Martes, 20 Octubre 2009 00:00

Modales al usar el Celular


En la actualidad, la mayoría posee uno y la gente los utiliza en los lugares menos indicados. Cuantas veces no le ha sucedido, que nos encontramos en una sala de cine y cuando mejor está la película suena el celular del compañero de al lado, y por supuesto a muchos molesta.

Si es que esperamos una llamada urgente, los celulares cuentan con un timbre denominado "vibrador", el cual no molesta con sonido alguno, o el mejor de los casos, apagarlos mientras nos encontramos en espectáculos públicos cerrados, conferencia, etc.

Por todas estas razones, a continuación un Decálogo del uso correcto del Celular:

    • Apáguelo cuando ingrese a una reunión o espectáculo público, bien sea sinfónica, concierto, teatro, cine, discoteca, restauran, show musical, etc.

    • Si estuviera con alguien, pídale permiso para contestar y sea lo más breve que pueda, es lo mínimo que puede hacer por educación, y si espera una llamada y está acompañada dígalo. Será comprendida, además de educada.

    • No lo use mientras está conduciendo un automóvil, bicicleta o moto, esto puede hacerle ocasionar un accidente, además de ser prohibido en algunos países.

    • No encienda el celular cuando tenga que ir al banco, a consultorios o a una visita, es de muy mal gusto. Si espera una llamada hágalo saber, sabrán disculparla.

    • Jamás pida prestado un celular. Es de mal gusto, salvo que sea por una emergencia. Si es prestado, hable lo estrictamente lo necesario.

    • Utilice un tono de voz adecuado a la circunstancia. Si la comunicación falla, no grite. El problema es de transmisión, no de volumen.

    • Si repica durante una reunión formal, especialmente en una misa, sepelio, velorio o en una clínica, no responda. Apáguelo rápidamente, aunque debió hacerlo antes de Ingresar al lugar.

    • Si la llaman durante una reunión informal, excúsese, salga del ambiente y responda brevemente.

    • No ostente el tener un celular. No sea cursi no impresionará a nadie, por tenerlo. No es un artículo sofisticado ni le dará categoría. Prácticamente todo el mundo tiene uno.

 

Lunes, 31 Agosto 2009 00:00

Manejo del cuchillo y tenedor


Hay dos maneras de manejar el cuchillo y el tenedor: al estilo Europeo ó al Americano. Usted elige cual utilizar.

Racorn/123RF

Estilo Europeo: El comensal no suelta los cubiertos en ningún momento. Procede a cortar con el cuchillo la carne o el alimento servido, normalmente un trocito cada vez y usa el tenedor con la mano Izquierda, con las púas hacia abajo, para pinchar el trozo y llevarlo a la boca.

Estilo Americano: Se distingue porque el comensal corta primero unos cuantos bocados de alimento y deja despues el cuchillo cruzado justo enfrente del plato. El tenedor se cambia entonces a la mano derecha. La mano izquierda se apoya en la rodilla mientras se está usando el tenedor. Por consiguiente, el comensal cambia estos cubiertos de una mano a otra tantas veces como precise a lo largo de la comida. Se recuerda que no debe cortar a un tiempo más de tres trozos.

No gesticule con los cubiertos en la mano, coloque los cubiertos en posición de descanso. Los cubiertos que no se usan al momento de descansar, de conversar o de comer algo, se colocan cruzados en el plato, tenedor a la izquierda y con la "boca abajo" y el cuchillo debajo de éste quedando en medio en el plato.


Si terminamos y deseamos que nos retiren el plato, debemos colocar los cubiertos, colocados de forma paralela, a un lado del plato (haciendo la similitud con las agujas de un reloj, en la posición de las cuatro y veinte). Esto es para dar un aspecto de orden y limpieza al plato vacío y evitar que los mismos caigan al suelo o sobre la mesa cuando el mesero retire el servicio.

