"Feliz es sólo el hombre bien templado que de hoy se hace dueño indiscutido, que al mañana increparle puede osado: "extrema tu rigor, que hoy he vivido "." - Horacio

La actitud que tomes frente a los retos que se presenten en la vida, es la que determina la importancia que tienen. Ten en cuenta que existen dos formas de ver el vaso: medio lleno o medio vacío y solo dependerá de cómo lo veas.

 

Dale Carnegie en su libro "Cómo acabar con las preocupaciones", nos enseña siete maneras de cultivar una actitud mental positiva.

REGLA 1: Llenemos nuestras mentes de pensamientos de paz, valor, salud, y esperanza: ''Nuestra vida se hace en base a nuestros pensamientos.

REGLA 2: No intentemos conseguir nada de aquellas personas que nos disgustan, porque si lo hacemos nos entorpecemos. No perdamos un minuto pensando en la gente que no nos agrada.

REGLA 3: No nos preocupemos por la ingratitud. Jesús curó a diez leprosos en un día y solamente uno lo agradeció. ¿Por qué deberíamos contar con más gratitud que Jesús?. La felicidad no se encuentra esperando gratitud; demos por la alegría de dar. La gratitud es un rasgo "cultivado"; si queremos que nuestros hijos sean agradecidos, debemos enseñarles a ser agradecidos.

REGLA 4: Contabilicemos nuestras bendiciones en vez de nuestras dificultades.

REGLA 5: No imitemos así sin más. Seamos nosotros mismos, si se piensa bien "la envidia es ignorancia y la imitación es suicidio".

REGLA 6: Cuando el destino nos de un limón, intentemos hacer una limonada.

REGLA 7: Olvidemos nuestra propia falta de felicidad e intentemos crear un poco de felicidad para otras personas. "Cuando somos buenos con otros, somos buenos con nosotros mismos".

Artículo Anterior Artículo Siguiente