Martes, 20 Octubre 2009 00:00

Trato con los demás

Para lograr una buena convivencia con nuestros compañeros de trabajo podemos considerar los siguientes consejos: Evite que sus amigos o familiares le visiten en la oficina si no es realmente necesario; Trate de dejar su mal carácter fuera y no se “descargue” con sus compañeros. Cuando ingrese a la oficina de otro funcionario, avise y no entre como ignorando que hay una persona adentro, si alguien entra con deseos de charlar y usted está atendiendo algún asunto de trabajo, salga por un momento e indíquele a la persona que podrán charlar luego.

Recuerde que la amabilidad y el respeto no riñen con la firmeza y defensa de sus derechos. No divulgue sus problemas personales como si fueran la última noticia del día. Haga respetar su vida privada y la de sus seres queridos. No abuse de sus compañeros pidiendo dinero u objetos personales prestados amparándose en la relación a no ser que sea realmente necesario. Recuerde que TODOS SOMOS IGUALES en nuestra calidad de seres humanos.

No pronuncie palabras vulgares ni comentarios que  ofendan la dignidad de sus compañeros de trabajo,  y si le disgusta algo de algún compañero de trabajo, dígaselo de frente y no divulgue errores de los demás a sus espaldas

 

Publicado en Etiqueta en el Trabajo
Martes, 20 Octubre 2009 00:00

En el Trabajo II

PRESENTACIÓN PERSONAL: Pocas personas visten exclusivamente para sí mismas, la mayoría lo hace para los demás pero debemos tener mucho cuidado con esto y preguntarnos para quién o quienes exactamente nos vestimos. Independientemente de esto debemos vestirnos de modo que mostremos respeto por nuestra persona, profesión u oficio, nuestro puesto y nuestra compañía; y, en una empresa es de mal gusto que las mujeres vistan con faldas muy cortas o trajes provocativos. En el caso de los varones de igual mal gusto es que se presenten con camisa sin abotonar o pantalones ajustados. El buen gusto y la elegancia terminan donde inicia el ridículo. La forma de vestir representa nuestra personalidad y educación, demostremos que hacemos valer ambas.

PUNTUALIDAD: Es un aspecto a considerar en toda actividad de la vida diaria. Esta es fiel reflejo de la personalidad del individuo y una cualidad que denota buena educación. La impuntualidad nunca será disculpada mientras que la puntualidad es una muestra de consideración hacia los demás, es señal de urbanidad y buenas maneras.

 

Publicado en Etiqueta en el Trabajo
Martes, 20 Octubre 2009 00:00

Primer día de Trabajo

Su primer día en un  nuevo trabajo,  usted realmente no sabe qué esperar, ya que ha estado en la oficina brevemente en la entrevista.  ¿Pero, cuánto usted realmente sabe sobre la etiqueta de la oficina y cómo usted se espera que se comporte?

Usted, debe adaptarse al medio ambiente de la oficina, que lo está empleado. No imponga su personalidad ante sus compañeros, eso puede dar la impresión de arrogancia y causar cierto descontento entre los demás. Tome su tiempo a observar a los  demás para ver como hablan y se comportan.  Hacer esto hará que se integre suavemente al grupo

 

Publicado en Etiqueta en el Trabajo
Martes, 20 Octubre 2009 00:00

En el trabajo

Si desea llegar lejos en su vida social y profesional, tenga presente que no solo asciende aquella que realiza un trabajo seguro, sino la que lo desea y se esfuerza intensamente.


Tenga en cuenta que los buenos modales son universales, no cambian y prevalecen en el ser humano. Una persona que desentona en la vida social es como una nota falsa en una melodía.

 

    • Recuerde que cualquiera sea su puesto, usted está representando a su empresa.

 

    • Cuando un cliente se comunica con usted, muéstrese dispuesto a colaborar aunque no sea usted la persona quien tiene que darle una solución.

 

    • Responda a todas las llamadas que le hagan cuando no se encuentre en la oficina.

 

    • Responda los e-mails en señal de que han llegado, aunque todavía no pueda enviar una respuesta concreta. Luego, intente enviarla a la brevedad.