Publicado en Etiqueta en la mesa
Lunes, 31 Agosto 2009 00:00

Los cubiertos


Muchas veces nos asustamos con tantos cubiertos, no se mortifique es muy fácil, comience con los de afuera y vaya hacia adentro. El cubierto pegado al plato es el último y corresponderá por lo general al plato de fondo.

Mishoo/123RF

Cuchara: Es utilizada para alimentos líquidos (sopas), pastosos (cremas, purés) y otros platos como legumbres y platos caldosos

Las cucharas de sopa, consomé o de cremas estarán colocadas siempre a la derecha del plato de sitio. Éste es un plato tendido que estará de base para recibir todos los demás platos, salvo el del postre.

La cuchara, se toma con la mano derecha y la concavidad hacia arriba.

Los tenedores: estarán al lado izquierdo del plato de sitio y pueden ser de entrada, de pescado, de carnes blancas o de carnes rojas.

El tenedor, utilizado en solitario se toma con la mano derecha y con las púas hacia arriba. Se sujeta por la zona del mango más próxima al extremo con el pulgar y el índice, descansando sobre el dedo medio, que a su vez en los otros dos. Se utiliza para llevar los alimentos a la boca, y para trocear alimentos blandos como verduras, tortillas y huevos. Si se utiliza con el cuchillo, el tenedor se toma con la mano izquierda y las púas hacia abajo, siendo su misión llevar los alimentos a la boca.



Los cuchillos: hacen pareja con los tenedores en tamaño y el de pescado es siempre diferente y tiene de pareja una paleta.

El cuchillo se toma con la mano derecha y el filo hacia abajo, de manera que el mango quede oculto en la palma de la mano. Se utiliza haciendo una ligera presión con el dedo índice, por la parte opuesta al filo, sin llegar a tocar la hoja; el pulgar y el dedo medio lo sostienen por los lados mientras los dedos restantes se doblan ligeramente.

Publicado en Etiqueta en la mesa
Lunes, 31 Agosto 2009 00:00

Puntualidad


No  se puede llegar tarde a una reunión de trabajo, ni tampoco a una cena, así se tenga mucha confianza con el anfitrión. La puntualidad es tanto para el invitado como para el anfitrión y debe estar presente tanto en el trabajo como en la vida social.

Es de mala educación  que el invitado llegue tarde a una cena,  así como también que  el anfitrión reciba  los invitados sin tenerlo ya todo dispuesto.

No le pida a un invitado que vaya cortando el pan, ni a otro si no le importaría ir a comprar el hielo. Tampoco reciba a sus invitados con una toalla reliada en la cintura, dejando un reguero de agua por todo el pasillo.

Tan malo es el retraso, como llegar antes de tiempo (incluso puede que esto sea peor):

Hay quien opina que lo cortés es llegar con un retraso de unos 15 minutos, dándole margen a los anfitriones por si fueran retrasados. Esta opinión es discutible, pero, en todo caso, nunca más tarde de un cuarto de hora.

Sea consciente de que por su tardanza se puede enfriar y "echar a perder" esas delicias que con tanto esmero ha estado toda la tarde preparando la anfitriona .
Cuando se organiza una comida o cena en casa se suele dar media hora de cortesía a los invitados. Así, mientras van llegando los primeros se ofrece un aperitivo, dando tiempo a los más rezagados para que se vayan incorporando.

Pasada la media hora se pedirá a los invitados que pasen a la mesa. No haga esperar a todo el mundo por culpa de un amigo tardón.
Si la cita es en un restaurante, se esperará a los invitados en la barra o sentados en la mesa:

Se podrá tomar una bebida, pero no comience ya a picar (reprima su apetito insaciable)

Si, por un imprevisto, uno va a llegar tarde a una cita o reunión (algo, de entrada, imperdonable), si el retraso supera los 15 minutos es inexcusable llamar por teléfono.

Discúlpese, explique los motivos del retraso, indique cuando piensa que puede llegar y pida a los anfitriones que vayan empezando, que ya se incorporará usted más tarde.

