Martes, 03 Abril 2012 00:00

Permitir y agradecer


Permitir se trata de aceptar y confiar que todo es perfecto exactamente como es en estos momentos, con las personas que necesitas estén allí.

La verdadera aceptación significa acoger a lo que sea en su vida; exactamente, como es. Sólo de esta manera sus vidas van a cambiar, se equilibraran y tendrán su conciencia disponible para crear algo nuevo.
El camino del creador; del maestro, es el camino de permitir, que todas las cosas, sean exactamente como son. Es el camino de cambiar su propio punto de vista, hasta que puedan ver la perfección de todo lo que es.

No pueden simplemente decidir aceptar algo, eso es sólo un truco de la mente. Para aceptar realmente algo, tienen que verlo de otra manera, tienen que cambiar su propia perspectiva, de escucharse a sí mismos y al mundo que los rodea; hasta que entiendan por qué está ahí, hasta que puedan lograr ver la belleza y la perfección de ello.

Si deseas paz en la tierra, debes ser capaz de ver la belleza y la perfección; incluso de la guerra y la violencia, en el mundo. Sabemos que esto es difícil de entender; pero es cierto, porque las guerras y la violencia están ahí por alguna razón. Llevando a cabo una función vital en la conciencia. Ésa función, está casi completa y se desvanecerá, pero sólo cuando las personas estén dispuestas a cambiar su perspectiva sobre ello, a ver más allá de la superficie y a ver la perfección de ello, exactamente como es.

Así que tómense su tiempo para mirar sus propias vidas. Observen las cosas a las que se resisten, las que les molestan. Sienta por qué podrían estar en su vida, si pueden encontrar una manera de mirarlas de forma diferente, de sentir gratitud y apreciación, por ellas. Porque, cuando se está agradecido; -incluso de las cosas malas en sus vidas- se puede sentir ésa gratitud; y con ello un cambio en su vida. Y lo más importante; su experiencia cambiará y el mundo que los rodea comenzará a reflejarlo.

Hace falta un maestro creador para sentir gratitud por los kilos en exceso de su cuerpo, por la enfermedad que dice el doctor que padece, por los achaques y los dolores que siente.


Hace falta un verdadero, maestro creador para sentir gratitud, por el poco dinero que tiene en este momento, para sentir gratitud por estar solo en este momento; y por no tener la pareja de sus sueños, que los distraiga de este momento más preciado de toda su existencia. Hace falta un maestro creador para mirar a la violencia y la agitación en el mundo; y ver la perfección de ello y para entender el increíble salto de conciencia, que está facilitando

Hace falta un maestro creador para mirarse a sí mismo; y mantenerse erguido y confiado y decir: ¡Yo soy un ser grandioso y magnifico y yo soy perfecto en todos los sentidos, EXACTAMENTE COMO SOY!

¿Están listos para ser ése maestro? ¿Están dispuestos a ser un maestro creador?

¡Somos completos!

Martes, 16 Agosto 2011 00:00

40 consejos para ser feliz


La felicidad es una semilla que se riega día a día. El Mahatma Ghandi decía acerca de la felicidad, que es la armonía entre lo que se piensa, se dice y se actúa.

Aquí tenemos 40 consejos para ser feliz. Son realistas, sensatos y gratuitos, todos los podemos realizar y sus resultados pueden ser mágicos. ¿Lo intentamos?.

    1. Camina de 10 a 30 minutos todos los días. Mientras camina, sonríe
    2. Siéntate en silencio por lo menos 10 minutos cada día. Enciérrate si es necesario
    3. Escucha buena música todos los días, es auténtico alimento para el espíritu
    4. Al levantarte en la mañana di lo siguiente: Mi propósito hoy es …
    5. Vive con las 3 "E": Energía, Entusiasmo y Empatía
    6. Juega más juegos que el año pasado
    7. Lee más libros que el año pasado
    8. Mira al cielo al menos una vez al día, date cuenta de la majestuosidad del mundo que te rodea
    9. Sueña más mientras estás despierto(a)
    10. Come más alimentos que crezcan en los árboles y en las plantas y menos alimentos que sean manufacturados en plantas industriales o que requieran un sacrificio
    11. Come arándanos y nueces. Toma té verde, mucha agua y una copa de vino al día (asegúrate de brindar con ella por algo hermoso de lo mucho que hay en tu vida y, de ser posible, hazlo en compañía de quien amas)
    12. Trata de hacer reír a por lo menos 3 personas cada  día
    13. Elimina el desorden de tu casa, tu auto y tu escritorio y deja que nueva energía fluya en tu vida
    14. No gastes tu precioso tiempo en chismes, cosas del  pasado, pensamientos negativos o cosas fuera de tu control. Mejor invierte tu energía en lo positivo del presente
    15. Date cuenta que la vida es una escuela y tú estás aquí para aprender. Los problemas son lecciones que van y vienen, lo que aprendes de estos es para toda la vida
    16. Desayuna como rey, come como príncipe y cena como mendigo
    17. Sonríe y ríe más
    18. No dejes pasar la oportunidad de abrazar a quien aprecias
    19. La vida es muy corta como para desperdiciar el tiempo odiando a alguien
    20. No te tomes a ti mismo tan en serio. Nadie más lo hace
    21. No tienes que ganar cada discusión. Acepta que no estás de acuerdo y aprende del (de la) otr@
    1. Estate en paz con tu pasado, así no arruinará tu presente
    2. No compares tu vida con la de otros. No tienes idea del camino que ellos han andado en la vida
    3. Nadie está a cargo de tu felicidad excepto tu mismo
    4. Recuerda que tu no tienes el control de todo lo que te sucede, pero sí de lo que haces con ello
    5. Aprende algo nuevo cada día
    6. Lo que la demás gente piense de ti no es de tu incumbencia
    7. Aprecia tu cuerpo y disfrútalo
    8. No importa que tan buena o mala sea la situación, ésta cambiará
    9. Tu trabajo no se ocupará de ti cuando estés enfermo. Tus amigos sí lo harán. Mantente en contacto con ellos.
    10. Desecha cualquier cosa que no sea útil, bonita  o divertida
    11. La envidia es una pérdida de tiempo. Tu ya tienes todo lo que necesitas

  1. Lo mejor está aún por venir
  2. No importa cómo te sientas, levántate, vístete y asiste
  3. Ten sexo maravilloso, siempre con plenitud de tu ser
  4. Llama a tus familiares con frecuencia y mándales correos diciéndoles: ¡estoy pensando en ti!
  5. Cada noche antes de acostarse di lo siguiente: Doy gracias por … Hoy logré o conseguí
  6. Recuerda que estás demasiado bendecido como para estar estresado
  7. Disfruta del viaje. Sólo tienes una oportunidad, sácale el mayor provecho
  8. Envía este mensaje a quien te importa
Miércoles, 09 Marzo 2011 00:00

Instrucciones sobre la gratitud


Todo lo que se recibe es un regalo, incluso las experiencias más traumáticas pueden ser en realidad "llamadas de atención" y por lo tanto, regalos. La respuesta adecuada para cualquier regalo es la gratitud.