 

    • Cuando ingrese en una sala para una reunión, espere a que quien lo ha citado le ofrezca un asiento o le indique dónde ubicarse.

 

    • Entregue su tarjeta comercial sólo al finalizar el encuentro, indicando que allí deja sus datos de contacto.

 

  • Preséntese siempre utilizando su nombre y apellido, y si es necesario, agregue también a qué empresa pertenece

 

Publicado en Etiqueta en el Trabajo
Lunes, 31 Agosto 2009 00:00

Manejo del cuchillo y tenedor

Hay dos maneras de manejar el cuchillo y el tenedor: al estilo Europeo ó al Americano. Usted elige cual utilizar.

Estilo Europeo: El comensal no suelta los cubiertos en ningún momento. Procede a cortar con el cuchillo la carne o el alimento servido, normalmente un trocito cada vez y usa el tenedor con la mano Izquierda, con las púas hacia abajo, para pinchar el trozo y llevarlo a la boca.

Estilo Americano: Se distingue porque el comensal corta primero unos cuantos bocados de alimento y deja despues el cuchillo cruzado justo enfrente del plato. El tenedor se cambia entonces a la mano derecha. La mano izquierda se apoya en la rodilla mientras se está usando el tenedor. Por consiguiente, el comensal cambia estos cubiertos de una mano a otra tantas veces como precise a lo largo de la comida. Se recuerda que no debe cortar a un tiempo más de tres trozos.

No gesticule con los cubiertos en la mano, coloque los cubiertos en posición de descanso. Los cubiertos que no se usan al momento de descansar, de conversar o de comer algo, se colocan cruzados en el plato, tenedor a la izquierda y con la "boca abajo" y el cuchillo debajo de éste quedando en medio en el plato.

Si terminamos y deseamos que nos retiren el plato, debemos colocar los cubiertos, colocados de forma paralela, a un lado del plato (haciendo la similitud con las agujas de un reloj, en la posición de las cuatro y veinte). Esto es para dar un aspecto de orden y limpieza al plato vacío y evitar que los mismos caigan al suelo o sobre la mesa cuando el mesero retire el servicio.

 

Publicado en Etiqueta en la mesa
Lunes, 31 Agosto 2009 00:00

Los cubiertos

Muchas veces nos asustamos con tantos cubiertos, no se mortifique es muy fácil, comience con los de afuera y vaya hacia adentro. El cubierto pegado al plato es el último y corresponderá por lo general al plato de fondo.

 

Cuchara: Es utilizada para alimentos líquidos (sopas), pastosos (cremas, purés) y otros platos como legumbres y platos caldosos

Las cucharas de sopa, consomé o de cremas estarán colocadas siempre a la derecha del plato de sitio. Éste es un plato tendido que estará de base para recibir todos los demás platos, salvo el del postre.

La cuchara, se toma con la mano derecha y la concavidad hacia arriba.

Los tenedores: estarán al lado izquierdo del plato de sitio y pueden ser de entrada, de pescado, de carnes blancas o de carnes rojas.

El tenedor, utilizado en solitario se toma con la mano derecha y con las púas hacia arriba. Se sujeta por la zona del mango más próxima al extremo con el pulgar y el índice, descansando sobre el dedo medio, que a su vez en los otros dos. Se utiliza para llevar los alimentos a la boca, y para trocear alimentos blandos como verduras, tortillas y huevos. Si se utiliza con el cuchillo, el tenedor se toma con la mano izquierda y las púas hacia abajo, siendo su misión llevar los alimentos a la boca


Los cuchillos: hacen pareja con los tenedores en tamaño y el de pescado es siempre diferente y tiene de pareja una paleta.

El cuchillo se toma con la mano derecha y el filo hacia abajo, de manera que el mango quede oculto en la palma de la mano. Se utiliza haciendo una ligera presión con el dedo índice, por la parte opuesta al filo, sin llegar a tocar la hoja; el pulgar y el dedo medio lo sostienen por los lados mientras los dedos restantes se doblan ligeramente.

