican fotografías de mascotas en  la coordenada SURESTE, estas serán fuente de riqueza; mucho más si duermen allí.



    En la coordenada SUROESTE la relación de la mascota suplantará la vida de la pareja.
    En la coordenada OESTE, es probable que se trate de un matrimonio sin hijos, donde las mascotas  ocupen el lugar para dormir.


    ES aconsejable que en el NOROESTE no se mezclen fotos de mascotas con fotos de personas, ya que esta orientación sólo debe honrar a nuestros ancestros y deidades según tu religión.


    Especialista en Feng Shui
    Lima - Perú


  • Test de los ríos

    Imagina que tienes la posibilidad de viajar a uno de estos seis ríos. Las características del río que elijas (su paisaje, su forma, sus colores) podrían revelar aspectos de tu vida y de tu personalidad.

    Observa los ríos y elige inmediatamente tu favorito. A continuación descubre su significado.


    1. Amistosa y bondadosa: Eres una persona realmente afectuosa, servicial y generosa que te caracterizas por tu entrega absoluta a las personas que más quieres y por tu manera incondicional de dar, ya se trate de sentimientos y acciones (amor, compañía, amistad, apoyo) o de bienes físicos y materiales. Es posible que este hábito te lleve a negar y desatender muchas de tus propias necesidades mientras intentas ayudar a los demás y es justamente ahí donde está tu gran reto. Ser generoso es importante, sin embargo, también es esencial cuidar de ti mismo. Aprende a recibir y permítete disfrutar de toda la abundancia que el universo está dispuesto a brindarte y recuerda que si quieres ayudar a otras personas, es fundamental que tú estés satisfecho, pleno y feliz.

    2. Inspirada y creativa: Eres una persona que se caracteriza por su creatividad y emocionalidad. Eres muy sensible y comprensiva y gracias a estas habilidades puedes desarrollar lazos de amistad muy fuertes con las personas y te conviertes en gran amiga y confidente a quien los demás buscan cuando necesitan una palabra de apoyo o sencillamente compañía sincera, pues las otras personas ven muchos talentos y virtudes en ti, que paradójicamente a ti te cuesta mucho ver, y es justamente ahí donde está tu gran reto. Tu sensibilidad y forma de ver el mundo te han dotado de talentos maravillosos, que probablemente tu ignoras, pero están ahí a la espera que te apoderes de ellos. Cree más en ti y reconoce y aprecia todas las virtudes que hacen parte de tu vida. En ese momento sentirás como tu vida se abre a un mundo de posibilidades maravillosas.

    3. Intensa y entusiasta: Eres una persona que se caracteriza por su capacidad de mantener una sonrisa y una visión positiva del mundo y de la vida, más allá de las circunstancias. Piensas que el mundo es un lugar lleno de oportunidades maravillosas y por esta razón siempre estás haciendo planes de todo lo que quisieras llegar a hacer (viajes, compras, etc). La mayor parte del tiempo tu mente mantiene ocupada proyectando cosas en el futuro y por esta razón te cuesta tanto ubicarte plenamente en el presente y aprovechar el tiempo de manera adecuada, y es justamente ahí donde está tu gran reto. Pensar y planear sobre el futuro es maravilloso, pero recuerda que el futuro no es más que una consecuencia de todo lo que hagas en tu presente. Aprovecha plena e intensamente cada segundo que la vida te ofrece, trata de disfrutar y trabajar más en tu presente y veras como cada nuevo día próspero y feliz se ira construyendo de manera natural.

    4. Observadora y analítica: Te caracterizas por ser una persona que valora muchísimo el conocimiento, entendimiento, generar ideas y a tener algo insólito e ingenioso que decir. Disfrutas investigar, hacer preguntas y siempre sientes la necesidad de buscar la verdad. También podrías llegar a ser poco tolerante con las personas (lo cual te podría generar problemas) y es justamente ahí donde radica tu gran reto. Recuerda que la humildad es la base de toda verdadera grandeza y que todo gran talento conlleva una gran posibilidad. Intenta mirar en el corazón de los demás y entiende que cada persona en el mundo libra sus propios desafíos de la mejor manera en que le es posible; eso te ayudará a tratar a las personas con más paciencia, tolerancia, gentileza y amor, y en ese momento tu vida se hará más sencilla, plena y feliz, pues la vida recompensa de manera extraordinaria a quienes dan amor de manera extraordinaria.

    5. Diligente y competente: Te caracterizas por ser una persona proactiva, eficiente y trabajadora que no descansa hasta conseguir todo aquello que se propone. Sabes lo bueno que es desarrollarse y aportarle al mundo todo tu brillo y tu talento. También te caracterizas por trabajar mucho (muchas veces más allá de tus limites) generando episodios de estrés, dolores de cabeza e incluso afectando tu salud física y emocional. Recuerda que es maravilloso cumplir con tus objetivos, pero que también es fundamental tener salud y estar rodeado de personas amorosas que celebren contigo tus triunfos. Establecer un sano equilibrio entre tus obligaciones y tu tiempo para ti, para tu bienestar y para las personas que quieres te ayudará mucho, te hará sentir más satisfecha y feliz e incluso le aportará a mejor la calidad de tu vida y tu trabajo.


    6. Organizada y precavida: Eres una persona prudente que aplica constantemente aquel refrán de “más vale prevenir que curar” y cuya principal característica es la lealtad a las personas, pero es probable que esta lealtad sea el resultado de tu necesidad de crear una base sólida de respaldo, porque también podrías ser una persona ansiosa y un poco desconfiada. Es probable que te preocupes mucho por acontecimientos futuros y que la mayor parte de tu tiempo estés haciendo cosas para obtener seguridad a largo plazo y es justamente ahí donde radica tu gran reto. Es fundamental que aprendas a creer en ti y a confiar en tus talentos y habilidades, pues tu esencia es ser proactivo, valiente y líder. De este modo tu vida se tornará más tranquila, plena y llena de triunfos y momentos de paz y felicidad.

    Te invitamos a seguirnos en Facebook

    Autor: Ser Feliz es Gratis.org


  • Vivir Profundamente en el Presente
    "Hasta que usted no se valore, no valorará su tiempo. Hasta que no valore su tiempo, no hará nada con él." - M. Scott Peck

    NO BUSQUE SU PROPIO SER EN LA MENTE

    Siento que hay aún mucho que necesito aprender sobre la forma como trabaja mi mente antes de llegar a un punto cercano a la conciencia plena o a la iluminación espiritual.

    No, no es cierto. Los problemas de la mente no pueden resolverse en el nivel de la mente. Una vez haya entendido la disfunción básica, no hay realmente mucho más que usted necesite aprender o entender. Estudiar las complejidades de la mente puede convertirlo en un buen psicólogo, pero eso no lo llevará más allá de la mente, lo mismo que el estudio de la locura no es suficiente para producir la cordura. Usted ya ha comprendido la mecánica básica del estado inconsciente: la identificación con la mente, que produce un falso ser, el ego, como sustituto de su verdadero yo, arraigado en el Ser. Usted se convierte en una "rama separada de la vid" como Jesús lo expresa.

    Las necesidades del ego son infinitas. Se siente vulnerable y amenazado y por lo tanto vive en un estado de miedo y de carencia. Una vez que usted sabe cómo opera la disfunción básica, no hay necesidad de explorar todas sus innumerables manifestaciones, no es necesario convertirlo en un complejo problema personal. Al ego, por supuesto, le encanta eso. Siempre está buscando algo a que agarrarse para sostener y fortalecer su ilusorio sentido de identidad, y se aferrará con gusto a sus problemas. Por eso, para tantas personas, una gran parte de su sentido de sí mismas está íntimamente conectado con sus problemas. Una vez que esto ha ocurrido, lo último que quieren es liberarse de ellos: eso significaría pérdida de identidad.

    Puede haber una gran inversión inconsciente de ego en el dolor y el sufrimiento.
    Así que una vez que usted reconozca la raíz de la inconsciencia como la identificación con la mente, que por supuesto incluye las emociones, usted puede salir de ella. Se vuelve presente. Cuando usted está presente, puede permitir que la mente sea como es sin enredarse en ella. La mente en sí no es disfuncional. Es una herramienta maravillosa. La disfunción se establece cuando usted busca su identidad en ella y la confunde con lo que usted es. Entonces se convierte en la mente egotista y domina la totalidad de su vida.

    TERMINAR CON LA ILUSION DEL TIEMPO

    Parece casi imposible dejar de identificarse con la mente. Estamos todos inmersos en ella. ¿Cómo se puede enseñar a volar a un pez?
    Aquí está la clave. Termine con la ilusión del tiempo. El tiempo y la mente son inseparables. Separe el tiempo de la mente y esta se detendrá, a menos que escoja usarla.
    Estar identificado con su mente es estar atrapado en el tiempo: la compulsión de vivir casi exclusivamente a través de la memoria y de la anticipación. Esto crea una preocupación interminable con el pasado y el futuro y una negativa a reconocer y honrar el momento presente y a permitir que sea. La compulsión surge porque el pasado le da a usted una identidad y el futuro contiene la promesa de la salvación o la realización en cualquier forma. Ambas son ilusiones. Pero sin un sentido del tiempo, ¿cómo funcionaríamos en este mundo? No habría metas por las cuales esforzarse. No sabría siquiera quién soy, porque mi pasado me hace el que soy ahora.

    Creo que el tiempo es algo muy precioso, y necesitamos aprender a usarlo sabiamente, en lugar de desperdiciarlo.

    El tiempo no es en absoluto precioso, porque es una ilusión. Lo que usted percibe como precioso no es el tiempo sino el único punto que está fuera del tiempo: el Ahora. Este es ciertamente precioso. Cuanto más se enfoque en el tiempo - pasado y futuro - más pierde el Ahora, lo más precioso que hay.

    ¿Por qué es lo más precioso? En primer lugar, porque es lo único. Es todo lo que hay. El presente eterno es el espacio en que se despliega la totalidad de su vida, el único factor que se mantiene constante. La vida es ahora. No ha habido nunca un momento en el que su vida no fuera Ahora, ni lo habrá. En segundo lugar, el Ahora es el único punto que puede llevarlo más allá de los confines limitados de la mente. Es su único punto de acceso al reino sin tiempo y sin forma del Ser.

    NADA EXISTE FUERA DEL AHORA

    ¿El pasado y el futuro no son tan reales como el presente, y a veces incluso todavía más reales? Después de todo, el pasado determina quiénes somos, lo mismo que cómo percibimos y actuamos en el presente. Y nuestras metas futuras determinan qué acciones emprendemos en el presente.

    Usted no ha captado todavía la esencia de lo que estoy diciendo porque está tratando de entenderlo mentalmente. La mente no puede entender esto. Sólo usted puede. Por favor, simplemente escuche. ¿Alguna vez ha experimentado, hecho, pensado o sentido algo fuera del Ahora? ¿Cree que alguna vez lo hará? ¿Es posible que cualquier cosa ocurra o sea fuera del Ahora? La respuesta es obvia ¿no?

    Nunca nada ocurrió en el pasado, ocurrió en el Ahora. Nunca ocurrirá nada en el futuro; ocurrirá en el Ahora Lo que usted considera el pasado es una huella de la memoria almacenada en la mente de un Ahora anterior. Cuando usted recuerda el pasado, reactiva una huella de la memoria, y lo hace ahora. El futuro es un Ahora imaginado, una proyección de la mente. Cuando llega el futuro, llega como el Ahora. Cuando usted piensa en el futuro, lo hace ahora.

    El pasado y el futuro obviamente no tienen realidad propia. Lo mismo que la luna no tiene luz propia, sino que puede solamente reflejar la luz del sol, así el pasado y el futuro son sólo pálidos reflejos de la luz, el poder y la realidad del presente eterno. Su realidad es "prestada" del Ahora. La esencia de lo que estoy diciendo no puede ser entendida por la mente. En el momento en que usted la capta, hay un cambio en la conciencia de la mente al Ser, del tiempo a la presencia. Súbitamente, todo se siente vivo, irradia energía, emana Ser.

    LA CLAVE DE LA DIMENSIÓN ESPIRITUAL

    En situaciones de emergencia que amenazan la vida, el cambio en la conciencia del tiempo a la presencia ocurre a veces naturalmente. La personalidad que tiene un pasado y un futuro se retira momentáneamente y queda reemplazada por una intensa presencia consciente, muy calmada, pero muy alerta al mismo tiempo.
    Cualquier reacción que se requiera surge entonces del estado de conciencia.
    La razón por la que a algunas personas les encanta embarcarse en actividades peligrosas, como el montañismo, las carreras de autos u otras, aunque puede que no sean conscientes de ello, es que los fuerzan a entrar en el Ahora, ese estado intensamente vívido que está libre del tiempo, libre de problemas, libre del pensamiento, libre del peso de la personalidad. Resbalar fuera del momento presente, siquiera por un segundo, puede significar la muerte. Desafortunadamente, llegan a depender de una actividad particular para estar en ese estado. Pero usted no necesita escalar la cara norte del Eiger. Puede entrar en ese estado ahora.

    Desde los tiempos antiguos, los maestros espirituales de todas las tradiciones han señalado al Ahora como la llave de entrada a la dimensión espiritual. A pesar de ello, parece haber permanecido como un secreto.

    Ciertamente no se enseña en las iglesias y los templos. Si usted va a una iglesia, puede escuchar lecturas de los Evangelios tales como "No se preocupen por el día de mañana, porque cada día trae sus preocupaciones" o "Nadie que pone sus manos en el arado y mira hacia atrás está listo para el Reino de los Cielos". O puede oír el pasaje sobre la belleza de las flores que no se preocupan por el mañana sino que viven tranquilas en el Ahora sin tiempo y Dios provee abundantemente para ellas. La profundidad y la naturaleza radical de estas enseñanzas no son reconocidas. Nadie parece darse cuenta de que fueron dichas para ser vividas y para traer así una profunda transformación interior.

    Toda la esencia del Zen consiste en caminar por el filo de la navaja del Ahora, en estar tan absolutamente, tan completamente presente, que ningún problema, ningún sufrimiento, nada que no sea quién es usted en su esencia, pueda sobrevivir en usted. En el Ahora, en la ausencia del tiempo, todos sus problemas se disuelven.El sufrimiento necesita del tiempo; no puede sobrevivir en el Ahora.

    El gran maestro de Zen, Rinzai, para apartar la atención de sus alumnos del tiempo, levantaba su dedo y preguntaba lentamente: "¿Qué falta en este momento?" Una pregunta poderosa que no necesita respuesta en el nivel de la mente. Tiene la intención de llevar su atención profundamente al Ahora. Una pregunta similar en la tradición Zen es esta: "Si no ahora ¿cuándo?"

    El Ahora es también fundamental en la enseñanza del sufismo, la rama mística del Islam. Los sufís tienen un dicho: "El sufí es el hijo del tiempo presente". Y Rumi, el gran poeta y maestro del sufismo, declara: "El pasado y el futuro ocultan a Dios de nuestra mirada; quémalos con fuego".

    Meister Eckhart, el maestro espiritual del siglo XIII, lo sintetizó maravillosamente: "El tiempo es lo que impide que la luz llegue a nosotros. No hay mayor obstáculo hacia Dios que el tiempo".

    ACCEDER AL PODER DEL AHORA

    Hace un momento, cuando usted habló del presente eterno y de la irrealidad del pasado y del futuro, me sorprendí mirando al árbol que está allá afuera. Lo había mirado unas cuantas veces antes, pero esta vez era diferente. La percepción externa no había cambiado mucho, excepto que los colores parecían más brillantes y vibrantes. Pero ahora tenía una nueva dimensión. Es difícil de explicar. No sé cómo, pero era consciente de algo invisible que sentía que era la esencia de ese árbol, su espíritu interior, si se quiere. Y de alguna forma yo era parte de eso. Me doy cuenta ahora de que no había visto verdaderamente el árbol antes, sólo una imagen plana y muerta de él. Cuando miro a ese árbol ahora, aún está presente algo de esa conciencia, pero puedo sentir cómo se está desvaneciendo. Es decir, la experiencia está ya retirándose al pasado.

    ¿Algo como esto puede ser alguna vez más que un atisbo fugitivo?
    Usted estuvo libre del tiempo por un momento. Se movió en el Ahora y por lo tanto percibió el árbol sin la pantalla de la mente. La conciencia del Ser formó parte de su percepción. Con la dimensión intemporal viene una forma diferente de conocer, que no "mata" el espíritu que vive en cada criatura y en cada cosa. Un conocer que no destruye la sacralidad y el misterio de la vida sino que contiene un amor profundo y una reverencia por todo lo que es. Un conocimiento del que la mente no sabe nada.

    La mente no puede conocer al árbol. Sólo puede conocer hechos o información sobre el árbol. Mi mente no puede conocerlo a usted, sólo etiquetas, juicios, hechos y opiniones sobre usted. Sólo el Ser conoce directamente. Hay un lugar para la mente y el conocimiento de la mente. Está en el reino práctico del vivir día a día. Sin embargo, cuando domina todos los aspectos de su vida, incluyendo sus relaciones con los demás seres humanos y con la naturaleza, se vuelve un parásito monstruoso que, si no se controla, puede perfectamente acabar matando toda la vida en el planeta y finalmente a sí mismo al matar a quien lo alberga.

