Sábado, 03 Julio 2010 00:00

Desafío de Amor

¿Por qué es tan difícil que el amor perdure? El amor incondicional es difícil de llevarlo a la práctica. Pero si estamos dispuestos a realizar un cambio, podremos cambiar nuestra relación.

Publicado en Actualidad

Madrid, Febrero de 2011.- El 70% de los españoles se considera "romántico", sobre todo los menores de 35 años, y prefiere como regalos de compromiso los ramos de flores y los anillos de brillantes.

Publicado en Actualidad
Martes, 03 Noviembre 2009 00:00

¿Porqué nos enamoramos?

Con este artículo pretendo ofrecer en un tono divertido y ameno una visión fundamentalmente química de algo tan sencillo como maravilloso que nos ocurre a todos alguna vez en la vida: ¡Enamorarnos!.

Los poetas nos han deleitado cantando al más maravilloso de los sentimientos desde todos los ángulos y con infinitos matices, pero los químicos también tenemos cosas que decir al respecto, quizás menos seductoras pero no por ello menos importantes.

¿Por qué nos enamoramos de una determinada persona y no de otra? Innumerables investigaciones psicológicas demuestran lo decisivo de los recuerdos infantiles -conscientes e inconscientes-. La llamada teoría de la correspondencia puede resumirse en la frase: "cada cual busca la pareja que cree merecer".

Parece ser que antes de que una persona se fije en otra ya ha construido un mapa mental, un molde completo de circuitos cerebrales que determinan lo que le hará enamorarse de una persona y no de otra. El sexólogo John Money considera que los niños desarrollan esos mapas entre los 5 y 8 años de edad como resultado de asociaciones con miembros de su familia, con amigos, con experiencias y hechos fortuitos. Así pues antes de que el verdadero amor llame a nuestra puerta el sujeto ya ha elaborado los rasgos esenciales de la persona ideal a quien amar.

La química del amor es una expresión acertada. En la cascada de reacciones emocionales hay electricidad (descargas neuronales) y hay química (hormonas y otras sustancias que participan). Ellas son las que hacen que una pasión amorosa descontrole nuestra vida y ellas son las que explican buena parte de los signos del enamoramiento.

Cuando encontramos a la persona deseada se dispara la señal de alarma, nuestro organismo entra entonces en ebullición. A través del sistema nervioso el hipotálamo envía mensajes a las diferentes glándulas del cuerpo ordenando a las glándulas suprarrenales que aumenten inmediatamente la producción de adrenalina y noradrenalina (neurotransmisores que comunican entre sí a las células nerviosas).

Sus efectos se hacen notar al instante:

  • El corazón late más deprisa (130 pulsaciones por minuto).
  • La presión arterial sistólica (lo que conocemos como máxima) sube.
  • Se liberan grasas y azúcares para aumentar la capacidad muscular.
  • Se generan más glóbulos rojos a fin de mejorar el transporte de oxígeno por la corriente sanguínea.

Hay dos cosas que el hombre no puede ocultar:que está borracho y que está enamorado
Antífanes -388-311 a. C.-,comediógrafo griego

Los síntomas del enamoramiento que muchas personas hemos percibido alguna vez, si hemos sido afortunados, son el resultado de complejas reacciones químicas del organismo que nos hacen a todos sentir aproximadamente lo mismo, aunque a nuestro amor lo sintamos como único en el mundo.

Ese estado de "imbecilidadtransitoria", en palabras de Ortega y Gasset, no se puede mantener bioquímicamentepor mucho tiempo.

No hay duda: el amor es una enfermedad. Tiene su propio rosario de pensamientos obsesivos y su propio ámbito de acción. Si en la cirrosis es el hígado, los padecimientos y goces del amor se esconden, irónicamente, en esa ingente telaraña de nudos y filamentos que llamamos sistema nervioso autónomo. En ese sistema, todo es impulso y oleaje químico. Aquí se asientan el miedo, el orgullo, los celos, el ardor y, por supuesto, el enamoramiento. A través de nervios microscópicos, los impulsos se transmiten a todos los capilares, folículos pilosos y glándulas sudoríparas del cuerpo. El suave músculo intestinal, las glándulas lacrimales, la vejiga y los genitales, el organismo entero está sometido al bombardeo que parte de este arco vibrante de nudos y cuerdas. Las órdenes se suceden a velocidades de vértigo: ¡constricción!, ¡dilatación!, ¡secreción!, ¡erección! Todo es urgente, efervescente, impelente... Aquí no manda el intelecto ni la fuerza de voluntad. Es el reino del siento-luego-existo, de la carne, las atracciones y repulsiones primarias..., el territorio donde la razón es una intrusa.

Hace apenas 13 años que se planteó el estudio del amor como un proceso bioquímico que se inicia en la corteza cerebral, pasa a las neuronas y de allí al sistema endocrino, dando lugar a respuestas fisiológicas intensas.

El verdadero enamoramiento parece ser que sobreviene cuando se produce en el cerebro la FENILETILAMINA, compuesto orgánico de la familia de las anfetaminas.

Al inundarse el cerebro de esta sustancia, éste responde mediante la secreción de dopamina (neurotransmisor responsable de los mecanismos de refuerzo del cerebro, es decir, de la capacidad de desear algo y de repetir un comportamiento que proporciona placer), norepinefrina y oxiticina (además de estimular las contracciones uterinas para el parto y hacer brotar la leche, parece ser además un mensajero químico del deseo sexual), y comienza el trabajo de los neurotransmisores que dan lugar a los arrebatos sentimentales, en síntesis: se está enamorado. Estos compuestos combinados hacen que los enamorados puedan permanecer horas haciendo el amor y noches enteras conversando, sin sensación alguna de cansancio o sueño.

