"¡Ella es tan negativa, siempre juzgando a las personas. Uff, no la puedo soportar!"

¿Suena familiar? ¿Cuán a menudo juzgamos a otros por juzgar? 

De acuerdo con lo esotérico, la energía que gastamos pensando  en cuán negativo es alguien más, solo contribuye a la negatividad de nuestro ambiente. 

Además abre la puerta para que el juicio entre en nuestras vidas. 

La conclusión para hoy es: 

Revisa tus pensamientos negativos. Sé consciente de que cuando domines tus pensamientos desagradables, críticos, fríos, las personas a tu alrededor serán afectados para bien. 

Adicionalmente, serás mucho más feliz a medida que elimines estos pensamientos tóxicos de tu conciencia. 

Yehuda Berg 
Artículo Anterior Artículo Siguiente