Nuestras opiniones no son las únicas que tienen valor. 

Si realmente nos preocupamos por aquellos a nuestro alrededor, tenemos que estar abiertos a escuchar la opinión de otros, teniendo en cuenta sus pensamientos. Tal vez ellos tengan un punto de vista que nunca habríamos considerado. 

La presunción evita que podamos escuchar otras perspectivas y ver un cuadro más grande. 

Mientras más pequeños nos volvamos, podremos ver con mayor claridad. 


Yehuda Berg
Afinación Diaria de la Conciencia de la Kabbalah

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Formulario de contacto