El affair de la feniletilamina con el amor se inició con la teoría propuesta por los médicos Donald F. Klein y Michael Lebowitz del Instituto Psiquiátrico de Nueva York, que sugirieron que el cerebro de una persona enamorada contenía grandes cantidades de feniletilamina y que sería la responsable de las sensaciones y modificaciones fisiológicas que experimentamos cuando estamos enamorados.

Sospecharon de su existencia mientras realizaban un estudio con pacientes aquejados "de mal de amor", una depresión psíquica causada por una desilusión amorosa. Les llamó la atención la compulsiva tendencia de estas personas a devorar grandes cantidades de chocolate, un alimento especialmente rico en feniletilamina por lo que dedujeron que su adicción debía ser una especie de automedicación para combatir el síndrome de abstinencia causado por la falta de esa sustancia. Según su hipótesis el, por ellos llamado, centro de placer del cerebro comienza a producir feniletilamina a gran escala y así es como perdemos la cabeza, vemos el mundo de color de rosa y nos sentimos flotando.

Es decir LAS ANFETAMINAS NATURALES TE PONEN A CIEN.

El 50% de las mujeres entrevistadas para el libro Por qué necesitan las mujeres del chocolate confesó que elegiría el chocolate antes que el sexo. Hay quienes al chocolate lo llaman EL PROZAC VEGETAL.

En una de las aventuras de Charlie Brown se puede leer "una buena manera de olvidar una historia de amor es comerse un buen pudin de chocolate".

Su actividad perdura de 2 a 3 años, incluso a veces más, pero al final la atracción bioquímica decae. La fase de atracción no dura para siempre. La pareja, entonces, se encuentra ante una dicotomía: separarse o habituarse a manifestaciones más tibias de amor -compañerismo, afecto y tolerancia-. Dos citas muy interesantes son:

El amor es como la salsa mayonesa: cuando se corta, hay que tirarlo yempezar otro nuevo.Enrique Jardiel Poncela.

El amor es como Don Quijote: cuando recobra el juicio es para morir.Jacinto Benavente

Con el tiempo el organismo se va haciendo resistente a los efectos de estas sustancias y toda la locura de la pasión se desvanece gradualmente, la fase de atracción no dura para siempre y comienza entonces una segunda fase que podemos denominar de pertenencia dando paso a un amor más sosegado. Se trata de un sentimiento de seguridad, comodidad y paz. Dicho estado está asociado a otra DUCHA QUÍMICA. En este caso son las endorfinas -compuestos químicos naturales de estructura similar a la de la morfina y otros opiáceos- los que confieren la sensación común de seguridad comenzando una nueva etapa, la del apego. Por ello se sufre tanto al perder al ser querido, dejamos de recibir la dosis diaria de narcóticos.

Para conservar la pareja es necesario buscar mecanismos socioculturales (grata convivencia, costumbre, intereses mutuos, etc.), hemos de luchar por que el proceso deje de ser solo químico. Si no se han establecido ligazones de intereses comunes y empatía, la pareja, tras la bajada de FEA, se sentirá cada vez menos enamorada y por ahí llegará la insatisfacción, la frustración, separación e incluso el odio.

Parece que tienen mayor poder estimulante los sentimientos y las emociones que las simples substancias por sí mismas, aquellos sí que pueden activar la alquimia y no al sentido contrario.

Un estudio alemán ha analizado las consecuencias del beso matutino, ése que se dan los cónyuges al despedirse cuando se van a trabajar. Los hombres que besan a sus esposas por la mañana pierden menos días de trabajo por enfermedad, tienen menos accidentes de tráfico, ganan de un 20% a un 30% más y viven unos ¡cinco años más! Para Arthur Sazbo, uno de los científicos autores del estudio, la explicación es sencilla: "Los que salen de casa dando un beso empiezan el día con una actitud más positiva".

Es cierto, no podemos negarlo, es un hecho científico que existe una química interna que se relaciona con nuestras emociones y sentimientos, con nuestro comportamiento, ya que hasta el más sublime está conectado a la producción de alguna hormona.

No hay una causa y un efecto en la conducta sexual, sino eventos físicos, químicos, psíquicos, afectivos y comunicacionales que se conectan de algún modo, que interactúan y se afectan unos a otros.

Existe, sí, una alquimia sexual, pero se relaciona íntimamente con los significados que le damos a los estímulos, y éstos con el poder que les ha concedido una cultura que, a su vez, serán interpretados por cada uno que los vive de acuerdo con sus recursos personales y su historia. Esperemos que estos estudios en un futuro nos conduzcan a descubrir aplicaciones farmacológicas para aliviar las penas de amor.

Espero que una vez leído este artículo no le digas a tu pareja después de hacer el amor: "he tenido una sensación sumamente agradable producto del aumento de testosterona y la disminución consiguiente de serotonina", entre otras cosas porque te estrangularía.

Fuente: Ciencia Popular

Publicado en Sabías que...
Viernes, 04 Diciembre 2009 00:00

¿Tienes el amor verdadero?

