Selector color Fucsia Selector color Azul Selector color Verde Selector color Lila
Usuario:  Clave:        Olvidó su clave | ¿Usuario?
 

Síguenos en G+

Pensamiento +

Sea lo que sea que estés pensando es literalmente como planear un evento futuro. Cuando te estás preocupando, estás planeando. Cuando estás apreciando, estás planeando... ¿Qué estás planeando?

Hoy, si no tienes nada agradable que decir, entonces no digas nada.

Visitantes en Web

Tenemos 80 invitados conectado

Fans Facebook



Mis Tweets


Día por Día me Supero
Some Rights Reserved
  • ¿Qué te está diciendo tu energía?
    Nuestra energía nos está hablando alto y claro en este año. Bueno, siempre lo ha hecho, solamente que ahora estamos escuchándola y sintiéndola con más fuerza. Cuando las energías están muy elevadas como lo estarán en adelante, será resaltado todo dentro de nosotros y en nuestras vidas que no sea cierto respecto a cómo quisieran nuestras almas que fuésemos, será sentido con mayor intensidad, visto con mayor claridad y a veces liberado o cambiado completamente con o sin nuestro deseo consciente.
    Así que, en dependencia de su perspectiva esto se puede sentir totalmente liberador, o dejarlos sintiéndose muy desnivelados.

    Las fuerzas internas y externas de convulsión nos obligan a hacer estas preguntas: ¿qué necesita cambiar?¿de qué necesito más?¿de qué necesito menos?

    Realmente se nos llama a ser verdaderos con nuestro corazón y alma en este año más que nunca. Así que cuando se sientan exhaustos y sin fuerza es una buena oportunidad para preguntarse:

    - ¿Qué está desequilibrado aquí? ¿Qué estoy haciendo en exceso? ¿O muy poco? ¿Estoy dando más de lo que recibo? No pueden ser útiles a nadie con una copa vacía. Tomen tiempo para llenarse de cosas que los nutran. Puede ser tan sencillo como tomar una taza de té en una taza muy especial, salir durante cinco minutos o detenerse a chequear sus correos internos mediante escritura, meditación o algún tipo de dibujo libre  Si se encuentran sintiéndose hiper sensibles o hiper emocionales (no solamente desanimados ahora sino en cualquier momento en este año) hay un mensaje para ustedes en algún sitio: – ¿Están aferrándose a una creencia, emoción, perspectiva, hábito, etc., fuera de moda, que está pasado de fecha de expiración y quiere liberarse rápidamente? Ya no se sentirá bien,  cien veces más que lo usual. –          ¿Sienten algo que no es de ustedes? Como sensitivos es fácil ‘sentir’ lo que otro siente. A veces ustedes reconocen conscientemente que no es su propia emoción, otras veces ustedes no se dan cuenta, simplemente se sienten más y más irritados/enojados sin saber por qué. Necesitamos asegurarnos de no asumir energía y emociones que no nos pertenecen. Si no están seguros justo digan ‘si esto no es mío por favor váyase’ y vean como sale al Universo para ser procesado apropiadamente.     – Mantengan clara su energía. Tenemos regaderas de agua pero olvidamos que tenemos regaderas de energía. Pueden visualizar cómo se limpia su energía, pueden desempolvarla pueden hacer cualquier afirmación que sientan correcta. Una vez que tengan el hábito de hacer esto comienza a ocurrir naturalmente.   

    Tenemos que discernir más, con mayor límites que nunca antes cuando se trate del entorno energético dentro de nosotros y a nuestro alrededor. La analogía que utilicé en mi informe del 2015 fue que nos hemos vuelto alérgicos a lo que no nos sirve. Esto es cierto tanto para nuestras toxinas emocionales y mentales como para las ambientales

    Ahora es más importante que nunca encontrar formas de mantenerse en un buen espacio de alta vibración y realmente prestar atención cuando estemos respondiendo a una forma de hacer las cosas al estilo de un viejo patrón.

    Sugerencias y Herramientas para Mantenernos Centrados y Conectados


    Pueden decir una o cualquiera de las siguientes palabras:

    ¡Siéntanse libres de componer las palabras, añadir o cambiar para que se sienta bien para ustedes!

    ‘Estoy lleno de amor, rodeado de amor, protegido por el amor y guiado por el amor’

    Imagínenlo mientras lo dicen: Veo una columna de luz saliendo de la Fuente de Todo, entrando en mí, llenándome, expandiéndose para rodearme, protegiéndome como un gran huevo y guiándome. Pueden verlo de manera diferente o elegir verlo totalmente de otra forma.

    ‘Estoy conectado a mi yo superior, fuente superior de verdad, amor y luz y al corazón de la Madre Tierra.’

    Imagino una columna de luz que asciende desde mi centro, subiendo, subiendo a la fuente más elevada y descendiendo al centro de la Tierra. Pueden tener su propia idea de lo que sea la fuente  más elevada o no tener un conocimiento consciente de lo que eso es – justo pidan que sea la fuente más elevada para ustedes y confíen en que no tienen que saber conscientemente esto para que suceda.     

    ‘Estoy alineado con mi mejor yo posible, mi mejor realidad posible y mi mejor avance posible a todos los niveles; físico, mental, emocional, espiritual, celular, de mi ADN, ancestral y etérico y con todos los chakras.’

    De nuevo siéntanse libres de añadir, cambiar, borrar cualquier cosa que se sienta bien para ustedes.
    ‘Gracias por mi salud, gracias por mi compañero, familia, amigos, trabajo, ingresos, hogar…etc’
    Un aprecio diario los hace sentir bien, les recuerda lo que tienen, y les abre la puerta a esa continuación y expansión.

    Hago de todo lo anterior parte de mi meditación diaria. No tiene que ser un gran evento (aunque una meditación sentados es por supuesto muy beneficiosa). A veces no tengo tiempo para hacerlo, así que solamente digo lo anterior, como si estuviese cepillándome los dientes. Solamente lleva un minuto, pero hará una gran diferencia en cuanto a cómo se sienten.

    Meditación: En la nota de la meditación, cerrar sus ojos y enfocarse en su respiración a medida que inhalan y exhalan por su nariz es una de las mejores formas que conozco de aclarar la mente, centrarse y conectarse. Si lo hacen durante un minuto, diez minutos, media hora o más depende de ustedes. Es muy recomendable hacerlo diariamente, especialmente si se sienten desorientados y dispersos.

    Escribir. Es una de las mejores formas que conozco de recibir guía de su energía y sabiduría superior. Sepan que pueden hacer preguntas y hablar con sus aspectos internos y sentimientos. Denles nombres: Ana la Enojada o Fred el Frustrado por ejemplo. Confíen en lo que viene. De inicio se sentirá como si lo estuviesen inventando, pero mientras más lo hagan, se sentirá con mayor naturalidad. Decir una o más de las afirmaciones anteriores los ayudará primeramente a asegurarse que su guía viene de un buen lugar que está en alineación con su yo más elevado (O pueden decir simplemente: pido que cualquier guía recibida esté en alineación con mi verdad, amor, luz y potencial más elevados).  

    Mantenerse en el presente: Cuando están en el presente, su conexión a su fuente más elevada está recta y no torcida (lo que sucede cuando nos preocupamos respecto al pasado o temor del futuro). Ustedes quieren que su conexión esté recta para que todo lo que necesiten entre con mayor facilidad sea guía, inspiración, sincronicidad, abundancia o algo físico que necesiten. Apreciar lo que les rodea a lo largo del día es brillante para llevar su enfoque al momento presente, como enfocarse en su respiración cuando sientan estrés o preocupación. 

    Sus pensamientos crean su realidad: Sí, lo hacen,  presten atención a cómo se sienten. Noten cuales son sus pensamientos si no se sienten bien y ajusten sus pensamientos. Cambien ese diálogo interno para que refleje y actúe como si todo lo que quisiesen ya estuviese aquí. Cambien el canal a sus filmes internos si tienen escenas que no quieren vivir. Lean algo sobre Abraham Hicks o Florence Scovel Shinn para ver cuán simple y poderosos son nuestros pensamientos y sentimientos. Realmente atraemos, o repelemos mucho de lo que está a nuestra disposición. 


    Confíen en su intuición interna: La guía no viene generalmente en una voz alta con un plan de diez pasos. A menudo viene en pequeñas intuiciones internas que pueden no tener mucho sentido y puede que no se sientan conectadas inmediatamente con sus preguntas. Pueden sentirse guiados a contactar a alguien con quien no han hablado hace tiempo, comprar una revista o periódico que no leen normalmente, ir a un café o a la playa. Yo le llamo a esto las miguitas de pan de Hansel y Gretel que terminan guiándonos hacia algo que no esperábamos. Esas son las cosas que a menudo nos llevan a nuestro hogar, empleo o alma gemela soñada. De las formas más inesperadas. Las intuiciones mayores incluyen dejar ese empleo, tomar ese curso, haré ese viaje, tener esa conversación con su pareja. La mayoría de nosotros no tiene problemas con escuchar la intuición. Nuestro problema ha sido que la ignoramos y evitamos debido a temores, preocupaciones o a que no confiamos en ella. Comiencen a escuchar a su yo y sigan el camino de esas intuiciones.  

    Así que sea que elijan hacer todo lo anterior o solamente una cosa, sepan que hay muchas herramientas disponibles que solo necesitan de su presencia, percepción y atención.
    ¡Espero que esta lista de herramientas haya ayudado!



    22 de Enero 2015
    Traducción: Fara González
    © Dana Mrkich 2015. Se permite compartir este artículo gratuitamente siempre que se acredite la autora y se incluya la URL 

    El material traducido al español de Dana Mrkich se encuentra a su disposición en archivo Word en el sitio creado para ella en Manantial

    El Manantial del Caduceo agradece a las personas que comparten y distribuyen estos mensajes tal cual se publican, con todos los créditos correspondientes, pues así reflejan su propia transparencia al difundir la luz. Lamentablemente, otras personas no actúan de esa manera y modifican o eliminan los créditos, impidiendo así que sus propios lectores tengan acceso a los sitios donde podrían encontrar mayor información. Vale la pena recordar que todos los sitios individuales que hospeda El Manantial del Caduceo han sido autorizados por los respectivos canalizadores/autores y contienen todo el material con sus traducciones autorizadas.
    Estamos en una nueva energía, creando un mundo nuevo. Seamos conscientes de nuestras elecciones. ¿Queremos seguir creando competencias y desazón? ¿O preferimos la colaboración e integridad? Por favor, honremos la labor de cada persona que hace su parte para que nos lleguen estos mensajes, respetando la totalidad de los créditos. Gracias.


  • Cuando el desastre golpea

    En lo que concierne a la mayoría todavía inconsciente de la población, sólo una situación crítica tiene la capacidad de quebrar la dura cáscara del ego y de obligar a la entrega y forzar al estado de despertar. Una situación crítica surge cuando a través de algún desastre, una conmoción drástica, una pérdida profunda, o el sufrimiento, todo su mundo se hace añicos y ya no tiene sentido.
    Es un encuentro con la muerte, sea física o psicológica. La mente egotista, el creador de este mundo, se derrumba. De las cenizas del viejo mundo, uno nuevo puede nacer.

    No hay garantía, por supuesto, de que incluso una situación limite lo haga, pero el potencial está siempre ahí. La resistencia de algunas personas a lo que es se intensifica incluso en tal situación, y de esa forma se convierte en un descenso al infierno. En otros, puede haber sólo una entrega parcial, pero incluso eso les dará cierta profundidad y serenidad que no tenían antes. Partes de la cáscara del ego se rompen, lo que permite que pequeñas cantidades de brillo y paz que estaban más allá de la mente la traspasen. Las situaciones límite han producido muchos milagros. Ha habido asesinos condenados a muerte que en las últimas horas de su vida, esperando su ejecución, experimentaron el estado de no ego y la profunda paz y alegría que lo acompañan.

