Al principio la idea de elegir la felicidad puede sentirse como correr un riesgo. El riesgo de no encontrarla, o el riesgo de encontrarla y perderla después. Libera tus definiciones que estan basadas en el temor, la desconfianza, la miseria, o la lucha.

No puedes hacer feliz a otros pero, por medio de la abundancia de tu propia felicidad, puedes mostrarles cómo pueden abrir también sus corazones al ser feliz si ellos asi lo eligen. La felicidad resplandece.

Tu mismo Ser manda constantemente un mensaje al mundo. No hay nada que este correcto o equivocado en este mensaje. Lo único que importa es que estes contento con el.

El mensaje de tu Ser es la contribución más importante que haces al mundo. No es sólo la expresión de tu Ser; es una corriente constante de energía que lo toca todo.

Tienes el derecho a ser feliz y el derecho a ser infeliz, de luchar o a vivir con facilidad. Cualquier cosa que elijas esta a la vez lleno de significado y perfecto. Cualquier cosa que elijas será compartido con toda la vida.

Concédete la idea de que no tienes que ser feliz. Haz esto porque te permite ver que la felicidad es verdaderamente una elección. Una vez que sabes que la felicidad es una elección, entonces la puedes elegir si lo deseas.

Fuente: Story Waters www.limitlessness.com

Created by Story Waters
Libro "You are God, get over it!, Revelación 27 pág 108
Artículo Anterior Artículo Siguiente