Publicado en Etiqueta en la mesa
Lunes, 31 Agosto 2009 00:00

Puntualidad

No  se puede llegar tarde a una reunión de trabajo, ni tampoco a una cena, así se tenga mucha confianza con el anfitrión. La puntualidad es tanto para el invitado como para el anfitrión y debe estar presente tanto en el trabajo como en la vida social.

Es de mala educación  que el invitado llegue tarde a una cena,  así como también que  el anfitrión reciba  los invitados sin tenerlo ya todo dispuesto.
No le pida a un invitado que vaya cortando el pan, ni a otro si no le importaría ir a comprar el hielo. Tampoco reciba a sus invitados con una toalla reliada en la cintura, dejando un reguero de agua por todo el pasillo.

Tan malo es el retraso, como llegar antes de tiempo (incluso puede que esto sea peor):

Hay quien opina que lo cortés es llegar con un retraso de unos 15 minutos, dándole margen a los anfitriones por si fueran retrasados. Esta opinión es discutible, pero, en todo caso, nunca más tarde de un cuarto de hora.

Sea consciente de que por su tardanza se puede enfriar y "echar a perder" esas delicias que con tanto esmero ha estado toda la tarde preparando la anfitriona .
Cuando se organiza una comida o cena en casa se suele dar media hora de cortesía a los invitados. Así, mientras van llegando los primeros se ofrece un aperitivo, dando tiempo a los más rezagados para que se vayan incorporando.

Pasada la media hora se pedirá a los invitados que pasen a la mesa. No haga esperar a todo el mundo por culpa de un amigo tardón.
Si la cita es en un restaurante, se esperará a los invitados en la barra o sentados en la mesa:

Se podrá tomar una bebida, pero no comience ya a picar (reprima su apetito insaciable)

Si, por un imprevisto, uno va a llegar tarde a una cita o reunión (algo, de entrada, imperdonable), si el retraso supera los 15 minutos es inexcusable llamar por teléfono.

Discúlpese, explique los motivos del retraso, indique cuando piensa que puede llegar y pida a los anfitriones que vayan empezando, que ya se incorporará usted más tarde.

Cuando llegue, discúlpese nuevamente de los anfitriones y a continuación del resto de invitados

Por último, si es usted el anfitrión y uno de sus invitados se retrasa una eternidad, sin llamar para dar explicaciones, arruinándole la cena y la velada, originando un conflicto familiar, cuando este llegue por esa puerta, no le riña, , simplemente pregúntele si el café lo toma sólo o con un poco de leche.

 

Publicado en Protocolo y Etiqueta
Lunes, 31 Agosto 2009 00:00

¿Cómo pedir disculpas?

Así como damos las "gracias" cuando nos sentimos halagados, también debemos aprender a ofrecer "disculpas" o "perdón", dependiendo del grado de ofensa que hayamos cometido, ya que este es un acto de sinceridad humana, él aprender a reconocer nuestros errores.

Lo primero que tiene que aprender es la sinceridad. Por eso no debe reincidir y debe evitar cometer la misma falta una y otra vez. Una excusa sincera tiene un valor muy grande y debe darse en forma reservada; y no debe comentarla con nadie.

Toda excusa debe ser aceptada e interpretada como el punto final de una situación de conflicto, por leve que éste sea.

Cuando pida excusas, no se extienda, haga lo que dice Donald Walton, en su libro, "Sabe Usted Comunicarse". El autor señala que existen cinco palabras muy significativas e importantes:

 

    • Por favor

    • Discúlpeme

    • Estuve equivocado

Que hermosas serían las relaciones humanas, si tuviéramos todos el valor de pronunciar estas palabras, de cuantas penas, tristezas y dolores nos hubiéramos librado. Sin embargo, hay una regla que no debe olvidar: no se excuse por todo y en todo momento.

Existen personas, que cuando llaman a un lugar comienzan con un "Discúlpeme, ¿me podría dar una información?", En este caso no es válido pedir las disculpas, ya que esta persona no ha hecho nada ofensivo, para tener que hacerlo.