    La resistencia interior a la situación en la que se encontraban se hizo tan intensa que produjo un sufrimiento insoportable y no había ningún sitio a donde huir ni nada que hacer para escapar de él, ni siquiera un futuro proyectado por la mente. Se vieron forzados a una aceptación completa de lo inaceptable. Se vieron forzados a la entrega. De esta forma, pudieron entrar en el estado de gracia con el que viene la redención: la liberación completa del pasado. Por supuesto, no es realmente la situación límite la que hace sitio al milagro de la gracia y la redención, sino el acto de entrega.

    Siempre que lo golpee un desastre, o que algo ande muy "mal" - enfermedad, incapacidad, pérdida del hogar o la fortuna o de una identidad socialmente definida, ruptura de una relación cercana, muerte o sufrimiento de un ser amado, o la cercanía de su propia muerte - sepa que hay otra cara en ello, que usted está sólo a un paso de algo increíble: una transmutación alquímica del metal bajo del dolor y el sufrimiento en oro. Ese paso se llama entrega.

    No quiero decir que usted se sentirá feliz en esa situación. No será así. Pero el miedo y el dolor se transmutarán en una paz interior y una serenidad que viene de un lugar muy profundo, de lo No Manifestado. Es la "paz de Dios, que sobrepasa toda comprensión". Comparada con eso, la felicidad es algo muy superficial. Con esta paz radiante viene la comprensión - no en el nivel de la mente sino en la profundidad de su Ser – de que usted es indestructible, inmortal. Esta no es una creencia. Es una absoluta certeza de que no necesita evidencia externa o prueba de alguna fuente secundaria.

    TRANSFORMAR EL SUFRIMIENTO EN PAZ

    Leí sobre un filósofo estoico de la antigua Grecia que cuando le dijeron que su hijo había
    muerto en un accidente, respondió: "Sabía que no era inmortal". ¿Es esa la entrega? Si lo es, no la quiero. Hay algunas situaciones en las que la entrega parece antinatural e inhumana. Estar separado de los sentimientos no es entregarse. Pero no sabemos cuál era su estado interior cuando dijo esas palabras. En ciertas situaciones extremas, aún puede ser imposible para usted aceptar el ahora. Pero siempre tiene una segunda oportunidad en la entrega.

    Su primera oportunidad es entregarse cada momento a la realidad de ese momento. Sabiendo que lo que es no puede deshacerse - porque ya es - usted dice sí a lo que es o acepta lo que no es. Entonces usted hace lo que tiene que hacer, lo que la situación requiera. Si usted vive en este estado de aceptación, no crea más negatividad, más sufrimiento, más infelicidad. Vive entonces en un estado de no resistencia, un estado de gracia y ligereza, libre de esfuerzo.

    Siempre que sea incapaz de hacer esto, siempre que pierda esa oportunidad - bien porque no está generando suficiente presencia consciente para evitar que surja algún patrón de resistencia habitual e inconsciente, o porque la condición sea tan extrema que es absolutamente inaceptable para usted - usted está creando alguna forma de dolor, alguna forma de sufrimiento. Puede parecer que la situación es la que crea el sufrimiento, pero en últimas no es así, es su resistencia la que lo crea. Aquí está su segunda oportunidad para la entrega. Si usted no puede aceptar lo que hay afuera, acepte lo que hay adentro.

    Si no puede aceptar la condición externa, acepte la condición interna. Esto significa: no se resista al dolor. Permítalo estar ahí. Entréguese a la pena, la desesperación o el miedo, la soledad o cualquier forma que el sufrimiento tome. Sea testigo sin etiquetarlo mentalmente. Abrácelo. Entonces vea cómo el milagro de la entrega transmuta el sufrimiento profundo en paz profunda. Esta es su crucifixión. Deje que se convierta en su resurrección y ascensión.

    No veo cómo puede uno entregarse al sufrimiento. Como usted mismo señaló, el sufrimiento es una falta de entrega. ¿Cómo podría uno entregarse a la falta de entrega? Olvide la entrega por un momento. Cuando su dolor es profundo, toda charla sobre la entrega probablemente parecerá fútil y sin sentido, de todas formas. Cuando su dolor es profundo, usted probablemente tendrá una fuerte necesidad de escapar de él en lugar de entregarse a él. Usted no quiere sentir lo que siente. ¿Qué puede ser más normal? Pero no hay escapatoria, no hay modo de salir. Hay muchos pseudoescapes – el trabajo, la bebida, las drogas, la ira, la proyección, la supresión, etcétera - pero no lo liberan a usted del dolor.

    El sufrimiento no disminuye en intensidad cuando usted lo hace inconsciente. Cuando usted niega el dolor emocional, todo lo que usted hace o piensa, así como sus relaciones se contaminan con él. Usted lo emite, por decirlo así, como la energía que emana y los demás lo recogerán subliminalmente. Si son inconscientes, pueden incluso sentirse empujados a atacarlo o hacerle daño en alguna forma, o usted puede herirlos en una proyección inconsciente de su dolor. Usted atrae y manifiesta lo que corresponde con su estado interior.

    Cuando no hay salida, todavía hay un camino a través del dolor, así que no se aparte de él. Enfréntelo. Siéntalo plenamente. ¡Siéntalo, no piense en él! Expréselo si es necesario, pero no cree un guión sobre él en su mente. Déle toda su atención al sentimiento, no a la persona, evento o situación que parece haberlo causado. No deje que la mente use el dolor para crear una identidad de víctima en usted a partir de él. Sentir compasión de sí mismo y contarles a los demás su historia lo mantendrá atascado en el sufrimiento. Puesto que es imposible apartarse del sentimiento, la única posibilidad de cambio es entrar en él; de lo contrario, nada cambiará. Así que preste toda su atención a lo que siente y absténgase de clasificarlo mentalmente. Según entra en el sentimiento, esté intensamente alerta. Al principio, puede parecer un lugar oscuro y aterrador, y cuando surja el impulso de alejarse de él, obsérvelo, pero no actúe sobre él. Siga
    poniendo su atención en el dolor, continúe sintiendo la tristeza, el miedo, el espanto, la soledad, lo que sea. Permanezca alerta, esté presente, presente con todo su Ser, con cada célula de su cuerpo. Mientras lo hace, está trayendo una luz a esta oscuridad. Es la llama de su conciencia.

    En esta etapa usted no necesita preocuparse más de la entrega. Ya ha ocurrido. ¿Cómo? La atención plena es aceptación plena, es entrega. Al prestar atención plena, usted usa el poder del ahora, que es el poder de su presencia. En ella no puede sobrevivir ninguna bolsa de resistencia. La presencia suprime el tiempo. Sin tiempo, ningún sufrimiento ni negatividad puede sobrevivir.

    La aceptación del sufrimiento es un viaje hacia la muerte. Enfrentar el dolor profundo, permitirle ser, llevar su atención a él, es entrar en la muerte conscientemente. Cuando usted ha sufrido esta muerte, se da cuenta de que no hay muerte y no hay nada que temer. Sólo el ego muere. Imagine un rayo de sol que ha olvidado que es una parte inseparable de él y se engaña a sí mismo creyendo que tiene que luchar para sobrevivir y crear y aferrarse a una identidad diferente que la del sol. ¿No sería increíblemente liberadora la muerte de ese engaño?

    ¿Quiere una muerte fácil? ¿Preferiría morir sin dolor, sin agonía? Entonces muera al pasado en cada momento y deje que la luz de su presencia brille fuera del ser pesado y atado al tiempo que usted pensaba que era "usted".


    Del Taller de Autoestima de Juan Carlos Fernández. Capítulo 317 Volumén 7: La Aceptación del Presente


  • El test de los puentes

    Los puentes son elementos que denotan transición y en términos psicológicos, tienen un gran significado. Imagina por un momento que debes de avanzar por uno de estos seis puentes. El puente que elijas tiene un significado en tu vida.


    Mira los puentes y elige inmediatamente el que te resulte más atractivo. A continuación lee su significado.

    1. Analítica y convincente: Te caracterizas por ser una persona soñadora, idealista y con ideas muy claras acerca de cómo deben ser el mundo y las personas. Puedes llegar a ser muy meticulosa y verte inmersa en una búsqueda excesiva de la perfección en todas las facetas de tu vida; esta posición (a veces extremista) podría llegar a hacerte perder tiempo e incluso energía. Tu principal reto es flexibilizar tu visión de mundo, aprender a aceptar las diferencias y ser más tolerante con las personas, y de este modo lograrás llevar una vida mucho más espontánea, feliz y productiva.

    2. Metódica y organizada: Te caracterizas por ser una persona muy leal a tus ideas, principios, amigos y familiares. Eres digna de confianza, dedicada y muy responsable, aunque también frecuentemente podrías encontrarte adoptando actitudes defensivas y evasivas; algunas veces la timidez es una carga muy pesada que te impide avanzar y desarrollar todo tu potencial. Tu principal reto es aprender a CONFIAR, pues tras tu lealtad es posible que se oculte inseguridad. Recuerda que el mundo es un lugar maravilloso, y que todo lo que das siempre volverá a ti de distintas maneras. Tu naturaleza es buena por naturaleza y el mundo está dispuesto a devolverte todo lo que das, solo debes permitirlo. Cuando confíes en el mundo y su generosidad veras como solo llegan a tu vida personas y situaciones que te harán crecer pleno, próspero y feliz.

    3. Decidida y segura: Te caracterizas por ser una persona intensa, fuerte, apasionada, segura y en algunos casos dominante. También podrías ser posesiva y egocéntrica. Tus principales intereses son sentirte confiado y seguro, ser importante e influyente en tu mundo y mantener el control de las situaciones de tu entorno, ya sea un entorno familiar, laboral o de amigos. Con el tiempo puedes haber creado un fuerte caparazón que te protege del mundo y del dolor, pero que podría terminar alejándote excesivamente de los demás y de tus sentimientos. Permítete acercarte plenamente a tus sentimientos y experiencias, esto en lugar de herirte, te permitirá crecer más fuerte y con más experiencia para avanzar con firmeza y mejores resultados por la vida.

    4. Bondadosa y sentimental: Eres una persona con un interés sincero por los demás y absolutamente entregada a las personas que amas. Además te caracterizas porque tu vida está orientada a apoyar, ser consejera, amiga y confidente, lo cual está muy bien, siempre y cuando no caigas en el habitual error de poner las necesidades de los demás por delante de las tuyas; de ahí tu principal reto: aprender a pensar más en ti misma, pues cuando aprendes a pensar en ti y atender tus necesidades, te conviertes en una persona honestamente altruista, plena, satisfecha y equilibrada.


    5. Pacífica y conciliadora: Eres una persona con una evidente orientación hacia la calma, la paz y la diplomacia. Tienes una clara orientación hacia la armonía y deseas evitar conflictos en tu entorno, mantener las cosas como son y resistirse a todo aquello que pueda perturbar o incomodar. Tu principal reto es aprender a decir NO, pues muchas veces cedes demasiado y haces cosas que no quieres hacer, únicamente por conservar tu tranquilidad. Recuerda que es mejor expresar tu opinión honesta de inmediato en lugar de aceptar situaciones que no quieres, en silencio, lamentándote interiormente después. De esta manera crecerás interiormente, aumentaras tu criterio, disfrutarás más tu vida y sin duda habrá más paz en tu mundo.

