Vasilisa/Goodfon.su

Es primordial que tengas en cuenta con qué  comida lo acompañaras, así sabrás si es la mejor elección. A continuación algunos de los vinos blancos más conocidos internacionalmente.

Chardonnay: La reina de las uvas blancas es original de la Borgoña francesa pero se encuentra en todas las zonas vitivinícolas del mundo. Posee aroma a frutas tropicales, banana y ananá, una buena acidez y cuerpo. Soporta muy bien el añejamiento en barrica de roble. Puede acompañar pastas con queso parmesano, frutos de mar, carpaccio de salmón, abadejo y arroz con vegetales.

Torrontés: De todos, los vinos es el que tiene más gusto a uva. Posee un aroma muy dulce, a frutas y flores como el jazmín. Acompaña empanadas, comida tailandesa y aromática.

Viogner: Es de color amarillo pálido y tiene aroma a durazno, damasco y pera. Su sabor es intenso, con buena acidez y cuerpo. Hay varias recetas que pueden ser acompañadas por este cepaje: salmón grillado, salsas de mariscos, abadejo, carpaccio, trucha y quesos.

Chenin: También llamado Pinot blanc. Es de color pálido y tiene aroma a durazno, damasco y manzana verde. Es suave y fresco por eso puede acompañar ensaladas, berenjenas asadas, pescados de mar y queso parmesano.

Sauvignon Blanc: Se caracteriza por su intenso aroma a pomelo rosado (también a pasto cortado y ruda). Es de color amarillo verdoso, muy ligero pero con buena acidez. Puede acompañar pescados, quesos, tallarines con pesto o pescados al natural (sin salsas).


Riesling: Es un  vino con aroma floral, a durazno, cítricos y resina, con una acidez muy equilibrada, alcoholes altos, y mucho cuerpo. Algunos vinos elaborados con esta uva se pueden guardar hasta veinte años (son pocos los vinos blancos que se pueden almacenar tanto tiempo). Se sirve con pescados de río, truchas de criadero, cochinillo, carnes y pastas.

Semillón: Se consideraba un vino de mesa y de baja calidad pero hoy se ha reivindicado. El aroma es especiado, frutal y meloso, tiene buen cuerpo, muy cremoso y de baja acidez. Puede acompañar pastas rellenas con salsas suaves o pastas secas con salsas intensas, cerdo o pollo.

Artículo Anterior Artículo Siguiente