Las hojas de laurel se utilizan como hierba medicinal desde hace miles de años. Los antiguos griegos y romanos la consideraban como la planta sagrada.

A  los ganadores de la Olimpiadas se le colocaban una corona de laurel  y el significado simbólico de esta planta fue mítica: honor y gloria. Todas estas cualidades que se atribuyen a esta planta revelan que el laurel fue muy importante para nuestros antepasados.

¿Será que hay una razón para ello?
A pesar de que ahora la utilizamos principalmente como especia, sus propiedades curativas han sido bien conocidas desde hace mucho tiempo. Los ingredientes activos en la hierba son pineno y cineol, y también contiene aceites esenciales que tienen un efecto calmante.

El Laurel dispone de sustancias psicoactivas que son liberadas cuando se mastica que se han descrito en los mitos y leyendas como la que se acerca el oráculo de Delfos, donde las hojas de laurel estaban siendo masticadas con el fin de predecir  el futuro.

Los aceites esenciales del laurel tienen un efecto calmante en el cuerpo y la mente cuando se quema.

El procedimiento es sencillo: en  un recipiente coloca unas cuantas hojas de laurel y deje que se queme durante 10 minutos.  Coloque  el recipiente en un lugar fuera del alcance de los niños, así como tener máxima precaución.  El ambiente se llenará  de aromas suaves y atractivos.
Como hierba medicinal, el laurel actúa como antirreumático, antiséptico, expectorante, desintoxicante, diurético, sedante,  propiedades antioxidantes. Tiene un efecto positivo en el estado de ánimo. Al mismo tiempo, las hojas y las bayas también son eficaces en el tratamiento de histeria, gripe,  resfriados,  problemas estomacales, de piel, así como otras utilizándose en la medicina alternativa para la elaboración de distintos remedios naturales para tratar diversas dolencias.

Vídeo adjunto:


17 diseños diferentes para su manicure al estilo 'Ombre'
Artículo Anterior Artículo Siguiente