Cuando llegue, discúlpese nuevamente de los anfitriones y a continuación del resto de invitados

Por último, si es usted el anfitrión y uno de sus invitados se retrasa una eternidad, sin llamar para dar explicaciones, arruinándole la cena y la velada, originando un conflicto familiar, cuando este llegue por esa puerta, no le riña, , simplemente pregúntele si el café lo toma sólo o con un poco de leche.

Publicado en Protocolo y Etiqueta
Lunes, 31 Agosto 2009 00:00

¿Cómo pedir disculpas?


Así como damos las "gracias" cuando nos sentimos halagados, también debemos aprender a ofrecer "disculpas" o "perdón", dependiendo del grado de ofensa que hayamos cometido, ya que este es un acto de sinceridad humana, él aprender a reconocer nuestros errores.

Lo primero que tiene que aprender es la sinceridad. Por eso no debe reincidir y debe evitar cometer la misma falta una y otra vez. Una excusa sincera tiene un valor muy grande y debe darse en forma reservada; y no debe comentarla con nadie.

Toda excusa debe ser aceptada e interpretada como el punto final de una situación de conflicto, por leve que éste sea.

Cuando pida excusas, no se extienda, haga lo que dice Donald Walton, en su libro, "Sabe Usted Comunicarse". El autor señala que existen cinco palabras muy significativas e importantes:

 

    • Por favor

    • Discúlpeme

    • Estuve equivocado

Que hermosas serían las relaciones humanas, si tuviéramos todos el valor de pronunciar estas palabras, de cuantas penas, tristezas y dolores nos hubiéramos librado. Sin embargo, hay una regla que no debe olvidar: no se excuse por todo y en todo momento.

Existen personas, que cuando llaman a un lugar comienzan con un "Discúlpeme, ¿me podría dar una información?", En este caso no es válido pedir las disculpas, ya que esta persona no ha hecho nada ofensivo, para tener que hacerlo.

Por lo general, se ofrecen disculpas en los casos siguientes:

    • Cuando llega tarde a:

    • Una cena formal, comida, almuerzo, té, desayuno, u otra invitación.

    • Cuando no podemos asistir a una cita programada


    • Cuando sin querer rompemos algún objeto, en este caso trataremos de reemplazar el artículo por uno igual, o si esto no es posible con un ramo de flores, ofreciendo las disculpas del caso. No es válido el argumento de la dueña de casa "No te preocupes..." Debemos entender que la afectada está disgustada.

    • Cuando tropezamos con alguien

    • Cuando hacemos algún daño o involuntariamente herimos a alguien.

    • Cuando marcamos un número telefónico equivocado. Antes de cortar la llamada, debemos pedir las disculpa del caso, y no incurrir en el error de colgar el teléfono antes de pedirlas.
Publicado en Protocolo y Etiqueta
Lunes, 31 Agosto 2009 00:00

Agradecimientos


Agradecer adecuadamente, da un toque de elegancia y respeto a las relaciones humanas, haciendo que la convivencia sea más llevadera y grata cada día.

Convirtámoslos en un hábito de nuestra rutina diaria, acompañada de una buena sonrisa; así lograremos una buena imagen personal.

Aprenda a dar las "gracias" sin distinción alguna. También cuando le hagan un favor o reciba atenciones, recuerde dar el agradecimiento, pero sinceramente, con una expresión adecuada en el rostro.


No solo se debe dar el agradecimiento verbal, también se debe dar por escrito, por ejemplo una nota de parte de los recién casados en gratitud por los regalos recibidos, o la del huésped que pasó el fin de semana en su casa. Tal vez, esta última debería ir acompañada de un ramo de flores, si es que su presupuesto lo permite.

 

Publicado en Protocolo y Etiqueta
Lunes, 31 Agosto 2009 00:00

Al momento de Presentarse


Una persona que desentona en la vida social es lo mismo que una nota falsa en una melodía… puede generar lástima.

Al momento de la Presentación

    • Siempre se presenta un hombre a una mujer.

    • El hombre joven a uno mayor del mismo sexo. El de menor al de mayor rango.