En el fondo de nuestro corazón, podemos convertir el miedo en confianza valiente; los nervios y la confusión en quietud; el aislamiento se puede convertir en una sensación de unidad con los demás; la introversión en amor; y las reacciones irracionales en sentido común. La imaginación creativa de la gratitud nos dirá a cada uno de nosotros cómo conseguir estas cosas. Aquí tienes cinco gestos pequeños que te pueden ayudar a demostrar gratitud y mantenerte despierto.

1. Toda gratitud expresa confianza. El que no se fía no reconocerá un regalo como tal… Pensará: "es una trampa, un engaño o un soborno." La gratitud tiene la valentía de confiar y de esa manera supera el miedo. Hoy en día hay demasiado miedo en el ambiente, un miedo y una desconfianza agudizada por los políticos y los medios de comunicación. Es ahí donde está el gran peligro: el miedo perpetúa la violencia. Pon en movimiento la valentía de tu corazón, como hacen los que están despiertos. Di una palabra hoy a alguien que tenga miedo para darle de esa manera valentía.


2. En tanto que la gratitud expresa valentía, a su vez propaga calma. Este tipo de calma es muy compatible con las emociones más profundas. Únete a los que tienen compasión y son fuertes y calmados. Actúa desde la quietud del núcleo de tu corazón. Toma la mano de alguien hoy y propaga la calma.


3. Cuando eres agradecido, tu corazón se abre. Se abre a los demás por sorpresa. Durante momentos de catarsis en tu vida, o en las vidas del colectivo, a veces vemos ejemplos sobresalientes de actitudes de apertura: a veces personas que no se conocen se ayudan entre sí de forma heroica. Sin embargo, hay otras personas que deciden aislarse y casi no se atreven a mirar a los demás a los ojos. La violencia empieza con el aislamiento. Rompe ese patrón. Contacta con personas que normalmente ignorarías, por lo menos establece contacto visual: el agente de la cabina del peaje, el encargado del parking, alguien en el ascensor… Mira a un desconocido a los ojos hoy y date cuenta de que no es un extraño.


4. Te puedes sentir agradecido o aislado, pero nunca los dos a la vez. La gratitud echa fuera la introversion. No hay sitio en el corazón para ambos. Cuando eres agradecido sabes que perteneces a una red en la que se da y se toma, afirmas que quieres pertenecer a esa red. Esta afirmación es la esencia del amor. No necesitas palabras para expresarlo, una simple sonrisa pondrá tu afirmación a trabajar. No te debe importar si la otra persona te sonríe de vuelta. Regálale a  alguien una sonrisa inesperada hoy y contribuye a compartir la paz en el mundo.


5. Lo que tu gratitud hace por ti es tan importante como lo que hace por los demás.


La gratitud potencia tu sentido de pertenecer a algo; este sentido de pertenecer a la vez potencia tu sentido común. Al pertenecer al grupo te conectas con los intereses que compartimos todos los seres humanos. Sólo tenemos un enemigo común: la violencia. El sentido común nos dice: Podemos parar la violencia sólo si dejamos de actuar violentamente; la guerra no es el camino hacia la paz. Escucha las noticias hoy desde el filtro del sentido común.

 Por: POR DAVID STEINDL-RAST
Traducción: Ezekiel Rodmar

(c) Todos los derechos reservados 
Ejercicio del curso de Eckhart Tolle y Oprah, UNA NUEVA TIERRA

Miércoles, 08 Diciembre 2010 00:00

El Ego...


El mayor obstáculo en el camino espiritual es el ego. Este se basa en la personalidad. Desea controlar y lo hace, todas nuestras acciones. Este ego no quiere entregarse y contempla la paz como su enemigo y el conflicto como su aliado.

El problema es que nos identificamos con nuestro ego y creemos que decidimos, pero es el quién decide por nosotros. Y mientras estemos identificados con él o con nuestro yo corporal y aceptamos que estamos limitados por lo que percibimos en el mundo físico, no podemos experimentar nuestra verdadera realidad, nuestro yo espiritual.

Si estamos dispuestos a liberarnos de nuestro ego, entonces corregiremos nuestras percepciones.

A través de los ojos de ego creemos que Dios esta fuera de nosotros y que nos castiga por nuestros errores.

Podemos definir al ego como nuestro yo inferior o nuestra personalidad. Es parte de nuestra mente que está separada o disociada de nuestra mente espiritual, que es la que contiene solamente los pensamientos amorosos de Dios.

El lema favorito del ego es "Busca que no encontrarás jamás lo que buscas". Se preocupa por generarnos juicios condenatorios, pensamientos de ataque y defensa y es un maestro de la decepción. Su objetivo principal es controlarlo todo y creer que así todo está bien.

Sus cimientos se hunden en la duda y en la incertidumbre, razón por la que es ambiguo y ambivalente respecto a todo. Se caracteriza por la complejidad y por la confusión en vez de por la sencillez.

El mundo del ego es un mundo de placer-dolor que para la mayor parte de nosotros, contiene mucho más de dolor que de placer.

La separación es su juego, por lo que hay que pensar primero en uno, consiguiendo y acaparando todo lo que se pueda pretender.

Los celos, la posesividad y el rechazo forman el núcleo de su existencia. El ego no tiene la menor duda de que el centro del universo es él.

Visto a través de los ojos del ego, mi identidad depende de las opiniones y juicios que los demás tienen de mí, al igual que lo que los juicios y opiniones que yo tengo sobre mí mismo. Mi identidad actual es vista como una prolongación de mi pasado.

La atracción del ego por la culpa solo puede ser plenamente comprendida si se considera la naturaleza de la percepción. Porque es el modo en que vemos el mundo que nos rodea el que determina nuestra forma de reaccionar ante el mismo. Y es nuestra percepción la que nos dice lo que vemos, basándose en las interpretaciones y en las evaluaciones de lo que suministran nuestros sentidos. Cada uno de nosotros ve al mundo de manera diferente según cuales sean nuestras necesidades individuales, nuestros deseos, nuestras experiencias pasadas y nuestras creencias actuales.

