Somos lo que pensamos, por eso es tan importante observar a nuestros pensamientos, unos ejemplos de 13 tipos de pensamientos destructivos:

1. Sobreestimar el significado: (exageración), significa exagerar la importancia de los acontecimientos (hacer una montaña de un grano de arena).

Pregúntate si lo que sucede, o las consecuencias que crees que tendrá son tan graves como supones, está relacionado con el catastrofismo, cuando tenemos un pensamiento exagerado también nuestras emociones serán exageradas por lo tanto poco sanas.

2. Generalización excesiva: suponer que lo que sucede en una o varias situaciones va a suceder en todas o en casi todas las situaciones, por ejemplo si el otro día se paró el ascensor ¿significa eso que hoy va a volver a pararse? .

No somos adivinos y no sabemos lo que pasará por lo tanto no debemos adelantarnos a los acontecimientos y generalizar las situaciones ya que nos quitaremos la oportunidad de que las cosas cambien.

3. Pensamiento categórico: es un pensamiento polarizado de todo o nada, blanco o negro, bueno o malo, que olvida lo que hay en medio, ejemplo "o saco un sobresaliente o soy un fracaso", "o me corresponde esa persona o me quedaré toda la vida solo".

Es importante que exista el término medio, el equilibrio en los pensamientos también significa equilibrio en nuestras emociones.

4. etiquetado: aplicar etiquetas a la gente o a los acontecimientos y luego actuar como si la etiqueta describiera a toda la persona o acontecimiento de modo exacto,

Si aplicas a una persona o cosa la etiqueta de aburrido tenderás a pensar que siempre es así sin tener en cuenta información contradictoria (tal vez esa persona tiene facetas divertidas que desconoces, tal vez ese día se sentía incómoda, etc...)

Si te aplicas a ti mismo la etiqueta de poco sociable, tal vez nunca intentes ciertas cosas que podrían demostrarte que eres capaz de ser sociable, nadie es siempre de una manera por lo tanto aplicar etiquetas es un gran error, sin etiquetas estamos en continua evolución.

5. Interpretar los retos como amenazas: significa ver los retos en relación con sus posibles consecuencias negativas en vez de las positivas, haciendo más énfasis en lo que puedes perder que en lo que puedes ganar.

Si sientes miedo o ansiedad tal vez estás viendo la situación como una amenaza, prueba a verla como un reto que quieres superar y pensando en las cosas positivas, si piensas en negativo tus emociones también serán negativas

6. Personalización: tomarse las cosas como algo personal implica suponer ,sin justificación, que eres el centro de atención de otras personas.

Por ejemplo pensar "si ha salido de la habitación es porque no le interesa lo que estoy diciendo " deberías pensar que ha podido salir de la habitación por cualquier otro motivo que nada tiene que ver contigo, esa persona puede tener problemas personales, se puede encontrar mal, etc... pueden ser miles de cosas pero no personalices las situaciones.

7. La tiranía del " debería": cuando te sientes mal porque las cosas no son como piensas que deberían ser, puedes aceptar la realidad tal y como es, cambiando lo que puedes cambiar y aceptando lo que no puedes cambiar, o bien, puedes martirizarte y deprimirte porque las cosas no son como tú querrías que fuesen.

¿De que sirve enfadarte porque el mal tiempo ha frustrado tus planes? ¿no es mejor hacer otros planes que se ajusten a la nueva realidad?.

¿De que sirve martirizarse pensando que no debería suceder lo que ya ha sucedido? Acepta la realidad tal y como es, y luego trata de cambiarla si es posible, no tiene sentido ponerte triste por lo que ya ha pasado y no tiene vuelta atrás, cambia esos pensamientos por nuevos planes y soluciones.

8. Optimismo ingenuo: pensamiento positivo exagerado y no realista que implica pensar que todo saldrá bien siempre y que nada malo puede pasarte hagas lo que hagas.

Está bien ser optimista pero con los pies en el suelo ya que mantener un optimismo exagerado y tan confiado te puede llevar a hacer cosas sin esfuerzo pensando que todo saldrá bien como por arte de magia, todo lo que se va consiguiendo requiere de esfuerzo y trabajo.

9. Suponer la validez de los sentimientos: significa suponer que si tienes un sentimiento fuerte sobre algo, debe ser cierto, por ejemplo "si le amo tanto, tiene que ser una buena persona" pero recuerda que los sentimientos no reflejan la realidad, sino la interpretacion que hacemos de ella, la cual puede ser correcta o incorrecta.

10. Suponer intencionalidad: significa suponer que cuando la gente hace algo que hiere tus sentimientos tenían la intención de producir ese efecto, pregúntate ¿realmente tenia la intención de hacer daño?, que a ti te duela algo no significa que la otra persona lo haya hecho con esa intención.

11. El chivo expiatorio: buscar algo o a alguien a quien culpar por tu malestar o tus problemas, tal vez alguna persona ha intervenido para causarte problemas, pero lo sucedido te molesta a ti y eres tú quien se siente mal, por tanto, eres tú quien ha de buscar una solución en vez de exigir que lo haga la otra persona, pues tal vez no quiera hacerlo y no puedas obligarla.

Cuando tienes un malestar no puedes pretender que te lo solucionen los demás, debes ser tú mismo el que tome las riendas de tu vida y encontrar una solución a tu malestar.

12. Conclusiones precipitadas: consiste en sacar conclusiones sin pruebas o evidencias que las apoyen, ejemplo "no me ha llamado porque no le importo" ¿y si no te ha llamado porque su reunión se ha prolongado?.

Cuanto más exaltado estés, mas probabilidad tienes de hacer esto, dejando de lado tu mente racional, si no tienes suficientes datos para considerar algo como cierto, considéralo solo una hipótesis y busca explicaciones alternativas

13. Hipotesis no verificables: se trata de creencias que no pueden demostrarse, con dichas hipótesis, puedes hacer dos cosas: descartarlas como inútiles o mantenerlas si te hacen sentir bien.
Ejemplos: la gente creyente piensa que dios les ayuda, se sienten mejor creyendo por lo tanto esta creencia les ayuda a sentirse mas seguros ante los problemas, así que esta creencia mejor mantenerla.

En cambio la creencia de pensar que nunca vas a encontrar pareja porque no vas a encontrar a nadie que te quiera de verdad porque eres poco sociable mejor descartarla porque es una hipótesis errónea ya que a lo largo de tu vida irá apareciendo gente y alguien te puede querer, no podemos pensar que nunca sucederá porque eso nadie lo sabe y es una creencia que te hace sentir mal por lo que es mejor descartarla.

Cada vez que te sientas mal analiza que pensamientos estás teniendo, cada pensamiento negativo y destructivo te envía un mal sentimiento en forma de pena, rabia, dolor, nerviosismo, celos, etc... tus pensamientos se transforman en emociones

Autor: Psicología Para Todos
Artículo Anterior Artículo Siguiente