¿Cuáles son las señales que nos indican que estamos frente al amor de verdad, frente a la persona indicada? Un experto en relaciones nos expone las 5 reglas de oro para evaluar con éxito  nuestros prospectos de vida. Cuando se trata de tomar la decisión sobre elegir a tu compañero de vida nadie quiere cometer un error. Si preguntas a la mayoría de las parejas que están por casarse ¿Por qué se quieren casar? La mayoría contesta: "estamos enamorados". Y esto puede no ser suficiente. El elegir a la pareja adecuada no debe basarse solamente en amor. Aunque esto suene políticamente incorrecto, existe una gran verdad en ello. El amor, por sí sólo, no es la señal de que uno está con la persona indicada. Se necesita mucho más. He aquí 5 preguntas que se deberían hacer a sí mismos,  si en realidad deseas encontrar y mantener a tu media naranja.

PREGUNTA 1: ¿Compartimos un propósito común en la vida?¿ Por qué es esto importante? Lo pondríamos de esta manera: Si vamos a estar casados, 20 o 30 años, eso es mucho tiempo para vivir con alguien. ¿Qué piensan hacer juntos todo ese tiempo? Viajar, comer, hacer deportes, ir de compras, caminar, oír música, hacer el amor? Se necesita compartir algo más íntimo y con más significado. Se necesita un propósito común de vida. Dos cosas pueden suceder en una pareja, pueden crecer juntos por el mismo camino, o pueden crecer por caminos separados. El 50% de las parejas están creciendo por caminos separados. Para hacer funcionar una pareja necesitas saber qué es lo que quieres de la vida y casarte con alguien que quiera lo mismo.

PREGUNTA 2: Me siento bien, y tranquilo al expresar y compartir mis sentimientos con esta persona? Esta pregunta va al fondo de la calidad de su relación. Sentirse bien significa que te podes comunicar abiertamente con esa persona. La base para tener buena comunicación es la confianza, es decir, que no sienta que seré 'castigado' ó 'lastimado' por expresar mis pensamientos y sentimientos.

PREGUNTA 3: ¿Es una persona que es refinada y sensitiva? ¿Es una persona que procura regularmente su crecimiento personal? ¿Realmente toma en serio su mejoramiento personal? Un maestro define como una buena persona a aquella que siempre está buscando la manera de mejorar y de hacer lo correcto. Así que observa a tu pareja y date cuenta que hace con su tiempo. ¿Es una persona materialista? Normalmente una persona materialista no tiene como objetivo principal su mejoramiento personal.

PREGUNTA 4: ¿Cómo trata al resto de la gente? La cosa más importante que hace funcionar a una pareja es la habilidad de dar. Por dar, entendemos la habilidad para dar a la otra persona placer, bienestar. Pregúntate,  si esta persona con la que estás, disfruta al dar placer o bienestar a los demás. O ¿siempre está absorto en sí mismo? Para medir esto piensa en lo siguiente:

Cómo trata a otras personas con quien no tiene que ser amable. ¿Demuestra gratitud y aprecio?¿ Muestra respeto? Si no tiene gratitud por la gente que le sirve en todo, no podrás esperar que muestre gratitud por ti.

PREGUNTA 5: ¿Acaso hay algo que deseo cambiar de esta persona? Muchas personas cometen el error de casarse con la intención de luego cambiar o mejorar a su pareja ya casados. Pongámoslo de esta manera: Probablemente podrás esperar que una persona cambie, si, pero para lo peor! Si no puedes aceptar completamente a esta persona tal y como es hoy, entonces no estás con la persona indicada.

En conclusión, el salir con alguien no tiene porqué ser difícil. La clave es tratar de sobrellevar todo un poco mas con tu cabeza y un poco menos con tu corazón. Vale la pena mantener la objetividad cuando te encuentres en una relación. Se dice que el verdadero amor te llega sólo una vez en la vida, los demás son cariños que aunque a veces, son las personas con las que pasamos el resto de nuestras vidas, nunca llegamos a sentir esa vibración que nos hace sentir solo una persona en nuestra vida, a la que nos atrevemos a llamar el "nuestra alma gemela".


Fuente: Creando tu Vida Ideal

Publicado en Sabías que...
Martes, 03 Noviembre 2009 00:00

Amor por Internet

El enamoramiento es un estado de ánimo, un desencadenante de la experiencia amorosa. Dicha experiencia puede ser o no compartida por la otra persona; si esta responde a nuestro deseo amoroso, es la vivencia del éxtasis, es la Magia es un triunfo para nosotras.

Cuando,no existe una reciprocidad en la relación, el deseo y la frustración continua generan un estado de tristeza profunda llevándonos a la depresión. Toda esa energía que genera el enamoramiento al no encontrar la respuesta que esperamos, se vuelve contra nosotros mismo, generando así una autodestrucción. Se pierde la alegría, el deseo de vivir y uno se ve a sí mismo inferior, teniendo pensamientos negativos como: "... que malo tengo para que no me quieran ..., no soy lo suficientemente atractiva o simpática..., soy gorda, soy fea, nunca encontraré a nadie para mí..., el amor no se hizo para mi, no me volveré a enamorar nunca más en la vida..." . Son muchas las frases que nosotras nos decimos así mismas cuando nos sentimos rechazadas.

