Todos estos son los síntomas de la paz interior. Si te interesa vivirlos, solo necesitas elegir la paz. Un sabio que vive en tu interior te dirá cómo elegirla siempre. Es un paraíso vivir en la paz que has descubierto dentro de ti. Es una bendición de Dios saber que podemos entrar al paraíso aquí en la Tierra. Es una maravilla ascender a una Nueva Conciencia de la vida y vivirla con una gran emoción por existir. De eso se trata el que tú y yo nos encontremos aquí.

Pon atención a estos síntomas de paz interior. Te los repetiré para que los tengas presentes y observes el paraíso que puedes experimentar en tu vida si lo deseas. Los corazones de mucha gente ya han optado por la paz y al parecer nuestra sociedad puede experimentarla en proporciones universales, en cuyo caso, obviamente aparecería una sana y justa estabilidad del mundo. Recuerda:
  • Tendencia a pensar y actuar espontáneamente y no a partir de los miedos basados en experiencias pasadas.
  • Una inequívoca habilidad para disfrutar de cada momento.
  • Pérdida de interés en juzgar a los demás.
  • Pérdida de interés en interpretar las acciones de los demás.
  • Pérdida de interés en los conflictos.
  • Pérdida de interés en tener que preocuparte.
  • Frecuentes e irresistibles momentos de apreciación.
  • Alegres sentimientos de conexión con otros y con la Naturaleza.
  • Frecuentes ataques de risa y sonrisas.
  • Incrementada tendencia a permitir que las cosas sucedan en lugar de hacer que sucedan.
  • Incrementada susceptibilidad al amor mostrado por otros, así como una urgencia incontrolable por extenderlo hacia los demás.
Si tienes todos o la mayoría de estos síntomas, date cuenta que tu condición de paz puede ser ya muy avanzada y así estás ayudando a los demás, incluso con tu sola presencia. Así mismo, si estás expuesto a alguien con una nueva conciencia con varios de estos síntomas, el permanecer expuesto favorecerá tu propia condición de paz si te permites sentirla y aprender de él.

También he observado que hay gente que en toda su vida no le da tiempo de conocer esta paz interior. Ni hablar, no quisieron. He ido a funerales donde me consta que el difunto llevaba una vida tan conflictiva que cuando algún familiar frente al cadáver dice: “Ya está descansando en paz”, pues yo no lo creo, yo creo que ni muerto. Ha de estar discutiendo de algo con el ángel que vino por él e inconforme con algunas cosas del túnel de luz que va a pasar, que muy molesta, que muy intensa, que muy rápido, en fin. Yo creo que no se trata de morir para “descansar en paz”, sino aprender a vivir con una Nueva Conciencia de paz interior para realmente “vivir en paz”. Que así sea en ti. Tu paz, mi paz, nuestra paz, es el origen de la paz de nuestras familias, de nuestro trabajo, de nuestro país, y del mundo entero. Es cuestión de expandirla. Te invito a que, si gustas, reenvíes esta columna que escribí a todos tus familiares y amigos. Así ya estaremos haciendo algo juntos con Nueva Conciencia. Saberte en paz y ser al mismo tiempo fuente de paz para otros, hace que tu vida genere gran...
¡Emoción por Existir!

Del Taller de Autoestima de Juan Carlos Fernández. Capitulo 70 - Volumén 2
Artículo Anterior Artículo Siguiente