Es importante saber cómo estimular a los demás con eficacia y en una dirección deseable. A lo largo de su vida, usted desempeña un doble papel en el que estimula a los demás y los demás le estimulan a usted: padre e hijo, profesor y alumno, vendedor y comprador, amo y criado: usted desempeña todos estos papeles.

CÓMO UN HIJO ESTIMULA A SU PADRE. Un niño de dos años y medio estaba paseando con su padre tras una copiosa comida de Navidad. Cuando ya habían recorrido aproximadamente una manzana y media, el niño se detuvo, miró sonriendo a su padre y dijo: «Papá ... ». Vaciló y su padre dijo: ¿Sí? El niño hizo una pausa de uno o dos segundos y después añadió: Si dices por favor, dejaré que me lleves en brazos». ¿Quién hubiera podido resistirse a esta clase de estímulo? Incluso un niño recién nacido estimula a sus padres a la acción.

Y, como es natural, un progenitor estimula a su hijo. Cuando un niño se siente protegido por la segura creencia de que las cosas le irán bien, puede hacer las cosas mejor de las que supone. Sus defensas se relajan y baja la guardia: puede dejar de gastar energía emocional, protegiéndose contra las posibles heridas del fracaso y dedicando su energía y buscar las probables recompensas  del éxito . Se siente relajado. La confianza ejerce un efecto evidente en su capacidad y saca lo mejor de sí mismo .

Por consiguiente , puede usted estimular a los demás, teniendo confianza en ellos. La fe, correctamente entendida, es activa, no pasiva. La fe pasiva es una fuerza tan inoperante como la vista en un ojo que no observa.

Cuando estimula usted a los demás teniendo confianza en ellos. Su fe tiene que ser activa. Tiene usted que comprometerse en su creencia. Tiene que decir: Sé que vas a alcanzar el éxito en esta labor, por consiguiente, me he comprometido y he comprometido a otros en tu éxito. Estamos aquí, esperándote...

Cuando se tiene esta clase de confianza en otro hombre, éste alcanza el éxito.

La confianza puede expresarse también por carta. En realidad, una carta es un excelente instrumento para expresar para expresar los propios pensamientos y estimular a otra persona.

UNA CARTA PUEDE CAMBIAR UNA VIDA PARA MEJOR. La persona que escribe una carta influye en el subconsciente de quien la recibe por medio de la sugestión. Y el poder de esta sugestión depende, como es lógico, de varios factores.

Si usted es, por ejemplo, un progenitor y su hijo o su hija se encuentran en la escuela, puede alcanzar algo que tal vez no lograra de otro modo. Puede aprovechar la ocasión para:

(a) moldear el carácter de su hijo;

(b) discutir cuestiones que tal vez vacilaría en discutir o no tendría tiempo de plantear en una conversación; y (c) expresar sus pensamientos íntimos.

Es posible que un muchacho o una muchacha no acepte de buen grado los consejos verbales, ya que el ambiente y las emociones que intervienen en el momento de la conversación pueden impedirlo. Sin embargo, el mismo muchacho o la misma muchacha apreciarían este mismo consejo en una carta sincera y cuidadosamente escrita.

Para un hijo o una hija que se encuentran lejos de casa, una carta con todo su contenido, incluidos los consejos, es algo que se recibe con mucho agrado. Y si la carta está escrita adecuadamente, es posible que se lea, se estudie y sea objeto de frecuente meditación.


Sin embargo, para escribir una carta hay que pensar. Por consiguiente, quien la escribe tiene que plasmar sus ideas sobre el papel. Y puede hacer preguntas destinadas a encauzar la mente del destinatario hacia los canales adecuados. Puede incluso hacer una pregunta para recibir una carta en respuesta. o bien, cuando la persona de quien se desean recibir noticias no escribe, el interesado, como un experto en publicidad, puede utilizar un anzuelo.

UN MEDIO PARA ESTIMULAR A UN ESTUDIANTE UNIVERSITARIO A QUE ESCRIBA. J. Pierpoint Morgan demostró que existe por lo menos un medio para conseguir que un estudiante universitario conteste a una carta. Su hermana se había quejado de que sus dos hijos universitarios no escribían a casa. El señor Morgan dijo que podría conseguir que los muchachos contestaran inmediatamente en caso de que él escribiera la carta. Y entonces su hermana le desafió a que lo demostrara. Él escribió una carta a cada uno recibiendo respuesta inmediata de ambos.

Sorprendida, su hermana le preguntó: «¿Cómo lo has conseguido?» Morgan le entregó las cartas y ella observó que ambas contenían interesante información sobre la vida universitaria así como pensamientos acerca del hogar. Sin embargo, la posdata de ambas era parecida. Una de ellas decía: « ¡Los diez dólares que decías incluir en la carta no los he recibido!».

ESTIMULE POR MEDIO DEL EJEMPLO. Un director de ventas de éxito sabe que uno de los medios más eficaces para estimular a un vendedor estriba en darle un ejemplo cuando se trabaja con él.