La personas enamoradas puede sentir sensaciones de frío, calor, tener taquicardia, ponerse a temblar, enrojecer ante la presencia de la persona amada tan solo con oír su nombre, sudoración en las manos. Se vive con gran intensidad, pero también con mucha inseguridad, llegando a sentir desde la alegría más absoluta, a la tristeza más profunda por el miedo al abandono del ser amado. ¿A cuántas de ustedes, no les ha sucedido?

¿Existe realmente el amor por Internet?

Tal vez les suene romántico, el hecho de conseguir a tu mitad por la inmensidad de la red, es algo muy hermoso para cada uno de nosotras, el pensar que en alguna interfase se encuentra nuestro "príncipe azul" y hacer que todos los días estemos puntualmente a determinadas horas conectados, esperando a que nuestro amor se conecte, pero esto no solo es inapropiado, sino que podrías sufrir una gran desilusión que puede afectarte emocionalmente, ya que podrías enamorarte de un modelo que solo existe en tu mente, solo porque a nosotras nos gusta las palabritas lindas, los escritos que te lleguen al corazón y que solo están en la mente de cada una de nosotras.

No es lógico que te enamores de una fotografía que podría no ser reciente o que quizás esa fotografía no corresponda a la persona con la que estas entablando una amistad. Solo sería una ilusión que podría desaparecer cuando le conozcas personalmente. Lo recomendable según los psicólogos sería que te cuidaras mucho de no enamorarte hasta que compartas con esa persona y veas si realmente es quién estas buscando y si es cierto todo lo que te ha dicho a través del Internet, recuerda que muchos suelen mentir.

Muchos psiquiatras opinan que la mayoría de las relaciones por chat son pasajeras y no llegan a tener mayor trascendencia, porque es muy difícil que exista un conocimiento profundo y real entre ambos mediante una computadora, porque se pierde algo esencial, el estar cara a cara, parados frente a una persona y sentir si lo que nos dice es cierto o no, esto es llamado: El Lenguaje de los GestosMediante el Internet, en cuestión de momentos podemos sentir cariño o sensaciones por alguien que ni si quiera conocemos, eso es algo que los psicólogos no ha podido explicar aún, pero ¿Te haz puesto a pensar si esa persona con la que interactuamos, posee realmente esas cualidades que le vemos? Tal vez, si, pero tal vez, no! Es ahí realmente, donde entra lo real y lo tangible de una relación cara a cara. Conocer sus virtudes y defectos, convivir sus logros y sus fracasos y sentir que cada cosa de él/ella te hace sentir vivo.

Son muchas las cosas que pueden suceder en este enlace de sentimientos entre dos personas por Internet, las consecuencias negativas surgen cuando nos damos cuenta de la verdad con respecto a esta persona. Es decir, su real y/o verdadera personalidad. Entonces, somos capaces de creer e imaginar a una persona según nuestras propias necesidades?

También señalan los psicólogos, que las personas que entran regularmente a los chats, suelen por lo general, tener dificultades en sus relaciones interpersonales, son poco sociables y con una autoestima muy baja, tienen mucho temor al rechazo, por lo que le es más fácil entablar una relación anónima a través del Internet, pero, por supuesto, habrán las excepciones.En el libro "El @mor en Internet", de la Psiquiatra Esther Gwinnell, nos señala los pasos que se siguen habitualmente en un ciberamor:


1.- Empieza la comunicación casual.

2.- Una persona del chat manifiesta interés por lo que dice otra.

3.- Ambas intercambian mensajes públicos dentro del grupo de conversación.

4.- Esto conduce a los canales privados (sólo dos).

5.- Los mensajes se vuelven más personales, largos y comprometidos.

6.- Uno de los comunicantes empieza a utilizar expresiones cariñosas. El otro sigue la pauta.

7.- Los mensajes se hacen más frecuentes.Es emocionante e interesante comprobar el buzón de correo electrónico.
Cuanto más mensajes envías y recibes, más deseas recibir otros mensajes, y más placer sientes cuando los ves aparecer en la pantalla de tu computador. Tus fantasías se intensifican y se hacen más significativas para tu vida emocional. Algunas personas pueden pasar entre seis y diez horas intercambiando mensajes con su "amante virtual".

8.- Intercambian fotografías.

9.- Deciden conocerse personalmente.

Según la doctora Gwinnel, en este último punto la relación puede continuar o puede perderse definitivamente. Funcione o no la relación, debes tener en cuenta que existe la posibilidad de conocer a personas mediante el Internet, que cambian su personalidad, tomando con poca seriedad una relación. Otras suelen poseer diferentes personalidades a través de los chats, incluso algunos se hacen pasar por gente del sexo opuesto, cambian su edad y envían fotografías que no son suyas, entonces son muchas las decepciones que puede haber. Como te comentaba en párrafos anteriores, exiten puntos positivos y negativos en esta clase de relación:  

Positivo:

Hace que las personas se sientan más libres y seguras de expresar lo que siente al no estar frente a frente con la otra persona.

Es una relación basada más en la manera de pensar, que en el aspecto físico.

Conoces más de una persona, y así se puede comparar entre diferentes estilos de personas, para saber con quién se entenderá uno mejor.

Negativo:

Se va perdiendo un tipo de comunicación: El Lenguaje de gestos

Se puede llegar al riesgo de idealizar a la persona, manteniendo ocultas muchas facetas y luego vendría una desilusión. Lo importante de todo esto es que aprendas a conocerte a ti misma, tus emociones, tu valor, tus habilidades y tu espíritu. Saber cual es la verdadera razón por la cual sientes ese "amor". Ahí tendrás la clave para saber si estas enamorado, o solo es una ilusión que alivia tu vida mientras dure esa relación, por la soledad que te invade.

