27. NO SUEÑE EN ÉXITOS CONSEGUIDOS SIN ESFUERZO. El éxito llega haciendo cosas. Desarrollando aquellas cualidades que Dios nos dio. No basta con desear triunfar. Hay que hacer todo lo posible por conseguirlo. "Un hombre no es más que otro, si no hace más que otro" (Cervantes)



28. DESTRUYA EL MIEDO. El temor es el enemigo número uno de su éxito. Le impide aprovechar las oportunidades de triunfar. El miedo causa enfermedades e impide hacer aquello que iba a obtener el triunfo. Al miedo lo destruye la confianza. Y toda confianza es adquirida. Nadie nace con confianza. Usted consigue confianza haciendo cosas que van contra lo que usted teme.



David venció a Goliat porque tuvo confianza: en sí mismo y en la ayuda de Dios



29. LA ACCIÓN CURA EL MIEDO. La indecisión y el aplazamiento lo hacen crecer. Anote esto en sus apuntes: la acción cura el miedo. Hable con esa persona que usted teme tratar. Verá que es menos difícil de lo que usted imaginaba. ¿Tiene temor por su apariencia?. Vístase mejor.



¿Temor a un examen?. Gaste en estudiar el tiempo que gasta en inquietarse. ¿Temor a cosas que no están bajo su control?. Desyerbe el jardín, vaya al cine, juegue con los niños. ¿Temor a la gente?. Recuerde que, aunque los demás valen mucho usted no vale menos que ninguno de ellos.



30. DEPOSITE PENSAMIENTOS POSITIVOS EN EL BANCO DE SU MEMORIA. Todo el mundo tropieza con situaciones colmadas de estorbo y desalientos. Pero las personas negativas piensan en eso al levantarse, al acostarse y a todas horas. Ponen su habitación mental en ese nido de hormigas que se llaman: los pensamientos tristes y negativos. Eso es como echarle arena al carburador de tu carro. ¿Cómo quiere marchar bien?. Los pensamientos y recuerdos negativos producen un desgaste innecesario, dañan su motor mental y le traen complejo de inferioridad y frustración.



En cambio las personas positivas buscan a cada momento, pensamientos que les devuelva la confianza y procuran recordar solamente experiencias placenteras y buenas. Esto les aumenta la salud de su cuerpo y les llena de ánimo y alegría. 



31. CUENTE LAS BENDICIONES QUE HA RECIBIDO DE DIOS. Este es un método que a sacado del pesimismo a millones de personas. La fórmula milagrosa es ésta: "Escriba 20 razones que usted tiene para dar gracias a Dios". ¡Verá! ¡Se quedará maravillado!. Usted ha recibido tantos dones, que el vivir desanimado es una mentirosa ingratitud.



Pase revista a los motivos que tiene para vivir contento. Recuerde sus pequeñas victorias. Sea agradecido con su Creador. "Cada día escriba tres razones que tenía para ser feliz", le dije a una persona y cambió totalmente de vida.



32. NO FABRIQUE UN MUSEO DE HORROR PARA VIVIR EN ÉL. Hay personas que se van fabricando un museo de espantos y allí ponen la habitación de su mente. Recuerdan todo lo ingrato, todo lo molesto y van repitiendo en su memoria hasta convertirlos en monstruos que los tiranizan. Y la mayor de las veces esos recuerdos son cosas que no son tan graves como las imaginamos.



Un médico decía: "No habría necesidad de médico para la salud mental si la gente atendiera a este consejo: destruya los pensamientos y recuerdos tristes y negativos, antes de que ellos se conviertan en monstruos mentales".



33. NO DEDIQUE SU CEREBRO A BUSCAR MEDIOS DE HUMILLARSE, de castigarse, de disminuirse ante usted mismo. Eso es matarse a sí mismo. Se escandaliza de que en el mundo cada año un millón de personas trata de suicidarse y trescientas mil lo logran ¿Cómo?. Mirando con pesimismo todo lo que hacen y todo lo que son. Colocan un lente oscuro ante sus ojos y todo lo ven negro. Pero ¿Cómo es que está creyendo que usted no vale nada, no sirve para nada, no es nada, si usted, ¡sí usted! Fue hecho a imagen y semejanza de Dios?.



Cuidado: Usted puede llegar a ser lo que piensa que es. Como usted piensa, así actuará. Si continuamente se da palizas mentales, diciendo: ¡No valgo para nada!. ¿Qué éxitos puede esperar?.



34. REDACTE CADA DÍA SU PROPIO COMERCIAL, o sea: ¿Qué hice de bueno? ¿Qué me sucedió de agradable? ¿Qué buenas cualidades tuve hoy?. El trabajo que estoy haciendo vale la pena. Trabajo con ánimo. No estoy el tiempo. ¡Tengo un futuro animador! ¡Creo en la felicidad!. Hablaré de la felicidad. Creo en el progreso. Soy un tipo de buenas ideas: ¡Pues a cultivarlas y llevarlas a la práctica!.



T. Smith decía: "Antes de fabricarme mis propios comerciales para venderme caro a mí mismo, yo me creía inferior a todos y viví triste". Ahora creo que valgo algo, que soy capaz de algo, que puedo vencer y venceré. Ahora soy mucho más feliz. Seleccione las cualidades que usted tiene, los triunfos que ha obtenido. Recuérdelos. ¡Eso le hace provecho!.



La Coca Cola la venden porque cada día le hacen más avisos comerciales. Si dejan de hacerle propaganda no se vende. Así usted si deja de recordar los valores que tiene, será un Don nadie. Volviendo positivo su pensamiento, volverá positiva su vida. Pregunte a las personas que tienen éxito y verá que ellos se venden así mismos a alto precio. Piensan bien de sí mismos.



35. HÁGASE ESTAS PREGUNTAS: 



1.    En una preocupación: ¿Se preocupará por esto una persona importante? ¿Perdería el ánimo por esto?



2.    Mi lenguaje: ¿Es el de una persona de éxito?



3.    Mis conversaciones: ¿Es la de una persona de importancia?



4.    Cuando pierdo mi sangre fría: ¿Se pondría furiosa una persona importante por esto que a mí me enfada tanto?



5.    Mis bromas: ¿Son las de una persona de importancia?



6.    Mi apariencia: ¿Es la de alguien que se cree importante?



5.    Mis bromas: ¿Son las de una persona de importancia?



6.    Mi apariencia: ¿Es la de alguien que se cree importante?.


Continuará

Artículo Anterior Artículo Siguiente