    Usted ha tenido un destello de cómo la ausencia de tiempo puede transformar sus percepciones. Pero una experiencia no es suficiente, no importa cuán bella o profunda sea. Lo que se necesita y a lo que nos referimos es a un cambio permanente en la conciencia.

    Así pues, rompa el viejo patrón de la negación del momento presente y de la resistencia al presente. Convierta en práctica retirar la atención del pasado y el futuro cuando no los necesite.

    Salga de la dimensión del tiempo lo más posible en la vida diaria. Si encuentra difícil entrar en el Ahora directamente, empiece por observar la tendencia habitual de su mente a querer escapar del Ahora. Observará que el futuro se imagina habitualmente como mejor o peor que el presente. Si el futuro imaginado es mejor, le da placer o anticipación placentera. Si es peor, crea ansiedad. Ambos son ilusorios. A través de la observación de sí mismo, automáticamente aparece más presencia en su vida. En el momento en que usted se da cuenta de que no está presente, usted está presente. Siempre que es capaz de observar su mente, deja de estar atrapado en ella. Ha entrado otro factor, algo que no es de la mente: la presencia testigo.

    Esté presente como el observador de su mente, de sus pensamientos y emociones así como de sus reacciones en las distintas situaciones. Esté al menos interesado en sus reacciones así como en la situación o la persona que lo hace reaccionar. Fíjese también en la frecuencia con que su atención está en el pasado o en el futuro. No juzgue o analice lo que observa. Observe el pensamiento, sienta la emoción, observe la reacción.

    No los convierta en un problema personal. Sentirá entonces algo más poderoso que cualquiera de las cosas que observa: la presencia tranquila, observadora que está más allá del contenido de la mente, el observador silencioso.

    Se necesita presencia intensa cuando ciertas situaciones disparan una reacción con fuerte carga emocional, como cuando su autoimagen es amenazada, cuando surge una amenaza en su vida que dispara el miedo, cuando las cosas "van mal" o surge un complejo emocional del pasado. En esos casos la tendencia es que usted se vuelva "inconsciente". La reacción o la emoción lo domina, usted "se convierte" en ella. Usted la representa. Usted justifica, quita la razón al otro, ataca, defiende... claro que no es usted, es su patrón de reacción, la mente en su modo habitual de supervivencia.

    La identificación con la mente le da a ella más energía, la observación se la retira. La identificación con la mente crea más tiempo, la observación abre la dimensión de la ausencia de tiempo. La energía que se retira de la mente se convierte en presencia. Una vez que usted pueda sentir lo que significa estar presente, se vuelve mucho más sencillo simplemente escoger salir de la dimensión del tiempo siempre que no es necesario para propósitos prácticos y trasladarse más profundamente al Ahora. Esto no impide su habilidad para usar su mente. De hecho, la realza. Cuando usted use su mente será más aguda, más centrada.

    DEJAR IR EL TIEMPO PSICOLÓGICO

    Aprenda a usar el tiempo en los aspectos prácticos de la vida - podemos llamar a esto el tiempo del reloj - pero vuelva inmediatamente a la conciencia del momento presente cuando esos asuntos prácticos se hayan resuelto. De esa forma no habrá acumulación de "tiempo psicológico", que es identificación con el pasado y proyección compulsiva y continua hacia el futuro.

    El tiempo del reloj no se refiere únicamente a hacer una cita o a planear un viaje. Incluye aprender del pasado de forma que no repitamos los mismos errores una y otra vez; establecer metas y trabajar para lograrlas; predecir el futuro por medio de patrones y de leyes, físicas, matemáticas, etcétera, aprendidas del pasado.

    También actuar apropiadamente con base en nuestras predicciones.
    Pero incluso aquí, en la esfera de nuestra vida práctica, donde no podemos pasar sin referirnos al pasado y al futuro, el momento presente sigue siendo el factor esencial. Cualquier lección del pasado se hace relevante y se aplica ahora. Cualquier planeación y trabajo hecho con miras a lograr una meta particular se hace ahora.

    El principal foco de atención de la persona iluminada es siempre el Ahora, pero aún es consciente periféricamente del tiempo. En otras palabras, continúa usando el tiempo del reloj, pero está libre del tiempo psicológico.

    Esté alerta cuando practica esto para que no transforme sin querer el tiempo del reloj en tiempo psicológico.

    Por ejemplo, si usted cometió un error en el pasado y aprende de él ahora, usted está usando el tiempo del reloj. Por otra parte, si usted se queda mentalmente en él y surgen la autocrítica, el remordimiento o la culpa está convirtiendo el error en "mí" y "mío": lo convierte en parte de su sentido de identidad y se ha convertido en tiempo psicológico, que está siempre ligado a un falso sentido de identidad. La falta de perdón implica necesariamente una carga pesada de tiempo psicológico.

    Si usted se propone una meta y trabaja para lograrla, usted está usando el tiempo del reloj. Usted es consciente de a dónde quiere llegar, pero honra y da su mayor atención al paso que está dando en ese momento. Si se enfoca excesivamente en la meta, quizá porque está buscando la felicidad, la realización o un sentido más completo de sí mismo en ella, ya no honra el Ahora. Se queda reducido a un peldaño hacia el futuro, sin valor intrínseco. El tiempo del reloj se vuelve entonces tiempo psicológico. El viaje de su vida no es ya una aventura, solamente una necesidad obsesiva de llegar, de lograr, de "conseguirlo". Ya no ve o huele las flores del camino tampoco, ni es consciente de la belleza y el milagro de la vida que se despliega a su alrededor cuando está presente en el Ahora.

    Puedo ver la importancia suprema del Ahora, pero no comprendo completamente cuando dice que el tiempo es una ilusión. Cuando digo "el tiempo es una ilusión" mi intención no es hacer una afirmación filosófica. Sólo estoy recordándole un hecho sencillo - un hecho tan obvio que puede resultarle difícil de comprender y que incluso puede parecerle falto de sentido - pero una vez que lo comprende completamente, puede cortar como una espada todas las capas de complejidad y de "problemas" creadas por la mente.

    Permítame decirle de nuevo: el momento presente es todo lo que usted tiene. No hay nunca un tiempo en que su vida no sea "este momento". ¿No es eso un hecho?

    LA LOCURA DEL TIEMPO PSICOLÓGICO
    Usted no pondrá en duda que el tiempo psicológico es una enfermedad mental si observa sus manifestaciones colectivas. Ocurren, por ejemplo, en forma de ideologías tales como el comunismo, el nacional socialismo o cualquier otro nacionalismo, o sistemas rígidos de creencias religiosas, que operan bajo la asunción implícita de que el mayor bien está en el futuro y de que por tanto el fin justifica los medios. El fin es una idea, un punto en el futuro proyectado por la mente, en el que la salvación en cualquiera de sus formas - felicidad, logro, igualdad, liberación, etcétera - se alcanzará. Frecuentemente los medios para llegar a ello son la esclavitud, la tortura y el asesinato de personas en el presente.

    Por ejemplo, se estima que para promover la causa del comunismo se asesinaron unos cincuenta millones de personas, para lograr un "mundo mejor" en Rusia, China y otros países2. Ese es un ejemplo estremecedor de cómo creer en un cielo futuro produce un infierno presente. ¿Puede haber alguna duda de que el tiempo psicológico es una enfermedad mental grave y peligrosa? ¿Cómo opera este patrón mental en su vida? ¿Está usted tratando siempre de llegar a un sitio diferente de donde está? ¿La mayor parte de lo que hace es sólo un medio para lograr un fin? ¿La realización está siempre a la vuelta de la esquina o reducida a placeres esporádicos como el sexo, la comida, la bebida, las drogas o las diversiones excitantes o emocionantes? ¿Está siempre concentrado en alcanzar o perseguir algún placer o emoción nuevos? ¿Cree que si compra más cosas se sentirá más realizado, más satisfecho o completo psicológicamente? ¿Espera a un hombre o una mujer que le dé sentido a su vida?

    En el estado normal de conciencia, identificado con la mente o no iluminado, el poder y el potencial creativo infinito que se encuentra encerrado en el Ahora están completamente oscurecidos por el tiempo psicológico.

    Su vida entonces disminuye su vibración, su frescura, su sentido de maravilla. Los viejos patrones de pensamiento, emoción, conducta, reacción y deseo se repiten en actuaciones interminables, son un guión de su vida, su mente que le da identidad parcial, pero que distorsiona u oculta la realidad del Ahora. La mente entonces crea una obsesión con el futuro como escape de un presente insatisfactorio.

    LA NEGATIVIDAD Y EL SUFRIMIENTO TIENEN SUS RAÍCES EN EL TIEMPO

    Pero la creencia de que el futuro será mejor que el presente no es siempre una ilusión. El presente puede ser espantoso, las cosas pueden mejorar en el futuro y a menudo lo hacen. Habitualmente, el futuro es una réplica del pasado. Son posibles algunos cambios superficiales, pero la transformación real es rara y depende de si usted puede volverse suficientemente presente como para disolver el pasado entrando al poder del Ahora. Lo que usted percibe como futuro es una parte intrínseca de su estado de conciencia ahora.

    Si su mente lleva una carga pesada de pasado, experimentará más de lo mismo. El pasado se perpetúa a sí mismo por medio de la falta de presencia. La calidad de su conciencia en este momento es lo que agudiza el futuro, que por supuesto sólo puede experimentarse como el Ahora.

    Usted puede ganar diez millones de dólares, pero ese cambio no tiene más que una profundidad superficial. Simplemente continuaría actuando según los mismos patrones condicionados en contextos más lujosos. Los humanos han aprendido a dividir el átomo. En lugar de matar diez o veinte personas con una maza de madera, una persona puede matar ahora a un millón simplemente apretando un botón. ¿Es esto un cambio real?

    Si la calidad de su conciencia en este momento es lo que determina el futuro, ¿entonces qué determina la calidad de su conciencia? Su grado de presencia. El único lugar donde puede ocurrir un verdadero cambio y donde puede ser disuelto el pasado es en el Ahora.

    Toda la negatividad es causada por una acumulación de tiempo psicológico y por la negación del presente.

    La incomodidad, la ansiedad, el estrés, la preocupación - todas las formas del miedo - son causadas por exceso de futuro y demasiado poca presencia. La culpa, las lamentaciones, el resentimiento, las quejas, la tristeza, la amargura y todas las formas de falta de perdón son causadas por exceso de pasado y falta de presencia.

    La mayoría de las personas encuentran difícil creer que es posible un estado de conciencia totalmente libre de negatividad. Y sin embargo ese es el estado liberado al que apuntan todas las enseñanzas espirituales. Es la promesa de la salvación, no en un futuro ilusorio sino justamente aquí y ahora.

    Usted puede encontrar difícil reconocer que el tiempo es la causa de sus sufrimientos o problemas. Cree que los causan situaciones específicas de su vida, y vistos desde un punto de vista convencional, eso es verdad.

    Pero hasta que solucione la disfunción básica de la mente que causa todos los problemas - su apego al pasado y al futuro y su negación del presente -, estos son en realidad intercambiables. Si todos sus problemas o lo que percibe como causas de sufrimiento o de infelicidad desaparecieran milagrosamente hoy, pero usted no se hubiera vuelto más presente, más consciente, pronto volvería a encontrarse dentro de una serie de problemas o de causas de un sufrimiento similar, como una sombra que lo sigue a dondequiera que va. En últimas, sólo hay un problema: la mente misma atada al tiempo.

    No puedo creer que pueda llegar a un punto en el que esté completamente libre de mis problemas.

    Tiene razón. No puede alcanzar nunca ese punto porque está ahora en él.
    No hay salvación en el tiempo. Usted no puede ser libre en el futuro. La presencia es la llave hacia la libertad, así que sólo puede ser libre ahora.

    ENCONTRAR LA VIDA QUE HAY OCULTA EN SU SITUACIÓN VITAL

    No veo cómo puedo ser libre ahora. Tal como están las cosas, estoy muy descontento con mi vida actual. Ese es un hecho y estaría engañándome a mí mismo si tratara de convencerme de que todo está bien cuando definitivamente no lo está. Para mí, el momento presente es muy infeliz; no es liberador en absoluto. Lo que me mantiene en la marcha es la esperanza o la posibilidad de algún progreso en el futuro.

    Usted cree que su atención está en el momento presente cuando en realidad está completamente ocupada por el tiempo. Usted no puede ser al mismo tiempo infeliz y completamente presente en el Ahora.

    A lo que usted se refiere como "su vida" debería llamarse con más exactitud su "situación vital". Es tiempo psicológico: pasado y futuro. Algunas cosas en el pasado no salieron como usted quería. Usted aún se resiste contra lo que ocurrió en el pasado y ahora se está resistiendo a lo que es. La esperanza es lo que lo mantiene en marcha, pero la esperanza lo mantiene concentrado en el futuro y este enfoque continuo perpetúa su negación del ahora y por tanto su infelicidad.

    Es verdad que mi situación vital presente es el resultado de cosas que ocurrieron en el pasado, pero de todas formas es mi situación presente y lo que me hace infeliz es estar atascado en ella.
    Olvide su situación vital por un rato y preste atención a su vida.
    ¿Cuál es la diferencia?
    Su situación vital existe en el tiempo. Su vida es ahora.
    Su situación vital es material de la mente. Su vida es real.
    Encuentre la "puerta estrecha que conduce a la vida". Se llama el Ahora. Reduzca su vida a este momento.

    Su situación vital puede estar llena de problemas - la mayoría de ellas lo están - pero descubra si tiene algún problema en este momento. No mañana o dentro de diez minutos, sino ahora. ¿Tiene algún problema ahora?

    Cuando usted está lleno de problemas, no hay espacio para que entre algo nuevo, no hay espacio para las soluciones. Así que siempre que pueda, abra algo de espacio, para que pueda descubrir la vida que hay oculta en su situación vital.

    Use sus sentidos plenamente. Esté donde está. Mire a su alrededor. Mire solamente, no interprete. Vea la luz, las formas, los colores, las texturas. Sea consciente del espacio que permite que todo sea. Escuche los sonidos; no los juzgue. Escuche el silencio que hay bajo los sonidos. Toque algo - cualquier cosa - y sienta y reconozca su Ser. Observe el ritmo de su respiración, sienta el aire que fluye hacia adentro y hacia fuera, sienta la energía de la vida dentro de su cuerpo. Deje que todo sea dentro y fuera. Permita la condición de ser de todas las cosas. Avance profundamente hacia el Ahora.

    Usted está dejando atrás el mundo mortal de la abstracción mental, del tiempo. Usted está librándose de la mente loca que le drena la energía vital, y que está envenenando y destruyendo lentamente a la Tierra. Usted está despertando del sueño del tiempo al presente.

    TODOS LOS PROBLEMAS SON ILUSIONES DE LA MENTE

    Siento como si me hubiera quitado un peso de encima. Una sensación de levedad. Me siento claro... pero mis problemas están todavía aquí esperándome, ¿no es cierto? No se han resuelto. ¿No estoy evadiéndolos sólo temporalmente?

    Si usted se encontrara en el paraíso no pasaría mucho tiempo sin que su mente dijera "sí, pero..." En últimas, no se trata de resolver sus problemas. Se trata de darse cuenta de que no hay problemas. Sólo situaciones que manejar o que dejar así y aceptar como parte de la condición de ser del momento presente hasta que cambien o se puedan manejar. Los problemas son creados por la mente y necesitan el tiempo para sobrevivir.
    No pueden sobrevi vir en la actualidad del Ahora.
    Concentre su atención en el Ahora y dígame qué problema tiene en este momento.

    No recibo ninguna respuesta porque es imposible tener un problema cuando su atención está completamente en el Ahora. Una situación que debe manejarse o aceptarse, sí. ¿Por qué convertirla en un problema? ¿Por qué convertir cualquier cosa en un problema? ¿No es la vida un reto suficiente como es? ¿Para qué necesita los problemas? A la mente le encantan inconscientemente los problemas porque le dan a uno una suerte de identidad. Eso es normal y demente. "Problema" significa que usted se detiene en una situación mentalmente sin que haya una verdadera intención o posibilidad de actuar ahora y que usted inconscientemente lo está convirtiendo en parte de su sentido de identidad. Usted se siente tan abrumado por su situación vital que pierde su sentido de la vida, del Ser. O carga en su mente el peso absurdo de mil cosas que tiene o tendría que hacer en el futuro en lugar de enfocar su atención en la única que puede hacer ahora.

    Cuando usted crea un problema, crea dolor. Todo lo que se necesita es una simple elección, una simple decisión: no importa lo que pase, no crearé más dolor para mí mismo. No crearé más problemas. Aunque es una decisión sencilla, también es muy radical. Usted no tomará esa decisión a menos que esté verdaderamente cansado. Y no será capaz de llevarla a cabo a menos que acceda al poder del Ahora. Si usted no crea más dolor para sí mismo, no lo crea para los demás. Tampoco contamina esta hermosa Tierra, ni su propio espacio interior, ni a la psique humana colectiva con la negatividad de la fabricación de problemas.