Te haz puesto a pensar por un momento, que tan verdadero es tu amor por esa persona? Sucede muchas veces cuando las personas no se conocen, que se ilusionan las 24 horas del día, tratan de vivir sus vidas planificando y soñando con todo lo que tenga que ver con relación a esta otra persona. ¿Que buscan en realidad? será ¿Amor? o será ¿Que buscas una compañía para ocultar esa soledad, por lo que te lleva a comportarte así? Debemos ser sinceras con nosotras mismas, y así poder saber si realmente amamos a esa persona o somos nosotras los que necesitamos ser amadas.

Es muy provechoso sentir todo lo que se nos presenta en la vida. La sabiduría del amor esta en sentirnos vivos cada día y libres para proyectar las emociones que nos dan felicidad. Continua la lucha por encontrarte a ti misma y obtendrás el amor verdadero, sea a través del Internet o quizás lo tengas tan cerca de lo que imaginas, pero que no te has dado cuenta, porque no es un apuesto muchacho.

Publicado en Sabías que...
Viernes, 30 Abril 2010 00:00

Claves para facilitar el amor

Hay personas para las que el amor parece no tener secretos, y a otras parece que se les resiste, o quizás, simplemente anden un poco despistadas para darle entrada cuando aparece. Vamos a sugerir a continuación ciertas claves que, puestas en práctica, suelen facilitar que el amor entre en nuestras vidas:

Relajarse, es decir, no preocuparse demasiado por el tema, dejar que las cosas fluyan con naturalidad, y eliminar cualquier pensamiento que produzca tensión.

Aceptarse uno como es. Y si hay algo que no gusta lo suficiente, lo mejor es buscar nuevas pautas de comportamiento hasta que uno se sienta cómodo con ellas. Si paramos a pensarlo, no tiene mucho sentido que otra persona tenga que aguantar de nosotros lo que ni siquiera nosotros mismos nos aguantamos. Cambiar conductas no modificará nuestra esencia, simplemente mejorará lo que ya somos.

No intentar ser quien no se es. Al final, en pareja, todo es transparente, y es más práctico y más cómodo que, desde el principio, mostremos lo que somos y dejemos que nos quieran por esta misma razón.

Potenciar lo mejor que tenemos. Esto no es engañar, ni disimular, ni vender la moto. Se trata de llevar la atención hacia nuestros puntos fuertes, de los que nos sentimos más orgullosos, y sobre lo que mejor hacemos. Todo ello también forma parte de lo que somos.

Perder el miedo al rechazo. Porque, en realidad, no lo es. Cuando dos personas se están conociendo para ver si son lo suficientemente compatibles para formar pareja, desde el primer momento existe la posibilidad de que nos digan que no, de la misma manera que nosotros también podemos decir que no a alguien. Y está bien, siempre que prestemos especial atención a hacerlo con tacto y consideración por los sentimientos del otro. Por muchísimo que nos guste una persona, si a ella no le gustamos respetaremos su decisión. Si la situación fuese al revés, ¿qué pensaríamos de alguien que no nos gusta como pareja y que se empeña en que tenemos que enamorarnos de ella? Intentemos no caer en el mismo error.

Perder el miedo a reconocer los propios sentimientos. Está bien decirle a alguien que nos gusta. En realidad, es preferible oír esto que algo más desagradable. Sin embargo, a veces tendemos a mostramos un poco reticentes porque:

  • uno se expone a un posible rechazo. Podemos superar este miedo si nos valoramos y queremos a nosotros mismos, si expresamos los sentimientos con generosidad, sin esperar nada a cambio y sin crearse falsas expectativas.
  • uno se expone a que le agobien. En ocasiones, que alguien le diga a uno que le gusta supone el pistoletazo de salida para que el otro empiece una serie de conductas que, en lugar de conquistar, sólo consiguen agobiar, y a veces hasta casi coaccionar a sentir algo que es más una necesidad del otro que propia. El mejor remedio es un no claro y a tiempo. Pero antes, lo mejor es saber distinguir cuando uno se está pasando.

Abrir el número de grupos donde conocer gente nueva, para aumentar las posibilidades de conocer personas afines a uno mismo. Al principio, es mejor hacer distintos grupos en actividades que sean de nuestro agrado. El factor más importante es la regularidad, es decir, acudir a un sitio de manera sistemática, para tener la oportunidad de conocerse mejor unos a otros. A partir de ahí, surgirá un trato más amigable que permitirá, como mínimo, tener un grupo de conocidos con el que salir, o quizás conocer a ese alguien especial.

No pretender acertar en la diana a la primera. Ni el propio Einstein se atrevería a tanto. Vamos a aproximarnos al mundo de las relaciones con la expectativa realista de que antes de un SI definitivo, son necesarios muchos NOes, y de que todas las equivocaciones merecerán la pena si al final nos conducen al acierto.

Abrirse al amor significa abrirse a los demás. Los días que pasan resultan más o menos agradables en función de la calidad de las relaciones que tenemos con las personas que nos rodean. Dependiendo de con quién se está, el paraíso puede convertirse en un infierno, o el infierno en paraíso.

