Creo:

En la divinidad de los Vedas, las escrituras más antiguas del mundo, y venerar las Agamas. Estos himnos son la palabra de Dios y la base de Sanatana Dharma, la religión eterna que no tiene principio ni fin.

En un Ser Supremo que es ambos, irrelevante y trascendente, tanto Creador con Realidad no Manifestada

En que el Universo experimenta un ciclo sin fin de creación, preservación y disolución

En el Karma, la ley de causa y efecto por la cual cada individuo da forma a su propio destino a través de sus pensamientos, palabras y hechos.

En la reencarnación del alma, evolucionada a través de múltiples renacimientos hasta que todos los karmas se han resuelto, y en moksha, alcanzar el conocimiento espiritual y la liberación del ciclo del renacimiento. Ningún alma será privada de este destino.

En que los seres divinos existen en mundos invisibles y que la adoración en los templos, rituales, sacramentos así como las devociones personales crean una comunión con dichos devas y dioses.

En que el maestro que ha despertado a iluminación espiritual, o satguru, es esencial para conocer el Absoluto Trascendente, así como también lo son la auto disciplina, la buena conducta, la purificación, el peregrinaje, la meditación y el auto cuestionamiento.

En que toda vida es sagrada, para ser amada y venerada y por lo tanto en la práctica del ahimsa "el no daño"

En que no hay ninguna religión particular que enseñe un camino única a la salvación por encima de otras, pero que todos los caminos religiosos genuinos son facetas del Amor Puro de Dios y Luz, mereciendo por lo tanto tolerancia y comprensión.
Artículo Anterior Artículo Siguiente