    Si usted ha estado alguna vez en una situación de vida o muerte, sabrá que no era un problema. La mente no tuvo tiempo de tontear y convertirla en un problema. En una verdadera emergencia, la mente se detiene; usted se hace completamente presente en el Ahora y algo infinitamente más poderoso toma el control. Por eso hay muchos informes de personas comunes y corrientes que repentinamente son capaces de actos increíblemente valerosos. En cualquier emergencia, o usted sobrevive o no. En cualquier caso, no es un problema.
    Algunas personas se enfadan cuando me oyen decir que los problemas son una ilusión. Estoy amenazando con arrebatarles su sentido de quiénes son. Han invertido mucho tiempo en un falso sentido de identidad.
    Durante muchos años, han definido inconscientemente toda su identidad en términos de sus problemas o de su sufrimiento. ¿Qué serían sin ellos?

    Mucho de lo que la gente dice, piensa o hace está motivado en realidad por el miedo, que por supuesto siempre está ligado con enfocarse en el futuro y no estar en contacto con el Ahora. Puesto que en el Ahora no hay problemas, tampoco hay miedo. Si surgiera una situación que usted debe solucionar ahora, su acción será clara e incisiva si surge de la conciencia del momento presente. También es más probable que sea efectiva.

    No será una reacción que surge del condicionamiento pasado de su mente sino una respuesta intuitiva a la situación. En otros casos, si la mente ligada al tiempo hubiera reaccionado, usted encontraría más efectivo no hacer nada, simplemente permanecer concentrado en el Ahora.

    UN SALTO CUÁNTICO EN LA EVOLUCIÓN DE LA CONCIENCIA

    He tenido atisbos de este estado de libertad de la mente y del tiempo que usted describe, pero el pasado y el futuro son tan abrumadoramente fuertes que no puedo mantenerlos fuera por mucho tiempo.

    El modo de la conciencia ligado al tiempo está profundamente incrustado en la psique humana. Pero lo que estamos haciendo aquí es parte de una transformación profunda que tiene lugar en la conciencia colectiva del planeta y más allá: el despertar de la conciencia del sueño de la materia, la forma y la separación. El fin del tiempo. Estamos rompiendo patrones mentales que han dominado la vida humana durante millones de años.

    Patrones mentales que han creado un sufrimiento inimaginable a gran escala. No estoy usando la palabra maldad. Es más útil llamarlo inconsciencia o locura.
    Esta ruptura del viejo modo de la conciencia, o más bien de la inconsciencia, ¿es algo que tenemos que hacer o que ocurrirá de todos modos? Quiero decir ¿ese cambio es inevitable?

    Eso es cuestión de perspectiva. Hacer y ocurrir son de hecho un mismo proceso; puesto que usted es uno con la totalidad de la conciencia, no puede separar las dos cosas. Pero no hay garantía absoluta de que los humanos lo hagan. El proceso no es inevitable o automático. Su cooperación es parte esencial de ello. De cualquier modo que lo mire, es un salto cuántico en la evolución de la conciencia, así como nuestra única oportunidad de supervivencia como raza.

    LA ALEGRÍA DE SER

    Para alertarse de que ha sido dominado por el tiempo psicológico, usted puede usar un criterio sencillo.
    Pregúntese a sí mismo: ¿Hay alegría, facilidad y liviandad en lo que hago? Si no las hay, entonces el tiempo está ocultando el momento presente, y la vida se percibe como una carga o un esfuerzo.
    Si no hay alegría, facilidad o liviandad en lo que hace, no significa necesariamente que usted debe cambiar lo que hace. Puede ser suficiente cambiar el cómo. "Cómo" es siempre más importante que "qué". Vea si puede darle mucha más atención al proceso de hacer que al resultado de lo que quiere lograr con ello. Preste su atención más plena a cualquier cosa que presente el momento. Eso implica que usted acepta también lo que es, porque usted no puede prestar completa atención a algo y al mismo tiempo resistirse a ello.

    En cuanto honre el momento presente, toda la infelicidad y el esfuerzo se disuelven y la vida empieza a fluir con alegría y facilidad. Cuando usted actúa desde la conciencia del momento presente, cualquier cosa que haga queda imbuida de un sentido de calidad, cuidado y amor, incluso la acción más sencilla.

    Así que no se preocupe por el fruto de sus acciones, simplemente preste atención a la acción en sí misma. El fruto vendrá por añadidura. Esa es una poderosa práctica espiritual. En el Bhagavad Gita, una de las enseñanzas espirituales más antiguas y hermosas que existen, el desapego del fruto de la acción recibe el nombre de Karma Yoga. Se describe como el camino de la "acción consagrada".

    Cuando cesa el forcejeo por huir del Ahora, la alegría de Ser fluye en todo lo que usted hace. En el momento en que su atención se vuelve al Ahora, usted siente una presencia, una quietud, una paz. Deja de depender del futuro para la realización y la satisfacción, no mira hacia él para la salvación. Por lo tanto, no está apegado a los resultados. Ni el fracaso ni el éxito tienen el poder de cambiar su estado interior de Ser. Usted ha encontrado la vida que hay oculta en su situación vital.
    En ausencia del tiempo psicológico, su sentido de usted mismo se deriva de Ser, no de su pasado personal.Por lo tanto, la necesidad psicológica de convertirse en algo diferente de lo que es ahora, ya no existe. En el mundo, en el nivel de su situación vital, usted puede realmente volverse rico, instruido, exitoso, libre de esto o de aquello, pero en la dimensión más profunda del Ser usted es completo y un todo ahora.

    ¿En ese estado de plenitud todavía podremos o desearemos perseguir metas externas?
    Por supuesto, pero no tendrá expectativas ilusorias de que algo ó alguien en el futuro lo salvará o lo hará feliz. En lo concerniente a su situación vital, puede haber cosas que quiera alcanzar o adquirir. Este es el mundo de las formas, de la pérdida y la ganancia.


    Sin embargo en un nivel más profundo usted ya está completo, y cuando se da cuenta de eso hay una energía juguetona, gozosa, detrás de lo que hace. Al estar libre del tiempo psicológico, usted ya no persigue sus metas con determinación inflexible, manejado por el miedo, la ira, el descontento o la necesidad de convertirse en alguien. Ni se quedará inactivo por el miedo al fracaso, lo que para el ego es la pérdida de sí mismo. Cuando su sentido más profundo de usted mismo deriva de Ser, cuando usted está libre de "llegar a ser" como una necesidad psicológica, ni su felicidad ni su sentido de usted mismo dependen del resultado, así pues hay libertad del miedo. Usted no busca la permanencia donde no puede encontrarse: en el mundo de la forma, de la pérdida y la ganancia, del nacimiento y la muerte. Usted no pide que las situaciones, las condiciones, los lugares o las personas lo hagan feliz, y luego sufre cuando no llenan sus expectativas.

    Se valora todo, pero nada importa. Las formas nacen y mueren, sin embargo usted está consciente de lo eterno que hay bajo las formas. Usted sabe que "nada real puede ser amenazado".

    Cuando este es su estado de Ser ¿cómo puede usted no triunfar? Usted ya ha triunfado

    Ver capítulos anteriores del Taller de Autoestima

    Del Taller de Autoestima de Juan Carlos Fernández. Capítulo 311 Volumén 2: Vivir Profundamente en el Presente 




  • La cascara de limón cura efectivamente el dolor de articulaciones!
    Los Limones están llenos de vitaminas C, A, B1, B6, magnesio, bioflavonoides, pectina, ácido fólico, fósforo, calcio y potasio, por lo que a esta fruta se le llama a menudo “súper alimento”.

    Protege tu salud y ayuda en la lucha contra las enfermedades y microorganismos nocivos. El limón, afecta positivamente a los intestinos, el estómago, el hígado y también ayuda a estimular el sistema inmunológico.
    Añadir limones a su dieta diaria ayuda en la prevención de enfermedades, en estados como la gripe, laringitis, infecciones bacterianas y la presión arterial alta. Las últimas investigaciones indican que los limones también pueden ayudar a los pacientes a combatir el cáncer.

    Los limones pueden servir a su salud de muchas maneras diferentes, incluyendo el tratamiento del dolor en las articulaciones . Pruebe esta receta para aliviar el dolor en las articulaciones que afecta principalmente a los brazos y las piernas.

    Pelar dos limones y poner la cáscara en un frasco. Vierta un poco de aceite de oliva para llenar hasta arriba. Se cierra el frasco bien y se deja reposar durante 2 semanas. Una vez que su remedio este listo para su uso, poner un poco de aceite en una gasa y aplicar sobre la zona afectada. Envolver con una bolsa de plástico y una bufanda de lana. Hacer el tratamiento por la noche, por que es cuando las articulaciones descansan.

    Tomado de Medicinas Naturales

    AVISO LEGAL 
    Toda la información que se brinda en esta pagina está destinada al conocimiento general. En ningún caso sustituye el asesoramiento de un médico. No pueden usarse estos datos para diagnosticar y/o autodiagnosticarse y/o realizar el análisis de enfermendades. No olvide consultar a su médico ante cualquier duda que pudiera tener con relación a su estado de salud


  • No crear más dolor en el presente

    La Conciencia, el Escape del Dolor
    "El hombre es un aprendiz; el dolor su eterno maestro..."
    Alfred de Mussset

    NO CREAR MÁS DOLOR EN EL PRESENTE

    Ninguna vida está completamente libre de dolor y tristeza. ¿No es cuestión de aprender a vivir con ellos más que de tratar de evitarlos?

    La mayor parte del sufrimiento humano es innecesario. Es creado por uno mismo mientras la mente no observada maneje nuestra vida.

    El dolor que usted crea ahora es siempre una forma de no aceptación, una forma de resistencia inconsciente a lo que es. En el nivel del pensamiento, la resistencia es una forma de juicio. En el nivel emocional, es una forma de negatividad. La intensidad del sufrimiento depende del grado de resistencia al momento presente, y esta a su vez depende de la fuerza de su identificación con la mente. La mente siempre busca negar el Ahora y escapar de él. En otras palabras, cuanto más identificado esté usted con su mente, más sufre.

    Puede ponerlo en estos términos: cuanto más capaz sea de honrar y aceptar el Ahora, más libre estará del dolor, del sufrimiento y de la mente egótica.

    ¿Por qué habitualmente se niega o se resiste la mente al Ahora? Porque no puede funcionar y permanecer en control sin el tiempo, que es pasado y futuro, así que percibe el Ahora intemporal como una amenaza. El tiempo y la mente son de hecho inseparables.

    Imagínese la Tierra sin vida humana, habitada sólo por plantas y animales. ¿Tendría todavía un pasado y un futuro? ¿Podríamos todavía hablar del tiempo de forma significativa? La pregunta "¿Qué hora es?" o "¿Qué día es hoy?" - si hubiera alguien para hacerla - no tendría ningún sentido. El roble o el águila quedarían perplejos ante tal pregunta. "¿Qué hora?" responderían. "Bueno, es ahora, por supuesto. ¿Qué más?"

    Sí, necesitamos la mente, así como el tiempo, para funcionar en este mundo, pero llega un momento en el que se apoderan de nuestra vida y ahí es donde se establecen la disfunción, el dolor y la tristeza.

    La mente, para asegurarse el control, busca continuamente cubrir el momento presente con el pasado y el futuro, y así la vitalidad y el potencial infinitamente creativo del Ser, que es inseparable del Ahora, queda cubierto por el tiempo, la verdadera naturaleza queda oscurecida por la mente. Se ha acumulado una carga cada vez más pesada de tiempo en la mente humana.

    Todos los individuos sufren bajo este peso, pero también siguen aumentándolo a cada momento, siempre que ignoran o niegan el precioso momento o lo reducen a un medio para obtener un momento futuro, que sólo existe en la mente, no en la realidad. La acumulación de tiempo en la mente humana individual y colectiva también carga una gran cantidad de dolor residual del pasado.

    Si no quiere crear más dolor para usted y para los demás, si no quiere aumentar más el residuo de sufrimiento pasado que aún vive en usted, no cree más tiempo, o al menos no más del necesario para manejar los aspectos prácticos de su vida.

    ¿Cómo detener la producción de tiempo? Dése cuenta profundamente de que el momento presente es todo lo que tiene. Haga del Ahora el foco primario de su vida. Mientras que antes usted habitaba en el tiempo y hacía breves visitas al Ahora, establezca su residencia en el Ahora y haga breves visitas al pasado y al futuro cuando se requieran para manejar los asuntos prácticos de la vida. Diga siempre "sí" al momento presente. ¿Qué podría ser más fútil, más demente, que crear resistencia interior a algo que ya es? ¿Qué podría ser más demente que oponerse a la vida misma, que es ahora y siempre ahora?
    Ríndase a lo que es. Diga "sí" a la vida, y observe cómo esta empieza súbitamente a funcionar a favor suyo y no contra usted.

    El momento presente a veces es inaceptable, desagradable u horrible. Es como es.

    Observe cómo la mente lo etiqueta y cómo este proceso de etiquetado, este continuo permanecer en el juicio, crea dolor e infelicidad. Al observar la mecánica de la mente, usted sale de sus patrones de resistencia y puede entonces permitir ser al momento presente. Esto le permitirá probar el estado de libertad interior de las condiciones externas, el estado de la verdadera paz interior. Entonces vea qué ocurre y actúe si es necesario o posible. Acepte, después actúe. Cualquier cosa que contenga el momento presente, acéptelo como si usted lo hubiera escogido. Trabaje siempre con él, no contra él. Conviértalo en su amigo, en su aliado, no en su enemigo. Esto transformará su vida milagrosamente.

    EL SUFRIMIENTO PASADO: DISOLVER EL CUERPO DEL DOLOR

    Mientras sea incapaz de acceder al poder del Ahora, cualquier dolor emocional que usted experimente dejará un residuo de sufrimiento que permanecerá en usted. Se funde con el dolor del pasado, que ya estaba allá, y se aloja en su mente y en su cuerpo. Esto, por supuesto, incluye el dolor que sufrió cuando niño, causado por la inconsciencia del mundo en el que nació.

    Este dolor acumulado es un campo de energía negativa que ocupa su cuerpo y su mente. Si usted lo considera como una entidad invisible con derecho propio, está bastante cerca de la verdad. Es el cuerpo del dolor emocional. Tiene dos formas de ser: latente y activo. Un cuerpo del dolor puede estar latente el noventa por ciento del tiempo; en una persona profundamente infeliz, sin embargo, puede estar activo hasta el cien por ciento del tiempo. Algunas personas viven casi completamente a través de su cuerpo del dolor, mientras otras pueden experimentarlo solamente en ciertas situaciones, tales como las relaciones íntimas o situaciones ligadas a pérdidas o abandono en el pasado, heridas físicas o emocionales y así sucesivamente.

    Cualquier cosa puede dispararlo, especialmente si resuena con un patrón de dolor de su pasado: Cuando está listo para despertar de su etapa latente, incluso un pensamiento o un comentario inocente hecho por alguien cercano a usted puede activarlo.

    Algunos cuerpos del dolor son molestos, pero relativamente inofensivos, como un niño que no deja de lloriquear, por ejemplo. Otros son monstruos malignos y destructivos, verdaderos demonios. Algunos son violentos físicamente; muchos más lo son emocionalmente. Algunos atacan a las personas que están cerca de usted, otros a usted, que es quien los aloja. Los pensamientos y sentimientos que usted tiene sobre su vida se vuelven entonces profundamente negativos y autodestructivos. Las enfermedades y los accidentes se producen a menudo por eso. Algunos cuerpos del dolor llevan al suicidio a quienes los albergan.

    Cuando usted pensaba que conocía a una persona y de repente se enfrenta por primera vez a esa criatura ajena y desagradable, recibe toda una conmoción. Sin embargo es más importante observarla en usted mismo que en otro. Esté atento a cualquier signo de infelicidad en cualquier forma, puede ser el cuerpo del dolor que despierta. Puede tomar la forma de irritación, impaciencia, humor sombrío, un deseo de hacer daño, ira, cólera, depresión, la necesidad de drama en su relación amorosa y así sucesivamente. Atrápelo en el momento en que despierta de su estado latente.

    El cuerpo del dolor quiere sobrevivir, simplemente como cualquier otra entidad existente, y sólo puede hacerlo si logra que usted inconscientemente se identifique con él. Entonces puede levantarse, dominarlo a usted, "volverse usted", vivir a través de usted. Necesita obtener su "alimento" a través de usted. Se alimentará de cualquier experiencia que resuene con su propio tipo de energía, cualquier cosa que cree más dolor en alguna forma: rabia, destructividad, odio, tristeza, drama emocional, violencia e incluso enfermedad. Así pues, el cuerpo del dolor, cuando lo ha dominado, crea una situación en su vida que refleja su propia frecuencia de energía para alimentarse de ella. El dolor sólo puede alimentarse de dolor. No puede alimentarse de alegría, ya que la encuentra indigestible.

