La familia se construye con:

AMOR: Si los hijos se sienten amados, despejan su mente, se sienten tranquilos y se interesan por complacer a sus padres.

SABIDURÍA: Para educar a los hijos en la responsabilidad y en la libertad.

PACIENCIA: Para enseñarles sin someterlos.

CONFIANZA: Para transmitirles buenos sentimientos
y conformar su personalidad.

FE: Para alentarlos en las dificultades.

VALOR: Para aceptar lo que ellos elijan.

DIALOGO: Para compartir alegrías y tristezas.

EJEMPLO: Porque los padres son modelos que los hijos imitan.

ORACIÓN: Dialogar con Dios,
da sentido a la vida, aún en los fracasos.

PERSEVERANCIA: Para cumplir día a día con la difícil misión de ser padres

Desconozco el autor

Artículo Anterior Artículo Siguiente