La mayoría de los seres físicos no tienen un sentido real de como se desarrolla su vida y (tampoco saben) del control creativo-vibracional que tienen sobre ella. La mayoría no saben que todo, todo (lo que les sucede) es debido a sus propias vibraciones. Y la razón por la cual no entienden que todo lo que pasa es debido a las vibraciones es porque han llegado a confiar solamente en sus cinco sentidos, que son físicos.

Cuando ustedes sienten júbilo, alegría, pasión, amor, apreciación... o toda emoción que tú considera positivas, son los indicadores, son su sexto sentido, diciéndote que cualquiera que sea la cosa en la que se están concentrando ahora es, en este momento, vibracionalmente está a la misma altura que su fuente (tu ser interior).

Pero cuando sientes enojo, miedo, frustración, culpa o soledad....o cualquier emoción que tú describes como negativa, lo que eso significa es que cualquiera que sea la cosa a la que estés prestando tu atención, en ese momento, no esta vibracionalmente a la altura de quien realmente eres (tu ser interior)

Quiero que reconozcas que, si hundes un corcho en el agua al soltarlo, este flotaría (nuevamente) hasta la superficie; esta efecto del corcho equivale a la tendencia natural que todo ser humano tiende a elevar su frecuencia vibracional sin necesidad de trabajar explícitamente en ello.

La vibración alta y pura es natural en tí. Pero tienes que dejar ir los pensamientos que mantienen abajo su vibración. Aquí es donde entran las expresiones como "Deja que Dios haga lo suyo"... eso es en realidad permitir. Permitir es liberar la resistencia que limita tu felicidad. Lo que tienen que hacer es no enfocarse en aquellas cosas que causan vibración más baja y diferente de que lo realmente ustedes son.

Esto esta explicado perfectamente la ley más poderosa del Universo: “La Ley de Atracción”

Que explica porque la vibración de los seres físicos atrae hacia nosotros las cosas y situaciones de su mismo nivel de pensamiento (nivel vibracional).

Cuando dices "sí" a algo, cualquier cosa en la que se enfoque, en ese momento están incluyéndola en su vibración. Cuando ustedes dicen "no" a algo, de igual manera estarán incluyéndola en su vibración cada vez que piensan, "Oh, yo realmente no quiero esto" o "yo espero que eso no venga a mí", “yo no quiero pasar por esto”, por el simple hecho de poner su atención a esto, ustedes están invitándolo a su frecuencia vibracional e incluyéndolo y de esa forma están bajando su vibración, están separándose de su centro. En otras palabras están ahogando su corcho. No están en armonía vibracional con lo que ustedes son. Y lo peor de todo es que los hace sentirse mal y tiene el efecto de atraer lo quieren rechazar.

Esto no es contradictorio ya que la Ley de la Atracción trabaja solo con los niveles de energía vibracional, atrayendo a los mismos niveles vibracionales sin distinguir el concepto de si es positivo ó negativo para la persona, ya que solo ese concepto existe en su mente. 

"¡El secreto para crear cualquier cosa que quieran ustedes, es ser felices y quedarse así! 

En sus momentos de alegría, ustedes están siempre en el lugar de la vibración que permite (atraer) todas las cosas, ese lugar de armonía con quienes son y con aquello que están deseando. Este estado es el normal que debemos estar siempre, pero hemos desarrollado algunos hábitos de resistencia contra de éste estado de felicidad pensando que es normal el sufrimiento y que vivir siempre trae consigo problemas, es más, hay personas que llegan a pensar que el sufrimiento es el camino del éxito y la felicidad.

Nada en el Universo tiene el poder de colarse (por sí solo) en tu experiencia. Requiere tu invitación explicita, y solamente un pensamiento ó emoción tuya es suficiente. 

Es muy importante que llegues a entender que cada vez que te concentras en aquellas cosas que "no quieren que te sucedan" y te concentras en ellas y sientes aversión en contra de ellas, en ese mismo momento, no las están evitando o excluyéndolas con tu odio, sino al contrario. Las estás invitando, incluyendo, permitiéndoles la entrada en tu existencia.
Lo mismo es valido para las cosas positivas que deseamos que sucedan.

Y una vez que tu y tu deseo son equivalentes vibracionales, es un trato hecho!! El Universo debe darles lo que estás deseando. 

Si hay algo que quieres y aún no obtienes, es por una razón únicamente: y esa razón es que tú eres vibracionalmente diferente a tu deseo. 

Y si hubiera algo que tengas y no quieras (cualquier problema, enfermedad o circunstancia indeseada) únicamente lo tienes por una razón y esa razón es que tú son equivalentes vibracionales con esa condición.

Y la razón por la cual la mayoría de la gente se encuentran en discordancia vibracional con lo que desean es por sus hábitos de observación. 


Existen técnicas para enseñar como usar su poder de visualización, su poder de imaginación, para programar un determinado tono en su vibración. 

El secreto para crear cualquier cosa que desees es ser felices y quedarse así!! Porque en tus momentos de alegría, siempre estas en el lugar de la vibración que permite (atraer) todas las cosas, ese lugar de armonía con quien tu eres y con aquello que estás deseando.

Fuente: Esther-Jerry Hicks
Artículo Anterior Artículo Siguiente