El valor que tiene una mujer comienza por ella misma, no por los demás. Antes de esperar que los demás te aprecien debes empezar por amarte a ti misma. Sólo si sabes valorar y amarte a ti misma podrás dar amor a los demás. Apreciarte a ti misma y reconocer tu valía debiera ser lo más natural del mundo, pero las mujeres tienen tendencia a tener pensamientos destructivos acerca de ellas mismas, con lo cual no logras hacerte valer…

Ser una mujer de valía, que sabe lo que vale y se tiene buen aprecio por ello no implica que se sea ni prepotente ni insoportable, más bien al contrario.

Amarte a ti misma, simplemente por quien eres, debiera provocar en ti comprensión por las demás, así como la capacidad de entregar y recibir amor.

Debes empezar por ti misma, tú vales mucho como mujer, madre, esposa o hija. No te dejes abatir cuando las palabras hirientes destrozan tu corazón, no lo permitas, que nadie te diga lo que debes o no debes hacer, ya tuviste un padre y ahora eres una mujer hecha y derecha, con todas las facultades para resolver tus propios miedos.

Cuando un hijo grita y logras callarle con una caricia, estás siendo una verdadera madre, eres amor en todo su esplendor.

Cuando te destrozan la vida y sabes hacerte a un lado para que no te atropellen, te estás respetando como mujer.

No dejes que las palabras hirientes hagan de ti una mujer amargada, sigue tu camino derrochando amor, derramando rosas donde hay espinas, regalando las sonrisas que tanta falta le hacen a este mundo. Cuando haces todas esas simples cosas, te estás dando el valor que te mereces.

Para mí hay dos clases de mujeres en esta vida, las que se acostumbran a ser sobras de todos, hasta de sus propios hijos, y las mujeres luchadoras que se dejan la piel por salir adelante sin esperar que les llegue ayuda externa.

Las mujeres negativas, como dice la palabra, son personas que siempre tienen muy baja estima sobre ellas mismas, se sienten incapaces de resolver cualquier situación que la vida les depara. Se sienten incapaces de poder emprender nuevas etapas en su vida, y tienen muy mala imagen sobre si mismas. No salen adelante porque son mujeres con miedos.

La mujer positiva, siempre piensa que las cosas podrán salir adelante por muy mal que estén en un momento dado. Ellas ponen amor y bondad en todo cuanto emprenden, confían en sus recursos y capacidades, sintiéndose aptas y competentes para emprender nuevas tareas, desarrollar sus potenciales y alcanzar las metas que se proponen.

Recuerda que la mujer negativa nunca llegará a buen puerto porque antes de hacer las cosas piensa que va a fracasar, por lo tanto siempre se conformará con migajas de la vida. En cambio, la mujer positiva logrará muy buenas relaciones, y su carisma le llevará a obtener buenos resultados siendo así una triunfadora.

Tú eliges quien quieres ser...

Desconozco el autor
Artículo Anterior Artículo Siguiente