    Una vez que el cuerpo del dolor lo ha dominado, usted quiere más dolor. Se vuelve una víctima o un victimario. Usted quiere infligir dolor, o sufrirlo, o las dos cosas. De hecho no hay mucha diferencia entre ellas.

    Usted no es consciente de esto, por supuesto, y afirmará vehementemente que no quiere sufrir. Pero observe detenidamente y descubrirá que su pensamiento y su conducta están diseñados para conservar el dolor, en usted mismo y en los demás. Si usted fuera verdaderamente consciente de ello, el patrón se disolvería, porque querer más dolor es demencia y nadie está demente conscientemente.

    El cuerpo del dolor, que es la sombra oscura que proyecta el ego, tiene miedo en realidad de la luz de su conciencia. Tiene miedo de que lo descubran. Su supervivencia depende de la identificación inconsciente que usted tiene con él, así como de su miedo inconsciente a enfrentar el dolor que vive en usted. Pero si usted no lo enfrenta, si no trae la luz de su conciencia al dolor, se verá obligado a volverlo a vivir una y otra vez. El cuerpo del dolor puede parecerle un monstruo peligroso que no soporta mirar, pero le aseguro que es un fantasma sin sustancia que no puede prevalecer contra el poder de su presencia.

    Algunas enseñanzas espirituales afirman que todo el sufrimiento es en últimas una ilusión, y es verdad. La cuestión es: ¿Es verdad esto para usted? Una mera creencia no lo hace verdad. ¿Quiere experimentar dolor por el resto de su vida y continuar diciendo que es una ilusión? ¿Lo libera esto de él? De lo que se trata aquí es de cómo puede usted realizar esta verdad, es decir, hacerla real en su propia experiencia.

    Así pues, el cuerpo del dolor no quiere que usted lo observe directamente y lo vea como es. En el momento en que lo observa, en que siente su campo de energía en usted y dirige su atención hacia él, la identificación se rompe. Ha aparecido una dimensión de conciencia más alta. La llamo presencia. Ahora usted es testigo u observador del cuerpo del dolor. Esto significa que no puede usarlo ya aparentando ser usted, y ya no puede reaprovisionarse a través de usted. Usted ha encontrado su fuerza interior. Ha accedido al poder del Ahora.

    ¿Qué le ocurre al cuerpo del dolor cuando nos volvemos suficientemente conscientes como para romper nuestra identificación con él?

    La inconsciencia lo crea; la conciencia lo transmuta en el mismo. San Pablo expresa este principio universal bellamente: "Todo se manifiesta al ser expuesto a la luz, y todo lo que se expone a la luz se vuelve luz ello mismo". Así como usted no puede luchar contra la oscuridad, no puede luchar contra el cuerpo del dolor.

    Intentar hacerlo crearía conflicto interior y por lo tanto más dolor. Observarlo es suficiente. Observarlo implica aceptarlo como parte de lo que es en ese momento.

    El cuerpo del dolor está constituido por energía vital atrapada que se ha separado de su campo de energía total y se ha vuelto temporalmente autónoma por medio del proceso antinatural de la identificación con la mente. Se ha puesto en funcionamiento a sí misma y se ha convertido en anti-vida, como un animal que trata de devorar su propia cola. ¿Por qué cree usted que nuestra civilización se ha vuelto tan destructora de la vida?
    Pero incluso las fuerzas destructoras de la vida son energía vital.

    Cuando usted empiece a dejar de identificarse y se convierta en el observador, el cuerpo del dolor continuará operando por un tiempo y tratará de engañarlo para que se identifique de nuevo con él. Aunque usted ya no lo está energizando a través de su identificación, mantiene cierto impulso, lo mismo que una rueda que continúa girando por un rato aunque ya no esté siendo impulsada. En esta etapa, puede producir también dolores físicos en diferentes partes del cuerpo, pero no durarán. Permanezca presente, consciente. Sea el guardián alerta de su espacio interior.

    Necesita estar suficientemente presente para poder observar el cuerpo del dolor directamente y sentir su energía. Entonces este no podrá controlar su pensamiento. En el momento en que su pensamiento esté alineado con el campo de energía del cuerpo del dolor, usted estará identificado con él y alimentándolo de nuevo con sus pensamientos.

    Por ejemplo, si la ira es la vibración de energía predominante del cuerpo del dolor y usted tiene pensamientos de ira, entreteniéndose con lo que alguien le hizo a usted o lo que usted le va a hacer, se ha vuelto inconsciente, y el cuerpo del dolor se ha convertido en "usted". Donde hay ira hay siempre dolor bajo ella. O cuando lo invade un humor sombrío y usted empieza a entrar en un patrón mental negativo y a pensar lo terrible que es su vida, su pensamiento se ha alineado con el cuerpo del dolor y usted se ha vuelto inconsciente y vulnerable a su ataque. "Inconsciente", en la forma que uso la palabra aquí, significa estar identificado con algún patrón emocional o mental. Implica una ausencia total del observador.

    La atención consciente sostenida corta el lazo entre el cuerpo del dolor y sus procesos de pensamiento y efectúa el proceso de la transmutación. Es como si el dolor se volviera combustible para la llama de su conciencia, que por consiguiente arderá con más brillo. Ese es el significado esotérico del antiguo arte de la alquimia: la transmutación de un metal bajo en oro, del sufrimiento en conciencia. La ruptura interior es curada y usted vuelve a ser completo. Su responsabilidad entonces es no crear más dolor.

    Permítame resumir el proceso. Enfoque la atención en el sentimiento que hay dentro de usted. Reconozca que es el cuerpo del dolor. Acepte que está allí. No piense en él, no deje que el sentimiento se transforme en pensamiento. No juzgue o analice. No se identifique. Permanezca presente y continúe siendo el observador de lo que está ocurriendo dentro de usted. Vuélvase consciente, no sólo del dolor emocional sino también de "el que observa", el observador silencioso. Ese es el poder del Ahora, el poder de su propia presencia consciente.

    Vea entonces lo que ocurre.
    En muchas mujeres, el cuerpo del dolor se despierta particularmente antes del periodo menstrual. Hablaré de esto y de la razón por la que ocurre con más detalle después. Ahora sólo diré esto: si usted es capaz de estar alerta y presente en ese momento y observar lo que pasa en su interior, en lugar de ser dominada por ello, le proporcionará una oportunidad para la práctica espiritual más poderosa, y se hace posible una rápida transmutación de todo el dolor del pasado.

    IDENTIFICACIÓN DEL EGO CON EL CUERPO DEL DOLOR

    El proceso que acabo de describir es profundamente poderoso y, al mismo tiempo, muy simple. Se le podría enseñar a un niño y quizá algún día sea una de las primeras cosas que se enseñen en los colegios. Una vez usted ha aprendido el principio básico de estar presente como un observador de lo que sucede en su interior -y usted lo "comprende" al experimentarlo - tiene a su disposición la más poderosa herramienta para la transformación.

    Esto no busca negarle que puede encontrar una gran resistencia interior al tratar de abandonar la identificación con su propio dolor. Este será el caso particularmente si usted se ha identificado con su cuerpo del dolor la mayor parte de su vida y cree que esta ficción creada por la mente es en realidad usted mismo. En ese caso, el miedo inconsciente a perder su identidad creará una fuerte resistencia a cualquier desidentificación. En otras palabras, usted preferirá permanecer en medio del dolor - ser el cuerpo del dolor - que hacer un salto hacia lo desconocido y arriesgarse a perder su yo familiar y desdichado.

    Si esto se aplica a usted, observe la resistencia que se da en su interior. Observe su apego al dolor propio.

    Esté muy alerta. Observe el placer peculiar que se deriva de ser desdichado. Observe la compulsión a hablar al respecto o pensar en él. La resistencia cesará cuando usted la haga consciente. Entonces podrá concentrar su atención en el cuerpo del dolor, estar presente como un testigo e iniciar su transmutación.

    Sólo usted puede hacer esto. Nadie puede hacerlo por usted. Pero si usted es lo suficientemente afortunado como para encontrar personas que son intensamente conscientes, si puede estar con ellas y unirse a su estado de presencia, tal eventualidad podría servirle de ayuda y acelerar el transcurso de las cosas. De tal forma, su propia luz se hará rápidamente más fuerte.

    Cuando un tronco que apenas se ha encendido es puesto junto a otro que ya arde con vehemencia, y son separados luego de un tiempo, el primer tronco quedará ardiendo con mayor intensidad. Después de todo, se trata de un mismo fuego. Convertirse en un fuego tal es una de las funciones de un maestro espiritual. Algunos terapeutas también pueden cumplir esa función, si han ido más allá del nivel de la mente y si pueden crear y mantener un estado de tensa presencia consciente mientras trabajan con usted.

    EL ORIGEN DEL MIEDO

    Usted mencionó el miedo como parte de nuestro dolor emocional subyacente básico. ¿Cómo surge el miedo y por qué hay tanto en la vida de las personas? ¿Cierta cantidad de miedo podría ser simplemente autoprotección saludable? Si yo no temiera al fuego, podría poner la mano en él y quemarme.

    La razón por la que usted no pone la mano en el fuego no es por miedo, es porque sabe que se quemará. No necesita al miedo para evitar el peligro innecesario, sólo un mínimo de inteligencia y de sentido común. Para estos asuntos prácticos es útil aplicar las lecciones aprendidas en el pasado. Ahora bien, si alguien lo amenazara con fuego o con violencia física, podría experimentar algo parecido al miedo. Se trata de un retirarse instintivo del peligro, pero no es la condición psicológica del miedo de la que estamos hablando aquí. La condición psicológica del miedo está divorciada de cualquier peligro inmediato concreto y verdadero. Se presenta de muchas formas: incomodidad, preocupación, ansiedad, nerviosismo, tensión, temor, fobia, etcétera. Este tipo de miedo psicológico se refiere siempre a algo que podría pasar, no a algo que está ocurriendo ahora.

    Usted está en el aquí y ahora mientras que su mente está en el futuro. Esto crea una brecha de ansiedad. Y si usted está identificado con su mente y ha perdido el contacto con el poder y la simplicidad del Ahora, esta brecha de ansiedad será su compañera constante. Usted puede siempre hacer frente al momento presente, pero no puede manejar algo que es sólo una proyección de la mente, usted no puede hacerle frente al futuro.

    Por otra parte, mientras esté identificado con su mente, el ego gobernará su vida, como he señalado antes.

    Por su naturaleza fantasmal, y a pesar de los elaborados mecanismos de defensa, el ego es muy vulnerable e inseguro, y se ve a sí mismo constantemente amenazado. Ese, a propósito, es el caso incluso si el ego exteriormente aparece muy seguro de sí mismo. Ahora bien, recuerde que una emoción es la reacción del cuerpo a su mente. ¿Qué mensaje del ego está recibiendo el cuerpo continuamente, el falso ser elaborado por la mente? Peligro, estoy amenazado. ¿Y cuál es la emoción que genera este mensaje continuo? Miedo, por supuesto.

    El miedo parece tener muchas causas. Miedo a una pérdida, miedo al fracaso, miedo a ser herido, etcétera, pero en últimas el miedo es el miedo del ego a la muerte, a la aniquilación. Para el ego, la muerte está siempre a la vuelta de la esquina. En este estado de identificación con la mente, el miedo a la muerte afecta todos los aspectos de su vida. Por ejemplo, incluso algo aparentemente tan trivial y "normal" como la necesidad compulsiva de tener razón en una discusión y hacer ver que el otro está equivocado - defendiendo la posición mental con la que usted se ha identificado - se debe al miedo a la muerte. Si usted se identifica con una posición mental, en el caso de estar equivocado, su sentido de sí mismo basado en la mente se siente seriamente amenazado con la aniquilación. Así que usted, como el ego, no puede estar equivocado. Estar equivocado es morir. Se han hecho guerras por esto e innumerables relaciones se han roto.

    Una vez que usted ha dejado de identificarse con su mente, que tenga o no tenga razón no influye en su sentido de usted mismo para nada, así que la necesidad forzosamente compulsiva y profundamente inconsciente de tener la razón, que es una forma de violencia, no aparecerá. Usted puede establecer clara y firmemente cómo se siente o qué piensa, pero no habrá agresividad o actitud defensiva en ello. Su sentido de sí mismo se derivará entonces de un lugar más auténtico y profundo dentro de usted mismo, no de la mente.

    Preste atención a cualquier tipo de actitud defensiva en usted. ¿Qué está defendiendo? Una identidad ilusoria, una imagen de su mente, una entidad ficticia. Al hacer consciente ese patrón, al ser testigo de él, usted deja de identificarse con él. Bajo la luz de su conciencia, el patrón inconsciente se disolverá rápidamente. Este es el final de todas las disputas y los juegos de poder, que son tan corrosivos para las relaciones. El poder sobre los demás es debilidad disfrazada de fuerza. El verdadero poder está dentro, y está disponible para usted ahora.

    Así que cualquiera que esté identificado con su mente y, por tanto, desconectado de su verdadero poder, de su ser más profundo que se arraiga en el Ser, tendrá al miedo como su compañero constante. El número de personas que han ido más allá de la mente es todavía extremadamente pequeño, así que usted puede asumir que prácticamente todos los que usted conozca o se encuentre viven en un estado de miedo. Lo único que varía es la intensidad del mismo. Fluctúa entre la ansiedad y el terror en un extremo de la escala y una vaga incomodidad y una sensación distante de amenaza en el otro. La mayoría de las personas se hacen conscientes de él sólo cuando adquiere una de sus formas más agudas.

    LA BÚSQUEDA DEL EGO DE LA TOTALIDAD

    Otro aspecto del dolor emocional que forma parte intrínseca de la mente egotista es una sensación profundamente arraigada de carencia o falta de totalidad, de no estar completo. En algunas personas, esto es consciente, en otras inconsciente. Si es consciente se manifiesta como el sentimiento agitado y constante de no ser valioso o suficientemente bueno. Si es inconsciente, sólo se sentirá indirectamente como un intenso anhelo, deseo y necesidad. En cualquiera de los dos casos, las personas se embarcan a menudo en una persecución compulsiva de gratificaciones para el ego y de cosas con las cuales identificarse para llenar el vacío que sienten dentro. Así, se esfuerzan por perseguir posesiones, dinero, éxito, poder, reconocimiento o una relación especial, básicamente con el fin de sentirse mejor consigo mismos, de sentirse completos. Pero incluso cuando alcanzan todas esas cosas, descubren pronto que el vacío está todavía allí, que no tiene fondo. Entonces están realmente en problemas, porque no pueden engañarse más a sí mismos. Bueno, pueden y lo hacen, pero se vuelve más difícil.


    Mientras la mente egotista esté gobernando su vida, usted no puede estar verdaderamente en paz; usted no puede estar en paz y realizado excepto por breves intervalos cuando obtuvo lo que quería, cuando un anhelo acaba de ser cumplido. Puesto que el ego es un sentido de sí mismo derivado, necesita identificarse con cosas externas. Necesita ser defendido y alimentado constantemente. Las identificaciones del ego más comunes tienen que ver con las posesiones, el trabajo que uno hace, el nivel social y el reconocimiento, el conocimiento y la educación, la apariencia física, las habilidades especiales, las relaciones, la historia personal y familiar, los sistemas de creencias y también a menudo identificaciones políticas, nacionalistas, raciales, religiosas y otras de carácter colectivo. Ninguna de ellas es usted.

    ¿Encuentra esto aterrador? ¿O es un alivio saberlo? A todo esto tendrá que renunciar tarde o temprano.

    Quizá lo encuentra todavía difícil de creer y realmente no le pido que crea que su identidad no puede encontrarse en ninguna de estas cosas. Usted sabrá la verdad de ello por usted mismo. Usted lo sabrá por tarde cuando sienta que la muerte se acerca. La muerte es desnudarse de todo lo que no es usted. El secreto de la vida es "morir antes de morir" y descubrir que no hay muerte. 

    Ver capítulos anteriores del Taller de Autoestima
    Del Taller de Autoestima de Juan Carlos Fernández. Capítulo 311 Volumén 2: La Conciencia, el Escape del Dolor


  • 5 actitudes negativas de otros en tu vida que no debes tolerar

    ¿Alguna vez has sentido como te mereces algo mejor? Entonces ¿por qué conformarte con algo menos de lo que deseas? 

    Puedes decidir a partir de ahora que no vas a tolerar el mal comportamiento en tu vida. Las personas que intentan derribarte te sacan tu energía y hacen que te sientas miserable. 

    ¿Por qué aceptarlo cuando puedes eliminar el mismo tipo de comportamiento? Si deseas cambiar cómo la gente te trata y desintoxicar tu vida de la negatividad, aquí hay 6 comportamientos que no debes permitir en su vida.

    La negatividad.
    Vivimos en un mundo donde los problemas de la gente realmente puede acercarlos más a ti que con sus éxitos. La mayoría de las personas no sólo están cómodas de compartir su problema, pero esto también se ha convertido en una manera de hacer amigos. Cuando oyes a alguien tratando de iniciar una conversación con usted usando la negatividad como catalizador, recuerda que no necesitas más drama en su vida. Elige tu salud a lo largo de eso, elige permanecer en tu actitud de “no complicaciones” en lugar de alimentar tu alma con energía sin recursos.