    6. Entusiasta y resuelta: Te caracterizas por ser una persona entusiasta, activa, recursiva y enérgica, que huye constantemente del aburrimiento. Estas muy orientada a disfrutar de las cosas buenas de la vida, por lo cual podrías ser impulsiva y en algunas ocasiones inconstante. Siempre sabes arreglártelas para conseguir todo aquello que deseas y tienes la tendencia a involucrarte en muchas cosas al tiempo, que abandonas con igual rapidez cuando te sientes abrumado o estresado. Tu principal reto es aprender a ser reflexivo, ordenado y vivir tu vida con un poco más de calma. Cuando dejes de pensar tanto en el futuro, podrás disfrutar más y mejor de todas las cosas maravillosas que ocurren en tu presente, y de este modo, tu vida será más auténtica y plena.



    Fuente: Ser feliz es Gratis.org


  • La entrega en las relaciones personales
    Parte anterior

    ¿Y qué pasa con la gente que quiere usarme, manipularme o controlarme? ¿Debo someterme a ellos? Están separados del Ser, así que inconscientemente intentan tomar energía y poder de usted. Es cierto que sólo una persona inconsciente tratará de usar o manipular a los demás, pero es igualmente cierto que sólo una persona inconsciente puede ser usada y manipulada. Si usted se resiste o lucha contra la conducta inconsciente de los demás, usted también se vuelve inconsciente.
    Pero la entrega no significa que usted permita que lo usen las personas inconscientes. En absoluto. Es perfectamente posible decir "no" firme y claramente a una persona o apartarse de una situación y estar en un estado de completa falta de resistencia interior al mismo tiempo. Cuando usted dice "no" a una persona o a una situación, procure que su reacción nazca de la comprensión, de una clara conciencia de lo que es correcto o no para usted en ese momento.

    Haga que sea un "no" no reactivo, un "no" de alta calidad, un "no" libre de toda negatividad y que así no cree más sufrimiento. Estoy en una situación en el trabajo que es desagradable. He intentado entregarme a ella, pero lo encuentro imposible. Sigue surgiendo mucha resistencia.

    Si usted no puede entregarse, actúe inmediatamente. Hable o haga algo para producir un cambio en la situación, o apártese de ella. Asuma responsabilidad de su vida. No contamine su hermoso, radiante Ser interior ni la Tierra con negatividad. No le dé a la infelicidad en cualquier forma un lugar de residencia en su interior. Si usted no puede actuar, por ejemplo, si está en prisión, le quedan dos elecciones: la resistencia o la entrega. La sujeción o la libertad interior de las condiciones externas. El sufrimiento o la paz interior.

    ¿La no resistencia debe practicarse también en la conducta externa de nuestra vida, como por ejemplo la no resistencia a la violencia, o es algo que sólo concierne a nuestra vida interior?

    Usted sólo necesita preocuparse del aspecto interior. Eso es primordial. Por supuesto, eso también transformará la conducta de su vida externa, sus relaciones y así sucesivamente. Sus relaciones cambiarán profundamente con la entrega. Si usted no puede aceptar nunca lo que es, eso implica que tampoco podrá aceptar a las personas como son. Usted juzgará, criticará, encasillará, rechazará o intentará cambiar a las personas. Además, si usted convierte continuamente al Ahora en un medio para alcanzar un fin en el futuro, usted también convertirá a cada persona que encuentre o con la que se relacione en un medio para un fin. La relación - el ser humano - es entonces de importancia secundaria para usted, o sin ninguna importancia. Lo que usted puede obtener de la relación es lo primordial, sea ello una ganancia material, una sensación de poder, placer físico, o alguna forma de gratificación del ego.

    Permítame ilustrarle cómo la entrega puede funcionar en las relaciones. Cuando usted se involucra en una discusión o en alguna situación de conflicto, quizá con una pareja o con alguien cercano a usted, empiece por observar cómo se vuelve defensivo según es atacada su posición, o sienta la fuerza de su propia agresión según ataca la posición de la otra persona. Observe su apego a sus puntos de vista y opiniones. Sienta la energía mental-emocional que hay tras su necesidad de tener la razón y de mostrar lo equivocada que está la otra persona. Esa es la energía de la mente egotista. Usted lo hace consciente al reconocerlo, al sentirlo tan plenamente como sea posible. Entonces un día, en medio de una discusión, se dará cuenta súbitamente de que tiene una opción y puede que decida abandonar su reacción, sólo para ver qué pasa. Usted se entrega.

    No me refiero a abandonar la reacción sólo verbalmente diciendo: "De acuerdo, usted tiene razón" con una cara que dice: "Estoy por encima de toda inconsciencia infantil". Eso es sólo desplazar la resistencia a otro terreno, con la mente egotista todavía dominando, reclamando superioridad. Estoy hablando de soltar todo el campo de energía mental-emocional que está dentro de usted luchando por el poder.

    El ego es astuto, así que usted debe estar muy alerta, muy presente y ser totalmente honesto consigo mismo para ver si ha abandonado verdaderamente su identificación con una posición mental y se ha liberado así de su mente. Si usted súbitamente se siente muy ligero, claro y profundamente en paz, ese es un signo inequívoco de que se ha entregado verdaderamente. Entonces observe qué ocurre a la posición mental de la otra persona cuando usted ya no la energiza con su resistencia. Cuando la identificación con las posiciones mentales deja de estorbar, comienza la verdadera comunicación.

    ¿Y qué hay de la no resistencia frente a la violencia, la agresión y las situaciones similares?
    La no resistencia no significa necesariamente no hacer nada. Todo lo que significa es que cualquier acto se vuelve no reactivo. Recuerde la profunda sabiduría que subyace en la práctica de las artes marciales orientales: no se resista a la fuerza del oponente. Ceda para superarla.

    Se ha dicho que "no hacer nada" cuando usted está en un estado de intensa presencia es un elemento transformador poderoso y un curador de la situaciones y de la gente. En el taoísmo, hay un término llamado wu wei, que se traduce habitualmente como "actividad sin acción" o sentarse en silencio sin hacer nada. En la antigua China, esto se consideraba uno de los más altos logros o virtudes. Es radicalmente diferente de la inactividad en el estado ordinario de conciencia, o más bien de inconsciencia, que brota del miedo, la inercia o la indecisión. El verdadero "no hacer nada" implica no resistencia interior e intenso estado de alerta.

    Por otro lado, si se requiere acción, usted ya no reaccionará a partir de su mente condicionada, sino que responderá a la situación a partir de su presencia consciente. En ese estado, su mente está libre de conceptos, incluido el concepto de no violencia. ¿Así que, quién puede predecir lo que usted hará?

    El ego cree que su fuerza se encuentra en su resistencia, mientras que en verdad la resistencia lo separa del Ser, el único lugar de verdadero poder. La resistencia es debilidad y miedo enmascarados como fuerza. Lo que el ego ve como debilidad es su Ser en su pureza, inocencia y poder. Lo que ve como fuerza es debilidad. Así pues el ego existe en un modo de resistencia continua y simula papeles para encubrir su "debilidad", que en realidad es su poder.

    Hasta que haya entrega, la representación inconsciente de papeles en un drama constituye una parte importante de la interacción humana. En la entrega, usted ya no necesita defensas del ego ni falsas máscaras. Usted se vuelve muy sencillo, muy real. "Eso es peligroso" dice el ego. "Vas a resultar herido. Te vas a volver vulnerable". Lo que el ego no sabe, desde luego, es que sólo abandonando la resistencia, volviéndose "vulnerable", usted puede descubrir su verdadera invulnerabilidad.

    TRANSFORMAR LA ENFERMEDAD EN ILUMINACIÓN

    Si alguien está gravemente enfermo y acepta completamente su condición y se entrega a la enfermedad, ¿no habría renunciado a su derecho a recuperar la salud? La determinación de luchar con la enfermedad desaparecería, ¿no? La entrega es la aceptación interior de lo que es sin reservas. Estamos hablando de su vida - este instante - no de las condiciones o circunstancias de su vida, no de lo que llamo su situación vital. Ya hemos hablado de esto.

    En cuanto a la enfermedad, eso es lo que significa. La enfermedad es parte de su situación vital. Como tal, tiene un pasado y un futuro. El pasado y el futuro forman un continuo ininterrumpido, a menos que el poder redentor del Ahora se active por medio de su presencia consciente. Como sabe, bajo las diferentes condiciones que forman su situación vital, que existen en el tiempo, hay algo más profundo, más esencial: su Vida, su verdadero Ser en el Ahora sin tiempo.

    Puesto que no hay problemas en el Ahora, no hay enfermedad tampoco. La creencia en una etiqueta que alguien adhiere a su condición la mantiene en su lugar, le da fuerza y hace una realidad aparentemente sólida de un desequilibrio temporal. Le da no sólo realidad y solidez sino también una continuidad en el tiempo que no tenía antes. Al concentrarse en este instante y evitar rotular a la enfermedad mentalmente, se reduce a uno o varios de estos factores: dolor físico, debilidad, incomodidad o incapacidad. Eso es a lo que usted se somete ahora. Usted no se somete a la idea de "enfermedad". Permita que el sufrimiento lo empuje hacia el momento presente, hacia un estado de intensa presencia consciente. Úselo para la iluminación.

    La entrega no transforma lo que es, al menos no directamente. La entrega lo transforma a usted. Cuando usted está transformado, todo su mundo se transforma, porque el mundo es sólo un reflejo. Hablamos de esto antes.

    Si usted mirara en el espejo y no le gustara lo que ve, tendría que estar loco para atacar a la imagen del espejo. Eso es precisamente lo que usted hace cuando está en un estado de no aceptación. Y, por supuesto, si usted ataca a la imagen, ella le devuelve el ataque. Si usted acepta la imagen, no importa lo que sea, si usted es amistoso con ella, no puede no ser amistosa con usted. Así es como usted cambia el mundo.


    La enfermedad no es el problema. Usted es el problema, mientras la mente egotista tenga el control. Cuando usted está enfermo o incapacitado, no sienta que ha fracasado, no se sienta culpable. No culpe a la vida por tratarlo injustamente, pero tampoco se culpe a sí mismo. Todo eso es resistencia. Si usted tiene una enfermedad grave, úsela para la iluminación. Cualquier cosa "mala" que ocurra en su vida, úsela para la iluminación. Retire el tiempo de la enfermedad. No le dé pasado ni futuro. Haga que ella lo obligue a tener una conciencia intensa del momento presente, y vea lo que pasa. Conviértase en un alquimista. Transmute el metal bajo en oro, el sufrimiento en conciencia, el desastre en iluminación. ¿Está gravemente enfermo y enfadado por lo que acabo de decir? Entonces es un signo claro de que la enfermedad se ha vuelto parte de su sentido de sí mismo y de que usted está protegiendo ahora su identidad, así como a la enfermedad. La condición clasificada como "enfermedad" no tiene nada que ver con quien es usted verdaderamente.


    Del Taller de Autoestima de Juan Carlos Fernández. Capítulo 317 Volumén 7: La Aceptación del Presente


  • 10 decisiones que vas a lamentar

     Una decisión se puede desarrollar a un hábito y los hábitos que formas crean tu realidad. Aquí hay una lista de 10 decisiones que pueden traer un peso significante en tu vida. Aprende a tener conciencia de las decisiones que tomas para tener una verdadera vida de campeón.



    1. Usar una máscara para impresionar a otros.
    Si la cara que siempre muestras al mundo es una mascara, algún día ya no habrá nada debajo de ella. Porque cuando pasas demasiado tiempo concentrándote en la percepción que tienen los demás de ti o en lo que los demás quieren que seas, eventualmente olvidas quien eres. Así que no le temas al juicio de los otros, tu sabes en tu corazón quien de verdad eres. No tienes que ser perfecto pata impresionar ni para inspirar a la gente. Que la manera de lidiar con tus imperfecciones sea lo que los impresione y los inspire.