Abrirse al amor, para resumir, no es aceptar todo lo que nos venga, sino estar dispuesto a hacer una selección de lo que es más apropiado para uno mismo. Consiste en aceptar nuestros sentimientos, en no avergonzarse de ellos, y en no rendirse hasta encontrar a esa persona con la que vivir una plenitud mutua.

Bien pensado, no se me ocurre un sentimiento más limpio y más honesto que el amor, ni una conducta que produzca más satisfacción que expresarlo y recibirlo.

Fuente: meeticaffinity

 
Publicado en Pareja y Sexualidad
Martes, 27 Octubre 2009 00:00

¿Buscando el amor?

Amor. Es algo que todos queremos encontrar. Es algo que todos queremos dar, pero solo cuando estás bien contigo misma puedes estar bien con los demás.

Necesitas valorarte para valorar, quererte para querer, respetarte para respetar, y aceptarte para aceptar, ya que nadie puede dar lo que no tiene dentro de sí.

Ninguna relación te dará la paz que tú tienes que crear en tu interior.  Ninguna relación te brindará la felicidad que tú no construyas.  Sólo podrás ser feliz con otra persona cuando seas capaz de decirle con total convencimiento: No te necesito para ser feliz.

Sólo podrás amar siendo independiente, hasta el punto de no tener que manipular ni manejar a los que dices querer.  Sólo se podrá ser feliz cuando dos personas felices se unen para compartir su felicidad, no para hacerse felices la una a la otra.

Para amar necesitas una humilde autosuficiencia, necesitas autoestima y la práctica de una libertad responsable.  Pretender que otra persona nos haga felices y llene todas nuestras expectativas es una fantasía narcisista que sólo trae frustraciones.

Por eso, ámate mucho, madura, y el día que puedas decirle al otro: "Sin ti la paso bien"... ese día estarás en mejores condiciones para vivir en pareja.

Buscamos una pareja muchas veces para escapar de nuestra soledad.  No nos sentimos bien estando solos y parece que sin otro ser nuestra vida no tuviera sentido.   Para sentirnos valiosos, importantes y necesarios nos abrazamos a una relación y si ésta se rompe, nos sentimos morir un poco.  ¿Por qué buscamos muletas en nuestras vidas?  ¿Qué creemos que sólo estando en pareja podemos lograr sentirnos felices?

Podemos empezar a trabajar con nuestro interior.  Podemos aprovechar nuestra soledad para crecer por dentro.  Podemos comenzar de pronto algo que veníamos postergando por falta de tiempo.  Podemos darnos cuenta que somos importantes, más allá de nuestra pareja.

Sólo estando bien por dentro,  podemos atraer a nuestra vida personas valiosas.  Nuestra autoestima se refleja en nuestras compañías y es por eso que muchas veces nos preguntamos por qué estamos al lado de esa persona, por qué nos gobiernan, nos manejan, y hacen con nosotros lo que quieren.

Debemos aprender a querernos, a mimarnos, y por sobre todo debemos todos los días agregar una cuota más de amor a nosotros mismos.  Para poder amar a otra persona primero tenemos que aprender a amarnos.

Si ya cumpliste con quererte a ti misma y  estas preparada para amar,  ¿cómo saber si te encuentras enamorada?

 


Es fácil creer que se está enamorado cuando un hombre y una mujer se sienten bien el uno con el otro, y se atraen mutuamente. Sin embargo, no siempre es así. 

Muchas personas que se creían enamoradas de este modo, se dan cuenta más tarde, de que tan solo había una simple atracción reforzada por un gran entusiasmo del uno por el otro, pero que luego resultó ser pasajero.

Te damos algunas claves para desvelar si vives una atracción temporal o un amor con deseos de permanencia, y aclarar qué sentimientos tienes hacia esa persona que te está volviendo el mundo el revés y encendiendo el corazón.

Respeto y libertad: ingredientes primordial
No existe amor verdadero si no se respeta la libertad del otro, ni cuando se producen presiones entre los amantes. Además, dos personas que se aman se respetan: saben ponerse en el lugar del otro, descubrir sus peculiaridades e individualidad, y aceptar sus criterios y manera de entender la vida, sin imponer los propios puntos de vista. Se ayudan mutuamente a mejorar y superarse, sin querer convertir al otro una copia de uno mismo.

Lealtad en las buenas y en las malas
"Ponte a  Enfermar y verás quien te quiere de verdad", eso dice un refrán, que bien puede aplicarse a las relaciones de pareja, porque los "amores de mentira" suelen desvanecerse cuando surgen los problemas de verdad. Amar significa estar dispuesto a responder ante todas las situaciones que se presenten. No hay amor si se eluden las responsabilidades o no asumen los compromisos.

Conocerse bien, para amarse mejor

El verdadero amor requiere de un verdadero y mutuo conocimiento entre las personas, pero que no debe invadir la libertad e intimidad del otro, ni violentarle ni presionarle para acceder a sus espacios de privacidad, las intimidades de su "jardín interior". El amor lleva tiempo, aunque se tengan prisas y se sienta el miedo de perder a la persona amada.

Interrogantes para salir de dudas

¿Te imaginas con esa persona toda la vida? ¿Qué es lo que realmente te gusta de el: su físico, su forma de ser o pensar, sus bienes materiales, su ropa, su sentido del humor, su responsabilidad, seriedad o respeto, su alegría de vivir...? ¿Sólo quieres estar con tu actual pareja para divertirte y pasarlo bien, tener alguien con quien salir, dar envidia a los demás, o por miedo a la soledad? ¿Cuándo iniciaste esta relación estabas desesperada por salir con alguien o temías no encontrar nunca a una persona adecuada para ti? Las respuestas a estas preguntas las puedes encontrar en tu corazón.