    La subestimación de tus habilidades y fuerza

    No dejes que nadie te diga que no puedes conseguir algo que quieres. Mantente fiel a ti mismo y a tus sueños. No dejes de hacer algo que te gusta porque alguien piensa diferente que tú. Lo importante es que tu creas en tu potencial. Eres lo suficientemente fuerte como para perseguir tus ambiciones más deseables.

    Mentiras.

    Prestar atención a lo que dice la gente y lo que hacen en realidad, sin duda te ayudará a ver quiénes son la gente honesta en tu vida. Si te ves atrapado en la trampa de la mentira de una persona una vez más, esto es una señal de que debes recordarte que debes tener más cuidado la próxima vez que te comuniques con ellos. Y las acciones, recuerda- hablan más que las palabras.

    Bullying.

    La intimidación no es un problema sólo entre los niños y adolescentes. Es un tema muy común en los adultos también. Muchas personas simplemente no lo reconocen porque generalmente la agresión verbal está disfrazada de otros tipos de comportamiento intolerante. La intimidación no es algo que simplemente debe ser aceptado. Nadie tiene el derecho de hacerte sentir mal por lo que realmente eres. Lamentablemente, siempre habrá personas que tratan de poner mal a otros diciéndoles malas palabras. Este tipo de gente hará todo lo posible para tumbarte, pero es tu responsabilidad de no permitir que eso suceda. Al principio, puede parecer alarmante luchar con su comportamiento tóxico, pero estarás feliz de haberlo hecho. Por lo tanto, está al tanto de las personas que están tratando de hacerte sentir inferior. Pero también toma nota de que la intimidación puede incluso venir de las personas más inesperadas, por ejemplo, tus amigos o familiares. Está alerta de cómo otros te tratan y cuando sea necesario, enfréntalos.

    Otros toman el control sobre tu vida

    Tú eres el arquitecto de tu propio mundo. ¿Por qué podrías dejar a alguien más decidir cómo manejar tu vida? Por supuesto, es humano sentirse fuera de control y pedir a alguien ayuda, pero no dejes que ellos tomen las riendas de su vida.

    La violencia física y abuso


    Si eres sobreviviente del abuso físico o has sido el bloque entre un abusador y alguien cercano a ti, si trataste de perdonar y seguir adelante con tu vida, usted es un héroe! La mayoría de la gente sabe que la violencia física es un problema grave que nunca debe ser ignorado y nunca se debe tolerar este tipo de comportamiento, pero todavía es sorprendente cómo muchas familias y relaciones están pasando por esto ahora mismo. Así que, si conoces a alguien que está luchando con esto o ha tenido tal experiencia antes, dále una mano de ayuda y anímales a dejar de lado su pasado, la ira, para que puedan seguir adelante con su vida de manera saludable.

    Eres una suma de tus opciones de vida, así que elige sabiamente qué tipo de comportamientos hacia ti mismo tolerar. Recuerda que tú eres responsable de tu vida y que eres más fuerte de lo que piensas. Vive bien y no te conformes con menos de lo que deseas.

    Redacción: equipo de Vida Lúcida


  • Test del supersticioso

    Las supersticiones son ese tipo de conductas que hacemos ―o dejamos de hacer― ante una situación determinada porque creemos que con ella se logra o se evita otra, pongamos por caso, no pasar bajo los arcos porque trae mala suerte o tener un amuleto con nosotros para la buena fortuna. Son rituales irracionales, aunque la realidad confirme lo contrario.

    Por supuesto que hay supersticiosos de sobra, así que hoy decidimos dejarles el siguiente test para que vean qué tanto creen en la mala suerte, los gatos, los espejos rotos, las patas de conejo, el trébol de cuatro hojas y las herraduras.

    Lo único que deben hacer es escoger la respuesta más adecuada a su creencia, y luego mirar los resultados.

    1. Si ves un gato negro
    A) Me quedo viéndolo. ¡Qué mono!
    B) Paso olímpicamente sobre él.
    C) Me tapo los ojos para no verlo.

    2. Si algún familiar pone la barra de pan al revés
    A) Corto un trozo y me lo como.
    B) Lo dejo tal y como está, no me molesta.
    C) Le doy vuelta rápidamente.

    3. Si alguien pasa debajo de una escalera
    A) Si no hay de otra, también paso.
    B) Me da igual, pero ¡yo no paso!
    C) ¡Pobre! Lo que le espera...

    4. Se te cayó el espejo
    A) ¡El espejo! ¿Se habrá roto?
    B) ¡Uups!
    C) ¡Nooo! ¡Son 7 años!

    5. ¿Y si se rompió?
    A) ¡Ahora tengo que comprar otro!
    B) ¡Ay! Ya es el tercero este mes.
    C) ¡7 años! ¡7 años...!

    6. Si te dan a escoger un número del 1 al 20
    A) Elijo el 13, es mi preferido.
    B) Cualquiera, ¡me da igual!
    C) Voy con cualquiera menos el 13.

    7. Se te cayó el bote de la sal
    A) Qué paseada, seguro que se esparció todita...
    B) ¡Uups!
    C) ¡Ay! ¿La sal? Esto me huele mal...

    8. Resulta que sí se esparció
    A) A recogerla antes de que vengan los invitados.
    B) ¡Maldito bote, lo sabía! Ahora hay que aguantar las consecuencias.
    C) ¿Ahora qué me va pasar?

    9. Si hay trece en una mesa
    A) ¡A comer!
    B) Seguro que no pasa nada.
    C) ¡Alguien tiene que abandonar la mesa, si no, uno de nosotros morirá el próximo año!.


    10. Si te regalan un arma
    A) ¡Qué mona! La cuelgo y ya.
    B) No la cuelgo en la pared, no me gustan las armas.
    C) No la acepto, es de mala suerte.

    Ya se acabó el test
    A) Bueno, veamos el resultado...
    B) ¿Viste en qué número termina?
    C) OK.

    RESULTADOS
    Mayoría A: No está mal. No eres supersticioso, pero de seguro gozas con cada ocurrencia de los que sí creen.

    Mayoría B: Estás en la cuerda floja, a un paso de ser un completo creyente de que la pata de conejo trae buena suerte.

    Mayoría C: ¡Eres superticios@! Evitas pasar debajo de una escalera, abrir un paragua dentro de la casa o tocar madera, 

    ¿Cuál  es tu superstición?

    Fuente: doctissimo.es


  • ¿Por qué me duele un Dedo del Pie?

    En este artículo hablaremos de una visión no tradicional del dolor de pies, pues hay muchas maneras de entender el sufrimiento y que además puede ayudarnos a comprender la enfermedad de otra manera.

    ¿Alguna vez has pensado que simbolizan los pies?

    Son muchas las personas que no valoran sus pies, no les ofrecen ningún tipo de cuidado ni de mimo mientras que al resto de su cuerpo le ofrece culto.

    En realidad, nuestros pies son nuestro contacto con la tierra, con la vida, con el sentir. Los pies simbolizan nuestras raíces, son los que nos sostienen y nos permiten la movilidad, la estabilidad. Si partimos de esta concepción ¿No se merecen tus pies los mejores cuidados?

    Qué simboliza cada dedo de los pies

    Aquellos que estáis familiarizados con los masajes o la reflexología podal, seguro que habéis escuchado en alguna ocasión que en los pies se refleja todo el organismo, dependiendo de la zona del pie estaríamos estimulando una parte del cuerpo.

    Si nos alejamos de la medicina tradicional, cuando se hablan de problemas en los dedos de los pies estamos haciendo mención a una insatisfacción emocional que relaciona con una necesidad de auto-realización no alcanzada, con la posición que uno ocupa en la vida y entre los suyos, con una sensación de falta de alimentación.

    En este caso nos encontramos con que cada dedo representa un área de la vida:

    Dedo meñique: Este dedo representa nuestra forma de relacionarnos con los demás, cuando se sufre algún tipo de dolor simboliza que la forma en la que nos estamos relacionando no satisface nuestras expectativas o puede resultarnos dolorosa. Este daño puede simbolizar la búsqueda de un cambio hacia algo mejor, un deseo de sustituir los hábitos por algo nuevo.

    Dedo anular: Representa la justicia y, por tanto, la injusticia. En este caso, cuando se sufre algún tipo de daño en este dedo se asocia a una elevada tensión debida a una situación de injusticia en una relación.

    Dedo corazón: En este dedo se refleja la estabilidad y el equilibrio del ser, por tanto, cuando tenemos dolor en este dedo estamos haciendo referencia a una dificultad para encontrar la estabilidad y el equilibrio dentro de las relaciones personales, lo que puede derivar en un miedo a continuar hacia adelante.

    Dedo índice: Este dedo simboliza el mundo profesional y el material, de esta manera, cuando se sufre algún tipo de daño en este dedo simboliza que hay algún problema de aceptación sobre una cuestión relacionada en ese campo.


    Dedo pulgar: Este dedo recibe todo el apoyo del pie, es el principal por lo que también simboliza el avance de las relaciones. Cuando se sufre algún tipo de daño se está indicando que hay tensiones con el mundo exterior, si duele la parte interna del dedo hablaríamos de problemas materiales mientras que si es la cara externa, son conflictos afectivos. Se dice que cuando este dedo se cruza con los otros, es decir, está desviado, se está mostrando una dificultad para ocupar el lugar que le corresponde, ya sea por problemas personales o por las imposiciones de su entorno.

    Fuente: Viviendo Sanos.com


  • Ejercicios para ver el Aura
    Imagen: Kim Peace

    ¿Somos algo más que un simple cuerpo físico?


    A simple vista, parece que seamos solo un cuerpo material, que funciona por mecanismos físicos. Nuestra piel, huesos, músculos, órganos y muchos otros tejidos nos permiten funcionar y cumplir las funciones básicas de un ser humano.

    Pero somos algo más que eso, además de nuestro cuerpo físico, tenemos un sistema de energías sutiles que rodea nuestro cuerpo, es lo que popularmente se conoce como aura.

    ¿Qué es el aura?

    El aura es la envoltura de energía sutil que rodea tanto a los seres vivos como a los objetos inanimados. Se trata de campos energéticos que contienen una enorme cantidad de información sobre nosotros. El aura es una extensión de nuestro cuerpo físico y está compuesta por energía electromagnética muy fina que rodea todo nuestro organismo.

    Nuestros sistemas de energía sutil están en constante interconexión, transmitiendo y recibiendo complejos mensajes. Este campo electromagnético nos permite entrar en contacto con nuestro plano psíquico.

    ¿Se puede ver el aura?

    Tal vez no veas tu aura a simple vista, pero es fácil aprender a hacerlo. Existen personas que son capaces de ver el aura de manera natural, sin esfuerzo, pero el resto de nosotros tenemos que entrenarnos para detectarla. Es un proceso mucho más sencillo de lo que podrías imaginar.

    Aprende a ver tu aura

    Empieza aprendiendo a ver el aura alrededor de tus manos, y después podrás seguir el mismo procedimiento para verte el aura alrededor de otras partes del cuerpo. Al principio solo verás tu cuerpo etérico, que es la zona del aura más cercana al cuerpo físico; con la práctica verás más capas. Te resultará más fácil aprender a detectar tu aura si estás relajado y con la mente tranquila. Por lo que te vendrá bien practicar alguna técnica de relajación antes de comenzar.

    Aquí te explicamos un sencillo ejercicio que podrías utilizar para relajarte:

    Ejercicio de relajación

    • Siéntate cómodamente con los pies apoyados en el suelo. Si no puedes apoyar los pies en el suelo, hazlo en tu imaginación.
    • Toma tres respiraciones profundas, soltando cualquier tensión que sientas con cada expiración. A continuación, respira con normalidad.
    • Imagina que crecen raíces de las plantas de tus pies hacia el suelo. Oye o ve cómo estas raíces penetran profundamente en la corteza terrestre, llegando hasta el centro del planeta. Percibe que están creciendo y multiplicándose, y al hacerlo están conectándote con la energía y la solidez de la tierra.
    • Ahora imagina que la energía de la tierra está subiendo por las raíces hacia tus pies, llenando todo tu cuerpo con luz blanca. Quizá te guste imaginar que la energía fluye hacia dentro con cada inspiración hasta tener todo el cuerpo inundado de luz.

    Cómo ver tu aura paso a paso


    1. Siéntate en una silla cómoda, frente a una pared lisa y de color claro. No te sientes directamente bajo la luz del sol o con una luz artificial apuntándote.

    2.Estira tu brazo derecho, con el dorso de la mano mirando hacia ti. Ahora mira el espacio que queda entre tus dedos extendidos y la pared, sin mirar directamente a ninguno de ellos. Permite que tus ojos se relajen.

    3. Empezarás a ver un perfil borroso, blanco o gris, alrededor de tus dedos. Eso es tu aura. Continúa mirando al espacio entre tus dedos y la pared. El perfil blanco o gris empezará a cambiar de color, y generalmente empezará a volverse azul.

    4. Cuando hayas contemplado el aura alrededor de tus manos, reorienta la atención para ver el aura alrededor de tu cabeza. Ponte frente a un espejo, con una pared lisa y de color pálido detrás de ti. Relájate y céntrate como antes.


    5. Mira al espacio por encima de tu cabeza, dejando que tus ojos se relajen. Pronto empezarás a ver un perfil borroso, gris o blanco, alrededor de tu cabeza, que acto seguido se transformará en una sombra azul.Esto es tu cuerpo etérico.

    Como cualquier otra habilidad que quieras desarrollar, la práctica es la base del éxito. Cuanto más practiques, más rápidamente podrás ver tanto tu aura como el de otros y cada vez con más claridad y amplitud.

    No te dejes desanimar por los pensamientos negativos, con empeño y una actitud positiva se consigue mucho más de lo que te puedas imaginar.

    Fuente: La Guia Esoterica

    Articulo relacionado: Descubre de qué color es tu aura


  • Tú no eres tú Mente
    Cada día la vida te da una nueva oportunidad para recomenzar, cambiar y crear un destino diferente. Y no es culpa de la vida si tu decidas llenar este nuevo instante con las penas, rencores y temores del pasado.
    Pierre Agustín


    USTED NO ES SU MENTE. EL MAYOR OBSTÁCULO PARA LA ILUMINACIÓN
    La iluminación, ¿qué es eso?

    Un mendigo había estado sentado más treinta años a la orilla de un camino. Un día pasó por allí un desconocido. "Una monedita", murmuró mecánicamente el mendigo, alargando su vieja gorra de béisbol.

    "No tengo nada que darle", dijo el desconocido. Después preguntó: "Qué es eso en lo que está sentado?"

    "Nada", contestó el mendigo. "Sólo una caja vieja. Me he sentado en ella desde que tengo memoria".

    "¿Alguna vez ha mirado lo que hay dentro?", preguntó el desconocido. "No" dijo el mendigo. "¿Para qué? No hay nada dentro". "Échele una ojeada", insistió el desconocido. El mendigo se las arregló para abrir la caja.

    Con asombro, incredulidad y alborozo, vio que la caja estaba llena de oro.

    Yo soy el desconocido que no tiene nada que darle y que le dice que mire dentro. No dentro de una caja como en la parábola, sino en un lugar aún más cercano, dentro de usted mismo.

    "¡Pero yo no soy un mendigo! ", le oigo decir.

    Los que no han encontrado su verdadera riqueza, que es la alegría radiante del Ser y la profunda e inconmovible paz que la acompaña, son mendigos, incluso si tienen mucha riqueza material. Buscan afuera mendrugos de placer o de realización para lograr la aceptación, la seguridad o el amor, mientras llevan dentro un tesoro que no sólo incluye todas esas cosas sino que es infinitamente mayor que todo lo que el mundo pueda ofrecer.

    La palabra iluminación evoca la idea de un logro sobrehumano y el ego quiere conservar las cosas así, pero es simplemente el estado natural de sentir la unidad con el Ser. Es un estado de conexión con algo inconmensurable e indestructible, algo que, casi paradójicamente, es esencialmente usted y sin embargo es mucho más grande que usted. Es encontrar su verdadera naturaleza más allá del nombre y de la forma. La incapacidad de sentir esta conexión da lugar a la ilusión de la separación, de usted mismo y del mundo que lo rodea. Entonces usted se percibe a sí mismo, consciente o inconscientemente, como un fragmento aislado.

    Surge el miedo y el conflicto interior y exterior se vuelve la norma.

    Me encanta la sencilla definición de la iluminación dada por Buda como "el fin del sufrimiento". No hay nada sobrehumano en esto, ¿cierto? Por supuesto, como toda definición, es incompleta. Sólo dice lo que la iluminación no es: no es sufrimiento. ¿Pero qué queda cuando ya no hay sufrimiento? El Buda no habla sobre esto y su silencio implica que usted tiene que averiguarlo por sí mismo. Usa una definición negativa para que la mente no la convierta en algo que se deba creer o en un logro sobrehumano, una meta que es imposible de alcanzar. A pesar de esta precaución, la mayoría de los budistas aún cree que la iluminación es para el Buda, no para ellos, al menos no en esta vida.