    2. Dejar que alguien mas cree tus sueños por ti.
    El reto mas grande de la vida es descubrir quien somos y el segundo es estar feliz con lo que descubres. Una parte fundamental de esto es el mantenerte real en tus propias metas y sueños. ¿Hay personas que no están de acuerdo contigo? perfecto. Eso solo significa que esta caminando tu propio camino. A veces vas a hacer cosas que otros consideran locas pero cuando te das cuenta que pierdes la noción del tiempo lleno de emoción entonces es cuando sabes que estas haciendo lo correcto.

    3. Tener compañía negativa.
    No dejes que alguien que tenga una mala actitud te la de a ti. No dejes que te lleguen. Ellos no pueden apretar el gatillo si no les das la pistola. Cuando tienes en mente que estar en compañía de gente negativa es una opción y no una obligación, te liberas para mantener la compañía de compasión en lugar de enojo, de generosidad en lugar de envidia y paciencia en lugar de ansiedad.

    4. Ser egoista.
    Una vida llena de buenas obras y buen carácter es la mejor lápida. Aquellos a quienes inspiraste y con quienes compartiste tu amor te van a recordar por mucho tiempo después de tu partida. Escribe tu nombre en los corazones de las personas y no es piedras. Lo que has hecho solo por ti, muere contigo, y lo que has hecho por otros y por el mundo se mantiene.

    5. Evitar cambios y crecimiento.
    Si quieres saber tu pasado, ve tus condiciones presentes. Si quieres ver tu futuro, ve tu acciones presentes. Tienes que dejar ir lo viejo para abrir camino a lo nuevo.

    6. Darte por vencido cuando las cosas se ponen difíciles.
    No hay fracasos, solo resultados. Aun si las cosas no se desarrollan de la manera que esperabas, no te des por vencido, aprende lo que puedas y sigue adelante. Aquel que sigue avanzando paso por paso al final va a ganar. Porque la batalla siempre es ganada muy lejos y mucho antes de la victoria final. Es un proceso que sucede con pasos pequeños, decisiones y acciones que gradualmente se van construyendo uno al otro hasta que al final llevan al momento del triunfo.

    7. Querer controlar cada cosa pequeña.
    La vida debe ser tocada, no estrangulada. A veces te tienes que relajar y dejar que la vida suceda sin la necesidad de querer controlar todo. Aprende a dejar ir un poco antes de que aprietes demasiado. Toma aire y cuando el polvo se haya bajado y puedas ver claramente otra vez, entonces toma otro paso. No tienes que saber exactamente a donde vas para estar dirigiéndote hacia algo increíble. Todo en la vida tiene y esta en un orden perfecto, lo entiendas o no. Solo toma un poco de tiempo conectar los puntitos.


    8. Conformarte con menos de lo que mereces.
    Be lo suficientemente fuerte para dejar ir cosas y lo suficientemente sabio para esperar para lo que mereces. A veces tienes que caer mas bajo de lo que jamás has caído pata levantarte mas alto de lo que nunca has estado. Muchas veces tus ojos necesitan ser lavados por tus lagrimas para que puedas ver las posibilidades que están en frente de ti con una visión mas clara. No te conformes.

    9. Siempre estar esperando para mañana.
    El problema es que siempre piensas que tienes mas tiempo del que en realidad tienes pero un día te vas a despertar y ya no habrá tiempo de trabajar en la cosas que siempre quisiste. En ese punto ya vas a tener o una lista de las metas que si cumpliste por ti mismo o una lista de las excusas por las cuales no lo hiciste.

    10. Ser flojo y simplemente un soñador.
    El mundo no te debe nada, al contrario, tu le debes algo al mundo. Deja de solamente soñar y empieza a actuar. Toma completa responsabilidad de tu vida, toma el control. Tu eres importante y además eres necesitado. Es muy tarde para estar sentado esperando a que alguien haga algo algún día. Algún día es hoy y el alguien eres TU.



    Fuente: e-latinos



  • Zu San Li: El punto de la longevidad y para Sanar 100 Enfermedades
    Fotografia: koznazna.com
    Una leyenda Japonesa relata que una vez existió un hombre feliz que recibió un conocimiento inestimable de su padre, la localización del punto de longevidad y/o el punto de las 100 enfermedades. Siguiendo su consejo, el hijo masajeo este punto por el resto de su vida y vivió para ver el nacimiento y la muerte de muchos emperadores.



    Masajear ciertos puntos específicos es uno de los más ancianos métodos de tratamiento en el oriente, y lleva siendo utilizado miles de años. Nuestro cuerpo posee un total de 365 puntos y 12 meridianos, que como observareis coincide con los días y meses de un año.

    Los efectos de estos masajes (acu presión) esta basada en la teoría de los meridianos y canales que están conectados a nuestros órganos. En la medicina China, el cuerpo es visto como un Sistema de energía, y por lo tanto el masaje puede intervenir en como fluye esa energía y la actividad funcional de los órganos.

    La activación del punto Zu San Li causa un efecto rejuvenecedor y curativo, retrasando el envejecimiento.

    En China, este punto es conocido como “El punto de la Longevidad” y en Japón “El punto de las 100 Enfermedades”.

    Donde está el punto (Zu San Li) en nuestro cuerpo.

    Imagen: Beleznica.files.wordpress.com

    Este punto está situado bajo la capsula de la rodilla, para encontrarlo debes cubrir tu rodilla con la palma de la mano de ese mismo lado, el punto se encuentra entre las puntas de los dedos meñique y anular, ahí se encuentra esta pequeña hendidura, y ese es nuestro punto Zu San Li.

    ¿Por qué este punto es llamado el punto de las 100 enfermedades y de que es responsable?

    -Controla el funcionamiento de los órganos que se localizan en la parte inferior del cuerpo

    -Controla el funcionamiento de los puntos de la espina dorsal que a su vez son los responsables del correcto funcionamiento del tracto digestivo, tracto intestinal, órganos genitales y glándulas suprarrenales.

    Masajeando el Zu San Li, puedes incrementar la actividad de las glándulas suprarrenales, estas glándulas son el defensor más potente de la salud humana.

    Son las encargadas de excretar adrenalina, hidrocortisona y otras hormonas fundamentales a nuestro torrente sanguíneo.

    Si masajeas el “punto de la longevidad” podrás normalizar muchas otras funciones tales como:

    -Presión sanguínea

    -Normalización de la glucosa, la insulina

    -Eliminar procesos inflamatorios en el organismo

    -Regular el sistema inmunitario

    -Mejorar el sistema digestivo

    -Curar enfermedades del tracto gastrointestinal

    -Mejorar la salud del corazón

    La acupresión sobre este punto también ayuda a mejorar la confianza en tu mismo, eliminar el estrés y encontrar la paz interior, y ayuda con trastornos del día a día como puede ser el hipo, el estreñimiento y la incontinencia.

    ¿Cuando es mejor realizar este ejercicio?

    Es preferible masajear el punto Zu San Li por las mañanas, antes de comer al menos, y realizar un movimiento circular 9 veces en el sentido de las agujas del reloj en una pierna y luego pasar a la otra, repetir este ejercicio durante 10 minutos.

    Antes de proceder con el masaje deberías tomar una posición cómoda (sentado).


    Es recomendable la respiración pausada y concentrarse en tus propios sentimientos, es importante situarse en un estado de armonía y entendimiento que se está comenzando un proceso de curación. Este masaje tendrá un efecto estimulante.

    Un dato curioso es que se puede aplicar un diente de ajo al punto Zu San Li, esto te ayudara con infecciones, pero no debe aplicarse durante más de una hora o dos, más o menos el tiempo será el correcto cuando la piel se ponga rojiza.

    Este masaje no debe realizarse antes de irse a dormir, ya que su efecto estimulante puede derivar en insomnio si se acerca la hora de dormir.

    Se puede masajear este punto todos los días, pero sus efectos más notables se consiguen durante la Luna Nueva. Ocho días después del comienzo de la luna nueva, asegúrate de realizar el masaje durante las mañanas, este momento es el punto álgido para asegurarse la mejora en el funcionamiento de los órganos y absorber su efecto anti-envejecimiento al máximo.

    -Esta estimulación del punto Zu san Li, antes de la comida, tiene efectos positivos sobre la memoria, el sistema cardiovascular y el Sistema digestivo.

    Por el contrario si los masajes se realizan después de la comida, ayudan a mejorar el estrés, el nerviosismo y la irritabilidad, y ayudan a mejorar trastornos del sueño.



    Nota: El siguiente vídeo se encuentra en inglés. Lo anexamos para que puedas visualizar cómo es el ejercicio. No hay vídeo de este tema en nuestro idioma. 

    Fuente: 
     WebSite: Mundo Realidad. 


  • La Aceptación del Presente
    "Lo pasado ha huido, lo que esperas está ausente, pero el presente es tuyo. "Proverbio Arabe


    Si siempre aceptamos el modo en que son las cosas, no estamos haciendo ningún esfuerzo para mejorarlas. Me parece que el progreso consiste, tanto en nuestra vida personal como colectivamente, en no aceptar las limitaciones del presente sino en esforzarse por superarlas y crear algo mejor. Si no hubiéramos hecho esto, aún estaríamos viviendo en las cavernas. ¿Cómo reconcilia la entrega con cambiar las cosas y lograr hacerlas?


    Para algunas personas, la entrega puede tener connotaciones negativas, implica derrota, renunciar, fracasar en superar los retos de la vida, aletargarse, o algo así. La verdadera entrega, sin embargo, es algo completamente diferente. No significa soportar pasivamente cualquier situación en la cual se encuentre y no hacer nada al respecto. Tampoco significa dejar de hacer planes o de iniciar acciones positivas.

    La entrega es la simple, pero profunda sabiduría de ceder más que oponerse al fluir de la vida. El único lugar donde usted puede experimentar el fluir de la vida es en el Ahora, así que entregarse es aceptar el momento presente incondicionalmente y sin reservas. Es abandonar la resistencia interior a lo que es, por el juicio mental y la negatividad emocional. Se vuelve particularmente pronunciada cuando las cosas "van mal", lo que significa que hay una brecha entre las demandas o expectativas rígidas de su mente y lo que es. Esa es la brecha del dolor.

    Si usted ha vivido bastante, sabrá que las cosas "van mal" muy a menudo. Es precisamente en esas ocasiones cuando se debe practicar la entrega, si usted quiere eliminar el dolor y la tristeza de su vida. La aceptación de lo que es lo libera inmediatamente de la identificación con la mente y así lo vuelve a conectar con el Ser. La resistencia es la mente. La entrega es un fenómeno puramente interior. No significa que en el exterior usted no pueda actuar y cambiar la situación.

    De hecho, no es la situación total lo que usted debe aceptar cuando se entrega, sino sólo el minúsculo segmento llamado el Ahora. Por ejemplo, si usted estuviera atascado en el barro en algún sitio, no diría: "Bien, me resigno a quedarme en el barro". La resignación no es entrega. Usted no tiene que aceptar una situación vital indeseable o desagradable. Ni necesita engañarse a sí mismo y decir que no hay nada malo en estar atascado en el barro. No, usted reconoce completamente que quiere salir de ahí. Entonces concentra su atención en el momento presente sin etiquetarlo mentalmente de ninguna forma. Esto significa que no juzga al Ahora. Por lo tanto, no hay resistencia, ni negatividad emocional. Usted acepta el ser del momento. Entonces emprende la acción y hace todo lo que puede para salir del barro.

    A tal acción la llamo acción positiva. Es mucho más efectiva que la acción negativa, que surge de la ira, la desesperación o la frustración. Hasta que usted logre el resultado deseado, continúa practicando la entrega refrenándose de calificar el Ahora. Permítame darle una analogía visual para ilustrar lo que trato de decir. Usted está caminando por un sendero por la noche, rodeado de una niebla espesa. Pero tiene una linterna potente que atraviesa la niebla y crea un estrecho espacio claro frente a usted. La niebla es su situación vital, que incluye el pasado y el futuro; la linterna es su presencia consciente; el espacio claro es el Ahora.