Tips para saber si le atraes a ellos

  • Manos en la cintura, con los codos hacia atrás.
  • Pulgares en el cinturón, las manos caídas, marcando la zona genital (postura del vaquero)
  • Girar el cuerpo hacia la mujer y deslizar el pié en su dirección.
  • Abrir las piernas
  • Se incrementa la sudoración
  • Dilatación pupilar.
  • Tensión muscular.
  • Reacción “militar”,  sacar pecho, meter estómago.
  • Erigirse tratando de mostrar más altura.
  • Su mirada, se vuelve persistente dirigida tanto a los ojos como a otras partes con contenido sexual (pechos, piernas, genitales).
  • Arreglarse la ropa. Intentará colocarse la corbata, o el cuello de la camisa, quitar una real o pretendida pelusa
  • Alisarse o acariciarse el pelo.

“Se firme en tus actitudes y perseverante en tu ideal. Pero se pacientes, no pretendiendo que todo te llegue de inmediato. Haz tiempo para todo, y todo lo que es tuyo, vendrá a tus manos en el momento oportuno. Aprende a esperar el momento exacto para recibir los beneficios que reclamas. Espera con paciencia a que maduren los frutos para poder apreciar debidamente su dulzura”

Publicado en Pareja y Sexualidad
Miércoles, 13 Junio 2012 00:00

Los errores mas comunes de la mujer en el amor

Excelente entrevista del Dr. César Lozano a Gaby Machuca, donde nos muestra los diferentes errores que cometemos las mujeres en una relación.

 

Vídeo 1

Vídeo 2

 

Publicado en Pareja y Sexualidad

Cuando te encuentres sereno y feliz
En cualquier lugar del mundo 
Cuando todo el mundo sea tu país 
Cuando no teniendo nada 
Sientas que lo tienes todo 
Cuando en la opulencia luzcas humildad 
Cuando puedas devolver el mal por bien 
Sin importar a quien 
Y veas a tu hermano en cada ser 
Cuando apliques que amar 
Es solo dar y dar 
Sin importar más nada que tan solo dar.
 
Cuando indiferente avances 
Entre aquellos que te insulten 
Y en silencio les envíes tu perdón 
Cuando nadie pueda herirte 
Ni por nada has de afligirte 
Cuando a quien te odie tú le des tu amor 
Cuando ejerzas la inocencia con conciencia 
Cuando busques el saber 
Así como buscas el pan 
Cuando ames todo sin pasión ni posesión 
Cuando la realidad se imponga al fin a la ilusión.

Cuando sepas aliviar 
Las penas de aquellos que sufren 
Y tus labios digan solo la verdad 
Cuando hagas del deber un placer 
Y el placer no sea más para ti un deber 

Cuando vivas el presente como lo único urgente  
Cuando la Bondad sea tu voluntad 
Cuando el egoísmo ceda al altruismo 
Cuando la impureza, ceda a la pureza y la virtud, 
Entonces serás un hombre, serás una mujer, 
Serás un ser que alcanzó la humanidad 
Serás un hijo del planeta 
Serás que alcanzó la meta serás un egresado de la tierra.
Serás al fin un hombre, serás una mujer,
Serás un ser que alcanzó y realizó la humanidad.

Madre Teresa de Calcuta

 

 
Sábado, 20 Noviembre 2010 00:00

Los Diez Secretos del Amor

Experimentar el amor en nuestras vidas y disfrutar de relaciones verdades casi siempre nos parece un cuento de hadas imposible de hacer realidad. Pero, lo cierto es que todos estamos en la capacidad de amar y ser amados y de crear relaciones amorosas en nuestras vidas. Solo debemos aprender cómo hacerlo.

Algunos puntos a tener en consideración son:

- No existe mayor error en la vida que mostrarse cínico ante el amor. Cuando llegues al final de tu vida, lo único que contara será el amor que has dado y has recibido.

- En tu viaje al otro mundo, lo único que te llevaras contigo es amor y lo único de valor que dejaras atrás es amor

- Por eso el amor es el mejor regalo de la vida. Le da sentido y lo hace merecedora de ser vivida.  Hay personas que por amor han sido capaces de soportar dificultades en la vida.

- El amor no es algo que sucede, es algo que creamos y todos tenemos esa capacidad.

- Para amar realmente, debes de comprender a esa persona, necesitas conocerla y respetarla. Es preciso que su bienestar te preocupe de verdad.

- Para amar a una persona de verdad debes de verla por dentro (su naturaleza, su espíritu o su alma). Hay cosas que no pueden contemplarse con los ojos. En el amor lo esencial solo puede verse con el corazón.

- "Todos tenemos el poder de amar y de que nos amen y la capacidad para crear relaciones amorosas en nuestra vida. Por eso es tan triste que la gente decida vivir sin amor"

- El amor esta disponible para todo el mundo, pero debemos elegirlo. En la vida logras lo que eres, y eres lo que logras. Las relaciones no aportan el amor, nosotros ponemos amor en la relación. Cuando somos cariñosos, una relación cariñosa surge inevitablemente.

-Si deseas amor, debes de renunciar a tus miedos y estar dispuesto a no dejar pasar las oportunidades.