Nuestras percepciones son en realidad proyecciones de pensamientos que se originan en nuestra propia mente. Puesto que siempre miramos hacia adentro antes de mirar hacia fuera, lo que vemos es nuestro propio estado mental que se refleja hacia el exterior.

La percepción es una elección y no un hecho. Nuestras percepciones están fragmentadas, solo vemos minúsculas porciones de cualquier situación, y nunca la totalidad. Lo que creemos que es verdad solo es nuestra propia interpretación y evaluación de lo que percibimos. Y esto es lo que provoca dificultades y desacuerdos entre las personas.

Tenemos dos voces siempre ante cualquier curso a tomar. La voz del ego y la voz de nuestro profundo ser, ser verdadero, Dios, el maestro interno o como queramos llamarle. La voz del ego nos confunde, creemos que es la nuestra pero no lo es. Nuestra verdadera voz es la segunda y es menos audible por la invasión del ego. Tenemos que relajarnos y buscarla un poco, y surgirá, es más del corazón que de la mente. Una corazonada que debemos seguir.

Nuestro ego dispone de un buen conjunto de imágenes mentales que se basan en nuestras percepciones pasadas de culpa y miedo que determinan lo que creemos que queremos en el momento presente.

Nuestro ego nos engaña haciéndonos creer que estamos tomando decisiones completamente nuevas cada día, cuando en realidad en otro nivel nos dice que tengamos cuidado, que somos vulnerables y que las experiencias dolorosas del pasado pueden volver a repetirse.

Para sobrevivir, el ego nos dice que tenemos que buscar en nosotros la culpa y en los demás, y esta preocupación sobre quien es culpable y quien inocente es la base de nuestro proceso de toma de decisiones.

La proyección es el mecanismo mediante el cual rechazamos las responsabilidades y externalizamos los pensamientos o sentimientos que estamos experimentando, como la culpa, haciendo que alguien sea responsable de ellos. Ese alguien puedo ser nuestro cónyuge, un compañero de trabajo, nuestros padres, nuestros hijos, el presidente, un inspector de cualquier cosa, o cualquiera que juegue un rol en nuestra vida.

Decimos que si ellos se hubieran comportado de otro modo, nosotros no tendríamos las dificultades que estamos teniendo.

Es un hecho psicológico que cuando mantenemos la culpa tratamos de manejarla, ya sea atacándonos a nosotros mismos (lo que se suele expresar en forma de síntomas de depresión o enfermedad física) o proyección de la culpa en los demás.

Vivir atado a la culpa, que es generada por el ego, tiene entre otras las siguientes consecuencias:

- Hace que nos sintamos atacados.
- Justifica nuestros sentimientos de ira.
- Hace que nos sintamos deprimidos.
- Destruye nuestra sensación de paz.
- Hace que nos sintamos sin amor
- Destruye nuestra confianza y autoestima.

Todo esto ha sido experimentado por mi y recién ahora me doy cuenta como funciona, como es el juego del ego que me tenía dominado y no me percataba. Decidía por mí y no lo sabía, pese a que alguien me lo decía, no era conciente. ¿Ven que difícil y sutil enemigo tenemos adentro?

Sólo hay un antídoto conocido frente a la culpa: un perdón completo, comenzando por nosotros mismos y extendiéndolo a todos los que comparten el mundo con nosotros.

El ego mira al perdón de modo ambivalente. Nos aconsejo que perdonemos pero no olvidemos. La falta de perdón es la razón de ser del ego. Continúa justificando que hagamos juicios condenatorios porque su supervivencia depende de que tengamos una creencia mas firme en la realidad de la culpa, que en la del perdón.

Descubro que la única manera de mantenerme en paz y feliz es mantenerme en el presente, perdonando. Esta vigilancia demuestra que el perdón es la llave para ver el mundo de manera diferente.

Perdonar es dejar pasar las cosas, dejar que el incidente pase. Hay que dejar de criticar y hacer reproches.

Tenemos que abandonar, soltar como lastre nuestros planes y dejar que Dios, el Universo o como queramos nombrarle, asuma el control. Todo nos sucede según un plan divino, y es el que debemos adaptar como el plan y no los nuestros.

Todo nos sucede de acuerdo a ese Plan y nos enseña una lección que debemos aprender.

Cada decisión que nosotros hacemos en nuestra vida supone elegir a partir del sistema de pensamiento del ego o del sistema de pensamiento del amor.

Al ego le gusta aumentar nuestras dudas y su voz quiere ser escuchada primero.

Intenta convencernos de que no nos arriesguemos a escuchar la voluntad de Dios porque tal vez no nos guste la respuesta. Yo he experimentado este error muchas veces.

El juego de la incertidumbre y el miedo es el juego del ego.

Con frecuencia nos encontramos atrapados en la racionalización de que seríamos felices si la voluntad de Dios coincidiera con la nuestra.

Esto quiere decir que ya sé la repuesta que deseo por lo que no preguntaré.

Es otra trampa. Hay que fluir, flotar y dejar que el Universo asuma el control, sin deseo, sin desear una respuesta específica.

Y precisamente esto es lo que enloquece al ego ya que su supervivencia depende de tener respuestas que satisfagan sus deseos.

Solo cuando estoy demasiado preocupado por el resultado, mi ego alza su voz que causa interferencia con la voz interna.

No tenemos que librarnos por completo de nuestra ira, culpa y pensamientos de no perdonar, para empezar a oír nuestra voz interna. Es nuestra disposición aunque sea parcial, a presentar nuestros problemas a nuestros guía interno la que hace posible que nuestras percepciones equivocadas se corrijan

La palabra "difícil" se basa en nuestras creencias pasadas de que hay límites a nuestra capacidad de aprendizaje. Debemos confiar en nosotros, en nuestro guía interno y adquirir cada vez más confianza.

Nuestro ego es muy hábil en el modo de diseñar su supervivencia. Y un elemento esencial para dicha supervivencia es el miedo., ya que sin el dejaría de existir. El miedo se basa en la percepción de que estamos siendo atacados.

Debemos abandonar las culpas, los juicios, los reproches y las condenas. Al hacerlo descubrimos que debemos aceptar la responsabilidad de nuestra libertad y nuestra felicidad puesto que lo únicos que puede dañarnos son nuestros pensamientos.

La mente dominada por el ego es muy terca y obstinada. El ego bloquea nuestra conciencia.

Cuando permitimos que la mente de nuestro ego se haga cargo de las situaciones, en lugar del yo verdadero, los celos y los sentimientos de posesión nos consumen. Creemos que la persona a la que amamos nos está causando dolor. El ego nos susurra que estamos experimentando dolor a causa de otra persona y que nuestra ira está justificada. El ego nos enseña que no podemos confiar en nadie, ni en nosotros mismos.