    La incapacidad de aceptar endurece su forma psicológica, la cáscara del ego, y crea así un fuerte sentido de separación. El mundo que lo rodea y en particular la gente se perciben como amenazas. Surge la compulsión inconsciente de destruir a los demás por medio del juicio, así como la necesidad de competir y dominar. Incluso la naturaleza se convierte en su enemiga y sus percepciones e interpretaciones están dominadas por el miedo.

    La enfermedad mental que llamamos paranoia es sólo una forma un poco más aguda de este estado normal, pero disfuncional, de conciencia. No sólo su forma psicológica sino también su forma física - su cuerpo - se vuelve duro y rígido por la resistencia. La tensión surge en diferentes partes del cuerpo y el cuerpo en su totalidad se contrae. El flujo libre de la energía vital a través de él, que es esencial para su funcionamiento saludable, se restringe en gran medida. El ejercicio y ciertas formas de terapia física pueden ayudar a restaurar este flujo, pero a menos que usted practique la entrega en su vida diaria, estas medidas sólo producen un alivio temporal de los síntomas puesto que la causa - el patrón de la resistencia - no ha sido disuelto.

    Hay algo dentro de usted que no se afecta por las circunstancias transitorias que forman su situación vital y sólo a través de la entrega usted tiene acceso a ello. Es su vida, su verdadero ser, que existe eternamente en el reino intemporal del presente. Descubrir esa vida es "la única cosa necesaria", de la que habló Jesús.

    Si usted encuentra su situación vital insatisfactoria o incluso intolerable, sólo entregándose primero puede romper el patrón de resistencia inconsciente que perpetúa esa situación. La entrega es perfectamente compatible con la acción, con iniciar cambios o lograr metas. Pero en el estado de rendición hay una energía totalmente diferente, una cualidad distinta, que fluye en su actuar. La entrega lo vuelve a conectar con la fuente de energía del Ser y si su actuación está infundida por el Ser, se convierte en una celebración gozosa de energía vital que lo lleva más profundamente al Ahora. Por medio de la no resistencia, la calidad de su conciencia y, por lo tanto, la calidad de todo lo que está haciendo o creando se realza inconmensurablemente. Los resultados entonces se producirán por sí mismos y reflejarán esa calidad.

    Podríamos llamar a esto "acción entregada". No es el trabajo como lo hemos conocido por miles de años. Según más seres humanos alcancen el despertar, la palabra trabajo irá desapareciendo de nuestro vocabulario y quizá se cree una nueva palabra para reemplazarla. La cualidad de su conciencia en este momento es la que constituye el determinante principal del tipo de futuro que experimentará; así pues, entregarse es lo más importante que puede hacer para producir un cambio positivo. Cualquier acción que realice es secundaria. No puede surgir una acción verdaderamente positiva de un estado de conciencia sin entrega.

    Puedo entender que si estoy en una situación desagradable o insatisfactoria y acepto completamente el momento como es, no habrá sufrimiento o infelicidad. Me habré elevado por encima de ella. Pero aún no puedo entender bien de dónde vendrá la energía o motivación para actuar y producir el cambio si no hay cierta cantidad de insatisfacción.

    En el estado de entrega, usted ve muy claramente lo que debe hacerse y actúa, haciendo una cosa cada vez y concentrándose en una cosa a la vez. Aprenda de la naturaleza: vea cómo todo se logra y cómo el milagro de la vida se despliega sin insatisfacción o infelicidad. Por eso Jesús dijo: "miren los lirios, cómo crecen; ni se afanan ni se enredan".

    Si su situación general es insatisfactoria o desagradable, separe este instante y entréguese a
    lo que es. Esa es la linterna que atraviesa la niebla. Su estado de conciencia deja entonces de ser controlado por las condiciones externas. Usted ya no depende de la reacción y la resistencia. Entonces mire los detalles específicos de la situación. Pregúntese a sí mismo: "¿Hay algo que pueda hacer para cambiar la situación, mejorarla o apartarme de ella?" Si es así, actúe apropiadamente. No se concentre en las cien cosas que hará o podría hacer en el futuro sino en la única que puede hacer ahora. Eso no significa que no deba planear. Puede ser que esa planeación sea lo único que puede hacer ahora. Pero asegúrese de no empezar a proyectar "películas mentales", a proyectarse a sí mismo hacia el futuro y a perder así el Ahora.

    Cualquier acción que usted emprenda puede no producir fruto inmediatamente. Hasta que lo haga, no se resista a lo que es. Si no puede actuar y tampoco se puede apartar de la situación, úsela para ayudarle a profundizar más en la entrega, para profundizar más en el Ahora, en el Ser. Cuando usted entra en esta dimensión intemporal del presente, el cambio llega a veces de forma extraña sin necesidad de mucha acción de su parte. La vida se vuelve cooperadora y viene en su ayuda. Si factores internos, como el miedo, la culpa o la inercia le impiden actuar, se disolverán a la luz de su presencia consciente.

    No confunda la entrega con una actitud de "Nada me puede molestar ya" o "Ya no me importa". Si lo mira de cerca, descubrirá que tal actitud está teñida de negatividad en forma de resentimiento oculto y por lo tanto no es entrega sino resistencia enmascarada. Según se entrega, dirija su atención hacia el interior para comprobar si queda alguna huella de resistencia dentro de usted. Esté muy alerta cuando lo haga; de otra forma la resistencia puede seguir ocultándose en algún rincón oscuro, en forma de un pensamiento o una emoción no reconocidos.

    DE LA ENERGÍA MENTAL A LA ENERGÍA ESPIRITUAL

    Soltar la resistencia: es más fácil decirlo que hacerlo. No veo todavía claramente cómo soltarla. Si usted dice que por medio de la entrega, aún queda la cuestión de "cómo". Empiece por reconocer que hay resistencia. Esté ahí cuando ocurra, cuando surja la resistencia. Observe cómo la produce su mente, cómo clasifica la situación, a usted mismo, a los demás. Mire el proceso de pensamiento involucrado en ello. Sienta la energía de la emoción. Al ser testigo de la resistencia, usted verá que no sirve para nada. Al concentrar toda su atención en el Ahora, la resistencia inconsciente se hace consciente, y ahí acaba. Usted no puede ser consciente e infeliz, consciente y negativo. La negativi dad, la infelicidad o el sufrimiento de cualquier forma significan que hay resistencia y la resistencia es siempre inconsciente.

    ¿Seguro puedo ser consciente de mis sentimientos de infelicidad?
    ¿Escogería usted la infelicidad? ¿Si no la escogió cómo surgió? ¿Cuál es su propósito? ¿Quién la mantiene viva? Usted dice que es consciente de sus sentimientos de infelicidad, pero la verdad es que usted está identificado con ellos y mantiene vivo el proceso por medio del pensamiento compulsivo. Todo eso es inconsciente. Si usted fuera consciente, es decir, si estuviera totalmente presente en el Ahora, toda la negatividad se disolvería casi instantáneamente. No podría sobrevivir en su presencia. Sólo puede hacerlo en su ausencia. Incluso el cuerpo del dolor no puede sobrevivir mucho tiempo en su presencia.

    Usted mantiene viva su infelicidad dándole tiempo, que es su elemento vital. Suprima el tiempo por medio de la conciencia intensa del momento presente y morirá. ¿Pero quiere que muera? ¿Realmente ya está cansado? ¿Quién sería usted sin él? Hasta que practique la entrega, la dimensión espiritual es algo sobre lo que lee, habla, con lo que se emociona, acerca de lo que escribe libros, en lo que cree, o en lo que no, según el caso. No hay ninguna diferencia. Sólo cuando usted se entrega se vuelve una realidad viva en su vida. Cuando usted lo hace, la energía que usted emana y que entonces gobierna su vida es de una frecuencia vibratoria mucho más alta que la energía de la mente que aún gobierna nuestro mundo, la energía que creó las estructuras sociales, políticas y económicas existentes en nuestra civilización. Y que también se perpetúa a sí misma continuamente por medio de nuestros sistemas educativos y de nuestros medios de comunicación. A través de la entrega, la energía espiritual llega a este mundo. No genera sufrimiento para usted, para los demás seres humanos o para cualquier otra forma de vida del planeta.


    Al contrario de la energía de la mente, no contamina la Tierra y no está sujeta a la ley de las polaridades, que determina que nada puede existir sin su contrario, que no puede haber bien sin mal. Los que funcionan con la energía de la mente, que son todavía la inmensa mayoría de la población de la Tierra, siguen siendo inconscientes de la existencia de la energía espiritual, la cual pertenece a un orden diferente de la realidad y creará un mundo diferente cuando un número suficiente de seres humanos entren en el estado de entrega y así queden totalmente libres de negatividad. Si la Tierra ha de sobrevivir, esta será la energía de los que habiten en ella.

    Jesús se refirió a esta energía cuando hizo su famosa afirmación profética en el Sermón de la Montaña: "Bienaventurados los mansos; ellos heredarán la Tierra". Es una presencia silenciosa, pero intensa, la cual disuelve los patrones inconscientes de la mente, que pueden seguir aún activos por un tiempo, pero ya no gobernarán su vida. Las condiciones externas a las que uno se resistía tienden también a cambiar o a disolverse rápidamente por medio de la entrega. Es un transformador poderoso de las situaciones y de la gente. Si las condiciones no cambian inmediatamente, su aceptación del Ahora le permite elevarse por encima de ellas. En cualquier caso, usted es libre.




    Del Taller de Autoestima de Juan Carlos Fernández. Capítulo 317 Volumén 7: La Aceptación del Presente


  • Ritual con monedas chinas para la armonía en el hogar

    Las monedas chinas en los rituales son ya legendarias pues canalizan las energías positivas fortaleciendo el aura de quien practica con ellas este legendario rito.


    Existieron antes que el dinero propiamente dicho, como un vaticinio del logro material y del alcance de la felicidad a través de el. Son las monedas chinas, elementos esenciales del Feng Shui que, a través de rituales que canalizan su poder, nos permiten recibir las energías positivas y con ello, alcanzar el éxito en el plano económico.

    Yo no las conocía, recientemente las vi en una revista y me interesé en ellas, no solo porque, como todo el mundo, me interesa asegurar mi futuro económico, sino porque al observarlas detenidamente me di cuenta de que tienen una estructura especial.

    Centro de energía

    Y no me equivoqué, la forma y estructura de la moneda tiene su explicación: los contornos son redondos, como los de cualquier moneda corriente, pero significa las enerfgías que se canalizan desde el cielo. En el centro, tiene un orificio de forma cuadrada, representa las energías que se canalizan desde la tierra.
    Luego también hacia un lado tiene cuatro caracteres chinos, esto es el Yang, y en el reverso tiene dos, esto es, el Ying. En todo ritual el Yang debe de estar cara arriba.


    La monedas chinas no solo te proporcionarán riqueza, sino protección contra las malas vibras, la envidia y los chismes, que muchas veces se convierten en energías negativas que arruinan nuestros proyectos, negocios o todo lo que emprendamos para mejorar nuestra vida económica. Llevar una moneda china contigo hará que esta funcione como una especie de amuleto que absorberá todas estas energías negativas desviándolas de ti.

    Todo lo que concierne al bienestar material y espiritual es parte de lo que nos proporciona estas monedas. Ya sea para los negocios, para una inversión monetaria, para conservar los ahorros o si invertimos en la bolsa, un aumento de salario o si simplemente queremos no pasar penurias económicas; las monedas chinas serán el catalizador de las energías positivas y la prosperidad.

    Fuente: Perú.com




  • Los tres niveles de prosperidad
    Fotografía: Barbara Palacio- Ex-Miss Universo


    “El dinero es mejor que la pobreza, aunque más no sea por razones financieras” 
     Woody Allen.