Para ello debes de conocer Los Diez Secretos del Amor Abundante:

1.- EL PODER DEL PENSAMIENTO:

El amor comienza con el pensamiento.

Nos convertimos en lo que pensamos.

Los pensamientos amorosos crean experiencias y relaciones amorosas.

Las afirmaciones pueden cambiar nuestras creencias y pensamientos acerca de nosotros mismos y de los demás.

Si quieres amar a alguien, necesitas tener en cuenta sus necesidades y deseos.

Pensar acerca de tu pareja ideal te ayudará a reconocerla cuando entre en tu vida.

2.- EL PODER DEL RESPETO:

No puedes amar a nada ni a nadie a menos que antes lo respetes.

La primera persona que merece tu respeto eres tú.

Para recuperar el respeto por ti mismo, hazte la pregunta:

¿Qué respeto en mí?

Para respetar a los demás, incluso a las personas que te desagradan, pregúntate:

¿Que respeto de ellos?

3.- EL PODER DE LA ENTREGA:

Si deseas recibir amor, ¡todo lo que tienes que hacer es darlo!
Cuanto más amor entregues, más recibirás.
Amor es entregarte sin condiciones y voluntariamente.

Practica al azar actos de bondad.

Antes de comprometerte a una relación, no te preguntes por lo que la otra persona te puede dar, sino por lo que tú puedes aportarle a ella.

La fórmula secreta de una relación amorosa, feliz y para toda la vida es centrarte siempre en lo que puedes dar en vez de en lo que puedes sacar de ella.

4. EL PODER DE LA AMISTAD:

Para encontrar un amor verdadero, primero debes encontrar a un amigo o una amiga verdadera.

El amor no consiste en mirar a los ojos del otro, sino en mirar juntos en la misma dirección.

Para amar a alguien de verdad debes amarlo por lo que es, no por su aspecto físico.

La amistad es la tierra en la que la semilla del amor crece.

Si deseas introducir amor en una relación, primero debes aportarle amistad.

5.- EL PODER DEL CONTACTO FÍSICO:

El contacto físico modifica una de las expresiones más poderosas del amor que existe, destruye barreras y crea vínculos entre la gente.

El contacto físico altera nuestro estado físico y emocional y nos hace más receptivos al amor.

El contacto físico nos ayuda a que el cuerpo sane y enternece el corazón.

Cuando abres tus brazos, estás abriendo tu corazón.

6. EL PODER DEL DESPRENDIMIENTO:

Si amas algo déjalo libre. Si vuelve es tuyo; si no lo hace, nunca lo fue.

Incluso dentro de una relación amorosa, la gente necesita tener su propio espacio.

Si queremos aprender a amar, primero debemos aprender a perdonar y dejar ir nuestras heridas y dolencias del pasado.

Amar significa desprendernos de nuestros miedos, prejuicios, ego y Condicionamiento.

Hoy dejo atrás todos mis miedos, el pasado ya no tiene poder sobre mí; hoy es el comienzo de una nueva vida.

7.-. EL PODER DE LA COMUNICACIÓN:

Cuando aprendemos a comunicarnos abiertamente y con sinceridad, la vida cambia.

Amar a una persona es establecer comunicación con ella.

Deja que la gente a la que amas sepa que la amas y aprecias.

Nunca tengas miedo a pronunciar las palabras mágicas: te quiero.

No dejes pasar la oportunidad de halagar a una persona.

Despídete de la gente siempre con palabras cariñosas: puede que sea la última vez que veas a esa persona.

Si estuvieras a punto de morir y pudieras llamar por teléfono a las personas que quieres, ¿a quién llamarías?, ¿qué le dirías?... ¿a qué esperas para hacerlo?

8. EL PODER DEL COMPROMISO:

Si deseas amor en abundancia, debes establecer el compromiso de lograrlo, un compromiso que se reflejará en tus acciones y en tus pensamientos.

El compromiso es la verdadera prueba de que el amor está presente.

Si quieres tener una relación con amor, debes comprometerte a crear la relación que quieres.

Cuando estamos realmente comprometidos a algo o con alguien, abandonar nunca es la opción.

El compromiso distingue una relación frágil de una sólida.

9. EL PODER DE LA PASIÓN:

La pasión enciende el amor y lo mantiene vivo.

Una pasión duradera no procede exclusivamente de la atracción física, sino que se origina gracias a un profundo compromiso, entusiasmo, interés y fascinación por la otra persona.

La pasión se puede reavivar recreando experiencias pasadas en las que existe pasión.

La espontaneidad y las sorpresas crean pasión.

El amor y la felicidad comparten la misma esencia; todo lo que necesitamos hacer es vivir cada día con pasión.

10. EL PODER DE LA CONFIANZA:

La confianza es esencial para establecer una relación con amor.

Si un miembro de la pareja está cegado por la sospecha, la ansiedad y el temor, el otro se sentirá atrapado y emocionalmente ahogado.

No puedes amar a una persona plenamente a menos que confíes en ella.

Actúa como si la relación que mantienes con una persona nunca fuese a acabarse.

Una manera de saber si una persona es la adecuada para ti es preguntándote:

¿Confío en ella plenamente y sin reservas? Sí la respuesta es negativa, piénsalo con cuidado antes de comprometerte más.

Extracto de "Los Diez Secretos del Amor Abundante" de  Adam J. Jackson

 
Página 1 de 2