¿Quiere usted sentir entusiasmo?

Sí. entonces, apréndase el factor de motivación: Para actuar con entusiasmo, actúa con entusiasmo.

Repita ahora esta frase.

Para actuar con entusiasmo, actúa con entusiasmo.

Muy bien ¿cuál es la palabra clave en esta afirmación?

Actúa.

Exactamente. Vamos a parafrasear el mensaje para que usted aprenda el principio y pueda establecer un nexo con él y adaptarlo a su propia vida. Si quiere usted estar enfermo, ¿que hace? Actuó como si estuviera enfermo.

Tiene razón. Y, si quiere estar melancólico, ¿ qué hace?
Actúo con melancolía.
¡ Ha acertado una vez más! Y, si quiere tener entusiasmo, ¿qué hace?
Para tener entusiasmo... actúo con entusiasmo.

Entonces señalamos que se puede aplicar este factor de auto motivación a cualquier virtud u objetivo personal deseable. Así, por ejemplo, podríamos elegir la justicia y una tarjeta en la que se dijera: Para ser justo, actúa con justicia.

Y entonces el instructor añadiría:

Recuerde que, cuando usted acepta la idea de otra persona, esta idea se convierte en suya para su propio uso. ¡Usted la posee! Ahora quiero que hable con un tono de voz entusiasta. Quiero que actúe con entusiasmo.

Para hablar con entusiasmo, haga lo siguiente:

1. ¡Hable en voz alta! Ello resulta especialmente necesario si está usted emocionalmente turbado, si está temblando por dentro cuando se enfrenta con el público.

2. ¡Hable con rapidez! Su mente funciona a mayor velocidad cuando lo hace. Puede usted leer dos libros con mayor comprensión en el mismo tiempo en que ahora lee uno, si se concentra y lee con rapidez.

3. ¡Subraye! Subraye las palabras decisivas, las palabras que sean importantes para usted o para las personas que le escuchan.... una palabra como tú, por ejemplo.

4. ¡Haga una pausa! Cuando hable con rapidez, haga una pausa en los lugares en que debería haber un punto, una coma u otro signo de puntuación en la escritura. Así utiliza usted el efecto dramático del silencio. La mente de la persona que escucha capta los pensamientos que usted ha expresado. La pausa tras una palabra que usted desea poner de relieve acentúa su importancia.

5. ¡Mantenga un tono de voz agradable! De esta manera, al hablar en voz alta y con rapidez, elimina la aspereza. Exprésese mediante una sonrisa en su rostro y en sus ojos.

6. ¡Module! Ello es importante cuando se habla durante largo rato. Recuerde que puede modular tanto el timbre como el volumen. Puede hablar en voz alta y cambiar intermitentemente a un tono de voz coloquial y a un timbre más bajo.

7. Cuando ya no tiemble en público podrá usted hablar en un tono de voz entusiasta y coloquial.

¡Hágalo ahora! 

Su acción obedeciendo al mecanismo de auto arranque del ¡hazlo ahora! demostraría definitivamente usted en condiciones de estimularse a sí mismo que usted puede. Y, si sabe estimularse voluntariamente a si mismo le resultara fácil estimular a los demás.

Ideas a seguir:

1-A lo largo de su vida desempeña usted papeles dobles en los que usted estimula a los de más y ellos le estimulan a usted. Aprenda y aplique el arte del estímulo con una AMP.

2-Estimule a los demás a tener confianza en sí mismos, mostrándoles que confía en ellos y que confía en sí mismo.

3-Una carta puede cambiar la vida para bien. Adquiera la costumbre de estimular a sus seres queridos, escribiéndoles cartas que contengan buenas y saludables sugerencias.

4. Estimule a los demás por medio del ejemplo.

5- Cuando quiera estimular a alguien dígalo con un libro de inspiración con vistas a una acción de autoayuda.

6- Si sabe lo que estimula a una persona, podrá usted estimularla, aprendiendo el arte del estímulo con una AMP.

7-Estimule a los demás mediante la sugestión. Estimúlese a sí mismo mediante la autosugestión.

8- Aunque sus emociones no siempre estén sometidas a la razón, sí están sometidas a la acción si recuerda algún ejemplo en el que es posible que usted experimente la emoción del temor  ¿qué acción cree usted que debe emprender para neutralizarla.

9- ¡Para tener entusiasmo, actúe con entusiasmo!

10-Para hablar con entusiasmo y superar la timidez y el temor: (a) hable en voz alta; (b) hable con rapidez; (c) subraye las palabras importantes; (ch) haga una pausa donde haya un punto, una coma o cualquier otro signo de puntuación en el lenguaje escrito; (d) mantenga un tono de voz agradable, sin asperezas; y (e) utilice la modulación.

HÁGALO AHORA.


¡MERECE LA PENA REZAR POR CUALQUIER COSA EN LA VIDA POR LA QUE VALGA LA PENA TRABAJAR!
Artículo Anterior Artículo Siguiente