    Para ser más prósperos necesitamos efectuar cambios al menos en dos niveles. Primero, debemos asegurarnos que nuestras cuestiones financieras están en orden. Que tenemos unos ingresos que cubren al menos nuestros gastos. Y que tenemos una base de hábitos, herramientas y
    habilidades que nos permitan cierta estabilidad económica en nuestro día a día.

    Segundo, tenemos que tomar conciencia de nuestras creencias en relación al dinero y la prosperidad. Si inconcientemente creemos en carencias de alguna forma, entonces no importa lo que hagamos, inconcientemente estaremos saboteando nuestros propios esfuerzos para mejorar económicamente.

    Y tercero, es útil entender los principios espirituales que gobiernan nuestro nivel de abundancia. Una vez que los conocemos, podemos trabajar desde ellos, de forma efectiva, para atraer la abundancia hacia nosotros.

    “Si eres próspero en el alma, serás próspero en todo” 
    Mark Victor Hansen (*)

    (*) Mark Victor Hansen es autor de varios best seller, entre ellos “Sopa de pollo para el alma” y “El millonario del minuto”.


    Fuente: Mujer Holistica


  • Atracción fatal: Los flechazos más intensos del Zodíaco

    Si aún no tiene pareja o si ya la tiene, preste atención y busque cuál es la mejor para usted. La sabiduría de los planetas está al servicio del verdadero amor.

    Como en otros aspectos de la vida, los astros no mienten. Así como marcan con sus energías nuestra personalidad,
    del mismo modo, muestran que hay ciertas parejas del Zodíaco que constituyen una verdadera dupla de amor fatal; mientras que otras, en cambio, necesitan más de una afinidad espiritual y emocional para desarrollarse en el tiempo.

    Es así que, la Astrología puede ayudarnos a elegir a nuestra pareja, ya que, si sabemos cómo es la conducta sexual y amorosa de la persona que nos atrae, podremos estar un paso más adelante a la hora de la conquista. De la misma forma, nos permitirá -en caso de que ya estemos en pareja- a saber cómo unirmos más y a qué se deben las diferencias que puedan existir.

    Las siguientes son las parejas más compatibles del Zodíaco.


    El amor brotará de forma inmediata entre ellos. Ambos son signos muy apasionados que se apoyarán y se admirarán mutuamente. Una relación llena de emociones con altas probabilidades de convertirse en duradera. Los dos son nobles, por lo que no habrá problemas. Sólo tendrán que cuidarse de que el mal carácter y cierta irritabilidad que ambos comparten no dañe su hermoso vínculo. ARIES alentará las ambiciones de LEO, quien aportará estabilidad y confianza a la relación.


    Son compatibles desde todo punto de vista y acuerdan, dado que ambos son muy prácticos. Se llevarán bien, tanto a nivel psicológico, como emocional y sexual. Su relación amorosa será sólida y armónica. Lo único que puede separarlos es cierta frialdad afectiva de Virgo que no gusta al Toro, quien ama los mimos y las caricias constantes. Tauro, por su parte, deberá concentrarse en el ser que ama y mantenerse fiel. A VIRGO, le gusta hablar y a TAURO escuchar, el nervioso VIRGO encontrará en TAURO la paz que necesita.


    La combinación puede resultar perfecta una vez que ambos se conocen profundamente; aunque se atraerán en la primera cita de forma clara y enérgica. Por eso, enamorarse será el destino de esta pareja simpática, inteligente, aventurera y, a la vez, amante de la belleza. El polémico GÉMINIS agradecerá la diplomacia de LIBRA, lo que evitará discusiones inútiles. El compromiso no atenazará a estas almas libres que, juntas, lograrán pulir sus defectos y disfrutar a lo grande.


    Si bien parecen incompatibles, dada la calidez de Cáncer y la dureza de Escorpio, el Agua, elemento al que pertenecen, limará cualquier diferencia, dado que se parecen mucho. De este modo, el lazo que se establecerá será estable y muy duradero. Enfrentarán juntos todo tipo de obstáculos, Los sentimientos serán de una gran intensidad, especialmente, para CÁNCER, que se entregará por completo a alguien tan intenso y comprometido como ESCORPIO. Sexo con mayúsculas e intimidad maravillosa.


    Juntos serán capaces de conseguir lo que se propongan. Se trata de un flechazo que desembocará en una relación estable, dado que sexual y afectivamente encajan a la perfección. Los dos son impulsivos y enérgicos, pero, a la vez, desprendidos y generosos. Serán grandes amantes y amigos. Llegarán a ese equilibrio de pareja que sabe mantener su parcela individual de independencia. SAGITARIO deberá hacer caso a ARIES en más de una ocasión y ARIES respetar y aprender a callar a menudo.


    Esta pareja tiene mucho en común y habrá garantía total de éxito. Amor, amistad y sexo irán de la mano, ya que encajan estupendamente. Compartirán un mundo único y especial, aunque no entren en los cánones tradicionales. Son liberales e ingeniosos y tienen gustos similares que les aportan muchos temas de conversación; un amor sin estridencias ni melodramas. LIBRA deberá tener cuidado de no encender el mal carácter de ACUARIO y éste ser más cariñoso con su pareja.



    Se llevan muy bien, los une un afecto sincero y estable. El sentimiento de cariño es el que definirá esta relación auténtica, que posee una compatibilidad especial. Ellos coinciden en su ambición y en el aprecio por el silencio y la tranquilidad. Además, su afinidad física y el respeto por la fidelidad harán el resto. CAPRICORNIO deberá adaptarse a los cambios que le impondrá ESCORPIO y éste, ser más tolerante.


    Se prodigarán un amor eterno, lleno de sensibilidad y de entrega total; es más, podría escribirse un guión romántico sobre esta pareja. Su sacrificio por estar juntos no conoce límites. Sabrán comunicarse con una simple mirada. PISCIS tiene la llave para derribar el racionalismo de VIRGO despertándole sus mejores cualidades. Los momentos personales difíciles, lejos de separarlos, los unirán más. En este aspecto, VIRGO sabrá ayudar a PISCIS.



    Fuente: Revista Predicciones


  • Las cosas materiales nunca alimentan el alma
    Image: 123RF


    Shinoda Bolen: “Las cosas materiales nunca alimentan el alma”


    Los árboles nos dan la vida y, sin embargo, como sucede con las mujeres, el hombre los trata en general con superioridad, talándolos y destruyéndolos, sin preocuparse por su bienestar. Esta es una de las tesis que la doctora Jean Shinoda Bolen sostiene en ‘Sabia como un árbol’ (editorial Kairós); obra que nace del
    amor que siente por los árboles desde que era niña y del dolor que le produjo ver como un vecino cortaba un hermoso pino de Monterrey. Esta pérdida le propulsó a aprender más sobre esta especie: un viaje emocional e intelectual que le ratificó que el mundo necesita más de lo que ella llama “personas árbol”.

    Mucha gente va a sentirse identificada con la descripción que da en su libro de la “persona árbol”…
    ¡Yo soy una de ellas! Las personas árbol sienten respeto y empatía hacia estos seres vivos. En su infancia tuvieron una relación con un árbol (treparon, jugaron, leyeron bajo él…) o, de más mayores, tuvieron un encuentro con la Naturaleza. Yo fui una ‘girl-scout’ y pasé mucho tiempo en bosques y, en la escuela, pinté muchos árboles. Estas dos cosas: estar con ellos y pintarlos, ya me enseñaron a respetarlos, a entender que son únicos. Espero que mi libro sirva a mucha gente, porque nuestro planeta sufre de tener demasiadas personas y pocos árboles. Necesitamos más árboles para sobrevivir.

    Plantar más árboles no parece ser tan complicado: ¿por qué los gobiernos no actúan?
    La actitud de desforestar no tiene sabiduría de ningún tipo: es cortoplacista, se trata de ocupar el planeta y de hacer un uso económico de la tierra, sin respeto por ella. Considera a los árboles y a la Naturaleza como una “cosa”. Pero, los árboles no son los únicos que sufren esto: he hecho una conexión con lo que he aprendido en Naciones Unidas sobre cómo las mujeres y las niñas son también “cosificadas”. Son vendidas, abusadas, maltratadas: tratadas como una mercancía, no como un “ellas”, como personas.

    Para tener más árboles ¿se necesitan más mujeres en los gobiernos?
    Un estudio de la universidad de Cambridge asegura que al final, no importa cuántas mujeres estén en el gobierno, porque se ha descubierto que, en general, los asuntos de mujeres se consideran como algo lateral. Y eso sucede también con los temas de medioambiente. La gente puede estar al tanto de la necesidad de esforzarse más en preservar la naturaleza o de aspectos como la violencia doméstica, pero son “temas de mujeres”. Están en la agenda, pero muy abajo. Han de ser los movimientos feministas los que lleven estos asuntos a los políticos y los pongan sobre la mesa.

    ¿Los cambios se hacen de abajo a arriba?
    Las únicas cosas que han cambiado en la historia americana para las mujeres han sido conseguidas por mujeres actuando en su propio nombre. No se necesita siempre alguien desde arriba. Nadie va a cuidar del planeta ni de nosotras hasta que nosotras actuemos. Somos el género que tiene las conexiones, la conciencia, y no solo con los árboles, sino con de panorama general.

    ¿Por qué cree que las mujeres conectan más con los árboles?
    Tiene mucho que ver con el hecho que somos capaces de crecer como personas completas. Está comprobado científicamente que un gran porcentaje de hombres tiene un cerebro asimétrico: el lado izquierdo, el racional, es mucho más dominante en tamaño que el derecho, lo que hace que hayan menos conexiones entre ambos lados en los hombres que en las mujeres. En nosotras, en cambio, el cerebro es más igual: lo que permite que seamos tan eficientes en las multitareas, per ejemplo. Además, el cerebro derecho tiene una habilidad para ver la belleza. Y yo creo que la conexión con la Naturaleza tiene que ver con esta habilidad de ver alguna cosa de esta y sentirse conectado y bendecido por ello. Es una conexión de sentimientos que viene más fácilmente a las mujeres y a las niñas que a los hombres y a los niños, especialmente en una cultura que los reprime.

    Usted también menciona en su libro la capacidad de crianza de las mujeres…
    Sí, no hay que olvidar que como mujeres, tenemos una cualidad en la parte derecha del cerebro y en nuestro sistema hormonal, que nos hace que nos sea más fácil cuidar al otro. Y causas teóricamente simples, como el plantar árboles, no son acciones a corto plazo, sino que requieren un proceso largo de cuidar a esos árboles, regándoles, fertilizándolos… Es como una crianza.

    ¿A los hombres les da más vergüenza manifestarse a favor de los árboles?
    A los activistas masculinos se les llama “abrazaárboles”, un término desdeñoso. Es un poco como si cuestionaran su virilidad. Los árboles están hechos para cortarse, con poderosas máquinas operadas por musculosos leñadores… Eso es lo masculino, no salvarlos. Pero esto es algo que puede enseñarse: en África participo en un proyecto que enseña, a niños y a niñas, a plantar y a cuidar un árbol. Y a partir del momento en el que los niños aprendían a ello, su actitud cambiaba.

    ¿Uno nace como una persona árbol o se convierte en una?
    Hay que apoyar el instinto. Imagine un niño lleno de curiosidad, examinando una concha marina o un caracol… De cómo ese niño va ser educado a ver la Naturaleza y a ver su belleza y a maravillarse por ella, crecerá una persona árbol. La Naturaleza es la mayor fuente de admiración y de asombro, y es importante potenciar estos sentidos porque, cuando los tienes, estás en contacto en las asombrosas cualidades espirituales del mundo.

