¿Y cómo se pueden compaginar ambos sentimientos? Quiero decir, cómo compaginar lo que se siente por la pareja espiritualy la pareja terrenal?¿No es un dilema sin solución posible?
La solución es la comprensión de la situación. En cualquier caso el querer olvidar lo que se siente por la pareja espiritual que está, o que pasó al plano espiritual antes que uno para no sufrir, es un error tremendo, pues entonces se sufre más por querer anular los sentimientos. También es un error el obligarse a sentir por la pareja terrenal lo mismo que por el alma afín, o sentirse culpable de no sentir lo mismo por la segunda que por la primera, pues el sentimiento surge de la afinidad completa, y si esto no se da, no es posible, sin que sea esto culpa de nadie. Pero es cierto que los espíritus muy avanzados que han conocido y vivido el sentimiento con su alma afín no suelen comprometerse con otra pareja, sino que prefieren esperar al reencuentro porque saben que ninguna otra relación de pareja les va a llenar. Además, su capacidad y sensibilidad les permite mantener el contacto a pesar de que cada uno está en un plano diferente de la existencia.

¿Cuando dos almas gemelas encarnan simultáneamente, se encarnan siempre para ser pareja? No siempre se encarna con el propósito de poder unirse como pareja, aunque es lo más habitual.

¿Las almas gemelas deben de tener la misma edad terrenal o pueden llevarse incluso 30 años de diferencia? 
 Hay de todo. Se pueden llevar muchos años de diferencia, o pocos. El momento de la encarnación y las circunstancias en que se va a producir se eligen antes de nacer y todo tiene un motivo.

¿Y la diferencia de edad no es un obstáculo para que esos espíritus lleguen a ser pareja?
Lo será mientras el uno sea niño y el otro adulto. Cuando los dos sean adultos ya no.

¿Pueden las almas gemelas encarnar en una situación que les imposibilite ser pareja, por ejemplo, encarnar en madre e hijo o ser hermanos?
Sí. Pueden darse multitud de situaciones, ser padres e hijos, hermanos etc.

¿Y esta situación les imposibilita buscar otra pareja?
Por supuesto que no. Pero sí es cierto que siempre tendrán más afinidad por su alma afín, encarnada como familiar, que por la pareja que elijan en la vida.

¿Y pueden encarnarse dos almas gemelas en el mismo sexo, simultáneamente?
Aunque no es lo más frecuente, sí puede ocurrir.

Se me ocurre pensar que la homosexualidad puede ser debida al hecho de que dos almas gemelas encarnen en el mismo sexo.
No, no es por este motivo. Al igual que el hecho de encarnar como madre e hijo, padre o hermano y hermana no incita al incesto.

Pues si no es este el motivo, ¿cuál es el motivo de la condición homosexual desde el punto de vista espiritual?

Es complicado dar una respuesta general aplicable a todos los casos, porque cada caso es único. Pero lo que sí que es cierto es que la condición homosexual del que nace siendo homosexual 28 tiene que ver con lo que ese espíritu vivió en otras vidas anteriores. El espíritu desprovisto de la envoltura material no tiene sexo. Al encarnar es cuando que adquiere la condición sexual, y aunque suele haber preferencias por un sexo en concreto a la hora de encarnar, en general, el mismo espíritu puede encarnar en una vida como hombre y en la siguiente como mujer, o viceversa, según lo decida por sus necesidades evolutivas. Ocurre en ocasiones que el espíritu que va a encarnar en el sexo opuesto al elegido en la encarnación previa, no se ha desprendido completamente de la personalidad (incluyendo la condición sexual) de la vida anterior, y esto afecta a su percepción de la sexualidad en la vida actual. Dependiendo del grado de identificación con la condición sexual de la vida pasada, encontraremos diferentes situaciones, desde el transexual, que directamente se identifica con el sexo opuesto en todo, y quiere adquirir la fisonomía con la que se identifica, el homosexual que, sin identificarse con el sexo opuesto siente las mismas inclinaciones sexuales que en la vida anterior en la que encarnó en el sexo opuesto a la actual, o el bisexual, en el que se dan inclinaciones sexuales propias de su condición actual y de la vida pasada.

