1) Enamórate de Ti Misma: Piensa en lo que te hacer ser Tú. Así como una flor necesita riego para crecer, aprende a valorarte en todo sentido. Amate a ti misma por todo lo bueno que ves y acepta tus defectos y el hecho de que no eres perfecta.
Esto no significa que no puedas aprender a cambiar, sino que estás siendo gentil y amable contigo misma a pesar de todos tus "defectos". Mírate en el espejo y enamórate de lo que ves.

2) Elimina la Autocrítica: ¿cuándo a menudo te reprendes a ti misma por la cosa más mínima? ¿Hay alguna vocecita dentro de tu cabeza que te dice que no vales porque cometes errores? Si te das cuenta que te críticas a menudo, haz un esfuerzo para detenerte. No te critiques nunca! Has las cosas lo mejor que puedas y ya está.

3) Se Amable y Positiva: Cuando empiezas a pensar de forma amable y positiva de ti misma, tu autoestima crece. Haz que sea un hábito elogiarte a ti misma cada día frente al espejo.

¡Eres hermosa tal y como eres! No tienes por qué ser una supermodelo para ser feliz, eso es una tontería. Además, fíjate que muchas de esas chicas se echan a perder en drogas y adicciones… ¿ves que su belleza no les garantiza la felicidad? No te dejes engañar por la publicidad comercial, que sólo busca provocarte complejos para que compres sus productos. Se inteligente y no caigas en las trampas.

4) Reconoce tus Esfuerzos: No siempre se trata de ganar y tener éxito en todo lo que haces. Muchas veces es el esfuerzo lo que cuenta. Reconoce que has hecho todo lo posible, incluso si no ha producido resultados tangibles.

5) Deja de Preocuparte: Amarte a ti misma requiere que dejes a un lado la preocupación. La preocupación no ayuda de ninguna manera, no puede, por si sola, hacer que las cosas sucedan. Sólo las acciones pueden! Así que en vez de pasar el tiempo preocupándote, piensa en lo que puedes hacer para ayudar a solucionar la situación. Si la situación está fuera de tu control, entonces pide al Universo el resultado deseado y deja que las cosas se resuelvan solas. Confía en que todo se resolverá para el mayor beneficio de todos los implicados. Tú no tienes todas las respuestas. Acepta las cosas tal y como son. Te evitarás mucho sufrimiento innecesario.

6) Cree en Ti: Confía en tus habilidades. Sabes que tienes la habilidad de hacer importantes cambios por ti misma, mientras pongas tu corazón en ello. También puedes ayudarte visualizando los resultados deseados.

7) Perdónate y Perdona a los demás: Si has cometido errores en el pasado que te hacen sentir menos digna, perdónate a ti misma. Todos cometemos errores, entonces no hay necesidad de machacarte con ellos. O si has estado llevando un equipaje emocional por algún trauma infantil, aprende a perdonarte.

Deja atrás el pasado, lo que pasó, pasó. ¡Let Go! Perdona a aquellos que te hicieron daño. No sigas sufriendo hoy por cosas que pertenecen al pasado. ¡Libérate!

Rumiando el pasado sólo te haces daño a ti misma.

8) Se Fiel a ti misma: Amarse requiere que seas sincera acerca de tus propios sentimientos. Si te sientes feliz, reconoce la alegría. Si estás triste, reconoce el dolor. Cuando eres sincera con tus sentimientos, no intentas mentirte a ti misma, ni entierras tus emociones negativas. Más bien, reconocer lo que sientes, te proporciona una buena guía sobre lo que son tus pensamientos. Y como todos sabemos, los pensamientos se pueden cambiar, para que la curación y el crecimiento personal puedan tener lugar.

9) Crece Espiritualmente: Cuando pasas tiempo creciendo espiritualmente, amarte a ti misma es algo automático. Te vuelves más pacífica, más conectada, amable, amorosa y compasiva. Cultivas una mente que se vuelve más hermosa cada día. Practica la meditación.

10) Haz afirmaciones positivas todos los días: Como por ejemplo "Me amo y me apruebo".

Para ello es importante que vigiles tu mente constantemente. De nada sirve hacer 3 afirmaciones positivas y 300 afirmaciones negativas…

Tienes que estar muy "en el presente" para ser consciente de tus pensamientos y si estos son negativos, reconocerlos, aprovecharlos para conocer tus miedos y limitaciones y transformarlos en afirmaciones positivas que te ayudarán a eliminar esos temores. Tu mente es muy poderosa!

11) Expresa tu Gratitud: Expresa gratitud por la persona que eres. Por estar viva y bien, y por ser plenamente capaz de hacer una diferencia en tu vida. Da gracias por todo, por lo bueno y lo malo, todas nuestras experiencias son lecciones que nos da la vida para nuestro crecimiento

12) Cultiva tus Sueños: ¿Por qué negarte a ti misma tus sueños? Cuando cultivas tus sueños, amas la vida que llevas. Cada momento que vives es una alegría porque te estás expresando en tu totalidad.

13) Aumenta tu Auto Confianza: Haz un intento deliberado de buscar oportunidades que puedan ayudarte a mejorar tu sentido de ti misma. Por ejemplo, si eres particularmente buena para hacer algo, reserva más tiempo para satisfacer y mejorar tus habilidades en ello. Saber que tienes dones particulares te ayuda a aumentar tu autoestima.

14) Relájate: Necesitas darte espacio a ti misma para tomar breaks de vez en cuando. Si te pasas mucho tiempo trabajando, haciendo las tareas domésticas, cuidando de tus hijos, tu marido, tu madre o cualquiera que te pida algo, sin prestar atención a tu salud, también significa que no te amas a ti misma lo suficiente para cuidar de tu propio cuerpo. Ocupa tu tiempo con el silencio, la lectura de un buen libro, música relajante y visiones de belleza. Todo lo que alimente tu alma. ¡Desconecta!


 15) Diviértete: Inyecta un poco de diversión en tu vida. ¡Ríe! ¡Juega con tus hijos, aprende de ellos! La vida está hecha para ser una experiencia agradable. No te tomes a ti misma ni a la vida tan en serio! Si puedes pensar en la vida de esta manera, automáticamente te relajas y dejas de preocuparte por cosas que no merecen la pena.

16) Cuida de tu cuerpo: Es importante que te fortalezcas con una nutrición adecuada y ejercicio regular. Tu cuerpo es un templo y debes tratarlo con respeto, amor y cuidado. Se ha descubierto que la falta de amor propio es muchas veces la raíz de enfermedades como trastornos alimenticios, obesidad o incluso enfermedades terminales.

17) Aprende a ver la Belleza: Cuando aprendes a ver la belleza en cada cosa, también aprendes a ver la belleza en ti misma. Por lo tanto, detente a oler las flores, toma nota de todo, siente todo. El suave color rosa de las flores de tu jardín, el verdor de los llanos, el susurro del viento suave, o la multitud de matices del cielo al atardecer…

Desconozco su autor
Artículo Anterior Artículo Siguiente