    ¿Y se puede ser más feliz así?
    Sí, totalmente. Pero tenemos que tener en cuenta que estas cosas maravillosas de la Naturaleza, al ritmo que vamos, no van a seguir en este planeta para nuestro gozo durante muchos años más. Con siete billones de habitantes y muchos de ellos viviendo en ciudades donde no puedes ni ver las estrellas. Cada vez hay menos bosques para caminar.

    La codicia humana tiene mucho que ver con la destrucción de estos bosques. Usted, como analista, ¿puede explicar este afán?
    La codicia tiene que ver con la avidez material, con la necesidad de poder, que puede ser representado con fama, dinero u objetos. Es donde va la gente cuando ha sido privada de fuentes de amor. Van allá solos, solo para ellos. Existe esta idea de adquirir algo más te hará sentir más importante o mas feliz. Al principio, cuando has sido privado de experiencias u objetos que otras personas han disfrutado puedes pensar que al crecer y poder comprar eso serás feliz, pero resulta que no es así, porque las cosas materiales nunca alimentan el alma. La capacidad del alma de sentir, amar, pertenecer a algo, a un mundo más espiritual e interconectado, no se consigue con más objetos, más dinero o un coche o una casa más grandes.

    ¿Porqué cree que estamos perdiendo la capacidad de disfrutar de cosas menos tangibles, como de esta conexión con la naturaleza?
    Tiene mucho que ver con la presión por competir, en cómo la gente se mide en función de otros. Y eso (cuánto dinero tienes, qué coche llevas, a qué escuela vas, qué notas sacas), todo esto es medible, comparable. Pero toda la parte espiritual y emocional de uno mismo no es medible. El hecho de que tengas un niño que sepa apreciar la belleza, por ejemplo, no tiene valor.

    La empatía es otra cualidad que en esta sociedad competitiva no se valora demasiado pero que para usted es fundamental y no solo para conectar con la Naturaleza…
    La empatía es absolutamente esencial, porque tiene que ver con si uno es capaz de ser compasivo y de actuar. Y esta sociedad competitiva la reprime, no la valora. Yo detecto que en la jerarquía del poder, que es muy masculina, lo que se hace para cuadrar un presupuesto por ejemplo, es no utilizar la empatía. En estos niveles hay una falta de capacidad de imaginación, de ponerse en la piel del otro y sentir cómo sería. Con empatía no se pueden cortar por la mitad programas sociales ni ayudas familiares. Por es nos hace mucha falta.


    ¿Puede enseñarse?
    Sí, sin duda. Aunque hay gente que siente la empatía de forma más instintiva, se educa. Pero si un niño que es empático por naturaleza ofrece un juguete a otro que llora y se da cuenta que en nuestra sociedad esto no se valora, que lo que sí se valora es sentirse superior a ese niño que llora, eso resiente la empatía.

    Usted dice en su libro que la humanidad esta al borde la extinción o de la evolución ¿Pueden los árboles impedir este destino?
    Sí, absolutamente. La receta para el desastre en el mundo es demasiada gente y arboles insuficientes. Por eso, si les damos a las mujeres educación y derechos reproductivos, se casarán más tarde y tendrán menos niños. Y si continuamos plantando más y más árboles, estas dos cosas, juntas, pueden salvarnos y ayudarnos a evolucionar. Y cuanto más poderosas e iguales a los hombres sean las mujeres, más va a ir hacia delante la humanidad: tenemos que evolucionar en una humanidad que tenga ambos lados del cerebro interconectados.

    Sabia como un árbol (ed. Kairós) Este nuevo libro de la doctora Jean Shinoda Bolen es una exploración educativa, mística y sensible de la relación de los humanos y los árboles. Como sus diez libros anteriores, editados en español por Kairós, ‘Sabia como un árbol’ se sustenta en su experiencia como doctora en medicina, psiquiatra y analista junguiana. El libro, donde se recorren también las historias de activistas como la Nobel Wangari Muta Maatha, es un alegato hacia estos seres fundamentales para nuestra vida pero que hoy dependen de que nosotros los salvemos.





  • Usar y abandonar la negatividad
    Parte anterior

    USAR Y ABANDONAR LA NEGATIVIDAD
    Toda resistencia interior se experimenta como negatividad en una forma u otra. Toda negatividad es resistencia. En este contexto, las dos palabras son casi sinónimos. La negatividad va de la irritación o la impaciencia a la rabia furiosa, de un humor depresivo o un resentimiento sombrío a la desesperación suicida.
    A veces la resistencia dispara el cuerpo del dolor emocional, en cuyo caso incluso una situación sin importancia puede producir negatividad intensa, tal como ira, depresión o tristeza profunda.

    El ego cree que por medio de la negatividad puede manipular la realidad y conseguir lo que quiere. Cree que por medio de ella puede atraer una condición deseable o disolver una indeseable. Un Curso sobre Milagros señala con razón que, siempre que usted es infeliz, existe la creencia inconsciente de que la infelicidad le "compra" lo que quiere. Si "usted" - la mente - no creyera que la infelicidad funciona, ¿por qué la crearía? El hecho es, por supuesto, que la negatividad no funciona. En lugar de atraer una condición deseable, impide que surja. En lugar de disolver una indeseable, la mantiene en su lugar. Su única función "útil" es que refuerza el ego y por eso al ego le encanta.

    Una vez que usted se ha identificado con alguna forma de negatividad, no quiere abandonarla y en un nivel profundamente inconsciente, no quiere un cambio positivo. Amenazaría su identidad de persona deprimida, iracunda, difícil. Entonces usted ignorará, negará o saboteará lo positivo de su vida. Este es un fenómeno común. Es también demencial.

    La negatividad es totalmente antinatural. Es un contaminante psíquico y hay un vínculo profundo entre el envenenamiento y la destrucción de la naturaleza y la gran cantidad de negatividad que se ha acumulado en la psique humana colectiva. Ninguna otra forma de vida en el planeta conoce la negatividad, sólo los seres humanos, lo mismo que ninguna otra forma de vida viola y envenena la Tierra que la sostiene. ¿Ha visto usted alguna vez una flor infeliz o un roble estresado? ¿Alguna vez se ha encontrado un delfín deprimido, una rana con problemas de autoestima, un gato que no puede relajarse o un pájaro que arrastra odio y resentimiento?

    Los únicos animales que pueden experimentar ocasionalmente algo parecido a la negatividad o mostrar signos de conducta neurótica son los que viven en contacto estrecho con el hombre y que por eso se vinculan a la mente humana y a su locura.

    Observe cualquier planta o animal y permita que le enseñe la aceptación de lo que es, la entrega al Ahora. Deje que le enseñe Ser. Deje que le enseñe integridad, lo que significa ser uno, ser usted mismo, ser real. Deje que le enseñe a vivir y a morir y no cómo convertir la vida y la muerte en un problema. He vivido con varios maestros Zen, todos gatos. Incluso los patos me han enseñado importantes lecciones espirituales. Sólo mirarlos es una meditación. Cómo flotan tranquilamente, a gusto consigo mismos, totalmente presentes en el Ahora, dignos y perfectos como sólo una criatura sin mente puede estar. Ocasionalmente, sin embargo, dos patos se enzarzarán en una pelea, a veces sin razón aparente, o porque uno se ha metido en el espacio privado de otro.

    La pelea generalmente dura sólo unos segundos, y después los patos se separan, nadan en diferente dirección y aletean vigorosamente unas cuantas veces. Continúan entonces nadando tranquilamente como si la pelea nunca hubiera ocurrido. Cuando observé esto por primera vez, noté de repente que al mover las alas estaban liberando el exceso de energía, evitando así quedar atrapados en su cuerpo y caer en la negatividad. Esto es sabiduría natural y es fácil para ellos porque no tienen una mente que mantenga vivo el pasado innecesariamente y que construya una identidad en torno a él.

    ¿No podría una emoción negativa contener también un mensaje importante? Por ejemplo, si a menudo me siento deprimido, puede ser una señal de que algo anda mal en mi vida y puede forzarme a mirar mi situación vital y hacer algunos cambios. Así que necesito escuchar lo que la emoción me está diciendo y no rechazarla simplemente como negativa.

    Sí, las emociones negativas recurrentes a menudo contienen un mensaje, lo mismo que las enfermedades. Pero cualquier cambio que usted haga, sea que tenga que ver con su trabajo, con sus relaciones o con lo que lo rodea, es en últimas sólo cosmético a menos que surja de un cambio en su nivel de conciencia. Y en cuanto a esto, sólo puede significar una cosa: volverse más presente. Cuando usted ha alcanzado cierto nivel de presencia, no necesita la negatividad para decirle lo que es necesario en su situación vital. Pero mientras la negatividad esté ahí, úsela. Úsela como una especie de señal que le recuerde estar más presente.

    ¿Cómo evitamos que surja la negatividad y cómo nos libramos de ella cuando aparece?
    Como dije, evite que surja estando completamente presente. Pero no se desanime. Hay aún pocas personas en el planeta que pueden mantener un estado de presencia continua, aunque algunos están cerca de ello. Pronto, creo, habrá muchos más. Siempre que se dé cuenta de que ha surgido alguna forma de negatividad en usted, mírela no como un fracaso sino como una señal útil que le dice: "Despierta. Sal de la mente. Vive el presente".

    Hay una novela de Aldous Huxley titulada La Isla, escrita en sus últimos años, cuando se interesó mucho en las enseñanzas espirituales. Cuenta la historia de un náufrago en una isla remota separada del resto del mundo. Esta isla contiene una civilización única. Lo inusual de ella es que sus habitantes, al contrario de los del resto del mundo, son realmente cuerdos. La primera cosa que el hombre nota son unos papagayos coloridos encaramados en los árboles, que continuamente cotorrean las palabras "Atención. Aquí y Ahora. Atención.

    Aquí y Ahora". Luego nos enteramos de que los isleños les han enseñado estas palabras para que les recuerden constantemente mantenerse presentes. Así que siempre que sienta la negatividad surgiendo en usted, causada por un factor externo, por un pensamiento o por nada en particular de lo que sea consciente, véala como una voz que le dice "Atención. Aquí y Ahora. Despierta". Incluso la más leve irritación es significativa y debe ser reconocida y observada; en caso contrario, habrá una acumulación de reacciones no observadas. Como dije antes, usted puede ser capaz de soltarla una vez se dé cuenta de que no quiere tener este campo de energía dentro de usted y de que no sirve para nada. Pero entonces asegúrese de que la suelta completamente. Si no puede hacerlo, acepte que está ahí y ponga su atención en ese sentimiento, como señalé anteriormente.

    Como alternativa a abandonar una reacción negativa, puede hacerla desaparecer imaginando que usted se hace transparente a la causa externa de la reacción. Le recomiendo que practique esto al principio con cosas pequeñas, incluso triviales. Digamos que está sentado tranquilamente en casa. De repente se oye el sonido penetrante de la alarma de un auto al otro lado de la calle. Surge la irritación. ¿Qué sentido tiene la irritación? Ninguno en absoluto. ¿Por qué la creó usted? No lo hizo, fue la mente. Fue totalmente automático, totalmente inconsciente. ¿Por qué la creó la mente? Porque tiene la creencia inconsciente de que su resistencia, que usted experimenta como negatividad o infelicidad de alguna forma, disolverá en alguna medida la condición indeseable.

    Esto, por supuesto, es un engaño. La resistencia que crea, la irritación o ira en este caso, es mucho más perturbadora que la causa original que está tratando de disolver.

    Todo esto puede transformarse en práctica espiritual. Siéntase a sí mismo volviéndose transparente, como quien dice, sin la solidez de un cuerpo material. Ahora permita que el sonido, o lo que sea que cause la reacción negativa, pase a través de usted. Ya no golpeará una "pared" sólida dentro de usted. Como dije, practique con cosas pequeñas primero. La alarma del auto, el perro que ladra, los niños que gritan, la congestión de tráfico. En lugar de tener un muro de resistencia dentro de usted que es golpeado constante y dolorosamente por las cosas que "no deberían estar sucediendo", deje que todo pase a través de usted.

