“El progreso es imposible sin cambio, y aquellos que no pueden cambiar su mente, entonces no pueden cambiar nada” - George Bernard shaw 

DIARIO DEL ÉXITO

En tu diario, escribe cada uno de los enunciados que marcaste, luego remplázalos con una conclusión más positiva y optimista. Por ejemplo, remplaza Que pasa si no consigo el trabajo? Con Que pasa si consigo el trabajo? O Si no consigo esa posición, otra vendrá. Estaré bien. Al principio no tienes que estar convencido de la verdad de tus nuevos enunciados, pero tienes que escribirlos para poder iniciar este importante cambio. 
Mientras continúes trabajando estos patrones cognitivos, nota si hay otro pensamiento negativo que pueda aparecer y escríbelos en tu diario. Asegúrate de escribir un enunciado de reemplazo para cada uno. Continua este proceso hasta que hayas visto cambios reales- en tu actividad mental, emociones, y en lo que atraes. Mientras te involucres en esta transición, asegúrate de no ser muy duro contigo mismo por tu preocupación o juicio. Después de todo, eso sería solo agregar más de la energía que estas tratando de dejar ir! En lugar de condenarte a ti mismo por tus pensamientos negativos, simplemente perdónate y reafirma tu intención de avanzar. 

No te vuelvas loco con todo esto, solo hazlo lentamente con una determinación pacífica. Con el tiempo tu nueva actitud fuerte será tu modo de vida. Verás que no hay lugar para preocupaciones o juicio en la intención de crear éxito. Tienes que dejarlas ir y escoger otras opciones que proyecten una energía más positiva y dinámica. No importa que tan difícil parezca, asegúrate siempre de dejar ir toda vieja negatividad y abre tu mente a un nuevo optimismo. 

Liberando tus pensamientos negativos es un requisito de las Leyes Universales y una de las herramientas más útiles para cambiar tu destino. Recuerda que tus pensamientos, emociones, y creencias son tu fuente más significativa de energía. 

Cada idea se mueve de ti hacia el exterior  en ondas de información resonante. Si crees que no puedes triunfar, entonces esa experiencia es lo que tu conciencia creará. Simplemente no puedes permitirte repetir más tus pensamientos negativos. Déjalos ir y escoge hablar un nuevo lenguaje para ti y para los demás. Esto creará más emociones positivas, las cuales son los aceleradores de energía más poderosos para verdaderamente limitar el éxito. 

Liberación Emocional 

Los sentimientos representan vibraciones muy fuertes, las cuales transportan mensajes muy claros. Ya sea que lo realices o no, si no has ventilado tus sentimientos, podrías estar aun enviando viejas señales de dolor, enfado, rechazo, y otras emociones negativas que se estén expandiendo  en tu campo de de energía. Mucha gente tiene dificultad para expresar o aun identificar sus sentimientos. Frecuentemente experimentan trauma y decepción sin siquiera darle voz a las emociones envueltas, acumulando nubes de energía negativa que transmite una resonancia abrasadora en todas direcciones. 
Tú cargas con esto, caminando por la vida con nubes de vibraciones oscuras colgando por todos lados. La gente siente esa energía y por lo tanto las alejas. Para deshacerte de esa negra neblina, tienes que dejar ir esos sentimientos del pasado que nunca expresas. Es como limpiar tu casa de todas las cosas que no usas, de modo que puedas hacer espacio para las nuevas y maravillosas cosas en tu vida. De hecho, puede ser muy necesario purgar tus viejos sentimientos aun si esos difíciles acontecimientos sucedieron mucho tiempo atrás. Si nunca has tenido la oportunidad de liberarlos, las emociones de experiencias distantes pueden estar creando señales poderosas en tu campo de energía, bloqueando así, nuevos logros y enviando dolorosas señales. 

Esto no quiere decir que tienes que regresar a liberar cada trauma o dificultad del pasado. Tú sabes que dificultad aun te espanta, de modo que saca tu diario y empieza a escribir acerca de ello. Expresa todos los sentimientos que aun necesitas liberar, no te obsesiones con ellas solo tienes que ventilarlas. Tienes que estar específicamente consciente de las asunciones que haces acerca de las experiencias que te preocupan. Al final de cada cosa que escribas en tu libro, pregúntate a ti mismo, que conclusiones tengo acerca de estas experiencias que quisiera cambiar ahora? Escribe cada pensamiento o creencia negativa, luego reemplázalas con otras nuevas. 