    • Evite ser graciosa al momento de presentar a dos personas. No siempre es un chiste bien recibido, a menos que el grupo sea de mucha confianza.

    • En cócteles o reuniones grandes, es recomendable dar a los extraños una idea de sus actividades antes de dejarlos solos para ayudarlos en su conversación.

    • En cuanto a las dos personas presentadas, es de rigor decir algo. Normalmente todo se reduce a un apretón de manos o alguna frase convencional como "encantado", "mucho gusto", "me encantó conocerla".

    • En el caso de un hombre a una señora, éste debe esperar a que ella extienda la mano. (Ver Modales: como saludar)

    • Los hombres deben ponerse de pie al momento de la presentación. Por lo general la mujer no lo hace, a menos que se trate de una persona mucho mayor, un dignatario o una persona de alto rango jerárquico.

    • En una fiesta grande, la gente se debe presentar, con educación y sobre todo mucho respeto.

    • Si en alguna oportunidad alguien se olvida de su nombre y le presenta a otra persona diciendo: "Le presento a Juan Pérez" sin mencionar quién es usted, debe tener compasión de él y ayudarlo dando su nombre a Juan Pérez, y no a quien hizo la presentación.

    • Al presentar una pareja que llega a una fiesta a un grupo que ya está allí, se evitan muchas confusiones diciendo simplemente: "Los esposos Pérez, Juan y María", dando después los nombres de las personas del grupo.


    • Si el grupo es demasiado grande, se presenta a los recién llegados a unas cuantas personas. Dentro del protocolo y la etiqueta social, se considerará que al estar bajo el mismo techo, disfrutando de la misma reunión, esto es en sí una presentación para todos.

    • Por último siempre recuerde de "No decir nada ofensivo", ya que esta es la primera regla de la buena educación".
Publicado en Protocolo y Etiqueta
Lunes, 31 Agosto 2009 00:00

Modales en una Conversación


Saber conversar es sumamente importante en el ámbito empresarial y en la educación de nuestros hijos. Es por ello, que te entregaremos algunos consejos que te serán de gran utilidad.

¿Cómo actuar en una Conversación?

    •  Busquemos siempre un tema para hablar. Si nos invitan a una reunión, tratemos de averiguar quienes asistirán e investiguemos sus aficiones, profesiones, hobbies. Es mucho más fácil conversar con un conocido que con un extraño.

    • Practiquemos el arte de escuchar, especialmente a personas cultas y bien informadas. "Para saber hablar, hay que saber escuchar", decía Plutarco.

    • Trate de no ser la única que habla en una conversación. Los largos monólogos, por elocuentes que sean, no son conversación. Debe haber constante retroalimentación.

    • Si disfruta hablando, trate de que los demás también disfruten su plática. No repita palabras como "yo, mi, mío". En vez del "yo creo", pregunte ¿Qué piensa usted?

    • No intente lucir su ingenio, sino agradar a los demás.

    • No tiene que decirlo todo, " El que revela el secreto de otros pasa por traidor; el que revela el propio secreto pasa por imbécil" decía Voltaire. Una manera de volverse aburrido, es tratar de narrar con muchos detalles.

    • Nunca interrumpa a la persona que habla. Excepto en casos específicos y con la debida cordialidad, "Disculpe ¿me permite una pequeña aclaración?"


    • El diálogo admite y hasta requiere la formulación de preguntas para que la conversación sea amena e interesante. Sin embargo, no incurra en el error de formular preguntas indiscretas, ni aquellas demasiado abstractas y vagas.

    • Trate de usar la empatía, esa sensación que consiste en ponerse en el lugar de la otra persona, y actuar para no ofenderla o molestarla.

    • No difunda un rumor dudoso referente a otra persona. Eso es conocido como chisme. Si habla de otra persona en su ausencia, hable bien de ella; o calle para siempre.
Publicado en Protocolo y Etiqueta
Lunes, 31 Agosto 2009 00:00

¿Cómo Saludar?