    Usted usó la palabra Ser. ¿Qué es lo que quiere decir con eso?

    El Ser es la única Vida, eterna, siempre presente, más allá de las miles de formas de la vida que están sujetas al nacimiento y a la muerte. Sin embargo, el Ser no sólo está más allá, sino también profundamente dentro de cada forma como su esencia más íntimamente invisible e indestructible. Esto significa que es accesible a usted ahora como su propio ser más profundo, su verdadera naturaleza. Pero no busque captarlo con la mente. No trate de entenderlo. Usted puede conocerlo sólo cuando la mente está inmóvil.

    Cuando usted está presente, cuando su atención está completa e intensamente en el Ahora, se puede sentir el Ser, pero nunca puede ser entendido mentalmente. Recuperar la conciencia del Ser y permanecer en ese estado de "sentimiento-realización" es la iluminación.

    Cuando usted dice Ser ¿está hablando de Dios? Si es así ¿por qué no lo dice?

    La palabra Dios se ha vuelto vacía de significado a través de miles de años de mal uso. Yo la uso a veces, pero lo hago poco. Por mal uso entiendo que las personas que nunca han tenido ni un atisbo del reino de lo sagrado, de la infinita vastedad que hay detrás de esta palabra, la usan con gran convicción, como si supieran de qué están hablando. O argumentan contra él, como si supieran qué es lo que están negando.

    Ese mal uso da lugar a creencias y afirmaciones absurdas y a engaños del ego, tales como "Mi o nuestro Dios es el único Dios verdadero y tu Dios es falso" o la famosa afirmación de Nietzsche "Dios ha muerto". La palabra Dios se ha convertido en un concepto cerrado. En el momento en que se pronuncia, se crea una imagen mental, quizá ya no la de un anciano de barba blanca, pero si una representación mental de alguien o algo externo a uno y, casi inevitablemente, algo o alguien masculino.

    Ni Dios ni Ser ni ninguna otra palabra pueden definir o explicar la inefable realidad que hay detrás de ellas, así que la única cuestión importante es si la palabra es una ayuda o un obstáculo para permitirle a usted experimentar Aquello que señala. ¿Señala más allá de sí misma, hacia esa realidad trascendental o tiende demasiado fácilmente a volverse solamente una idea en su cabeza en la que usted cree, un ídolo mental?

    La palabra Ser no explica nada, pero tampoco lo hace la palabra Dios. Sin embargo Ser tiene la ventaja de que es un concepto abierto. No reduce lo infinito invisible a una entidad finita. Es imposible formarse una imagen mental de ello. Nadie puede reclamar la posesión exclusiva del Ser. Es su propia esencia y es inmediatamente accesible a usted como la sensación de su propia presencia, la comprensión de Yo soy que es anterior a yo soy esto o yo soy aquello. Así que hay solamente un pequeño paso de la palabra Ser a la experiencia del Ser.

    ¿Cuál es el mayor obstáculo para experimentar esta realidad?
    La identificación con su mente, que hace que el pensamiento se vuelva compulsivo. No ser capaz de dejar de pensar es una calamidad terrible, pero no nos damos cuenta de ello así que se considera normal. Este ruido mental incesante nos impide encontrar ese reino de quietud interior que es inseparable del Ser. También crea un falso ser hecho por la mente que arroja una sombra de temor y de sufrimiento.

    Observaremos todo esto con más detalle posteriormente.

    El filósofo Descartes creía que había encontrado la verdad fundamental cuando hizo su famosa aseveración: "Pienso, luego existo". De hecho había dado expresión al error básico: equiparar pensar con Ser e identidad con pensamiento. El pensador compulsivo, lo que quiere decir casi todo el mundo, vive en un estado de separación aparente, en un mundo enfermizamente complejo de problemas y conflictos continuos, un mundo que refleja la creciente fragmentación de la mente. La iluminación es un estado de totalidad, de estar "en unión" y por lo tanto en paz. En unión con la vida en su aspecto manifestado, el mundo, así como con su ser más profundo y con la vida no manifestada, en unión con el Ser. La iluminación no es sólo el fin del sufrimiento y del conflicto continuo interior y exterior, sino también el fin de la temible esclavitud del pensamiento incesante. ¡Qué increíble liberación!

    La identificación con su mente crea una pantalla opaca de conceptos, etiquetas, imágenes, palabras, juicios y definiciones que bloquea toda relación verdadera. Se interpone entre usted y su propio yo, entre usted y su prójimo, entre usted y la naturaleza, entre usted y Dios. Es esta pantalla de pensamiento la que crea la ilusión de la separación, la ilusión de que existe usted y un "otro" totalmente separado. Entonces olvida el hecho esencial de que, bajo el nivel de las apariencias físicas y de las formas separadas, usted es uno con todo lo que es. Con "olvidar" quiero decir que usted ya no puede sentir esta unidad como una realidad auto-evidente. Puede que crea que es verdad, pero ya no sabe que es verdad. Una creencia puede ser consoladora. Sin embargo sólo a través de su propia experiencia se vuelve liberadora.

    Pensar se ha vuelto una enfermedad. La enfermedad ocurre cuando las cosas se desequilibran. Por ejemplo, no hay nada malo en que las células se multipliquen y dividan en el cuerpo, pero cuando este proceso continúa sin tener en consideración el organismo total, las células proliferan y tenemos una enfermedad.

    Nota: la mente es un instrumento magnífico si se usa correctamente. Utilizada en forma  inadecuada, sin embargo, se vuelve muy destructiva. Para decirlo en forma más exacta, no es tanto que usted la utilice inadecuadamente, generalmente usted no la utiliza en absoluto. Ella lo utiliza a usted. Esa es la enfermedad. Usted cree que usted es su mente. Ese es el engaño. El instrumento se ha apoderado de usted.

    No estoy del todo de acuerdo. Es cierto que tengo muchos pensamientos inútiles, como la mayoría de las personas, pero todavía puedo escoger usar mi mente para lograr cosas y lo hago todo el tiempo. Sólo porque puede resolver un crucigrama o construir una bomba atómica no quiere decir que usted use su mente. Así como a los perros les encanta roer huesos, a la mente le encanta hincarle el diente a los problemas. Por eso hace crucigramas y construye bombas atómicas. Usted no tiene interés en ninguna de estas dos cosas. Déjeme preguntarle esto:

    ¿Puede liberarse de su mente a voluntad? ¿Ha encontrado el botón de apagar?¿Usted se refiere a dejar de pensar completamente? 

    No, no puedo, excepto quizá por un momento. Entonces la mente lo está usando. Usted está identificado inconscientemente con ella, de forma que ni siquiera sabe que es su esclavo. Es casi como si usted estuviera poseído sin saberlo y por lo tanto toma a la entidad que lo posee por usted mismo. El comienzo de la libertad es la comprensión de que usted no es la entidad que lo posee, el que piensa. Saber esto le permite observar a esa entidad. En el momento en que usted empieza a observar al que piensa se activa un nivel más alto de conciencia. Entonces usted comienza a darse cuenta de que hay un vasto reino de inteligencia más allá del pensamiento, que el pensamiento es sólo un minúsculo aspecto de esa inteligencia. También se da cuenta de que todo lo que importa verdaderamente - la belleza, el amor, la creatividad, la alegría, la paz interior - surgen de un lugar más allá de la mente. Usted comienza a despertar.

    LIBERARSE DE SU MENTE
    ¿Qué es exactamente con "observar al que piensa"?

    Cuando alguien va al médico y dice: "Oigo una voz en mi cabeza" probablemente lo remitirán a un psiquiatra. El hecho es que, de forma muy similar, prácticamente todo el mundo oye una voz, o varias voces, en su cabeza, todo el tiempo: los procesos involuntarios de pensamiento que usted no se da cuenta que puede detener. Los monólogos o diálogos continuos.

    Usted probablemente se ha cruzado en la calle con "locos" que hablan o murmuran para sí mismos incesantemente. Bueno, esto no es muy diferente de lo que usted y otras personas "normales" hacen, excepto por el hecho de que usted no lo hace en voz alta. La voz comenta, especula, juzga, compara, se queja, acepta, rechaza, y así sucesivamente. La voz no es necesariamente relevante para la situación en la que usted se encuentra en ese momento; puede estar revisando el pasado reciente o lejano o ensayando o imaginando posibles situaciones futuras. En este caso, frecuentemente imagina resultados negativos o problemas; este proceso se llama "preocuparse". A veces esta pista de sonido va acompañada por imágenes visuales o "películas mentales".

    Incluso si la voz es relevante para la situación del momento, la interpretará de acuerdo con el pasado. Esto se debe a que la voz pertenece a su mente condicionada, que es el resultado de toda su historia pasada así como del escenario mental de la cultura colectiva que usted heredó. Así, usted ve y juzga el presente con los ojos del pasado y obtiene una visión de él totalmente distorsionada. No es raro que esa voz sea el peor enemigo de la persona. Muchos viven con un torturador en la cabeza que continuamente los ataca y los castiga y les drena la energía vital. Esto causa sufrimiento e infelicidad así como enfermedad.

    Lo bueno es que usted puede liberarse de su mente. Esa es la única liberación verdadera. Usted puede dar el primer paso ahora mismo. Empiece por oír la voz de su cabeza tan a menudo como pueda. Preste atención especial a cualquier patrón de pensamiento repetitivo, esos viejos discos que han sonado en su cabeza quizá durante años. Eso es a lo que llamo "observar al que piensa", que es otra forma de decir: escuche la voz de su cabeza, esté allí como si fuese un testigo.

    Cuando usted escuche esta voz hágalo imparcialmente. Es decir, no juzgue. No juzgue o condene lo que oye, porque hacerlo significaría que la misma voz ha vuelto a entrar por la puerta trasera. Pronto empezará a darse cuenta de esto: está la voz y estoy yo escuchándola, observándola. Esta comprensión del Yo soy, esta sensación de su propia presencia, no es un pensamiento. Surge de más allá de la mente.

    Así pues, cuando usted escucha un pensamiento, usted es consciente no sólo del pensamiento, sino de usted mismo como testigo de él. Ha aparecido una nueva dimensión de conciencia. Mientras oye al pensamiento usted siente una presencia consciente - su ser más profundo - más allá o debajo del pensamiento, como quien dice. El pensamiento entonces pierde su poder sobre usted y rápidamente se calma porque usted ya no le da energía a la mente por medio de la identificación con ella. Este es el comienzo del fin del pensamiento involuntario y compulsivo.

    Cuando un pensamiento pierde fuerza, usted experimenta una discontinuidad en la corriente mental, una brecha de "no mente". Al principio las brechas serán cortas, unos segundos tal vez, pero gradualmente se harán más largas. Cuando ocurren esas rupturas usted experimenta cierta quietud y paz dentro de usted. Es el comienzo de su estado natural de percepción de la unidad con el Ser, que generalmente está oscurecida por la mente. Con la práctica, la sensación de quietud y paz se hará más profunda. De hecho, esta profundidad no tiene fin. También sentirá una sutil emanación de gozo que surge de lo profundo de su interior: el gozo de Ser.

    No se trata de un estado de trance, en absoluto. Aquí no hay pérdida de conciencia, es todo lo contrario. Si el precio de la paz fuera una disminución de su conciencia y el precio de la quietud una falta de vitalidad y estado de alerta, no valdría la pena tenerlas. En este estado de unión interior, usted está mucho más alerta, más despierto que en el estado de identificación con la mente. Usted está completamente presente. También aumenta la frecuencia de vibraciones del campo de energía que da vida al cuerpo físico.

    Según profundiza en este reino de la no-mente, como es llamado a veces en Oriente, usted crea un estado de conciencia pura. En ese estado usted siente su propia presencia con tal intensidad y gozo, que todo el pensamiento, todas las emociones, su cuerpo físico, así como el mundo exterior, se vuelven relativamente insignificantes en comparación con ello. Y sin embargo no es un estado egoísta sino un estado sin ego. Lo lleva a usted más allá de lo que antes consideraba "su propio ser". Esta presencia es esencialmente usted y al mismo tiempo inconcebiblemente mayor que usted. Lo que trato de expresar aquí puede sonar paradójico o incluso contradictorio, pero no puedo expresarlo de otra manera.

    En lugar de "observar al que piensa" usted puede crear también una brecha en la corriente de la mente simplemente dirigiendo el foco de su atención hacia el Ahora. Vuélvase intensamente consciente del momento presente. Esto es algo profundamente satisfactorio. De esa forma usted aparta la conciencia de la actividad de su mente y crea una brecha de no-mente en la que usted está muy alerta y consciente, pero no pensando. Esa es la esencia de la meditación.

    En su vida diaria, usted puede practicar esto tomando una actividad rutinaria que normalmente es sólo un medio para un fin y préstele su más completa atención, de modo que se convierta en un fin en sí misma. Por ejemplo, cada vez que usted suba y baje las escaleras en su casa o en su lugar de trabajo, ponga mucha atención a cada paso, a cada movimiento, incluso a su respiración. Esté totalmente presente. O cuando se lave las manos, preste atención a todas las percepciones sensoriales asociadas con la actividad: el sonido y tacto del agua, el movimiento de sus manos, el aroma del jabón y así sucesivamente. O cuando suba a su automóvil, después de cerrar la puerta haga una pausa de unos segundos y observe al flujo de su respiración.

    Hágase consciente de una sensación de presencia silenciosa pero poderosa, Hay cierto criterio por el que puede medir su éxito en esta práctica: el grado de paz que siente interiormente.

    Así pues el único paso vital en su camino hacia la iluminación es este: aprenda a dejar de identificarse con su mente. Cada vez que usted crea una brecha en el fluir de la mente, la luz de su conciencia se vuelve más fuerte.

    Un día puede que se sorprenda a sí mismo sonriendo a la voz de su cabeza, como sonreiría ante las travesuras de un niño. Esto significa que ya no se toma tan en serio el contenido de su mente, puesto que el sentido de usted mismo no depende de él.

    LA ILUMINACIÓN: ELEVARSE POR ENCIMA DEL PENSAMIENTO
    ¿Para sobrevivir en este mundo no es esencial el pensamiento?

    Su mente es un instrumento, una herramienta. Está ahí para utilizarla en una tarea específica y cuando se termina la tarea, hay que dejarla de lado. Como se usa ahora, yo diría que el ochenta o noventa por ciento del pensamiento de la mayoría de las personas es, no sólo repetitivo e inútil, sino que por su naturaleza disfuncional y a menudo negativa, gran parte de él es también perjudicial. Observe su mente y descubrirá que esto es verdad. Ella causa una pérdida grave de energía vital.

    Este tipo de pensamiento compulsivo es en realidad una adicción. ¿Qué es lo que caracteriza a una adicción? Simplemente esto: usted ya no siente que puede elegir detenerse. Parece más fuerte que usted. También le da una sensación falsa de placer, placer que invariablemente se convierte en dolor.

    ¿Por qué habríamos de ser adictos al pensamiento?

    Porque usted está identificado con él, lo que significa que usted deriva su sentido de sí  mismo del contenido y la actividad de su mente. Porque cree que dejaría de ser si dejara de pensar. Según crece, usted forma una imagen mental de quién es usted, basada en su condicionamiento personal y cultural. Podemos llamar a este ser fantasmal el ego. Consiste en actividad mental y sólo se puede mantener activo por medio del pensamiento constante. El término ego significa diferentes cosas para las diferentes personas, pero cuando lo uso aquí significa un falso ser, creado por la identificación con la mente.

    Para el ego, el momento presente casi no existe. Lo único que se considera importante es el pasado y el futuro. Esta inversión total de la verdad es la causante de que en su "modalidad ego", la mente sea tan disfuncional. Está siempre preocupada de mantener el pasado vivo porque sin él ¿quién es usted? Se proyecta constantemente hacia el futuro para asegurar su supervivencia y para buscar algún tipo de alivio o de realización en él. Dice: "Un día, cuando esto, aquello o lo de más allá ocurra, voy a sentirme bien, feliz, en paz". Incluso cuando el ego parece estar ocupado con el presente, no es el presente lo que ve: lo percibe en forma completamente errónea porque lo observa con los ojos del pasado. O reduce el presente a un medio para lograr un fin, un fin que siempre está en el futuro proyectado por la mente. Observe su mente y verá que así es como funciona.

    El momento presente tiene la clave de la liberación. Pero usted no puede encontrar el momento presente mientras sea su mente.

    No quiero perder mi capacidad de análisis y discriminación. No me molestaría aprender a pensar más claramente, en forma más concentrada, pero no quiero perder mi mente. El don del pensamiento es lo más precioso que tenemos. Sin él, seríamos solamente otra especie animal.

    El predominio de la mente no es más que una etapa en la evolución de la conciencia. Necesitamos pasar urgentemente a la próxima etapa; si no, seremos destruidos por la mente, que se ha convertido en un monstruo. Hablaré con más detalle sobre esto después. Pensamiento y conciencia no son sinónimos. El pensamiento es sólo un pequeño aspecto de la conciencia. El pensamiento no puede existir sin la conciencia, pero la conciencia no necesita al pensamiento.