Lleva un cierto tiempo reconocer que nadie puede hacernos daño salvo nosotros mismos. Son sólo nuestros pensamientos y actitudes las que nos causan daño. Luego la perdida de confianza y la decepción son problemas personales e internos que proyectamos a los demás. Esto nos hace más responsables de todo cuanto nos sucede.

En el momento que queremos algo de otra persona le estamos dando el poder de hacernos daño.

Debemos estar dispuestos a abandonar las necesidades de nuestro ego y a verlas como lo que realmente son: ilusiones.

La mente de nuestro ego emplea técnicas muy ingeniosas y sutiles para evitar que nos responsabilicemos de nuestros propios pensamientos. Nos alienta a hacer evaluaciones e interpretaciones de modo que podamos justificar el miedo y las percepciones de dolor y angustia; desea que tengamos dudas e incertidumbres.

No hay que subestimar el potencial de ego para alterar nuestra paz incluso cuando creemos que nuestras mentes están centradas y libres de conflicto. Hay que tener cuidado del poder que tiene la mente centrada en el ego para interrumpir en nuestras vidas cuando menos lo esperamos.

El ego nos persuade a determinar a cuales personas debemos amar y a cuales no, según como actúan o aparentan ser.

¿Cómo podemos aprender a distinguir entre la voz del ego y la del Verdadero Ser? Ambas voces nos hablen todo el tiempo. La voz del ego suele ser seductoramente atractiva y bastante impositiva en sus argumentos lógicos. No hay pruebas objetivas que decidan concluyentemente cuál es cuál. La Voz de Dios es muy suavecita. Para hacer mas complicada la cosa, la voz de Dios a veces nos solicita conductas que son ilógicas, contrarias a procesos intelectualizados, incluso que pueden parecer insanos. Entonces ¿Qué hacer? ¿Dónde y como aprendemos el arte de discernir?


El único consejo verdadero viene de la conciencia total, pero el ego puede simular la experiencia de ella y hacer ruido intentando neutralizar a la Verdadera Voz Interior.

¿Cómo podemos estar seguros de escuchar el consejo de nuestra Voz Interior y no del ego? Para ello habrá que tener desarrollada la intuición y haber aprendido a tener confianza en uno mismo. Por supuesto que esto no es fácil de obtener, pero tampoco un imposible. El conocimiento de la verdad debe ser cultivado en todos los seres humanos.

Si nuestras acciones, sentimientos y pensamientos están alineados en el intento constante de la conciencia completa, es muy posible que nuestras acciones y consecuencias estén de acuerdo con la voluntad de Dios y no con el ego.



Fuente: Extracto del libro Adios a la culpa: La magia del perdón- Gerald G. Jampolsky

 

Jueves, 02 Diciembre 2010 00:00

Tus pensamientos...


No hay manera de que puedas mejorar tu vida si tienes la mala costumbre de pensar en problemas y catástrofes. Esto sólo te atraerá más problemas y catástrofes. Desde hoy debes aprender que "el peor de tus tormentos sólo vive en tu mente"

es un pensamiento, y tú tienes la posibilidad de poder cambiarlo. Una técnica muy sencilla para anular el pensamiento negativo es utilizar la palabra "Cancelado". Cada vez que algo no deseable venga a tu mente, deberás pronunciar esa palabra como dando una orden, repitiéndola por lo menos tres veces seguidas. Lo puedes hacer tanto verbal como mentalmente, pero, cualquiera que sea la forma, deberás hacerlo con entusiasmo y firmeza. De esta manera, el pensamiento negativo NO se repite ni se adhiere a tu Conciencia. La Mente subconciente toma la palabra "Cancelado" como una orden y la ejecuta, interrumpiendo la manifestación de lo negativo.


Además, es importante afirmar a continuación lo opuesto. Por ejemplo, si viene a tu mente el pensamiento de que podrías contraer una enfermedad, deberás repetir inmediatamente "cancelado" tres veces, como si estuvieras tachando ese pensamiento. Pero a la Mente no le es suficiente con saber lo que no quieres, también debes decirle cuál es tu verdadero deseo. Inmediatamente después de cancelar lo negativo, tienes que revertir el pensamiento y reemplazarlo por otro más positivo que ocupe su lugar, siempre en tiempo "presente". Volviendo al ejemplo del miedo a la enfermedad, después de cancelar esa idea, es importante que afirmes en tiempo presente: "Siempre tengo buena salud". De esta manera, se comienza a revertir el proceso del pensamiento.


Cuando se hace una afirmación para revertir algo, se deberá evitar utilizar el vocablo "no". El "no" produce el efecto inverso al que se desea. Por tal motivo, la gente que dice: "No voy a fumar más" termina fumando el doble; o quien afirma "No quiero pensar más en mi expareja" no puede quitársela de su mente ni un sólo instante. También es importante "Cancelar" los pensamientos ajenos. Aunque uno quizá se sienta muy cómodo y feliz con su propia vida, se encuentra a diario con personas que tienden a tirar su optimismo abajo con opiniones tales como: "La economía del país es un desastre", "No hay dinero", "La vida en esta ciudad es cada vez más peligrosa",, "Ya no se puede confiar en nadie" y demás...


Cada vez que nos enfrentamos a una persona que opina algo negativo y no queremos que su opinión ingrese en nuestra consciencia, debemos "cancelarlo". Es mejor si podemos hacer verbalmente, de lo contrario, lo haremos mentalmente. De cualquier de las dos maneras, nos aseguramos de no aceptar el pensamiento negativo. Debemos repetir esto, con lo que escuchamos por radio, vemos en televisión o leémos en diarios y revistas...



De acuerdo con el Principio del Mentalismo: "Todo lo que elegimos pensar y creer es lo que se va a manifestar en nuestra vida"; por lo tanto, debemos ser extremadamente cuidadosos respecto de lo que aceptamos como una "creencia" y, por ello, es importante seleccionar muy bien las fuentes de información. Para hacer que el efecto "CANCELADO" sea más PODEROSO, puedes imaginarte que tachas el pensamiento negativo dibujando una cruz blanca sobre él, como si hicieras una "X" en tu mente. De esta manera, visualizas la prohibición de que se vuelva a repetir el pensamiento.

 

Sábado, 20 Noviembre 2010 00:00

Los Diez Secretos del Amor


Experimentar el amor en nuestras vidas y disfrutar de relaciones verdades casi siempre nos parece un cuento de hadas imposible de hacer realidad. Pero, lo cierto es que todos estamos en la capacidad de amar y ser amados y de crear relaciones amorosas en nuestras vidas.

Solo debemos aprender cómo hacerlo.

