Observo que una de las mayores causas de infelicidad del ser humano tiene que ver con el tema de la relación de pareja. Unos sufren porque no encuentran pareja y otros sufren porque son desgraciados en su relación de pareja ¿Por qué hay tanta gente que no es feliz en su relación de pareja?
Porque no hay un sentimiento verdadero de amor de pareja entre ellos, o porque los defectos se imponen a los sentimientos, o ambas cosas a la vez.


¿Qué es lo que hace que dos personas sean felices en la relación de pareja?
La felicidad completa en la relación de pareja sólo es posible cuando hay una afinidad completa del interior y un sentimiento verdadero de amor mutuo, correspondido y libre. Pero esto se da muy poco en vuestro mundo.


¿Por qué?
Porque en la elección de la pareja predomina el egoísmo y la necesidad, y a esto se une que falta en la mayoría de personas un desarrollo suficiente de la capacidad de amar que les permita tener claridad para reconocer al ser que les es afín, despertar y reconocer los sentimientos hacia él y tener la valentía de luchar por ellos.


¿Cuando hablas del reconocer al ser afín, te refieres a reconocer al alma gemela?
Sí. Aunque un término más exacto que el de almas gemelas sería el de almas afines.

¿Por qué?
Porque vosotros identificáis la palabra gemelo con idéntico y creéis que las almas gemelas deben de ser idénticas, iguales en todo. Pero no es así. Las almas afines o gemelas, son seres que proceden del mismo acto de creación, del mismo "parto espiritual", por definirlo de algún modo. Son espíritus complementarios al cien por cien, creados en el mismo momento para estar unidos en el amor. Pero esto no significa que sean iguales.


¿Y por qué no son iguales si son creados iguales?
Porque el que sean afines no quiere decir que tengan una sola voluntad. Cada uno tiene su propia personalidad, resultado de su proceso evolutivo personal, que nunca es idéntico, porque cada uno decide por sí mismo. Esto marca unas diferencias a todos los niveles.


¿Quieres decir que no tienen idéntico nivel evolutivo?
Suele ser semejante, pero idéntico es imposible, porque cada uno tiene su libre albedrío independiente y ha vivido unas experiencias diferentes. Aunque no suelen ser diferencias muy grandes, puede ocurrir que uno de los dos avances más rápidos que el otro, o que uno avance más en unos aspectos y el otro más en otros, y esto marca una diferencia en su personalidad espiritual y en su nivel evolutivo. Pero aunque sean diferentes, siguen siendo afines.


Entonces, si dos personas que se unen en pareja son almas gemelas, ¿significa que alcanzarán la felicidad perfecta en la relación de pareja?
Alcanzarán la felicidad perfecta cuando hayan evolucionado lo suficiente como para que los sentimientos entre ellos sean más fuertes que sus defectos. Que sean afines no significa que sean perfectas. Mientras su capacidad de amar está poco desarrollada, el egoísmo de cada uno predomina y esto genera obstáculos para que se manifieste la afinidad y el sentimiento, y esto impide que sean plenamente felices.


¿Y puede ocurrir que tu alma gemela no se encuentre encarnada simultáneamente contigo en una vida?
Sí.


Pues realmente no entiendo qué sentido tendría algo así. Es decir, si no encarnan simultáneamente, ¿no se les está privando a esos espíritus de la posibilidad de ser felices experimentando la unión de pareja?
Eso lo dices porque estás viendo sólo la parte de la vida en la que se encarna. Te recuerdo que la separación es sólo temporal, porque la vida física es un instante de la vida real. Es sólo una parte del tiempo de la vida del espíritu la que pasa encarnado, que es más breve en los espíritus más avanzados, puesto que estos espacian bastante sus encarnaciones.


¿Pero por qué se elige una circunstancia así, quiero decir, la de no encarnar simultáneamente?
Son elecciones que toman los espíritus, en este caso las almas gemelas o afines, en función de la prueba o misión que quieran llevar a cabo. No quiere decir que estén totalmente separados, puesto que durante el sueño el espíritu encarnado vuelve al mundo espiritual y se reencuentra temporalmente con los seres amados que han quedado en el plano espiritual, y no sólo con el alma afín, sino con otros seres amados que no han encarnado simultáneamente. En realidad ambos colaboran en esa misión,cada uno desde un plano diferente.


¿Pero el que está encarnado recuerda este contacto durante el sueño?
Conscientemente, la mayoría no.


Entonces ¿de qué le sirve si no puede recordar los momentos de encuentro con el alma gemela desencarnada?

Aunque no lo recuerde conscientemente, en el interior se reconforta con lo vivido.
¿Pero no es una frustración, por lo menos para el encarnado, el vivir de esta manera?
Es una prueba difícil, semejante a la de aquel que tras haber convivido en vida con la persona amada, la ve fallecer y queda en el plano físico sin ella. En el caso que estábamos exponiendo, al no ser plenamente conscientes de que su alma afín está en el otro plano les evita un sufrimiento mayor.


¿Y hay alguien que llegue a tomar conciencia?
Sí. Si es sensible, puede contactar conscientemente.


¿Entonces sufrirá mucho más, no?
Esto depende de su nivel evolutivo, de lo preparado que esté para encajar esta situación. Ten en cuenta que incluso aunque encarnen simultáneamente, es muy difícil que las almas afines estén unidas permanentemente. Pueden tardar un tiempo relativamente largo en conocerse. Incluso muchas veces, aunque se encuentran, no luchan para estar juntas, bien por falta de firmeza en los sentimientos, falta de valentía para luchar por ellos, o porque todavía predomina el egoísmo en ellos.

También ocurre que la desencarnación de una y otra puede suceder en momentos distintos y espaciados en el tiempo, de manera que una de ellas queda en el plano físico, mientras que la otra regresa al plano espiritual. Si durante ese periodo de separación cada una cumple el objetivo que se ha propuesto, el reencuentro será maravilloso.

¿Y qué pasa si cuando tú vuelves al plano espiritual tu alma gemela ya ha vuelto a encarnar?
Ten en cuenta que las encarnaciones no se producen de forma inmediata. Se pasa un tiempo en el plano astral bastante prolongado antes de encarnar de nuevo. Suele dar tiempo a que se produzca el reencuentro de las almas afines y a que puedan convivir en el plano espiritual antes de volver al plano físico.


El tomar conciencia de que tu alma gemela está en el otro plano, ¿te impide tener pareja en el mundo material?
No. Lo mismo que el que enviudó puede tomar una nueva pareja, sin que con esto transgreda ninguna ley espiritual. El encarnado puede hacer lo que considere oportuno respecto a su vida, tener o no tener pareja, pues tiene su libre albedrío para decidir
.

¿El alma que queda en el otro plano, no se va a sentir celosa de que su alma gemela tenga otra pareja terrenal?
No, porque la perspectiva que se tiene desde el mundo espiritual es más amplia que la que se tiene terrenalmente. Su alma afín entiende la situación y deseará que tome las decisiones que le lleven a ser más feliz. Aunque desea el reencuentro, claro está.


Pero ¿podrá ser feliz en esa relación de pareja?
Eso va a depender de la afinidad que haya entre ellos. Si hay afinidad, puede alcanzar cierto grado de felicidad. Pero es cierto que siempre habrá un hueco en el interior que no se podrá llenar. La felicidad completa en la relación de pareja nunca la podrá vivir, pues la afinidad completa la tiene con el ser que está en el otro plano.


Continuará...

Parte anterior

Extracto del libro  "La ley del amor" - Las Leyes Espirituales II de  Vicent Guillem
Artículo Anterior Artículo Siguiente