    La iluminación significa levantarse por encima del pensamiento, no caer a un nivel inferior del pensamiento, el nivel de un animal o una planta. En el estado iluminado, usted todavía usa su mente pensante cuando la necesita, pero en una forma mucho más enfocada y efectiva que antes. La usa sobre todo con fines prácticos, pero está libre del diálogo interno involuntario y hay una quietud interior. Cuando usted usa la mente y particularmente cuando se necesita una solución creativa, usted oscila unos cuantos minutos entre el pensamiento y la quietud, entre la mente y la no-mente. La no-mente es conciencia sin pensamiento. Sólo de esta forma es posible pensar creativamente, porque sólo de esta forma el pensamiento tiene poder real.

    El pensamiento solo, cuando no está conectado con el reino mucho más vasto de la conciencia, se vuelve estéril rápidamente, insensato, destructivo.

    La mente es esencialmente una máquina de supervivencia. Ataque y defensa contra otras mentes, recoger, almacenar y analizar información, eso es en lo que es buena, pero no es creativa en absoluto. Todos los artistas verdaderos, lo sepan o no, crean desde un lugar de no-mente, de quietud interior. La mente entonces da forma a la visión o impulso creativo. Incluso los grandes científicos han dicho que sus grandes logros creativos llegaron en un momento de quietud mental. El sorprendente resultado de una encuesta nacional entre los matemáticos más eminentes de Norteamérica, incluido Einstein, para conocer sus métodos de trabajo, fue que el pensamiento "juega sólo un papel subordinado en la breve y decisiva fase del acto creativo en sí mismo".

    Así pues, yo diría que la sencilla razón por la que la mayoría de los científicos no son creativos, no es porque no saben pensar sino ¡porque no saben cómo dejar de pensar!

    No fue por medio de la mente, del pensamiento, como el milagro de la vida sobre la tierra o el de su propio cuerpo, fueron creados y se sostienen. Hay claramente una inteligencia trabajando que es mucho más grande que la mente. ¿Cómo puede una simple célula humana que mide 1/1.000 de pulgada contener instrucciones en su ADN que llenarían mil libros de seiscientas páginas? Cuanto más aprendemos sobre el funcionamiento del cuerpo, más descubrimos cuán vasta es la inteligencia que funciona en él y qué poco conocemos. Cuando la mente se vuelve a conectar con esto, se vuelve una herramienta sumamente maravillosa. Entonces le sirve a algo más grande que ella misma.

    LA EMOCIÓN: LA REACCIÓN DEL CUERPO A SU MENTE
    ¿Y las emociones?
    "Me siento atrapado en mis emociones más que en la mente."

    KoestIer, The Ghost in the Machine (Arkana, Londres, 1989)


    La mente en la forma en que uso la palabra, no es solamente el pensamiento. Incluye sus emociones así como todos los patrones de reacción inconscientes de tipo mental-emocional. La emoción surge en el punto en que se encuentran la mente y el cuerpo. Es la reacción del cuerpo a su mente, o podríamos decir, un reflejo de su mente en el cuerpo. Por ejemplo, un pensamiento de ataque o un pensamiento hostil creará un aumento de energía en el cuerpo al que llamamos cólera. El cuerpo se alista a luchar. El pensamiento de que usted está siendo amenazado, física o psicológicamente, hace que el cuerpo se contraiga, y ese es el aspecto físico de lo que llamamos miedo. La investigación ha mostrado que las emociones fuertes incluso producen cambios en la bioquímica del cuerpo. Estos cambios bioquímicos representan el aspecto físico o material de la emoción.

    Por supuesto, usted no es consciente habitualmente de todos sus patrones de pensamiento, y a menudo sólo observando sus emociones puede hacerlos conscientes.

    Cuanto más identificado esté con su pensamiento, sus gustos y sus odios, sus juicios e interpretaciones, es decir cuanto menos presente esté como la conciencia que observa, más fuerte será la carga de energía emocional, sea usted consciente de ello o no. Si usted no puede sentir sus emociones, si está desconectado de ellas, eventualmente las experimentará en un nivel puramente físico, como un problema o síntoma físico. Se ha escrito mucho sobre esto en los últimos años, así que no necesitamos entrar en ello aquí. Un patrón emocional inconsciente puede incluso manifestarse como un evento externo que aparentemente le sucede a usted. Por ejemplo, he observado que la gente que lleva dentro mucha ira sin ser consciente de ella y sin expresarla, tiene más posibilidad de ser atacada, verbal o incluso físicamente, por otras personas iracundas y a menudo sin razón aparente. Tienen una fuerte emanación de ira que ciertas personas reciben subliminalmente y que dispara su propia ira latente.

    Si usted tiene dificultad para sentir sus emociones, empiece por concentrar su atención en el campo de energía interior de su cuerpo. Sienta el cuerpo desde dentro. Esto también lo pondrá en contacto con sus emociones. Exploraremos esto con más detalle más adelante.

    Usted dice que una emoción es el reflejo de la mente en el cuerpo. Pero a veces hay un conflicto entre ambos: la mente dice "no" mientras la emoción dice "sí" o al contrario.

    Si usted quiere conocer realmente su mente, el cuerpo le dará siempre un reflejo verdadero, así que observe la emoción o más bien siéntala en su cuerpo. Si hay un conflicto aparente entre ellos, el pensamiento será la mentira, la emoción será la verdad. No la verdad última sobre quién es usted, pero sí la verdad relativa de su estado mental en ese momento.

    El conflicto entre los pensamientos superficiales y los procesos mentales inconscientes es ciertamente común. Puede que usted ni siquiera sea capaz de traer a la conciencia en forma de pensamientos su actividad mental inconsciente, pero esta siempre se reflejará en el cuerpo como una emoción y de esto sí puede ser consciente. Observar una emoción de este modo es básicamente lo mismo que escuchar u observar un pensamiento, como describí anteriormente. La única diferencia es que, mientras un pensamiento está en su mente, una emoción tiene un fuerte componente físico, por lo tanto se siente primariamente en el cuerpo. Entonces usted puede permitir que la emoción esté allí sin ser controlado por ella. Usted ya no es la emoción; usted es el observador, la presencia que observa. Si usted practica esto, todo lo que es inconsciente en usted saldrá a la luz de la conciencia.

    ¿Así pues, observar nuestras emociones es tan importante como observar nuestros pensamientos?

    Sí, convierta en un hábito preguntarse a sí mismo: ¿Qué pasa dentro de mí en este momento? Esta pregunta lo orientará en la dirección correcta. Pero no analice, simplemente observe. Enfoque su atención en el interior.

    Sienta la energía de la emoción. Si no hay emoción presente, lleve su atención más profundamente al campo de energía interior de su cuerpo. Es la puerta de entrada al Ser.

    Una emoción habitualmente representa un patrón de pensamiento amplificado y energizado, y puesto que a menudo es una carga energética excesiva, no es fácil inicialmente permanecer presente lo necesario para poder observarlo. Quiere apoderarse de usted y generalmente lo logra, a menos que haya suficiente presencia en usted. Si usted es empujado a la identificación inconsciente con la emoción por falta de presencia, lo que es normal, la emoción temporalmente se convierte en "usted". A menudo se crea un círculo vicioso entre su pensamiento y la emoción: se alimentan recíprocamente. El patrón de pensamiento crea un reflejo magnificado de sí mismo en forma de emoción y la frecuencia vibratoria de la emoción continúa alimentando el patrón de pensamiento original. Al permanecer mentalmente en la situación, evento o persona que percibimos como causa de la emoción, el pensamiento le brinda energía a la emoción, que a su vez energiza el patrón de pensamiento y así sucesivamente.

    Básicamente, todas las emociones son modificaciones de una emoción primordial, indiferenciada, que tiene su origen en la pérdida de conciencia de quién es usted más allá del nombre y de la forma. Por su naturaleza indiferenciada, es difícil encontrar un nombre que describa precisamente esta emoción. "Miedo" se aproxima, pero además de una sensación continua de amenaza, también incluye un profundo sentido de abandono y falta de plenitud.

    Puede ser mejor usar un término que es indiferenciado al igual que esta emoción básica y llamarla simplemente "sufrimiento". Una de las principales tareas de le mente es combatir o suprimir este sufrimiento emocional, lo cual es una de las razones para su incesante actividad, pero todo lo que puede lograr es ocultarlo temporalmente. De hecho, cuanto más se esfuerza la mente por librase del sufrimiento, mayor es este. La mente nunca puede encontrar la solución, ni puede permitirse dejar que usted la encuentre, porque ella misma es una parte intrínseca del "problema". Imagine a un jefe de policía tratando de encontrar a un pirómano cuando el pirómano es el jefe de policía.

    Usted no se librará de este sufrimiento hasta que deje de derivar su sentido de sí mismo de la identificación con la mente, es decir, con el ego. Entonces la mente es derrocada de su lugar de poder y el Ser se revela como su verdadera naturaleza.

    Sí, ya sé lo que va a preguntar.

    Iba a preguntar: ¿Y las emociones positivas como el amor y la alegría?

    Son inseparables de su estado natural de conexión interior con el Ser. Los destellos de amor

    y alegría o los momentos breves de profunda paz son posibles siempre que hay una brecha en la corriente del pensamiento. Para la mayor parte de las personas, tales brechas ocurren raramente y sólo por accidente, en momentos en que la mente se queda "sin palabras", a veces disparada por la belleza extraordinaria, por un esfuerzo físico extremado o incluso por un gran peligro. Súbitamente hay quietud interior. Y en esta quietud hay una sutil pero intensa alegría, hay amor, hay paz.

    Habitualmente estos momentos se viven muy brevemente, puesto que la mente vuelve a tomar rápidamente su actividad ruidosa que llamamos pensamiento. El amor, la alegría y la paz no pueden florecer hasta que usted se haya liberado del dominio de la mente. Pero no son lo que yo llamaría emociones. Reposan más allá de las emociones, en un nivel mucho más profundo. Así que usted tiene que hacerse completamente consciente de sus emociones y ser capaz de sentirlas antes de poder sentir lo que hay más allá de ellas.

    Emoción significa literalmente "perturbación". La palabra viene del latín emovere que significa "perturbar". El amor, la alegría y la paz son estados profundos del Ser o más bien tres aspectos del estado de conexión interior con el Ser. Como tales, no tienen contrarios. Esto se debe a que surgen de más allá de la mente. Las emociones, por otra parte, al ser parte de la mente dualista, están sujetas al juego de los contrarios. Esto significa sencillamente que usted no puede tener bien sin mal. Así pues, en la condición no iluminada, identificada con la mente, lo que a veces se llama erróneamente alegría es el breve placer habitual del ciclo continuamente alternante del sufrimiento/placer.

    El placer se deriva siempre de algo que está fuera de usted mientras que la alegría surge de dentro. Lo mismo que le brinda placer hoy puede brindarle dolor mañana, o puede abandonarlo, así que su ausencia le traerá dolor. Y lo que a menudo se llama amor puede ser placentero y estimulante por un tiempo, pero es un asidero adictivo, una condición extremadamente menesterosa que puede convertirse en su contraria en un instante. Muchas relaciones "amorosas", después de pasada la euforia inicial, de hecho oscilan entre el "amor" y el odio, la atracción y el ataque.

    El verdadero amor no conlleva sufrimiento ¿Cómo podría? No se convierte súbitamente en odio, ni la verdadera alegría se convierte en dolor. Como dije, incluso antes de que usted esté iluminado - antes de liberarse de su mente - usted puede tener destellos de verdadera alegría, verdadero amor o una profunda paz interior, tranquilos pero vibrantemente vivos. Estos son aspectos de su verdadera naturaleza, que está habitualmente oscurecida por la mente. Incluso en una relación adictiva "normal", puede haber momentos en los que la presencia de algo más genuino, algo incorruptible, puede sentirse. Pero serán sólo atisbos, que se ocultarán pronto por la interferencia de la mente. Entonces puede parecer que usted tuvo algo muy precioso y lo perdió, o su mente puede convencerlo de que en todo caso todo fue una ilusión. La verdad es que no fue una ilusión y usted no puede perderlo. Es parte de su estado natural, que puede ser oscurecido, pero nunca destruido por la mente. Incluso cuando el cielo está cubierto de nubes densas, el sol no ha desaparecido. Está todavía allá, al otro lado de las nubes.

    El Buda dice que el dolor o sufrimiento surge por el deseo y que para liberarnos del sufrimiento tenemos que cortar los lazos del deseo.

    Todos los deseos son expresiones de la mente que busca la salvación o la realización en las cosas externas y en el futuro como sustituto de la alegría de Ser. Mientras yo sea mi mente, soy esos deseos, esas necesidades, carencias, apegos y aversiones, y fuera de ellos no hay "yo" excepto como una mera posibilidad, un potencial no logrado, una semilla que todavía no ha brotado. En ese caso, incluso mi deseo de ser libre o iluminado es sólo otro anhelo de realización o plenitud en el futuro. Así que no busque llegar a ser libre del deseo o "lograr" la iluminación. Vuélvase presente. Esté allí como observador de la mente. En lugar de citar al Buda, sea el Buda, sea "el despierto", que es lo que la palabra buda significa.

    Los seres humanos han estado en las garras del sufrimiento durante millones de años, desde que cayeron del estado de gracia, entraron en el reino del tiempo y la mente y perdieron la conciencia del Ser. En ese punto, empezaron a percibirse a sí mismos como fragmentos sin significado en un universo ajeno, separados de la Fuente y de los demás.

    El sufrimiento es inevitable mientras usted esté identificado con su mente, es decir, mientras usted esté inconsciente, espiritualmente hablando.

    Hablo aquí principalmente del sufrimiento emocional, que es también la causa principal del sufrimiento físico y de las enfermedades físicas. El resentimiento, el odio, la autocompasión, la culpa, la ira, la depresión, los celos y así sucesivamente, incluso la más leve irritación, son todas formas del sufrimiento. Y todo placer o elevación emocional contiene en sí mismo la semilla del dolor: su contrario inseparable, que se manifestará con el tiempo. Cualquiera que haya tomado drogas para sentirse bien sabrá que la animación eventualmente se convierte en depresión, que el placer se transforma en alguna forma de dolor. Muchas personas saben también por experiencia propia cuán fácil y rápidamente una relación íntima puede pasar de ser una fuente de placer a ser una fuente de dolor. Vistos desde una perspectiva más alta, los polos positivo y negativo son caras de la misma moneda, ambos son parte del sufrimiento subyacente que es inseparable del estado de conciencia egotista de identificación con la mente.

    Hay dos niveles de sufrimiento: el sufrimiento que usted crea ahora y el sufrimiento del pasado que vive todavía en su mente y su cuerpo. Ahora quiero hablar de cómo dejar de crear sufrimiento en el presente, y cómo disolver el sufrimiento pasado.

    Continuaremos en el siguiente capítulo.
    Ver capítulos anteriores del Taller de Autoestima
    Del Taller de Autoestima de Juan Carlos Fernández. Capítulo 310 Volumén 2: Tú no eres tú Mente


  • Oráculo de los animales.Cómo me conecto con la gratitud.
    Imagen: Día por día me Supero.com
    Por: Claudia Campos Canifrú



    El Oráculo de los Animales nos dirá cómo me conecto con la gratitud. Elige el ágata transparente, la verde o la morada y la piedra te dará un mensaje. 

    Cómo me conecto con la gratitud


    Si escogiste el ágata transparente: El Jabalí.




    Mensaje: “Sin importar lo que la tradición u otros esperan de ti, se fiel a ti misma”. 



    Este animal salvaje te dice que a pesar de los muchos libros que leas para conectarte con la gratitud, está dentro de ti. Quizás te cuesta dar las gracias porque estás viviendo la vida que otros quieren que vivas, o sólo repites lo que has leído en algún lugar, y te cuesta creer que la gratitud abre puertas de la abundancia. 


    Consejo del Jabali:

    Deja los libros de lado. Mira los rencores que aún no puedes dejar, los odios que viven en tu corazón. Trabaja en ellos para que la gratitud aparezca sin ayuda. Cree en tu capacidad de hacer las cosas sólo con escuchar tu corazón, que es tu sabiduría interna.



    Si escogiste el ágata verde: El Búho.




    Mensaje: “Busca el conocimiento más profundo para ver a través del engaño”.



    El búho tiene la increíble capacidad de buscar una presa bajo la nieve. Y te invita a ir más allá de lo que conoces, de tu lugar seguro, para entender el cómo traer la gratitud a tu vida.

    Consejo del Buho: 



    Para conectarte con la gratitud, debes salir de tu zona de confort e ir más profundo, más allá de lo que conoces. Eres capaz de hacerlo, lo que pasa es que aún no tenías la necesidad. Ve donde está la “nieve” en tu vida, esos espacios que das por sentado, y busca en esa profundidad. Te darás cuenta que la gratitud es tu estado natural, sólo que debías mirar conectada con la magia de la Creación.