¿Cuáles son los motivos de esta falta de desprendimiento de la personalidad de la vida anterior?
Las causas de esa falta de desprendimiento pueden ser muy numerosas y variadas, pero en general son debidas a actitudes egoístas muy arraigadas en el espíritu que han utilizado y se han valido de la condición sexual para manifestarse, y que han supuesto la vulneración del libre albedrío de los demás, incluida la libertad de sentimiento.

¿Algún ejemplo?
Un espíritu que al encarnar como hombre fue extremadamente machista, y abusó de las mujeres. Por ejemplo, pudo darse el caso de obligar a una mujer que no le amaba a ser su esposa, y por tanto la obligó a mantener relaciones sexuales a la fuerza, o la maltrató y la humilló durante su vida, y en general tenía esa misma actitud de desprecio hacia todas las mujeres. En esta vida 29 encarna teniendo la misma condición sexual que despreció, pero conserva la personalidad de la vida anterior, con tendencias semejantes, porque al no haberlas superado están fuertemente impregnadas en su espíritu. O un espíritu que al encarnar como mujer utilizó su atractivo físico y su poder de seducción para dominar y subyugar a los hombres. En esta vida encarna teniendo la misma condición sexual de aquellos de los que abusó, pero conserva la personalidad de la vida anterior porque está fuertemente arraigada en él, y por ello conserva total o parcialmente las mismas inclinaciones sexuales.

¿Y qué es lo que debe aprender de esa circunstancia?
El espíritu elige encarnar en el mismo sexo de los que abusó para aprender a respetar la condición de género. Es decir, si como hombre abusó de la mujer, encarna en mujer para aprender a respetar a la mujer, pues ahora él también lo es. O si como mujer abusó de los hombres ahora encarna como hombre para aprender a respetar al hombre, porque ahora también él lo es. La condición de transexualidad o la de homosexualidad la genera él mismo en esas circunstancias porque mantiene la personalidad de su vida anterior, incluida la inclinación sexual, total o parcialmente, porque está fuertemente arraigada en él.

Muchas religiones, incluida la Católica, tienen el concepto de que la condición de homosexual es algo negativo y que el homosexual debe renunciar a su condición, pues la considera desviada. Incluso recomienda que busquen formar una relación heterosexual. ¿Cuál es tu opinión?
No tiene sentido que una persona homosexual se obligue a ser heterosexual cuando no lo es, sólo por mantener las apariencias. Es decir, el no admitir o reprimir su homosexualidad no lleva a nada bueno. Esto sería una causa de infelicidad para él mismo y para la pareja que eligiera, pues no se puede forzar lo que no se da espontáneamente. La persona homosexual, como cualquier otra, ha de ser ella misma, admitirse tal y conforme es y buscar su felicidad conforme a ello. La condición de homosexual en sí misma no es negativa. Todo lo contrario. Para ese espíritu es una condición que le puede ayudar a avanzar en apreciar lo valioso 30 que es el libre albedrío y la libertad de sentimiento, pues cuando te obligan a ser como no eres o te obligan a vivir como no quieres se sufre mucho. Esa es su prueba. Luchar por ser él mismo a pesar de la incomprensión y el rechazo. Cuando alguien tiene dificultades para ser él mismo valora mucho el respeto al libre albedrío y empieza a tomar conciencia de que no debe forzar el de los demás de ninguna forma, porque es una gran causa de sufrimiento. Sólo añadiré que la homosexualidad y la transexualidad están muy relacionadas con la vanidad, y mientras la vanidad no se supere, seguirán dándose este tipo de circunstancias.


Continúa...

Partes anteriores

Extracto del libro  "La ley del amor" - Las Leyes Espirituales II de  Vicent Guillem
Artículo Anterior Artículo Siguiente