Sin estructura y disciplina para nuestro viaje, nunca llegaremos a ningún lugar. La única forma para desatar nuestro potencial y convertirnos en lo que estamos destinados a ser, es salir de nuestro acondicionamiento y comportamiento pre-programados. 

Los hábitos son una parte de la naturaleza humana. Puedes crear rituales que te traigan Luz o desarrollar hábitos que te traigan oscuridad. Si fallas en hacer parte de tu rutina diaria los rituales de Luz, un vacío se abrirá en tu vida. Entonces el Ego te obligará a llenar ese espacio con comportamientos no positivos. 

Apóyate a ti mismo. ¿Qué hábitos no positivos (fumar, la comodidad, la comida, el chisme, entre otros) escogerás para remplazarlos con prácticas positivas (ahorrar dinero, ejercitarte, rezar, meditar)? 

Todo depende de ti. 

Yehuda Berg
Afinación Diaria de la Conciencia de la Kabbalah
Artículo Anterior Artículo Siguiente

Formulario de contacto