    Si escogiste el ágata El Oráculo de los Animales nos dirá cómo me conecto con la gratitud. Elige el ágata transparente, la verde o la morada.
    Cómo me conecto con la gratitud:


    Si escogiste el ágata transparente: El Jabalí.




    Mensaje: “Sin importar lo que la tradición u otros esperan de ti, se fiel a ti misma”. 



    Este animal salvaje te dice que a pesar de los muchos libros que leas para conectarte con la gratitud, está dentro de ti. Quizás te cuesta dar las gracias porque estás viviendo la vida que otros quieren que vivas, o sólo repites lo que has leído en algún lugar, y te cuesta creer que la gratitud abre puertas de la abundancia. 


    Consejo del Jabali:

    Deja los libros de lado. Mira los rencores que aún no puedes dejar, los odios que viven en tu corazón. Trabaja en ellos para que la gratitud aparezca sin ayuda. Cree en tu capacidad de hacer las cosas sólo con escuchar tu corazón, que es tu sabiduría interna.


    Si escogiste el ágata verde: El Búho



    Mensaje: “Busca el conocimiento más profundo para ver a través del engaño”.



    El búho tiene la increíble capacidad de buscar una presa bajo la nieve. Y te invita a ir más allá de lo que conoces, de tu lugar seguro, para entender el cómo traer la gratitud a tu vida.

    Consejo del Buho: 



    Para conectarte con la gratitud, debes salir de tu zona de confort e ir más profundo, más allá de lo que conoces. Eres capaz de hacerlo, lo que pasa es que aún no tenías la necesidad. Ve donde está la “nieve” en tu vida, esos espacios que das por sentado, y busca en esa profundidad. Te darás cuenta que la gratitud es tu estado natural, sólo que debías mirar conectada con la magia de la Creación.



    Si escogiste el ágata morada: El Bisonte.


    Mensaje: “Reconoce la riqueza del pasado y la abundancia del presente”.



    Este magnífico y grandioso animal te invita a mirar tu árbol genealógico y descubrir tu herencia, que es un regalo de tus antepasados. Hay un hermoso trabajo al respecto que puedes hacer: honrar tu árbol familiar, a los tristes, a los suicidas, a los locos, a los que despilfarraron dinero y a los que no se les nombra, porque todos ellos te han entregado un regalo. 



    Consejo del Bisonte:

    Para conectarte con la gratitud y la abundancia, debes mirar de dónde vienes, y agradecerles lo que hicieron por ti en el pasado. Abraza toda esa maravillosa herencia, y verás cómo se abren las puertas de la gratitud, al liberarte de todos los prejuicios. Eres maravillosa hoy por lo que tus antepasados hicieron por ti antes.

    Autor:


    morada: El Bisonte. 



    Mensaje: “Reconoce la riqueza del pasado y la abundancia del presente”.



    Este magnífico y grandioso animal te invita a mirar tu árbol genealógico y descubrir tu herencia, que es un regalo de tus antepasados. Hay un hermoso trabajo al respecto que puedes hacer: honrar tu árbol familiar, a los tristes, a los suicidas, a los locos, a los que despilfarraron dinero y a los que no se les nombra, porque todos ellos te han entregado un regalo. 


    Consejo del Bisonte:

    Para conectarte con la gratitud y la abundancia, debes mirar de dónde vienes, y agradecerles lo que hicieron por ti en el pasado. Abraza toda esa maravillosa herencia, y verás cómo se abren las puertas de la gratitud, al liberarte de todos los prejuicios. Eres maravillosa hoy por lo que tus antepasados hicieron por ti antes.




  • Ten cuidado con lo que pides, puede ser que se te cumpla

    “Es pues la fe, la certeza de lo que se espera,  la convicción de lo que no se ve”.
    -   Hebreos 11


    ¿Has sentido  alguna vez que el Espíritu te ha negado algún bien, ya sea salud, abundancia, relaciones o cualquier cosa? ¿O que otros han sido bendecidos con cosas maravillosas en sus vidas, pero tú no? El  Espíritu no se ha negado a otorgarte tu bien. Tú te lo has negado a ti mismo.

    “Pero,” objetas, “De verdad que quiero esas cosas en mi vida”. Puede ser. Aún así, eres tú quién ha evitado el que las tengas. Puesto que tú eres una expresión del Universo, Él quiere que tengas todo lo bello para gozar. El Infinito no se puede negar el bien a sí mismo (Tú). No  le da algo maravilloso a alguien y se lo restringe a otro. Ésta será una serie de artículos para explicar cómo tú tienes el poder, la habilidad y los recursos para tener todo el bien que deseas.

    Todo en tu vida es creado de la energía del Universo. Tu ropa, tu trabajo, tus relaciones, tus sentimientos acerca de ti mismo, tu salud, tu prosperidad, todas ellas son formas de la sustancia del Espíritu. Todas son Espíritu en manifestación física. La energía del Infinito ha fluido al molde que tú has provisto para darte lo que hoy  estás viviendo.

    ¿Cómo funciona esto? Tenemos tres niveles de consciencia dentro de nosotros, y cada una tiene su propia función específica. Nuestra mente consciente elige lo que queremos, nuestra mente subconsciente toma esa elección y crea un plano y nuestra mente Superconsciente hace realidad dicho plano.

    Nuestra mente consciente nos permite conocernos a nosotros mismos. La usamos para explorar nuestra consciencia y nuestro mundo. “Pienso, luego existo”. Es la parte lógica de la consciencia. Con ella tamizamos la información del mundo exterior y la comparamos con las experiencias que hemos tenido. La mente consciente toma todos los datos, los separa, los remueve y examina cada pedazo. Entonces analiza la información, saca conclusiones y hace elecciones. Se le considera la parte izquierda de la mente.

    Una vez que la mente consciente ha tomado una decisión, o ha tamizado lo suficiente, pasa la información y la conclusión a la mente subconsciente. La mente subconsciente es un almacén. En ese almacén se encuentra todo lo que jamás hayas dicho, hecho, escuchado o vivenciado. Todas las decisiones que has tomado en el pasado operan en ella. La mente subconsciente sólo puede razonar con el conocimiento que ya está en ella.  Sus funciones son procesar e integrar información.

    ¿Alguna vez has tratado de recordar el nombre de alguien? Haces un gran intento para traerlo a tu mente. Lo tienes en la punta de la lengua. Finalmente decides: “Lo dejo, haré otra cosa y ya me vendrá”. En medio de estar haciendo otra cosa, ahí está, y ya tienes el nombre.

    Tu mente consciente separó los detalles, cómo era esta persona, de dónde la conoces, cuál es su color favorito, y entonces la mente analítica soltó el problema. Tu mente lógica había hecho todo lo que podía. Era el momento de que tu subconsciente hiciera su trabajo. Buscó a través de todos los archivos en su almacén hasta que lo encontró. Entonces soltó el nombre a la mente consciente y helo ahí.

    Como ya sabemos, las mentes consciente y subconsciente tienen cada una sus propias funciones por separado. El consciente es la parte de la mente que razona, el subconsciente es la parte que almacena y procesa. Mientras que el consciente es objetivo, analiza los detalles, el subconsciente está sujeto a lo que la mente consciente permite que se filtre al almacén.

    Nos entrenamos para hacer cosas, desde aprender el abecedario, hasta manejar un auto, poniendo atención a todos los detalles en el principio. Usando nuestra mente consciente tenemos que pensar acerca de cada paso hasta que se forma un surco en nuestra mente subconsciente. A partir de ese momento podemos funcionar automáticamente.

    ¿Cuántos de nosotros hemos ido manejando por un camino mientras soñábamos despiertos y nos pasamos de nuestra calle? Hemos aprendido a dejar la conducción del auto al subconsciente y manejamos con piloto automático. Nuestra mente consciente estaba enfocada en otra cosa cuando nos pasamos la calle.

    Con nuestras actitudes es lo mismo. Como niños y adultos jóvenes aprendemos a pensar acerca de nosotros y de nuestro mundo. Es cuando desarrollamos nuestras creencias acerca de si merecemos ser amados, ser valorados, si llamamos la atención negándonos a nosotros mismos o siendo exigentes, y más aún.

    Una tendencia natural es modelar nuestra conducta conforme a la de los adultos a nuestro alrededor, por lo general nuestros padres. Lo hacemos para sobrevivir en nuestro pequeño mundo, porque ellos tienen el poder para castigarnos o aceptarnos. Como la aceptación es preferible al castigo, tratamos de hacer lo que podemos para lograr su cariño.

    Si un padre cuya cercanía buscábamos estaba enfermo cuando éramos pequeños, podríamos, inconscientemente emularlo y enfermar con tal de obtener su aprobación. También descubrimos que llamamos la atención de esa manera y usamos este medio para cubrir nuestras necesidades.

    Estas creencias y comportamiento se convierten en hábitos. Cuando crecemos actuamos de esa forma automáticamente tal y como cuando sabemos que la “B” sigue a la “A” sin necesidad de hacer trampa. Nuestra mente consciente ha permitido que se filtre esta información al subconsciente y en algún momento en el pasado tomo la decisión de que este comportamiento era beneficioso.

    Ahora de grandes, a pesar de no necesitarlo, nos comportamos de esa manera. Y en muchas ocasiones nos resistimos a cualquier intento de cambiar. El subconsciente considera que es necesario para sobresalir y nuestra mente consciente tiene que convencerlo de lo contrario.

    Si tenemos la creencia de que la vida es una lucha, nuestro subconsciente nos atraerá circunstancias para darle veracidad a esa idea. Nuestra mente consciente puede eventualmente percatarse de que la vida no necesita ser difícil. Inicialmente la mente subjetiva o subconsciente se resiste a una nueva actitud, pero perseverando con nuestras afirmaciones, la mente subjetiva acaba por aceptar y ésa es su función.

    Recientemente me he dado cuenta de que he estado creando lo que quiero expresando mi deseo y después soltándolo. Esto lo he sabido intelectualmente desde hace décadas.

    Manifestar cosas que no me importaban mucho era fácil, tal como ir a ver un show y de pronto ahí estaban los boletos. Pero ahora, estoy aprendiendo a manejar esto y esto viviendo cosas que de verdad quería.

    Por ejemplo, necesitaba hacerle una afinación a mi carro, pero temía llevarlo al distribuidor porque no confiaba en su trabajo. Entonces descubrí a un mecánico con una buena reputación que podía hacer el trabajo más rápido, más barato y mejor.

    En otra ocasión le expresé al Universo que quería dar un seminario, pero no quería tener que convocarlo. Siempre que pensaba en el seminario o me empezaba a preocupar, me recordaba a mi misma que: “Mi Mente Creativa lo está trabajando”. Antes de tres semanas me solicitaron dar unas clases y ellos mismos las promoverían.

    Es así como nuestras mentes consciente y subconsciente trabajan juntas. Con nuestra mente consciente elegimos lo que deseamos y permitimos que penetre en nuestra mente receptiva, creativa. Tenemos que hacer todo lo que podamos para estar preparados. Si necesitamos un trabajo, buscamos en los anuncios clasificados, establecemos entrevistas, contactamos personas. Cuando hemos hecho todo lo que sabemos que tenemos que hacer pasamos a otro proyecto, sabiendo que nuestro subconsciente está haciendo su trabajo de creación.

    Tal vez recibamos alguna instrucción, alguien a quién llamar. O tal vez nos encontremos con alguien en la tienda, mencionamos nuestra búsqueda y coincidentemente sabrán de alguien que busca un empleado con nuestros talentos.

    La mente subconsciente no razona. Está sujeta a las decisiones de la mente consciente. Al recibir nuestra elección, nuestra mente subconsciente moldea la energía Divina en la forma que queremos. Pero cuando la mente consciente trata de hacer todo el trabajo, no le permite a la mente subjetiva hacer todo el trabajo que le es posible. No soltamos y no dejamos a la mente subjetiva cumplir su papel.

    Hay un flujo y reflujo sinérgico con la mente creativa. Usamos el consciente para separar las piezas, tomar decisiones y entonces la mente subconsciente arma las piezas formando una nueva y bella imagen.

    Pero debemos de confiar en nuestra mente creativa. Sí tratamos de resolver el “Cómo” de nuestro deseo, estamos interfiriendo con su trabajo. Es como estar abriendo el horno cuando horneamos un pastel para ver si ya está. Cuando nuestra mente consciente trata de controlar los detalles, decidiendo la forma en que debe de suceder, hemos quitado la energía de la mente subconsciente y no puede hacer su trabajo. Sale el calor del horno y el pastel se viene abajo.

    Esto es algo con lo que he batallado constantemente. Me preocupo de que no se dé. No hay ninguna razón racional para que no se dé, sólo que estoy más familiarizada con las viejas condiciones y temo que no cambien. Hablando con otras personas, pienso que es un temor común.

    Recuerdo que se me dijo que el temor está en el lado opuesto de la fe. Temor es simplemente fe en lo que no quieres manifestar. Por lo tanto se convierte en una profecía auto-realizable. El subconsciente ve en que estás enfocado, dónde están  más fuertes tus emociones y eso es lo que te entrega envuelto con un bonito moño. No se percata de que te ha dado lo opuesto a lo que tú querías. Sólo creó lo que tú visualizabas. 
     “Ten cuidado con lo que pides, puede ser que se te cumpla”. 

     Con tu mente consciente pones tu atención en lo que tú quieres, tu nueva decisión. Escogiendo lo que quieres creer y confiando en que tu mente receptiva te hará caso, le das permiso de crear.

    Recuérdate a ti mismo que tu mente subjetiva sabe todo lo que necesita saber para crear cualquier condición, cambiar cualquier situación. Tú tienes el poder y la autoridad para crear un nuevo mundo para ti. Conscientemente no necesitas saber cómo sucederá. Dándole dirección a tu subconsciente y con suficiente fe para soltar, le das el poder para manifestar lo que tú quieres.

    El Universo, nuestra mente Superconsciente, siempre nos dice sí. Quiere que tengamos  vidas felices, saludables, satisfactorias. Nuestro Superconsciente está constantemente vertiendo bien en nuestras vidas, hasta donde somos capaces de aceptar. El Bien que vierte en nuestras vidas es energía Divina en la forma. Como es amor puro, nos da lo que nosotros pidamos. Su cálida belleza fluye al molde que nuestra mente consciente ha impreso en nuestro subconsciente con nuestra atención. Esa energía Divina se solidifica en una manifestación física de salud, prosperidad, un mejor trabajo, etc.

     La mente Superconsciente crea cualquiera que sea nuestra visión. Si estamos patinando, vemos por donde queremos ir. Si volteamos a mirar hacia la derecha, automáticamente viramos en esa dirección. Nuestros pensamientos son cosas. Cada pensamiento es un proceso bioquímico. Energía. Los pensamientos más fuertes crean impresiones más fuertes en nuestra atmósfera mental. Los impulsos de energía crean conjuntos, creando actitudes. Al tener los mismos pensamientos una y otra vez, éstos hacen un surco en nuestra psique, como en un sendero. Siempre que vamos por ese sendero, las llantas caen en el surco.

    La energía de nuestros pensamientos diseñan nuestras creencias y nuestras actitudes, los surcos, y después crean condiciones que reafirman esas expectativas. Alguien que espera que la gente lo juzgue, verá todo comentario como una crítica.¡ “Te ves bien”!; ¿ “Qué quieres decir con eso”?.

    Todo es simplemente energía, desde el primer pensamiento hasta la manifestación física de ese pensamiento. Los pensamientos crean, los pensamientos pueden cambiar. Tú no eres quien crea.

    Tu mente consciente toma una decisión para algo mejor, le agrega emoción, mantiene tu enfoque en esa elección. Eso se imprime en el subconsciente, la mente receptiva. El subconsciente le da un patrón a seguir al Superconsciente con su energía Divina. El resultado es mejor salud, más prosperidad, mejores relaciones, éxito, cualquiera que sea tu enfoque.

    Si tu atención está en el temor, al tener miedo recibirás lo que no quieres, eso es lo que recibirás. El subconsciente no discrimina, le da forma sólo a lo que conscientemente queremos.

    Energía es energía. El Superconsciente simplemente sigue por dónde lo guiamos.

    El Superconsciente, la energía Divina, le da forma a todo en nuestras vidas. La silla en que te sientas, el trabajo que tienes, la creatividad que posees, el dinero en tu bolsillo, todo es energía. Todo comenzó con tu pensamiento, con tu atención, tu expectativa, tu confianza en el patrón que elegiste, grandioso o no tanto. El Superconsciente siempre nos está otorgando bien. Impulsa el bien hacia nosotros. Tenemos que trabajar bastante para no aceptarlo. Cuando nos encontramos en el miedo, en la oscuridad, rehusando ver la luz, no podemos ver que todo a nuestro alrededor es simplemente  la ilusión de sombras. Todo lo que necesitas hacer para mejorar tu vida es escoger diferente, y confiar en que se manifiesta ahora. Y así es.


    Ver capítulos anteriores del Taller de Autoestima


    Del Taller de Autoestima de Juan Carlos Fernández. Capítulo 309 Volumén 2: El Poder de Creación en tu Vida