Selector color Fucsia Selector color Azul Selector color Verde Selector color Lila
Usuario:  Clave:        Olvidó su clave | ¿Usuario?
 

Síguenos en G+

Pensamiento +

Sabías que hablar solo lo que puede beneficiar a los otros o a ti mismo; evita las conversaciones fatiles.

Visitantes en Web

Tenemos 28 invitados conectado

Fans Facebook



Mis Tweets


Mi Ser

Mi sangre es la tinta  de mis
versos tatuados sobre el
pergamino de tu piel
Mi aliento es el aire que
respiras  al andar;
mi sudor es el perfume
de tu ser
Mis ojos son las estrellas
que te miran desde el cielo
Mi soledad es tu amiga incondicional
Mi oscuridad se ilumina cuando te ve
Mi lujuria se convierte en el paraíso
cuando me posees y me amas,
aunque sólo es mis pensamientos es realidad
Mi pasión, mi existencia, mi vida
todo te lo doy;
porque tuyo es el corazón que late
de amor cuando te ve
Mi paciencia es tu fiel aliada en la
espera que algún día aparezca y llegues a
quererme
Mi amor te pertenecerá durante
toda la eternidad que sólo se
conforma  con verte  
amar con pasión, amar con ternura,
Agradeces lo que existe en tu vida,
amas todo a tu aldredor
Todo menos al ser que te amará
como nunca nadie más lo hará

Karen Castro Ferrer

Publicado en Para Ellos

Todo por Capricornio

Crucé selva, montañas y ríos
para darte  todo mi amor,
consiguiendo como estimulo
un golpe de puro dolor.

Te soñaba amándome dulcemente,
Como solo tú lo podías hacer
Bajo la luz de una hermosa  luna
Entre  arrullos de olas  y  un excitante anochecer

Y si de dos se trataba,  porqué no me buscaste
Si he pasado noches y días  llorando de amor por ti
El ver tu indiferencia es lo que ahora me hace partir
A tomar un rumbo distinto y a  tratar de nuevo empezar a  vivir.

Te regalo mi dulce sonrisa y mi mirada de pasión
Mis lágrimas las dejo congeladas ya que son de dolor
Esperándote con tiernos, suaves y húmedos besos
Con un corazón que palpita de mucha comprensión
Acepta como regalo este amor mío, y mato  mi ego con todo mi amor.


Autor: Capricornio

 

Publicado en Para Ellos

Te espero, por Roberto A. Villegas

Te espero,

con mis brazos abiertos y vistiendo de gala

porque la noche es muy corta y me sobran las ganas

de robarte el temor de pensar en mañana

porque el tiempo en su marcha no conoce parada.

 

Te espero,

ese día tañerán jubilosas campanas

caminaremos mostrando nuestras manos tomadas

la sonrisa en tu rostro estará dibujada

mil besos bonitos decorarán tu mirada.

 

Te espero,

Capricornio pintada en el fondo del cielo

la tierra, el agua y un par de luceros

expresando la dicha de saber lo que quiero

mi vida, la tuya, tu piel caramelo.

 

Te espero, impaciente te espero.


Autor: Roberto A. Villegas

 

Publicado en Para Ellas

En el aire de la intimidad

Sin llegar a romper una nube
me dejo llevar hasta el cielo
el placer de tenerte me sube
haciendo del sol caramelo.

Tiran de mi las amarras
queriéndo alcanzar el infinito
pesada es mi carga de arras
para este sentir que es tan bonito.

Antorcha de mecha fina
que me animas con aliento
encuentra una ruta tranquila
para que huya con el viento.

Y detrás de ciudades y campos
más allá del mar y montañas
me dormiré amandote tanto
y sabiendo que mucho me extrañas.

Autor: Roberto A. Villegas


Publicado en Para Ellas

La Cometa

Pretenderte en el cielo me dejó sin aliento
corrí como loco en ausencia del viento
no pensaba otra cosa más que reír
tus colores al sol se debían lucir.

Pediste altura y jamás te negué
soltarte la cuerda que mucha empaté
en frenético vuelo te ví remontar
mis manos ardieron al quererte aferrar.

La brisa te lleva a tierras lejanas
mucho he esperado por esta mañana
ver la línea en el suelo
que a tu brida se ataba
cedido el amarre no quedan palabras.

Devano en silencio el hilo que unía
mi mano al absurdo pensar que pendía
los pies en la tierra me dan la razón
al final caigo en cuenta fue sólo ilusión.

Autor: Roberto A. Villegas


Publicado en Poesia

La vida en un tris

Vestido de luz con verbo
exhibes tus cuentos espalda al viento
comercio del genio que todos admiran
ingenuos que compran manzanas podridas.

En ágape eros se ha tranformado
al cielo de un salto para estar de su lado
absurdo capricho de teatro profano
querer los diamantes, vejar al humano.

Tarde o temprano saldrá a relucir
oscuro pretexto de escapar y vivir
opresión intensa del alma quebrada
lágrimas negras se usarán de fachada.

Proyecto de renta que desata pasión
una nueva moneda una nueva ambición
pasos previos se habrán transitado
no importan los medios si el fin es logrado.