Algunos puntos a tener en consideración son:

- No existe mayor error en la vida que mostrarse cínico ante el amor. Cuando llegues al final de tu vida, lo único que contara será el amor que has dado y has recibido.

- En tu viaje al otro mundo, lo único que te llevaras contigo es amor y lo único de valor que dejaras atrás es amor

- Por eso el amor es el mejor regalo de la vida. Le da sentido y lo hace merecedora de ser vivida.  Hay personas que por amor han sido capaces de soportar dificultades en la vida.

- El amor no es algo que sucede, es algo que creamos y todos tenemos esa capacidad.

- Para amar realmente, debes de comprender a esa persona, necesitas conocerla y respetarla. Es preciso que su bienestar te preocupe de verdad.

- Para amar a una persona de verdad debes de verla por dentro (su naturaleza, su espíritu o su alma). Hay cosas que no pueden contemplarse con los ojos. En el amor lo esencial solo puede verse con el corazón.

- "Todos tenemos el poder de amar y de que nos amen y la capacidad para crear relaciones amorosas en nuestra vida. Por eso es tan triste que la gente decida vivir sin amor"

- El amor esta disponible para todo el mundo, pero debemos elegirlo. En la vida logras lo que eres, y eres lo que logras. Las relaciones no aportan el amor, nosotros ponemos amor en la relación. Cuando somos cariñosos, una relación cariñosa surge inevitablemente.

-Si deseas amor, debes de renunciar a tus miedos y estar dispuesto a no dejar pasar las oportunidades.

Para ello debes de conocer Los Diez Secretos del Amor Abundante:

1.- EL PODER DEL PENSAMIENTO:

El amor comienza con el pensamiento.

Nos convertimos en lo que pensamos.

Los pensamientos amorosos crean experiencias y relaciones amorosas.

Las afirmaciones pueden cambiar nuestras creencias y pensamientos acerca de nosotros mismos y de los demás.

Si quieres amar a alguien, necesitas tener en cuenta sus necesidades y deseos.

Pensar acerca de tu pareja ideal te ayudará a reconocerla cuando entre en tu vida.

2.- EL PODER DEL RESPETO:

No puedes amar a nada ni a nadie a menos que antes lo respetes.

La primera persona que merece tu respeto eres tú.

Para recuperar el respeto por ti mismo, hazte la pregunta:

¿Qué respeto en mí?

Para respetar a los demás, incluso a las personas que te desagradan, pregúntate:

¿Que respeto de ellos?

3.- EL PODER DE LA ENTREGA:

Si deseas recibir amor, ¡todo lo que tienes que hacer es darlo!
Cuanto más amor entregues, más recibirás.
Amor es entregarte sin condiciones y voluntariamente.

Practica al azar actos de bondad.

Antes de comprometerte a una relación, no te preguntes por lo que la otra persona te puede dar, sino por lo que tú puedes aportarle a ella.

La fórmula secreta de una relación amorosa, feliz y para toda la vida es centrarte siempre en lo que puedes dar en vez de en lo que puedes sacar de ella.

4. EL PODER DE LA AMISTAD:

Para encontrar un amor verdadero, primero debes encontrar a un amigo o una amiga verdadera.

El amor no consiste en mirar a los ojos del otro, sino en mirar juntos en la misma dirección.

Para amar a alguien de verdad debes amarlo por lo que es, no por su aspecto físico.

La amistad es la tierra en la que la semilla del amor crece.

Si deseas introducir amor en una relación, primero debes aportarle amistad.

5.- EL PODER DEL CONTACTO FÍSICO:

El contacto físico modifica una de las expresiones más poderosas del amor que existe, destruye barreras y crea vínculos entre la gente.

El contacto físico altera nuestro estado físico y emocional y nos hace más receptivos al amor.

El contacto físico nos ayuda a que el cuerpo sane y enternece el corazón.

Cuando abres tus brazos, estás abriendo tu corazón.

6. EL PODER DEL DESPRENDIMIENTO:

Si amas algo déjalo libre. Si vuelve es tuyo; si no lo hace, nunca lo fue.

Incluso dentro de una relación amorosa, la gente necesita tener su propio espacio.

Si queremos aprender a amar, primero debemos aprender a perdonar y dejar ir nuestras heridas y dolencias del pasado.

Amar significa desprendernos de nuestros miedos, prejuicios, ego y Condicionamiento.

Hoy dejo atrás todos mis miedos, el pasado ya no tiene poder sobre mí; hoy es el comienzo de una nueva vida.

7.-. EL PODER DE LA COMUNICACIÓN:

Cuando aprendemos a comunicarnos abiertamente y con sinceridad, la vida cambia.

Amar a una persona es establecer comunicación con ella.

Deja que la gente a la que amas sepa que la amas y aprecias.

Nunca tengas miedo a pronunciar las palabras mágicas: te quiero.

No dejes pasar la oportunidad de halagar a una persona.

Despídete de la gente siempre con palabras cariñosas: puede que sea la última vez que veas a esa persona.

Si estuvieras a punto de morir y pudieras llamar por teléfono a las personas que quieres, ¿a quién llamarías?, ¿qué le dirías?... ¿a qué esperas para hacerlo?

8. EL PODER DEL COMPROMISO:

Si deseas amor en abundancia, debes establecer el compromiso de lograrlo, un compromiso que se reflejará en tus acciones y en tus pensamientos.

El compromiso es la verdadera prueba de que el amor está presente.

Si quieres tener una relación con amor, debes comprometerte a crear la relación que quieres.

Cuando estamos realmente comprometidos a algo o con alguien, abandonar nunca es la opción.

El compromiso distingue una relación frágil de una sólida.

9. EL PODER DE LA PASIÓN:

La pasión enciende el amor y lo mantiene vivo.

Una pasión duradera no procede exclusivamente de la atracción física, sino que se origina gracias a un profundo compromiso, entusiasmo, interés y fascinación por la otra persona.

La pasión se puede reavivar recreando experiencias pasadas en las que existe pasión.

La espontaneidad y las sorpresas crean pasión.

El amor y la felicidad comparten la misma esencia; todo lo que necesitamos hacer es vivir cada día con pasión.

10. EL PODER DE LA CONFIANZA:


La confianza es esencial para establecer una relación con amor.

Si un miembro de la pareja está cegado por la sospecha, la ansiedad y el temor, el otro se sentirá atrapado y emocionalmente ahogado.

No puedes amar a una persona plenamente a menos que confíes en ella.

Actúa como si la relación que mantienes con una persona nunca fuese a acabarse.

Una manera de saber si una persona es la adecuada para ti es preguntándote:

¿Confío en ella plenamente y sin reservas? Sí la respuesta es negativa, piénsalo con cuidado antes de comprometerte más.