Por ejemplo, si fuiste despedido y en ese momento experimentaste emociones como enojo, miedo y rechazo, entonces debes de haber concluido, nunca más seré aceptado. Nunca seré un éxito. Cambia ese pensamiento ventilando los sentimientos y luego escribiendo una creencia sana, como, aun soy capaz de triunfar. Merezco creer en mí, y escojo hacerlo ahora mismo. De este modo continúa liberando tanto los pensamientos negativos como las emociones difíciles del pasado, siempre afirmando tus capacidades presentes y tus expectativas de un feliz y brillante futuro. 

Además de liberar los sentimientos de los días pasados, es también importante dejarlos ir al tiempo que aparecen. Puedes usar tu diario para esto también. Aunque no tiene que ser una actividad diaria, si lo haces de modo regular, encontrarás que también es mas fácil cambiar tus pensamientos y vibraciones. El retener emociones negativas como resentimiento, enojo o miedo bloquea tu energía e impacta significativamente tus resultados. Renuncia a ellos, y tu energía será más clara, abierta y lista para recibir. 

Liberación del Comportamiento 

El dejar ir comportamientos dañinos e insanos, especialmente indulgencias y adicciones, es también importante para crear una energía atractiva y conciencia productiva. La gente es indulgente en toda clase de cosas, incluyendo alcohol, drogas, cigarros, comida, televisión, ejercicio, chismes, sexo, trabajo, relaciones y drama. Nos volcamos a todas estas cosas por un sentido de distracción o escape. Cuando tenemos ese trago, o comemos mucho, tomamos esa droga, adormecemos nuestras emociones y nos hace sentir mejor, al menos por un corto tiempo. Cuando nos volcamos por la televisión, nos salimos de nuestra zona, cuando comemos los chips o galletas, creemos que nos confortamos en cierto modo. 
Aun cosas como la manipulación, mentira, maldad son irresistibles, porque nos hacen sentir mejor, pero esto es un falso confort. Eventualmente, nuestro comportamiento dañino solamente nos hace sentir peor, y con el tiempo pueden llevarnos a comportamientos de adicción aún más tóxicos. Cuando te dejas llevar por alguna de estas acciones, de que es lo que huyes? Que dolor estas tratando de adormecer dentro de ti? En su nivel más profundo, es un vació que proviene de olvidar quien eres realmente, tu identidad más grande, tu conexión con tu Divino e inherente valor. Ya sea que te des cuenta o no, este lazo aparentemente perdido es la fuente real de tu falta de paz. Pero la luz de tu identidad Divina esta siempre ahí, y el poder que buscas afuera está vivo dentro de ti. No importa lo que se te ha dicho, tu valor es una vibración que brilla y que está siempre intrínseco en tu ser, hasta en tus células mismas. Cualquier experiencia difícil o trato doloroso que te obligara a buscar escape en patrones insanos, es ahora el tiempo de enfrentarlos, para expresar tus sentimientos, encontrar las conclusiones negativas, y avanzar hacia otras nuevas, más sanas y verdaderas. 

Es tiempo de llenar el vacío que sientes con la luz de tu identidad sagrada. Este es todo el refugio que necesitas-y la solución real para todo lo que buscas. Comportamientos de escape, indulgencia, y adicción solo crean un hueco aún más grande, alejándote más y más de tu fuente real de confort y poder. Aun mas, esto destruye tu energía con vibraciones de necesidad, miedo y sobre indulgencia, conduciéndote profundamente a la desesperación y atrayendo más y más resultados no deseados.  

