Me resulta sorprendente que, si la reencarnación es tan importante para el proceso de la evolución espiritual, Jesús no hablara de una forma clara y directa de la reencarnación. 

Sí que lo hizo. También habló de las Leyes Espirituales y de todo lo que concierne a la evolución espiritual de una manera clara y sencilla. Otra cosa es que la información que vosotros tengáis de él sea correcta y completa.




¿Y hay pruebas documentales de ello? 
Toda la verdad sobre Jesús, sobre su personalidad y su obra nadie de vuestro mundo la conoce. Apenas si han quedado unos retazos de parte de sus pensamientos, su personalidad y del mensaje que vino a transmitir. Y de lo poco bueno que ha quedado, la mayoría ha sido modificado, manipulado u ocultado a la gente por los que han gobernado y gobiernan vuestro mundo desde entonces. Y así lo siguen manteniendo, ya que su intención es que nada de esto sea conocido, pues consideran que la verdad perjudica sus intereses egoístas. 




¿Entonces todas estas informaciones no son nuevas? 
¡Claro que no! Este es el mismo mensaje que se ha ido dando a lo largo de la historia en diferentes lugares del globo. Los transmisores eran, en realidad, siempre los mismos enviados espirituales, con mayor nivel de evolución que la media del planeta, conocedores de la ley del amor y el resto de leyes espirituales, pero conocidos con diferentes nombres según la época histórica en que vivieron. 


¿Y por qué no hemos sido conocedores de ello? 
Ya lo hemos dicho. Cuando desparecen los enviados espirituales y el mensaje queda en manos de espíritus menos avanzados, éstos van infiltrando sus ideas egoístas en el mensaje original, sin que pueda evitarse, pues los transmisores originales ya no están ahí para rectificar los extravíos. En el caso concreto de Jesús, también ocurrió lo mismo. Con el paso de los siglos, el mensaje que Jesús dio fue adulterado, siempre para favorecer a los poderosos, o para no perjudicar sus intereses. Las enseñanzas verdaderas se modificaron a conciencia contratando a escribas que eliminaron aquello que los poderosos no querían que se supiera y añadiendo lo que a ellos les convenía que estuviera. 




¿Y qué tipo de enseñanzas fueron las omitidas? 
Las mismas que estamos dando a conocer ahora. El conocimiento sobre la reencarnación de las almas y la ley de la evolución. El derecho de cada ser a decidir por sí mismo respecto a su vida y sus sentimientos. El llamamiento a la protección y el respeto de la vida y de los derechos de los seres más débiles e indefensos, incluidos los animales. Todos aquellos mensajes que condenaban y denunciaban el egoísmo en todas sus manifestaciones, como la avaricia, la codicia, el odio, el abuso y la explotación de unos seres por otros, todo fue eliminado a conciencia o modificado para que su sentido original no fuera reconocible. 




¿Y por qué no evitó Jesús que se manipularan sus enseñanzas una vez se fue? 
Porque ni Jesús ni cualquier otro enviado del mundo espiritual pueden obligar al mundo a hacer lo que ellos quieran, pues sería una vulneración del libre albedrío. Lo único que puede hacer es encarnar nuevamente para rehacer lo que el egoísmo humano deshace. 




¿Quieres decir que Jesús volverá encarnar en la Tierra? Es decir, ¿volverá por segunda vez? 
Sí. Pero no será la segunda vez, sino una vez más de las tantas que ha venido. 




¿Entonces son ciertas las profecías de una segunda venida del Cristo? 
Ya dijimos que el Cristo no encarna, ya que es una entidad evolutivamente muy avanzada, que superó la fase humana de evolución hace muchos eones, y que lo que hace es influir sobre espíritus en fase de evolución humana cuando éstos encarnan con una misión espiritual. Pero es cierto que Jesús volverá a encarnar. Aunque, como ya he dicho, no será la segunda vez. Pero no vendrá para ponerse al frente de la Iglesia Católica, como algunos esperan. Ni será bien recibido por muchos que se consideran cristianos, sobre todo por la jerarquía, porque, entre otras cosas, vendrá a desmontar toda la falsedad y el error que la Iglesia ha creado en su nombre, como hizo hace dos mil años con la Iglesia hebrea.




¿Por qué al preguntarte anteriormente sobre si Jesús volvería a encarnar de nuevo en la Tierra me contestaste hablándome de Cristo, y ahora que te pregunto sobre Cristo me contestas hablándome de Jesús, si es que son dos entidades distintas? 
Porque vosotros identificáis a Jesús con el Cristo. Y es cierto que cuando Jesús vuelva a encarnar contará con la inspiración del Cristo. Pero también es cierto que el Cristo puede inspirar a otros seres de gran evolución cuando es necesario que vuelvan a encarnar para seguir con el trabajo de evolución espiritual. 




Entiendo de tus palabras que el Cristo ha inspirado a otros seres aparte de Jesús. 
Claro. 




¿Y puede ese Cristo inspirar a seres menos evolucionados, aún cuando no se haya producido la encarnación del mesías? 
Por supuesto, pues el Cristo en particular, y los seres espirituales avanzados en general, no se limitan a inspirar únicamente a un sólo ser en momentos puntuales, sino a todos los seres que actúan movidos por el amor incondicional, aunque no sean de un nivel tan elevado como el de Jesús. Que la conexión con el Cristo y con otras entidades evolutivamente avanzadas sea más o menos intensa va a depender del grado de evolución del ser encarnado. Muchos desean ser "elegidos" para sentirse importantes, y aparentan querer amar, pero no están dispuestos a renunciar a su egoísmo. El mundo espiritual ayuda a todo aquel que quiere avanzar en el camino del amor. Pero el que actúa movido por el egoísmo, no puede esperar que las entidades espirituales avanzadas le secunden en sus objetivos. La elección, por tanto, es de uno mismo, y consiste en elegir entre el egoísmo y el amor. En función de lo que eliges te atraerás unas influencias u otras.