Extracto de "Los Diez Secretos del Amor Abundante" de  Adam J. Jackson

Sábado, 20 Noviembre 2010 00:00

¿Qué es para nosotros un problema?


Cada persona tenemos libre albedrío para decidir en nuestra vida que es para nosotros un "problema" y que no. Lo que podría ser un problema para mi, a lo mejor para otra persona no lo es y al contrario.

Lo que para una persona que vive en el polo norte podría ser un "problema", a lo mejor para mi que vivo en el sur de España no lo es, lo que podría ser un problema para alguien que vive en el desierto, a lo mejor para mi no lo es, y viceversa, por tanto no hay una verdad absoluta sobre que es un "problema" y que no. Cada persona con nuestra visión de las situaciones de manera positiva o negativa vamos libremente calificando las cosas que nos suceden como "problemas" o no.

Es muy importante que a lo que consideremos "problemas" no lo califiquemos como "problemas" por que con esto lo que estamos haciendo es magnificándolo, darle poder, darle más importancia aun. Un truco que me enseñaron para no darle poder a los "problemas" con mi problema, era calificarlo como apariencias o simplemente situación. Ciertamente lo que nosotros llamamos "problemas" no son la VERDAD de las cosas, son calificaciones que nosotros libremente les vamos dando, puede que sea "apariencia" de "problema" pero  a lo mejor observándolo desde otro punto de vista deja de serlo o se minimiza. Y lo calificamos como "apariencia" por que no es la verdad de la situación, es únicamente nuestra verdad de la situación, que es el producto de lo que pensamos y sentimos, y como no todas las personas vemos por los mismos ojos, no todas las personas pensamos y sentimos igual. Lo que para nosotros puede ser una apariencia de problema hoy, a lo mejor mañana deja de serlo o es en menor cantidad, pero eso sólo tenemos el poder de decidirlo nosotros, ni nuestra madre, ni nuestra hija, ni nuestro vecino, ni nuestra jefa, tiene la capacidad de decidir que es para nosotros una apariencia de problema, eso es una decisión libre e individual. En este proceso es realmente importante asimilar que todo "problema" pasará por que es una apariencia, y una apariencia no puede permanecer por que son vacío, son producto de nuestra mente, y este es el motivo por el que no todas las personas consideramos un "problema" a lo mismo, a lo mejor para una persona la misma situación, y en las mismas condiciones, es un "problema" y para otra no, por tanto son "apariencias" no son la verdad absoluta de las situaciones, no son permanentes, son pasajeras. Por todo esto el correcto esfuerzo hay que hacerlo para tomarnos nuestro tiempo, y observar las situaciones que nos sucedan, desde un polo distinto al que nos hace sufrir, que en la inmensa mayoría de los casos es el polo negativo. Por ley de POLARIDAD todo tiene dos polos, alto-bajo, frío-calor, lejos-cerca, positivo-negativo, etc. Tenemos la absoluta libertad de observar las situaciones que nos sucedan desde el polo que queramos. Debemos corregir los arquetipos mentales negativos que tengamos en nuestra mente y que están CAUSANDO que veamos las situaciones de forma negativa y por tanto las consideremos "problemas", si hacemos esto y lo conseguimos, estaremos eliminando de nuestra vida mucha angustia y sufrimiento.

Si con nuestra mente pensamos y sentimos que una tal situación es un "problema" lo que estamos haciendo es magnificando eso que nos CAUSA angustia. Tenemos que saber que se puede vivir perfectamente sin lo que solemos llamar "problemas", por que al igual que decidimos que haya un "problema" podemos decidir centrar nuestra atención en la lado positivo de la situación que es el que la mayoría de las veces solemos olvidar, y ese lado positivo es el que nos va a llevar a eso que solemos llamar "solución". Si pensamos, sentimos y hablamos con la palabra "problema" por ley de VIBRACIÓN, lo que estamos haciendo es atraer el lado negativo de esa situación a nuestra vida, y eso es lo que nos va a provocar angustia y sufrimiento. Tenemos que asimilar que en la vida no hay problemas, sólo situaciones, y cada uno de nosotros libremente y a nivel individual, vamos a decidir a cual de esas situaciones le va a permitir que le CAUSE sufrimiento, y a cual no. Sólo nosotros podemos saber que nos está angustiando en nuestra mente, y sólo nosotros tenemos el poder de quitarle el poder a esa situación que nos está provocando sufrimiento y no aceptarla en nuestra vida, no aceptarla en nuestra mente, en nuestros pensamientos, en nuestras acciones y en nuestra palabra. Si afirmamos con sentimiento "Tengo un problema" lo que estamos haciendo es decretándolo, dándole energía y poder a esa palabra, y eso nos va a provocar sufrimiento en nuestras vidas. En muchas ocasiones hasta presumimos de esa situación diciendo "Mira que problema tengo" y esto es altamente perjudicial y negativo para nosotros. Por todo esto acostumbrémonos a calificar las situaciones que nos pasen en nuestra vida como "apariencias de problemas" o simplemente como "situaciones".

Para ayudarnos a ver el lado positivo de una situación que no nos guste, o nos haga sufrir, podemos decir:

  • BENDIGO EL BIEN DE ESTA SITUACIÓN, LO DECLARO Y LO QUIERO VER

  • TODO MAL TIENE UN BIEN OCULTO, YO DECRETO EL BIEN DE ESTA SITUACIÓN, LO DECLARO Y LO QUIERO VER.


Tenemos que tener la absoluta seguridad que absolutamente todas las situaciones, por muy desagradables que nos parezcan en ese momento, tienen un lado positivo, y que lo complejo es verlo. Pero como hemos este decreto vamos a ser capaces de ver el lado bueno de la situación que ha llegado a nuestra vida. De todo lo anteriormente dicho se desprende el dicho popular que dice: "No hay mal que por bien no venga", también podemos decir esto, para ayudarnos a ver el lado positivo de la situación que estemos viviendo.

Para eliminar aquellos conceptos que queramos que dejen de ser un problema le  vamos a decir con fuerza y fe a toda aquella situación que queramos dejar de calificar como "problema" en nuestra vida:

  • NO LO ACEPTO, TE QUITO PODER.

Manuel Esteban Bernabé Cañadas
Autor del libro: 7 Secretos del éxito. Editorial Kier.

Si deseas adquirir el libro on line:

En América Latina

En España:

Distribuciones Alfa Omega

Casa del libro

Fnac


Es realmente importante que vivamos en el día hoy. Si todas las personas fuéramos capaces de vivir en el momento presente realmente estaríamos a salvo de cualquier tipo de preocupación o sufrimiento.

