El Arte de Bendecir nos conduce a:

-La manifestación de la Divina Energía a través de nosotros. Esto nos pone en contacto con la eternidad, el todopoderoso, el sagrado, divino éxtasis, libertad espiritual, el Reino del Padre, los misterios del plan divino, amor puro y sobrecogedor, e intuición espiritual de la existencia de Dios;
-La apertura hacia un estado de santidad;
-La creencia en milagros;
-Una comprensión de los definitivos misterios de la existencia, de la esencia de la vida, de la más elevada de las religiones: el Deísmo; nuestra intensa necesidad de Dios le es placentera, y representa nuestro primer paso sin intermediarios hacia una religión verdaderamente completa;
-La apertura hacia una total vida espiritual;
-Sabiduría divina;
-Curaciones milagrosas;
-El despertar del alma;
-La revelación del Ser Inmortal – Atman, una chispa de Dios Padre;
-La amplificación del benéfico campo "psi";
-La amplificación del estado de éxtasis, y debido a intensas experiencias devocionales, incluso llegar a alcanzar el estado de samadhi;
-Alcanzar el estado de silencio;
-Ser capaces de levitación, premonición, superar la hipotermia, incombustibilidad;
-La introducción de experiencias benéficas sobre personas cercanas a nosotros, y la armonización de energías sobre los objetos que nos rodean;
-La posibilidad de viajar en el espacio y el tiempo, en los mundos astrales superiores;
-La aparición de poderes paranormales benéficos;
-La expansión del horizonte del conocimiento, la posibilidad de emplear capacidades psíquicas a fin de la comprensión de conceptos;
-La transformación de uno mismo en una esfera invulnerable; es decir, que ningún acto de agresión causará una consecuencia traumática;
-La aparición de ciertos estados espirituales elevados;
-La experiencia de ciertos estados de deidificación, en la meditación;
-Relajación, quietud de la mente;
-Receptividad, en el nivel prithivi, mediante la aparición de aromas placenteros (incienso, floral, esencias exóticas) – lo mismo ocurriendo a nivel de otros elementos;
-La aparición de ciertos estados místicos espontáneos;
-Intuición, premonición, éxtasis;
-Curaciones, y mejora del potencial bioenergético.

Para grupos numerosos de personas (más de 50), o si la persona a ser bendecida se encuentra muy lejos, se debe extender el brazo por delante de nosotros.

Si la Bendición es para nosotros mismos, mantener los brazos hacia abajo, cerca del cuerpo, de un modo natural.

Si se tiene una gran vitalidad y nuestra fuerza interior es suficientemente grande, se puede tocar a la persona que se bendice con la mano derecha sobre su frente, los dedos abiertos orientados hacia Sahasrara, y sin cubrir la cúspide de su cabeza.

Es esencial que la mano derecha, y los dedos, se encuentren relajados.

Si se desea bendecir a alguien amado, que se encuentra muy lejos, se debe evocar en la imaginación a esa persona, visualizar su rostro. Si es un grupo, visualizar los rostros de cada miembro del grupo. La distancia entre nosotros y las otras personas, no importa!

Palabras empleadas en la Bendición


Estas palabras deben ser dichas internamente cuando se realiza la Bendición: "Oh Señor Padre Celestial, te ruego con humildad, si la persona cuyo nombre es .... (decir el nombre) lo merece, bendícelo/a ahora a través de mí, y hazle llegar Tu Divina Gracia. Tu Voluntad será cumplida. Amen"

Palabras a ser dichas para bendecir un grupo de personas: "Oh Señor Padre Celestial, te ruego humildemente, si las personas con los nombre ... (decir el nombre de cada persona), lo merece, bendícelos ahora a través de mí, y hazles llegar Tu suprema Gracia. Tu Voluntad será cumplida. Amén".

Palabras a emplear para la auto-bendición: "Oh Señor Padre Celestial, te ruego con humildad, si quien te ruega ahora con el nombre de...(decir nuestro propio nombre), lo merece, bendícelo ahora a través de mí, y hazle llegar tu Suprema Gracia. Tu Voluntad será cumplida. Amen".

Palabras de gracias dichas al final: "Oh Señor Padre Celestial, te agradezco por hacer de mí el vehículo de manifestación de Tu Suprema Gracia"

Estas palabras deben ser aprendidas de memoria, y luego utilizadas. 
Fuente: Yoga esotérico
Artículo Anterior Artículo Siguiente

Formulario de contacto