Pasarán los años y no habrás comprendido
que al universo no engañas con lerdo sonido
experiencias vividas ya no volveran
lo sembrado en el tiempo será bumerán.

 

Autor: Roberto A. Villegas

Publicado en Para Ellas

Ahora los sueños no están, se han marchado, solo queda el aire de esos recuerdos, ese cálido y fresco aire que llegaba hasta mi cada día.

Eres sombra, eres algo difuso al final del parque… y sin embargo, estas aquí, muy dentro de mi.

Anhelos que se pierden en cada vuelo de ave, en cada hoja que cae, suspiros que se confunden a lo lejos con el frío viento del invierno.

Mi mente vaga y se pierde en los laberintos de antaño, de lo vivido, y añora la paz y tranquilidad, y en cada laberinto te encuentra a ti, lejano, ausente, pero allí.

Los copos de nieve al caer, forman tu imagen serena, tranquila, pero sin el menor ànimo de venir hacia mí.

Solo el frío invierno sabrá si una vez màs le dará paso a la calidad primavera, la cual tal vez reinarà de nuevo entre nosotros.

Así, los sueños volverán, y solo quedarà el frío aire de aquel invierno.

Publicado en Para Ellos

Permíteme, aclarar mis pensamientos, porque el agua cotidiana los enturbio, esa agua que arrastra los sedimentos de cada día y como rutina desembarca en el mar de la vida y que en mi volar tomo todos los días.

Déjame, disipar las nubes de tormento que asechan a mi alma, las nubes de la duda, del olvido, del descuido, déjame secar la llovizna que cayó en ella y dale tu calor, el calor que necesita para volver a reanimarse.

Concèdeme, el deseo divino de desplegar mis alas hacia rumbos donde la opresión no exista, déjame llegar hasta ti y contigo sin perder mi plumaje que solo llegará a ser hermoso y espléndido con los cuidados de tu mano tibia y generosa.

Guíame, hasta el camino de la convicción, donde no halla asedios ni conjeturas, solo una verdad y una visión eterna.

Aparta de mí, a los cazadores de destino, con el arma infalible de los hombres cuando poseen su propia verdad y saben llegar hasta ella, con la perseverancia, la iniciativa y la esperanza.

Cùbreme , con tu inagotable manto de paciencia, para volar a lo màs alto cuando tenga que llegar, y no antes como lo desean hacer mis alas de ave joven.

Ganate, mi espacio extenso y dame una razón válida, justa y razonable para defender mi territorio y lo que me pertenece.

Enséñame, el verdadero valor de las riquezas universales, màs de las espirituales que de las materiales, pero aun así dame todo aquello necesario para vivir y elevarme.

No permitas que sea yo, Ave de la naturaleza, la única luchadora contra los rayos peligrosos y mortales del desencanto y del cansancio, porque mi capa de ozono es la tuya también, y el mundo se hace y se prolonga por dos.

Cuídame, y dame vida, porque soy la única Ave que tendrás, la única que necesitara tanto de ti que será capaz de abandonar su hábitat natural, su mundo animal, para adentrarse en el tuyo; ¡Tu único mortal capaza de humanizar a un Ave y llevarla a posarse junto a tu corazón!.

Consérvame, porque conmigo aprenderás también la vida natural y conmigo aprenderás a volar como siempre lo has deseado en lo más recóndito de tu corazón.

Tan solo, dame la confianza y la credibilidad que perdí en el mundo animal, y que busco en ti humano, pero recuerda cada aviso, ya que nunca sabrás en que momento tu Ave volara, y te dejara sin el encanto y la belleza del mundo animal y volverás a ser un mortal humano màs, sin ambiciones ni alegrías, y el Ave que una vez fue tuya volverá a ser simplemente ave sin vestigio alguno de humanidad.

Publicado en Para Ellos

Es horrible pensar que tal vez un día ya no te veré màs, que mis ilusiones mis esperanzas y mis anhelos y mi amor quedarà en un espacio tan inmenso e indescriptible que en poco tiempo se olvida que un día todo eso existió.

No existen palabras para describir unos breves segundos que marcan una vida entera, que atemorizan al màs fuerte, al màs valiente, hasta el roble màs viejo con su robusta encina sucumbiría ante tal advenimiento.

Advenimiento que pienso yo, que solo en los casos, en los cuales se ama, es fatal e irremediable.

Como irremediable es el miedo que yo siento al pensar que si hoy me marcho ya no te veré y de solo pensarlo mi angustia es tan grande como la distancia que la muerte nos produciría.

Publicado en Para Ellos

Hoy, he vuelto a recordar, el dulce sonido que ya casi había olvidado de tus labios.

Hoy, sentí nacer de nuevo ante el susurro que muchas veces espere.

Hoy, recobre fuerzas y aliento para seguir adelante con esta batalla dulce pero dura.

Hoy, mi ser consolido una promesa perdida, confiando tan solo en una expresión sublime.

Hoy, soñé con lirios y rosas envueltos en aire fresco de primavera.

Hoy, entrelace mi alma con la tuya en un instante fugaz, confuso pero inolvidable.

Hoy, después de tanto tiempo, me dijiste: Te Amo.

Publicado en Para Ellos