Sí estas entre los 20 y 35 años


Debes evitar que las texturas que dan un acabado brillante, esto es porque los cutis jóvenes tienden a mostrarse brillantes de forma natural.

También debes evitar fórmulas fluidas que sean excesivamente espesas, puesto que dificultan la oxigenación y la respiración de la piel, al mismo tiempo que favorece la producción de grasa y sudor.

Te convienen aquellos productos libres de aceite, por lo que te dan una apariencia muy natural en el rostro y no aportan grasa a la piel. Si utilizas maquillaje, la opción más simple es utilizar polvos compactos, esto debe hacerlo con una esponja humedecida.

Si tienes la piel grasa o mixta, debes utilizar los productos de maquillaje para estos tipos de cutis, ya que por sus fórmulas, absorben la grasa y evitan el brillo.


A los 20 años, los tonos de maquillaje no deben ser muy agresivos o exagerados, porque dramatizan las facciones haciéndote aparecer mayor de forma poco natural, por lo que resulta poco atractivo. No utilice tonos negros, granates y oscuros, y opta por la gama de rosas, beiges y tostados.