Nuestras opiniones no son las únicas que tienen valor. 

Si realmente nos preocupamos por aquellos a nuestro alrededor, tenemos que estar abiertos a escuchar la opinión de otros, teniendo en cuenta sus pensamientos. Tal vez ellos tengan un punto de vista que nunca habríamos considerado. 

La presunción evita que podamos escuchar otras perspectivas y ver un cuadro más grande. 

Mientras más pequeños nos volvamos, podremos ver con mayor claridad. 


Yehuda Berg
Afinación Diaria de la Conciencia de la Kabbalah

Artículo Anterior Artículo Siguiente