Diversos estudios correlacionan los altos niveles de estrés con el incremento del colesterol total. En este vídeo de Yoga se puede apreciar una cantidad de movimientos y ejercicios que son útiles para bajar el nivel de ansiedad y nerviosismo, imprescindibles para reducir los efectos de los factores anteriormente nombrados.
Los movimientos propios del Yoga inducen al cuerpo a relajarse, motivo por el cual, se desencadena una serie de reacciones químicas que permiten bajar el alto nivel de colesterol.

Si bien, parecen ejercicios simples y fáciles de realizar, el objetivo no es sólo hacerlos correctamente, sino acompañarlos con la respiración que es una de las herramientas más poderosas con las que cuenta el Yoga como terapia de reducción del estrés. En los ejercicios en donde hay que flexionar el tronco, estando parados con las piernas estiradas, no debe hacerse si se presenta dolor en la zona lumbar, porque en esa postura el disco sufre una presión extra, y si se encuentra en malas condiciones puede lastimar la espalda.

La respiración del Yoga es abdominal, es decir, por cada inspiración hay que tratar de hinchar el estómago como un globo, y cuando espiras, aplanar el abdomen nuevamente. Esta mecánica respiratoria, además de tranquilizar, constituye un suave masaje para los órganos internos.

La sesión es aconsejable que dure al menos 45 minutos, por lo que cada ejercicio puede repetirse varias veces, contando el número de respiraciones cuando la actividad sea sostener una determinada postura. Como todo ejercicio de baja intensidad, el Yoga puede realizarse todos los días, porque los tiempos de recuperación son muy cortos, por lo que el cuerpo en sólo 24 horas, tiene la capacidad de ejercitarse nuevamente.

Fuente: abajar colesterol




>
Artículo Anterior Artículo Siguiente