Esto de vivir en el día de hoy, que parece una obviedad es básico para poder sentir y tener una vida armoniosa y llena de positividad. Al decir el día de hoy, me estoy refiriendo a disfrutar el día de hoy a nivel mental, a nivel emocional. A nivel físico es obvio que todas las personas vivimos en el día de hoy, no es posible que una persona físicamente viva en el día de ayer, o en el día de mañana, eso las leyes de la naturaleza lo impiden, pero a nivel mental, a nivel emocional, a nivel sentimental es muy común que vivamos arrastrando y culpándonos de errores que hemos cometido en el pasado, o bien temiendo el futuro, y el futuro no se piensa, se crea, y al crearlo basándonos en el miedo, lo estamos creando de forma negativa, y esta creación nos CAUSA un EFECTO que se traduce en sentimientos de miedo o angustia en le presente. Al decir el día de hoy me refiero a disfrutar el momento presente, valorar todas las cosas positivas que tenemos en el día de hoy, si lo miramos con objetividad siempre habrá miles de cosas por la que tenemos que estar agradecido, siempre habrá montones de situaciones que otra persona desearía estar en nuestro lugar, por que siempre habrá alguien que necesite las cosas que nosotros tenemos. Por ejemplo si tienes padres, hay personas que no los tienen, si puedes ver con tus ojos, hay personas que no pueden ver, si tienes agua para beber, hay personas que tienen que andar kilómetros para acceder a beber agua, si puedes respirar por ti mismo, hay personas que necesitan hacerlo a través de una  máquina, si tienes unos calcetines, hay personas que tienen los pies helados sin unos calcetines, si tienes hijos, hay personas que desearían haber tenido hijos, si tienes un teléfono para hablar, hay personas que tienen que caminar kilómetros para poder comunicarse con sus seres queridos, y así con todo lo que nos rodea. Siempre tendremos miles de  motivos para dar gracias por nuestra vida, otra cosa diferente es que si estamos en el polo negativo no seamos capaces de ver las cosas maravillosas que tenemos en nuestra vida hoy. Y a esto me refiero a vivir en el día de hoy, a valorar lo que tenemos hoy, a disfrutarlo y a estar agradecido por ello, ya que realmente es único momento verdadero es el presente, todo lo demás necesita el ejercicio de la memoria si un momento del pasado, o de la imaginación si es un momento del futuro.

Es muy importante para sentirnos armoniosos y con seguridad en nosotros mismos que no utilicemos nuestra memoria para recordar imágenes o sentimientos negativos que nos provoquen sufrimiento, ya que si hacemos esto lo que realmente estamos haciendo es trayendo ese sufrimiento al día de hoy. Igualmente es realmente importante no gastar el momento presente en construirnos nuestro futuro de la forma que no queremos, en pensar para mañana cosas negativas que nos CAUSAN sufrimiento en el momento presente, como por ejemplo: No me va a alcanzar el dinero el mes que viene, nunca voy a aprobar el examen, nunca voy a encontrar trabajo, nunca voy a tener pareja, etc. Esto es construirnos el futuro de forma negativa en el momento presente, y eso nos hace sufrir. Por todo esto es muy importante que estemos alertas a lo que pensamos y sentimos en el momento presente, y esto lo hacemos a través de nuestra propia observación, con la observación vamos a percatarnos de nuestra realidad, de lo que somos y de lo que no somos, de lo que es pasado y de lo que es futuro, con la observación vamos a ser conscientes del verdadero momento presente, del verdadero día de hoy, a través de la observación del momento presente dejamos de centrarnos en errores del pasado o miedos del futuro, dejamos de ignorar la vida que nos rodea hoy, para poner nuestra atención en el momento presente, en el día de hoy, y si verdaderamente conseguimos vivir en el día, aliviaremos bastante sufrimiento del que podamos tener hoy. Vivir el aquí y el ahora es el mejor antídoto para darle la espalda al pasado, haya sido bueno o malo para nosotros, y vivir solamente en el día de hoy, disfrutándolo y sintiendo todo lo bueno que tiene nuestra vida hoy, que si la miramos con una observación objetiva seguro que es bastante, y si decidimos vivir el día de hoy pensando en nuestro futuro que sea de forma positiva, pensando y sintiendo como nos gustaría que fuera nuestro futuro, poniendo nuestra atención en todo aquello que queremos que ocurra y que nos trae felicidad en el momento presente, y no al contrario poniendo nuestra atención en lo que no queremos que suceda en el futuro que nos trae sufrimiento en el momento presente.

Para ayudarnos en nuestra vida a vivir en el hoy le vamos a decir a todos nuestros errores del pasado que nos estén provocando sentimientos de culpabilidad y sufrimiento en el día de hoy:

  • PERDONO Y BORRO ESE ERROR DE MI VIDA.
  • TE BORRO
  • ME PERDONO POR EL MAL USO DE LA ENERGÍA

Y le vamos a decir a los pensamientos y sentimientos sobre el futuro que no queremos que sucedan y que nos estén provocando sufrimiento en el día de hoy.

    • TE QUITO PODER. BORRO ESTE ARQUETIPO MENTAL DE MI VIDA.

Aunque este ejercicio nos cueste, y necesitemos repetirlo muchas veces hasta que verdaderamente nos perdonemos y borremos ese error que cometimos de nuestra mente, y por tanto de nuestra vida, que el pasado sólo existe en la mente de quien lo piensa, el pasado sólo existe cuando pensamos en él, y si dejamos de pensar en él se marchita y se olvida, es como una planta que dejamos de regar y se muere, pues eso mismo tenemos el poder de hacer con los sentimientos del pasado que nos están provocando sufrimiento en el futuro, la decisión siempre la vamos a tener nosotros libremente, ya que sólo nosotros, nadie más, tenemos la capacidad de decidir que pensar, que sentir y en que centrar nuestra atención, y eso no lo puede decidir ni nuestra madre, ni nuestro hijo, ni nuestro marido, ni nuestro gobierno, eso sólo lo podemos hacer nosotros como seres libre e individuales.

Manuel Esteban Bernabé Cañadas
Autor del libro: 7 Secretos del éxito. Editorial Kier.

Si deseas adquirir el libro on line:

En América Latina:

Kier

En España:

Distribuciones Alfa Omega 

Casa del libro 

Fnac

 

Lunes, 23 Agosto 2010 00:00

¿Sabes qué es Pre-Ocuparse?


