Secretos de boloñesa y lasaña


El secreto de esta exquisita salsa es muy poco conocido: el pan rallado

Ingredientes:

500 gramos de carne picada de ternera,
300 gramos de zanahorias,
2 cebollas medianas,
200 gramos de apio,
Nuez moscada,
0 gramos de aceite de oliva,
100 gramos de mantequilla,
300 gramos de salsa de tomate,

Vino tinto,
50-100 gramos de pan rallado,
sal.

Deje cocer en una olla con un poco de agua, aceite, zanahorias, apio y cebollas. Cuando el agua se seque y las verduras estén cocidas, añada la carne y siga guisando.

Añada vino y déjelo evaporar, luego añada la mantequilla, espere que se disuelva y eche salsa y un poco de nuez moscada. En este proceso está el secreto: para hacer la boloñesa más densa hay que echar poco a poco el pan rallado. Es un secreto que los cocineros no desvelan porque el pan es un ingrediente pobre que le quita encanto a la receta. No obstante, intente añadirlo y verá. Deje cocer a fuego lento durante unos 45 minutos (o más) para que la salsa se seque un poco y se ponga más densa.

Añada el aderezo a la pasta (mejor si tagliatelle o tortellini) y sirva.

La boloñesa es el ingrediente principal de la lasaña. Pero antes de aprender a preparar una óptima lasaña a la italiana hay que descubrir el secreto de la bechamel!

Ingredientes para la bechamel:

50 gramos de mantequilla,
50 gramos de harina de trigo,
medio litro de leche,
Sal.

Ponga la mantequilla en una olla, caliéntela a fuego lento y añada lentamente la harina. Mezcle bien. Después eche la leche mezclando sin parar hasta obtener una crema homogénea. Añada sal. Ahora tenemos toda la información para preparar la lasaña. Ingredientes: salsa boloñesa, bechamel, pasta lasaña (mejor si fresca, de las que se encuentran en las neveras de los supermercados), queso parmesano rallado.

Si la lasaña que ha comprado es seca y necesita ser cocida ligeramente antes de ser utilizada, cuézala (pero poco, es importante que quede todavia bien dura porque luego terminará de ablandarse en el horno). Prepare una salsa boloñesa y una salsa bechamel muy líquidas. Meta una capa de salsa boloñesa y una de salsa bechamel en el fondo de una bandeja, póngale encima una capa de lasaña y otra de salsa boloñesa y bechamel.


Esparza abundante queso parmesano rallado y ponga otra capa de lasaña, salsa boloñesa y bechamel. Siga hasta cuando la bandeja se lo permite, ponga encima papel plateado de aluminio y hornee a 180 grados centigrados. Poco antes de quitar del horno, saque el papel plateado de aluminio.

Lo más difícil llega ahora: quítela del horno, agarre un tenedor y cómala rápido antes de que sus familiares la devoren.
Fuente: Recetas de Cocina Italiana: pizza, pasta y mucho más