Si queremos ser felices, debemos saber dónde se encuentra la felicidad para dirigirnos hacia ella.

Algunas personas creen que la felicidad esta en poseer; "Cuando tenga tal cosa seré feliz", "Si pasara tal cosa sería feliz", "Si tuviera esto o lo otro sería feliz", "Cuando logre tal cosa seré feliz", etc., etc., etc.

Piensen en cuantas veces dijeron cosas como ésta, y cuando llegaron a su objetivo fueron felices, si pero, ¿Cuánto les duró?

Eso no es felicidad, es alegría pasajera.

Considero a la felicidad como algo que es constante, eterno. Y no significa que una persona feliz no pueda experimentar tristeza o dolor en algún momento.

Yo soy una persona feliz. Algún que otro día experimento estados negativos. Pero cambié mi manera de ver la vida; yo estoy aquí con mi felicidad, y esos estados negativos (tristeza, enojo, dolor, desanimo, etc.), están allá, son pasajeros.

Considero a la felicidad como algo que es constante, eterno. Y no significa que una persona feliz no pueda experimentar tristeza o dolor en algún momento. En cambio mi felicidad es eterna, a veces me olvido que esta conmigo, pero nunca me abandona.

Ninguna persona en el mundo puede liberarse de los sentimientos negativos, pero teniendo esta óptica, ya no se mezcla con ellos, haciendo esto posible superar los obstáculos con mayor rapidez y facilidad.

Ya no postergues tu felicidad, no esperes que llegue tal fecha, o a obtener tal cosa, tu felicidad es AHORA, cambia tu manera de ver la vida y la felicidad misma vendrá a tu encuentro.

Desconozco el autor
Artículo Anterior Artículo Siguiente