Si miramos el lenguaje con exactitud, podemos comprobar como el prefijo "pre" significa "antes de". Al afirmar que estamos "pre – ocupados" por alguna situación de nuestra vida, realmente lo que estamos haciendo es trayendo el futuro al presente de forma negativa, ya que estamos temiendo esa situación, la estamos calificando a través del miedo. Cuando decimos que estamos "pre – ocupados" por algo estamos sufriendo, y el indicativo de nuestro sufrimiento son nuestros sentimientos, no estamos felices cuando nos "preocupamos" por algo de nuestra vida, más bien nos impregnamos de sentimientos de inseguridad, angustia, duda, en definitiva de miedo, y el miedo es el lado opuesto de la fe. Si igualmente miramos con exactitud el lenguaje, la "fe" es "certeza de lo que va a ocurrir", nadie tiene "fe" de que le pasen cosas que puedan ser negativas en su vida, al igual que nadie tiene miedo a que le pasen situaciones que le puedan hacer feliz en su vida, nadie le teme a eso.

"Pre – ocuparse" por las cosas es perjudicial para nosotros, ya que nos enfocamos en lo que no queremos que suceda, le prestamos atención a eso que nos da miedo, y como el Maestro Saint Germain ha repetido incesantemente, "Allí donde está tu atención, allí estás tu. Donde está tu atención, en eso te conviertes".

Si hay alguna situación de nuestra vida que queramos cambiar tenemos que OCUPARNOS  de ella en el momento presente. Lo primero que podemos hacer es quitarle poder a esa situación que tememos, diciendo con fe: LE QUITO PODER A ESTA APARIENCIA DE MIEDO, BORRO ESTE ARQUETIPO MENTAL DE MI VIDA. ¿Sabes que es un Arquetipo mental? Los "Arquetipos Mentales" son imágenes creadas con la mente, que dan origen a toda nuestra vida, ya que como afirma la Física Cuántica "Todo se crea por un pensamiento previo". La silla donde estoy sentado en este momento, antes de ser silla, ha pasado por la mente de la persona que la ha diseñado, lo mismo pasa con nuestro coche, nuestro ordenador, nuestros calcetines etc. Al igual que como seres humanos somos capaces de crear una nave que va a la luna, o un satélite, somos capaces de crear nuestra vida como queramos. Una vez que le hayamos quitado poder a esa situación a la que tememos, tenemos que calificarla de forma positiva, ya que por principio de POLARIDAD, absolutamente todo tiene un lado positivo, aunque a veces seamos incapaces de verlo. A partir de aquí, si realmente queremos modificar esa situación, tenemos que incluirle sentimientos, pensamientos, acciones y palabras positivas, en definitiva poner las CAUSAS, para que podamos recoger los EFECTOS de forma positiva, ya que por principio de CAUSA- EFECTO, toda CAUSA tiene un EFECTO, y todo EFECTO tiene una CAUSA, al igual que todo ESTÍMULO tiene una RESPUESTA.

Einstein decía "Si queréis resultados distintos, no hagáis lo mismo", la mayoría de las personas tenemos experiencia en "preocuparnos" por situaciones de nuestra vida, hagámoslo diferente, OCUPÉMONOS de las situaciones en el momento presente, y no traigamos el futuro al presente de forma negativa a nuestra vida, por que lo que sembramos hoy es lo que recogeremos mañana, y si sembramos lechugas no podemos recoger tomates. Si sembramos CAUSAS negativas, no podemos recoger EFECTOS positivos, eso iría contra las leyes de la naturaleza, al igual que las lechugas y los tomates.


El Elohim "Hercules" decía "No aceptes limitaciones en ti, cuando tú sabes que sólo requieres el ejercicio de tu voluntad, para extraer de adentro de ti todo lo que necesites", si queremos modificar a un polo positivo alguna situación de nuestra vida, ocupémonos de ella, y dejemos de "pre – ocuparnos", por que ya sabemos que lo que estamos haciendo es construir esa situación de forma negativa. Ahora sólo tenemos el poder de cambiar las situaciones de nuestra vida, única y particular, no la de nuestro hijo, nuestra pareja, nuestra jefa, nuestro vecino, etc. Cada persona por "libre albedrío" tiene libertad de pensar y sentir cada situación de forma positiva o negativa, y por tanto construir su vida como quiera, y nadie tiene el poder de decidir pensar y sentir por otra persona, por mucho que la quiera, o por muy apegado que se sienta a ella.

Manuel Esteban Bernabé Cañadas
Autor del libro "7 Secretos del éxito" Editorial Kier. (De venta en América Latina y España).

En España:

Distribuciones Alfa Omega

Fnac

En América Latina:

Kier

Lunes, 26 Julio 2010 00:00

Dar y recibir


A muchas personas les es más fácil dar pero les es muy difícil recibir. Recibir es tan importante como dar, ya que de esta manera  se mantiene la energía circulando en nuestras vidas y así la prosperidad fluyendo.

Aprendí que hay que recibir con mucha  alegría y gratitud. Dar las gracias a las personas, a Dios, al Universo como tus creencias así lo sientan. De esta manera mantienes las puertas abiertas  a recibir muchísimo más de lo que has recibido. Te darás cuenta que poco a poco comenzará la prosperidad a tu vida de fuentes muy poco usuales.

Te vamos a brindar un ejercicio, que puedes practicar en este mismo momento.

Pide al Universo que te envíe dinero o lo que tú desees en las próximas semanas y agradécelo cuando llegue. ¡Prueba a ver qué pasa! Todo lo que se necesita es seguir los siguientes pasos:

1. Toma una hoja de papel, y escribe una lista con todos tus deseos. Pueden ser deseos a corto o largo plazo. Anota tus deseos lo más claramente posible.

2. Cuando finalices de hacer tu lista, al final de la página, escribe algo así: "Que todos estos deseos,  se manifiesten para el mayor bien de todo y de todos". Esto libera cualquier necesidad de manifestar tus deseos de una manera en particular. Le abre las puertas al Universo para que te traiga lo que deseas de la mejor y más elevada forma posible, en el momento adecuado.

3. Mantén la  lista contigo todo el tiempo, en tu bolsillo, monedero, etc.

4. Lee tu lista al levantarte (en voz alta si es posible) antes de irte a dormir,  y antes de hacer tu  meditación. Haz esto todos los días y pronto verás los resultados.


5. Según se van manifestando tus deseos, bórralos de tu lista. Pronto desearás escribir otros, y crear otra lista mágica en limpio (la antigua puede que se vuelva ilegible ¡con todos esos tachones!). Si algunos de los viejos deseos no se han manifestado aún, añádelos también a la lista nueva.

Muchos prefieren hacerlo en la primera noche de luna llena y nueva, para así beneficiarse  de sus poderosas energías de manifestación.

Página 1 de 3