Por lo general, se ofrecen disculpas en los casos siguientes:

    • Cuando llega tarde a:

    • Una cena formal, comida, almuerzo, té, desayuno, u otra invitación.

    • Cuando no podemos asistir a una cita programada

    • Cuando sin querer rompemos algún objeto, en este caso trataremos de reemplazar el artículo por uno igual, o si esto no es posible con un ramo de flores, ofreciendo las disculpas del caso. No es válido el argumento de la dueña de casa "No te preocupes..." Debemos entender que la afectada está disgustada.

    • Cuando tropezamos con alguien

    • Cuando hacemos algún daño o involuntariamente herimos a alguien.

    • Cuando marcamos un número telefónico equivocado. Antes de cortar la llamada, debemos pedir las disculpa del caso, y no incurrir en el error de colgar el teléfono antes de pedirlas.
Publicado en Protocolo y Etiqueta
Lunes, 31 Agosto 2009 00:00

Agradecimientos

Agradecer adecuadamente, da un toque de elegancia y respeto a las relaciones humanas, haciendo que la convivencia sea más llevadera y grata cada día. Convirtámoslos en un hábito de nuestra rutina diaria, acompañada de una buena sonrisa; así lograremos una buena imagen personal.

Aprenda a dar las "gracias" sin distinción alguna. También cuando le hagan un favor o reciba atenciones, recuerde dar el agradecimiento, pero sinceramente, con una expresión adecuada en el rostro.

No solo se debe dar el agradecimiento verbal, también se debe dar por escrito, por ejemplo una nota de parte de los recién casados en gratitud por los regalos recibidos, o la del huésped que pasó el fin de semana en su casa. Tal vez, esta última debería ir acompañada de un ramo de flores, si es que su presupuesto lo permite.

 

 

Publicado en Protocolo y Etiqueta
Lunes, 31 Agosto 2009 00:00

Al momento de Presentarse

Una persona que desentona en la vida social es lo mismo que una nota falsa en una melodía… puede generar lástima.

Al momento de la Presentación

    • Siempre se presenta un hombre a una mujer.

    • El hombre joven a uno mayor del mismo sexo. El de menor al de mayor rango.

    • Evite ser graciosa al momento de presentar a dos personas. No siempre es un chiste bien recibido, a menos que el grupo sea de mucha confianza.

    • En cócteles o reuniones grandes, es recomendable dar a los extraños una idea de sus actividades antes de dejarlos solos para ayudarlos en su conversación.

    • En cuanto a las dos personas presentadas, es de rigor decir algo. Normalmente todo se reduce a un apretón de manos o alguna frase convencional como "encantado", "mucho gusto", "me encantó conocerla".

    • En el caso de un hombre a una señora, éste debe esperar a que ella extienda la mano. (Ver Modales: como saludar)

    • Los hombres deben ponerse de pie al momento de la presentación. Por lo general la mujer no lo hace, a menos que se trate de una persona mucho mayor, un dignatario o una persona de alto rango jerárquico.

    • En una fiesta grande, la gente se debe presentar, con educación y sobre todo mucho respeto.

    • Si en alguna oportunidad alguien se olvida de su nombre y le presenta a otra persona diciendo: "Le presento a Juan Pérez" sin mencionar quién es usted, debe tener compasión de él y ayudarlo dando su nombre a Juan Pérez, y no a quien hizo la presentación.

    • Al presentar una pareja que llega a una fiesta a un grupo que ya está allí, se evitan muchas confusiones diciendo simplemente: "Los esposos Pérez, Juan y María", dando después los nombres de las personas del grupo.

    • Si el grupo es demasiado grande, se presenta a los recién llegados a unas cuantas personas. Dentro del protocolo y la etiqueta social, se considerará que al estar bajo el mismo techo, disfrutando de la misma reunión, esto es en sí una presentación para todos.

    • Por último siempre recuerde de "No decir nada ofensivo", ya que esta es la primera regla de la buena educación".
Publicado en Protocolo y Etiqueta
Página 1 de 3