Aunque es difícil deshacerse de estos hábitos, puedes practicar con permitirte intervenir en estos comportamientos por solo diez minutos a la vez. Crea un sistema de actividades de reemplazo y escríbelas en tu diario. Consigue el soporte de alguien en quien confíes, si lo necesitas consigue ayuda profesional, porque esto es demasiado importante como para dejarlo desapercibido. Cuando te involucras en la indulgencia o acciones dañinas, recuérdate a ti mismo acerca de la verdad energética, que todas tus escogencias crean tu energía. Realmente quieres que vibraciones de escape sea lo que proyectas? Si la respuesta es no, entonces constantemente escoge por dejar ir este hábito. De nuevo, ten cuidado de no juzgarte a ti mismo por caer en los viejos e insanos patrones, porque con hacerlo solo agregas combustible al fuego negativo-el cual incrementa tu necesidad de escape. Del mismo modo que dejas ir todo lo demás, deja también ir el juzgar tus fallos. 
Aprender a liberar es un proceso de toda la vida. Cada día, renueva tu determinación de dejar ir el pasado y renunciar a la preocupación. Esto abrirá el camino para tus nuevas y sanas escogencias que ciertamente traerán brillo a tu vida. Cuando renuncias a los pensamientos, emociones, y comportamientos que te han estado reteniendo, te abres a tu energía vital y haces resonar una linda y brillante vibración que todo el mundo puede ver.
 

Dejando ir los Apegos 

La última cosa importante que liberar son los apegos. Cuando miramos a nuestro alrededor, podemos ver toda clase de cosas por las cuales podemos sentir apego-los cuadros en la pared, las joyas en nuestro cuello y manos, los muebles en el cuarto, y el carro en el garaje, todas estas son cosas por las cuales nos sentimos orgullosos. Pero el precio por la posesión es el apego, y es muy fácil que nos involucremos demasiado en el tener cosas. Cada sutil manera envía energía de necesidad, y entre más cosas tengamos, mas necesidad aparente tendremos. 

No estoy diciendo que nunca debemos querer bienes materiales, solamente que tenemos que estar atentos a nuestro apego a ellos. Me refiero a pensamientos como necesito esto para ser feliz, necesito este carro y esta joya, y necesito estas cosas a mi alrededor para estar contento. Estas son ideas bien peligrosas por dos importantes razones. 

La primera, estas ideas fomentan la creencia de que cosas materiales tienen el poder de hacernos felices. Desafortunadamente, siempre que pensamos que algo externo puede traernos alegría, dejamos ir nuestro poder de hacerlo nosotros mismos. También sentamos un precedente que nos mantiene luchando-moviéndonos peligrosamente hacia la energía de desesperación. Cuando tenemos la necesidad de tener aún más, nos encontramos luchando en un esfuerzo sin fin para mantenerlo. 

El creer que los bienes materiales son la clave de la felicidad nos pone también en una precaria situación. Después de todo, que pasaría si tenemos que perder nuestras adquisiciones? Es una posibilidad siempre presente que nos pone en una situación de preocupación incesante. Vivimos con un estado interno de miedo que nos impulsa  siempre a buscar maneras de asegurarnos, y siempre estamos preocupados por la pérdida potencial.
 

EJERCICIO PARA LIBERAR EL APEGO 

Para poder dejar ir el apego, mira las cosas a tu alrededor. Inspecciona tus bienes materiales, toma una respiración profunda, y afirma: Me gusta eso, pero no lo necesito para ser feliz. Mira tus joyas, tus muebles, tu carro y hasta tu casa, y repítelo para cada uno de ellos. Esto puede asustarte al principio, pero en realidad es liberador en muchas maneras. Con el tiempo, esto creará una sensación de paz en tu interior que transcenderá todas tus adquisiciones. Reconocerás que la felicidad proviene de tu propia paz mental, no de tus cosas. 

Haz esto todos los días, aplicando el proceso a las cosas que posees y las escogencias que haces. Te sorprenderá la sensación de libertad que esto crea, y al mismo tiempo purificará tu energía. Además, la magia de dejar ir atrae de regreso cosas maravillosas. Practica el arte de renunciar dando algo que valores. Concédelo a alguien con bendición, generosidad y liberación completa. Hacer este ejercicio será de mucha ayuda para le Ley del Deseo e Intento Paradójico. Recuerda, la parodia significa que cuando liberas tu apego, entonces lo ganas todo. 

AFIRMACIONES PARA DEJAR IR


  1. Me siento más y más confortable con dejar ir. Dejo ir el pasado y todos mis miedos. Soy libre.
  2. Libero todo pensamiento negativo que pueda aparecer. Opto por una mejor energía ahora.
  3. Libero los hábitos insanos y deshonrosos. Creo ahora una nueva vida saludable.
  4. Dejo ir el apego. Sé que es realmente mi actitud lo que me trae felicidad-y nada más.
  5. Adopto una actitud de paz. Dejo ir la preocupación, prisa, y la necesidad de control.
Artículo Anterior Artículo Siguiente