¿Cómo hemos de entender esa combinación Cristo­Jesús? ¿Como un estado de conciencia Crístico? 

El Cristo es un ser espiritual muy evolucionado que existe igual que existís cada uno de vosotros, con su propia voluntad e individualidad. Por tanto es mucho más que un estado de conciencia, pues un estado de conciencia no es un ser, sino una manifestación de un ser. Ciertamente que la conexión de un humano con el Cristo le permite al ser humano expandir su conciencia hasta límites mucho mayores de los que él por sí mismo podría abarcar, y el estar bajo la inspiración de este ser súper evolucionado le permite actuar con mucha mayor claridad, valentía y decisión en pro de la misión que tiene encomendada que si solo contará con su propia capacidad. 




¿Cuál es el ser más avanzado después de Dios? ¿Está encarnado? ¿Qué misión tiene concreta y general? 
Si lo dices por si el Cristo o Jesús son los seres inmediatamente por debajo de Dios en la evolución, ya te adelanto que no. El Universo espiritual es muy grande y hay infinidad de seres muy avanzados, más que el Cristo y que Jesús. El nacimiento de estos seres es tan anterior en el tiempo que sería imposible para mí explorar hasta tan lejos en la historia de la evolución, la cual no tiene un principio, puesto que Dios ha existido siempre y nunca dejó de crear. Vosotros creéis, en vuestra limitada concepción, que la máxima ayuda que pueden dar estos seres es bajar al planeta encarnando en una personalidad humana. Por eso hasta creéis normal que el mismo Dios encarne en un humano, cuando consideráis a Jesús como la encarnación del mismo Dios. Con la escasa amplitud de miras que vosotros tenéis, no podéis ni imaginar hasta dónde llega la capacidad de estos seres súper evolucionados. Ellos tienen bajo su cargo responsabilidades mucho mayores de las que vosotros podéis imaginar, como creadores y directores de infinidad de mundos y humanidades; una encarnación en una personalidad humana sería restringir su capacidad de actuación a una parte infinitesimal de su potencial. Por tanto, no encarnan en personalidades humanas, pues sería semejante a esperar que un ser humano encarnara en el cuerpo de una hormiga para llevar la vida de una hormiga. Por ello, son seres evolutivamente más cercanos a vosotros los que asumen este tipo de misiones, aunque no dejan de estar auxiliados por seres de mayor evolución. 




Y por qué si Jesús no era la encarnación directa de Dios o del Cristo dijo de sí mismo Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida? 
Jesús nunca pronunció esa frase tal y como vosotros la conocéis, pues no podía personalizar en sí mismo un mensaje que era universal. Es una simplificación del siguiente mensaje: yo vine a mostraros, como enviado del mundo espiritual, el camino de la evolución espiritual, la verdad del mundo espiritual y lo que es realmente la vida del espíritu. 




Has dicho que Jesús había venido más veces, ¿quieres decir que Jesús ha encarnado más veces en el pasado, antes de venir en la personalidad de Jesús de Nazaret? 
Por supuesto. Estuvo encarnado anteriormente en la Tierra, en épocas de la antigüedad que vuestra historia oficial ni recoge ni admite. 




¿Y qué hizo en esas otras vidas? 
Jesús fue como tú, como todos vosotros. Y cuando evolucionó lo suficiente, vino como un mensajero espiritual. 




Pero antes de venir como Jesús, supongo que también realizó misiones semejantes en el pasado. ¿Hay alguna constancia histórica de lo que hizo?  
Las misiones son trabajos espirituales que van dejando huella en las almas en todas las épocas de la historia. Y aunque los libros de historia no lo recojan, o lo hagan deformadamente, el trabajo no es infructuoso, porque el espíritu que es tocado en su interior por el mensaje espiritual, no olvida jamás esta enseñanza y la manifestará en sus encarnaciones posteriores. Cuando Jesús vino a dejar su mensaje de amor, lo hizo en diferentes épocas y lugares del mundo. El gran empeño de Jesús era el buscar la forma de transmitir a la gente de aquellas épocas que todos los males del mundo eran consecuencia del egoísmo. Y también el poder trasmitirles las nociones espirituales básicas para que entendieran el proceso de evolución espiritual y las leyes espirituales de la manera más sencilla posible. Pero el mundo del pasado no le reconoció, ni estaba dispuesto a poner en práctica los cambios que él proponía, puesto que la mayoría de la gente de aquella época, comparada con la actual, era muy limitada, tanto en inteligencia como en sensibilidad. Por eso se fascinaban mucho por los actos, para ellos sobrenaturales, que Jesús realizaba, pero no entendían el profundo mensaje espiritual que él transmitía. Sabían que era un ser excepcional, pero no lo entendieron. Sólo unos pocos, sus discípulos más allegados, llegaron a comprenderle. Por ello es necesario continuar con esa misma labor. Y aquellos que le comprendieron en el pasado son los encargados de continuar su obra en el presente, para ayudar en el presente a los que, por falta de evolución, no comprendieron sus enseñanzas en el pasado.

Continuará...


Extracto del libro  "La ley del amor" - Las Leyes Espirituales II de  Vicent Guillem
Artículo Anterior Artículo Siguiente