¿Qué mérito tendrías si saludases tan sólo a los que te saludan? ¿Y si amases tan sólo a los que te aman?
Cuanto más Amas a los otros, más puedes hacer sin ellos. Cuanto más Amas a los otros, más puedes hacer con ellos.

¡Sólo hay una necesidad! Esa necesidad es Amar. Cuando alguien descubre eso, es transformado. 

Cuando sabes Amar es señal de que has llegado a percibir a las personas como semejantes a ti. 

Nadie hay mejor ni peor que tú.

El Amor de verdad es un estado de sensibilidad que te capacita para abrirte a todas las personas y a la vida.

Tú no puedes exigir a nadie que te quiera, pero en cuanto no seas exigente y sueltes los apegos, podrás reconocer cuántas personas te quieren así como eres, sin exigirte nada, y comenzarás a saber lo que es Amor.

Cuando Amas de verdad a una persona, ese Amor despierta el Amor a tu alrededor. Te sensibiliza para Amar y comienzas a descubrir belleza y Amor en todo.

Somos analfabetos en la expresión de sentimientos.

El Amor es: yo estoy de tu lado, no estoy en contra de ti.

El Amor de verdad es algo no personal, pues se Ama cuando el yo programado no existe ya.

El que Ama, termina siempre por vivir en el mundo del amor, porque los demás no tienen más remedio que reaccionar por lo que él los impacta.

Amar es como oír una sinfonía. Ser sensible a toda esa sinfonía. 

Significa tener un corazón sensible a todos y a todo.

Anthony de Mello
Artículo Anterior Artículo Siguiente