En el camino aprendí...
Que llegar alto no es crecer,
ni que escuchar es oír, ni lamentarse es sentir, ni acostumbrarse es querer.
En el camino aprendí... que andar solo no es soledad, que cobardía no es paz, ni ser feliz sonreír; y que peor que mentir, es silenciar la verdad.

En el camino aprendí... que puede un sueño de amor, abrirse como una flor, y como esa flor morir, pero en su breve existir, es todo aroma y color.

En el camino aprendí... que no es sumisión , la humildad, la humildad es ese don que suele confundir; no es lo mismo ser servil, que es un buen servidor.

Cuando vayan mal las cosas como a veces suelen ir,
Cuando tu camino solo ofrezca cuestas que subir,
Cuando tengas poco haber pero mucho que mirar no siempre es ver,
ni que escuchar es oír,
ni lamentarse es sentir,
ni acostumbrarse es querer.

En el camino aprendí...
que andar solo no es soledad,
que cobardía no es paz,
ni ser feliz sonreír;
y que peor que mentir, es silenciar la verdad.

En el camino aprendí...
Cuando todo esté peor...
¡Más debemos insistir!

Artículo Anterior Artículo Siguiente