No olvide  el respeto hacia los demás,  al hacerlo se está respetando usted mismo, que es por donde debe comenzar. Una buena educación se basa en el respeto al prójimo, abriéndole así las puertas más cerradas.

Reglas para saludar

    • Lo primero que debemos recordar es que al ingresar a un lugar público o privado, debemos siempre saludar con voz clara y nunca con "Buenas". El saludo debe ser completo, "Buenos días, tardes o noches", según sea el caso.

    • El Protocolo dice, que debemos dar la mano, cuando saludamos a una persona, para esto debemos tenerla perfectamente aseada.

    • La Etiqueta Social, de la actualidad sugiera que debe ser prudente con el beso social. Según el Protocolo Internacional, la mujer es la que decide como desea ser saludada, así que usted decide la próxima vez que conozca a alguien, si darle un beso o extenderle la mano.

    • En algunos países de América Latina, se está dando un "besar" indiscriminadamente a cualquier persona que conocemos como saludo, pero hay países como Francia, Rusia o España que se saludan con dos besos: uno en cada mejilla, e inclusive hay países que hasta tres besos. Así que tenga en cuenta "A la tierra que fuera haz lo que vierais".

    • Si nos sucede una visita imprevista, y por algún motivo nuestras manos no se encuentren apropiadamente limpia, en estos caso: No extenderemos la mano; y le manifestaremos cortésmente el motivo que nos priva de tal placer.

    • Recuerde nunca tutear a nadie sin conocerlo, y mucho menos si es una persona mayor que usted.


    • Al momento de la presentación diga el nombre de la persona, y memorícelo. Esto es sumamente importante.

    • Así como es necesario el saludo, también lo es la despedida, esta siempre será amable, y con mucha calidez humana.

    • Recuerde, que la persona que viaja es la que debe despedirse, mientras que por el contrario si se trata de una llegada, se le da la más cordial bienvenida. Si es que su presupuesto lo puede, envíele flores.
Publicado en Protocolo y Etiqueta
Lunes, 31 Agosto 2009 00:00

Modales en el Automóvil


En la forma en la que conduce y el trato que das a los demás  se refleja tu educación.  Recuerda al manejar  sé prudente, cortés y amable.

Modales al conducir

    • Evite frenadas brusca y velocidades excesivas y siga los reglamentos de tránsito fielmente.

 

    • Trate de mantener su vehículo en óptimas condiciones.

 

    • Cuando transporte a alguien, consulte con sus invitados antes de abrir o cerrar las ventanas de auto, encender la radio, o el aire acondicionado, y no fumar aunque le den permiso de hacerlo.

 

    • Si es acompañante, no distraiga al conductor, no ofrezca sugerencias, ni emita gritos de alarma en ocasiones especiales. Tampoco frene el pedal imaginario. El conductor sabe lo que hace y cómo lo hace.

 

    • Utilice el cinturón de seguridad

 

    • Si lleva niños, asegúrese que todas las puertas y ventanas del auto estén debidamente cerradas y con el seguro correspondiente.

 

    • Los niños deben viajar en el asiento posterior del auto, con su debido cinturón de seguridad.

 

    • El asiento de al lado del conductor debe reservarse para la persona de mayor edad o de respeto.

 

    • Si un caballero, invita a una dama a subir al automóvil o a un taxi, tiene que abrirle la puerta y esperar a que ella pacientemente se acomode, solamente entonces podrá cerrar la puerta e ir hacia la del conductor.

 

    • Si un caballero y una dama deben ir en el asiento posterior, ella no deberá moverse y dejarle el sitio, sino que él rodeará el vehículo y entrará por la otra puerta.

    • El hombre bajará siempre del vehículo para saludar o para despedir a la dama que sube o baja del mismo.

 

    • Si una vez al día sede el paso a otro conductor que ordenados sería la ciudad.

 

    • Ofrezca el paso a los transeúntes.

 

Publicado en Protocolo y Etiqueta
Página 1 de 2