Una pareja decide vivir bajo el mismo techo, en la misma casa, de ahí viene la palabra “casados” (casa-dos: dos en la misma casa), ¿qué ayudará a la convivencia?

1- PRACTICA LA TOLERANCIA. Compartir espacios, objetos, tiempo, modos de hacer las tareas, etc., requiere del arte de la flexibilidad, del ajuste, del amoldamiento al otro. Ambos  trabajamos para lograr un equilibrio entre atender las necesidades ineludibles propias y aceptar las suyas, al tiempo que abandonamos manías rígidas absurdas de cada uno.

2- PRACTICA LA INDEPENDENCIA. Evitaremos caer en la trampa de deslizar la relación de desigualdad con los padres (cuidado-cuidador), hacia la relación de la pareja. Ambos mantenemos el compromiso de brindar apoyo y cuidado al otro, pero sin crear infantiles dependencias

3-PRACTICA LA COLABORACIÓN. Compartir las tareas del hogar hace más felices a las parejas. Si ambos formamos un equipo compenetrado, todo será más sencillo, más ameno, más ágil y más divertido.

4- PRACTICA LA NEGOCIACIÓN. Cuando aparecen los conflictos de intereses en la convivencia común de la pareja, la solución no es luchar por vencer al otro, sino llegar a un acuerdo en el que los dos cedan en una parte y ganen en otra. Ambos seremos así ganadores y, por encima de todo, ganará la paz.

5- PRACTICA LA ACEPTACIÓN. Nadie es perfecto, aunque la fase de enamoramiento tenga la propiedad de nublar defectos, éstos tarde o temprano salen a la luz. En lugar de entrar en la rueda de la queja o en la falacia de querer cambiar al otro, ambos nos aceptaremos tal como somos y nos amaremos de manera incondicional.

6- PRACTICA EL RESPETO A LA INTIMIDAD. El hogar de cada pareja debe organizarse en tres espacios: un espacio común y dos espacios individuales (aunque sean pequeños) en los que ambos puedan tener intimidad y el otro deba de llamar a la puerta para entrar.

7-PRACTICA LA ECONOMÍA COMPARTIDA. Es aconsejable que la pareja agrupe una parte de los ingresos de cada uno en un fondo común de los dos y mantengan otra parte para su economía privada.

8-PRACTICA LA APERTURA DE CORAZÓN. En la casa y en corazón de la pareja, tendrán cabida amigos y familiares de ambos. La única zona que se suele vedar es el dormitorio…

9- PRACTICA EL ARTE DE EMBELLECER EL HOGAR. La casa es la prolongación de nuestra conciencia, un reflejo de nuestra alma. Mantenerla limpia, ordenada, perfumada, aireada y bella nos hará sentir que el hogar es un hermoso templo compartido.

10- PRACTICA LA CREATIVIDAD Y LA SEXUALIDAD CADA DÍA. Que fluya la energía libidinal, rechazar las rutinas y dedicad entusiasmo a los proyectos comunes, porque ellos son el combustible para que la convivencia en pareja vaya a todo tren!!!


Artículo Anterior Artículo Siguiente