Y me preguntaba ¿para qué he de agradar a los demás?

Para esperar lo mismo; eso sería conveniencia.
Para sentirme bien, eso sería falta de autoestima.
Para hacer mi voluntad, eso sería manipulación.
Para agradar a todos, eso sería locura.
Para buscar un amigo, eso es arriesgado.
Para no sentirme rechazado, eso es falta de amor propio.
Por mi buen carácter, eso sería aburrido.
Para sentirme bueno, eso sería egoísmo.
Para que el otro se sienta bien, eso sería altruismo.
Para sentirme bien conmigo mismo, eso podría ser egoísmo.
Para que los otros me agraden; eso sería ordinario.
Para respetar sus derechos de sentirse bien, eso es comprensión.
Para pagar deuda con el otro, eso es justicia.
Para buscar su bien y sólo su bien a pesar que no reciba nada o peor aun reciba sólo indiferencia, maltrato, ofensa, desagradecimiento… eso , eso sí es amor y verdadero amor y los que aman,  agradan a los demás sin buscar ser agradados.

Hno. David Pacheco
Artículo Anterior Artículo Siguiente