    Alguien le dice algo indelicado o con la intención de molestarlo. En lugar de tener una reacción negativa inconsciente, como ataque, defensa o repliegue, permita que pase a través de usted. No ofrezca resistencia. Es como si ya no hubiera nadie ahí que pudiera ser herido. Eso es el perdón. En esa forma, usted se vuelve invulnerable. Usted puede decirle a esa persona de todos modos que su conducta es inaceptable, si eso es lo que escoge hacer. Pero esa persona ya no tiene el poder de controlar su estado interior. Usted está entonces en su propio poder, no en el de la otra persona, y tampoco está gobernado por su mente. Se trate de una alarma de auto, una persona descortés, una inundación, un terremoto o la pérdida de todas sus posesiones, el mecanismo de resistencia es el mismo.

    He practicado la meditación, he ido a talleres, he leído muchos libros sobre espiritualidad, intento estar en un estado de no resistencia, pero si usted me pregunta si he encontrado paz interior verdadera y duradera, honestamente debo contestar que no. ¿Por qué no la he encontrado? ¿Qué más puedo hacer?

    Todavía está buscando afuera, y no puede salir del estado de búsqueda. Quizá el próximo taller tendrá la respuesta, quizá esa nueva técnica. Yo le diría: no busque paz. No busque ningún otro estado que ese en el que se encuentra ahora; de lo contrario, establecerá un conflicto interior y una resistencia inconsciente.

    Perdónese a sí mismo por no estar en paz. En el momento en que usted acepte completamente su falta de paz, se transmutará en paz. Ese es el milagro de la entrega.

    Usted puede haber oído la frase "ponga la otra mejilla", que un gran maestro de la iluminación usó hace dos mil años. Estaba tratando de comunicar simbólicamente el secreto de la no resistencia y la no reacción. En esa afirmación, como en todas las otras que hizo, se refería sólo a su realidad interior, no a la conducta externa de su vida.

    ¿Conoce la historia de Banzan? Antes de convertirse en un gran maestro Zen, pasó muchos
    años en la búsqueda de la iluminación, pero esta lo eludía. Entonces un día, cuando caminaba por el mercado, oyó una conversación entre un carnicero y su cliente. "Déme el mejor trozo de carne que tenga", decía el cliente. Y el carnicero replicó: "Todos los trozos de carne que tengo son el mejor. No hay un trozo de carne aquí que no sea el mejor". Al oír esto, Banzán se iluminó.

    Veo que espera una explicación. Cuando usted acepta lo que es, todo trozo de carne - todo momento - es el mejor. En eso consiste la iluminación.

    LA NATURALEZA DE LA COMPASIÓN

    Al ir más allá de los opuestos de la mente, usted se vuelve como un lago profundo. La situación externa de su vida y lo que pase en ella, es la superficie del lago. A veces calmada, a veces ventosa y tempestuosa, de acuerdo con los ciclos y las estaciones. En el fondo, sin embargo, el lago está siempre en calma. Usted es todo el lago, no sólo la superficie, y está en contacto con su propia profundidad, que permanece absolutamente calmada. Usted no se resiste al cambio aferrándose mentalmente a ninguna situación. Su paz interior no depende de ello. Usted habita en el Ser - inmutable, intemporal, inmortal - y ya no es dependiente para la realización o la felicidad de ese mundo exterior que se compone de formas constantemente fluctuantes.

    Usted puede gozar de ellas, jugar con ellas, crear nuevas formas, apreciar la belleza de todo ello. Pero no habrá necesidad de apegarse a ninguna. Cuando usted se desapega así, ¿no significa que también se aleja de los demás seres humanos? Al contrario. Mientras no es consciente del Ser, la realidad de los demás seres humanos lo eludirá, porque no se ha encontrado a sí mismo. A su mente le agradará o desagradará su forma, que no es solamente su cuerpo sino que incluye su mente también. La verdadera relación se vuelve posible sólo cuando hay una conciencia del Ser. Viniendo del Ser, usted percibirá el cuerpo y la mente de otra persona como una especie de pantalla detrás de la cual usted puede sentir la verdadera realidad del otro, como siente la suya propia.

    Así pues, cuando confronta el sufrimiento o la conducta inconsciente del otro, permanece presente y en contacto con el Ser y es capaz de mirar más allá de la forma y percibir el Ser radiante y puro de la otra persona a través del propio. En el nivel del Ser, todo sufrimiento es reconocido como una ilusión. El sufrimiento se debe a la identificación con la forma. A veces ocurren milagros de sanación por medio de esta comprensión, al despertar en otros la conciencia de Ser, si están listos.

    ¿En eso consiste la compasión? Sí. La compasión es la conciencia de un vínculo profundo entre usted y todas las criaturas. Pero hay dos aspectos en la compasión, dos lados en ese vínculo. Por una parte, puesto que usted todavía está aquí como un cuerpo físico, comparte la vulnerabilidad y mortalidad de su forma física con todos los demás hombres y con todo ser viviente. La próxima vez que diga "No tengo nada en común con esta persona" recuerde que tiene mucho en común: dentro de unos años - dos o setenta, no hay mucha diferencia - ambos se habrán convertido en cadáveres que se pudren, luego en montones de polvo, luego en nada.

    Esta es una comprensión que lo ayuda a ser sobrio y humilde y deja poco campo al orgullo. ¿Es este un pensamiento negativo? No, es un hecho. ¿Por qué cerrar los ojos ante él? En ese sentido, hay total igualdad entre usted y todas las demás criaturas.

    Una de las prácticas espirituales más poderosas es meditar profundamente en la mortalidad de las formas físicas, incluida la propia. A esto se le llama morir antes de morir. Entre en ello profundamente. Su forma física se está disolviendo, no existe más. Después viene un momento en que todas las formas de la mente o pensamientos también mueren. Sin embargo usted está aún ahí, la presencia divina que es usted. Radiante, completamente despierta. Nada que fuera real murió nunca, sólo los nombres, las formas y las ilusiones.

    La comprensión de esta dimensión inmortal, su verdadera naturaleza, es el otro lado de la compasión. En un nivel de percepción profundo, usted reconoce ahora no sólo su propia inmortalidad sino a través de la suya la de todas las demás criaturas también. En el nivel de la forma, usted comparte la mortalidad y la precariedad de la existencia. En el nivel del Ser, usted comparte la vida radiante, eterna.

    Estos son los dos aspectos de la compasión. En la compasión, los sentimientos aparentemente opuestos de tristeza y alegría se mezclan en uno y se transmutan en una profunda paz interior. Esa es la paz de Dios. Es uno de los sentimientos más nobles de los que el ser humano es capaz, y tiene un gran poder curativo y transformador. Pero la verdadera compasión, como la he descrito, todavía es escasa. Sentir profunda empatía con el sufrimiento de otro ser ciertamente requiere un alto grado de conciencia, pero representa sólo una cara de la compasión. No es completa. La verdadera compasión va más allá de la empatía o simpatía. No ocurre hasta que la tristeza se mezcla con la alegría, la alegría del Ser más allá de las formas, la alegría de la vida eterna.

    HACIA UN ORDEN DE REALIDAD DIFERENTE

    No estoy de acuerdo en que el cuerpo tiene que morir. Estoy convencido de que podemos lograr la inmortalidad física. Creemos en la muerte y por eso el cuerpo muere.
    El cuerpo no muere porque usted cree en la muerte. El cuerpo existe, o parece existir, porque usted cree en la muerte. El cuerpo y la muerte son parte de la misma ilusión, creada por el modo de conciencia egotista, que no tiene conciencia de la Fuente de la vida y se ve a sí mismo como separado y bajo una constante amenaza.

    Así pues, crea la ilusión de que usted es un cuerpo, un denso vehículo físico que está constantemente bajo amenaza. Percibirse a sí mismo como un cuerpo vulnerable que nació y un poco más tarde muere, es una ilusión. Cuerpo y muerte: una ilusión. Usted no puede tener uno sin la otra. Usted quiere conservar una cara de la ilusión y librarse de la otra, pero eso es imposible. O lo conserva todo o renuncia a todo.

    Sin embargo, no puede escapar del cuerpo, ni tiene que hacerlo. El cuerpo es una increíble percepción falsa de su verdadera naturaleza. Pero su verdadera naturaleza está escondida en alguna parte dentro de esa ilusión, no fuera de ella, así que el cuerpo es todavía el único punto de acceso a ella. Si usted viera un ángel, pero lo confundiera con una estatua de piedra, todo lo que tendría que hacer sería ajustar su visión y mirar más de cerca la "estatua de piedra", no empezar a mirar a otra parte. Entonces descubriría que nunca hubo una estatua de piedra.

    Si la creencia en la muerte crea el cuerpo ¿por qué un animal tiene cuerpo? Un animal no tiene un ego y no cree en la muerte...
    Pero a pesar de ello, muere, o eso parece.

    Recuerde que su percepción del mundo es un reflejo de su estado de conciencia. Usted no está separado de él y no hay mundo objetivo allá afuera. En cada momento, su conciencia crea el mundo que usted habita. Una de las grandes comprensiones que ha surgido de la física moderna es la de la unidad entre el observador y lo observado: la persona que dirige el experimento - la conciencia observadora - no puede separarse de los fenómenos observados, y una forma diferente de mirar hace que los fenómenos observados se comporten de modo diferente.

    Si usted cree, en un nivel profundo, en la separación y la lucha por la supervivencia, entonces ve esta creencia reflejada alrededor de usted y sus percepciones son gobernadas por el miedo. Usted habita un mundo de muerte y de cuerpos que luchan, matan, y se devoran unos a otros.

    Nada es lo que parece ser. El mundo que usted crea y ve a través de la mente egotista puede parecer un lugar muy imperfecto, incluso un valle de lágrimas. Pero cualquier cosa que usted perciba es solamente una especie de símbolo, como una imagen en un sueño. Es la forma en que su conciencia interpreta e interactúa con la danza de energía molecular del universo. Esta energía es la materia prima de la "llamada" realidad física. Usted la ve como cuerpos y nacimiento y muerte, o como lucha por la supervivencia. Es posible y de hecho existe, un número infinito de interpretaciones completamente diferentes, de mundos completamente diferentes, según la conciencia que los percibe.

    Cada ser es un punto focal de conciencia y cada punto focal crea su propio mundo, aunque todos los mundos están interconectados. Hay un mundo humano, un mundo de las hormigas, un mundo de los delfines, etcétera. Hay innumerables seres cuya frecuencia de conciencia es tan diferente de la suya, que probablemente usted es inconsciente de su existencia, como ellos lo son de la suya.

    Los seres altamente conscientes, que se dan cuenta de su conexión con la Fuente y con los demás, habitarían un mundo que parecería un reino celestial; y sin embargo todos los mundos son finalmente uno. Nuestro mundo humano colectivo se crea en gran medida por medio del nivel de conciencia que llamamos mente. Incluso dentro del mundo colectivo humano hay grandes diferencias, muchos "submundos" diferentes, dependiendo de los que perciben o crean sus mundos respectivos. Puesto que todos los mundos están interconectados, cuando la conciencia colectiva humana se transforme, la naturaleza y el reino animal reflejarán esa transformación. De ahí la frase de la Biblia que dice que en los tiempos venideros "El león descansará con el cordero". Esto señala la posibilidad de un orden de realidad completamente diferente.

    El mundo como se nos aparece ahora es en gran medida, como dije, un reflejo de la mente egotista. Puesto que el miedo es una consecuencia inevitable del error egotista, es un mundo dominado por el miedo. De la misma forma en que las imágenes de un sueño son símbolos de estados y sentimientos interiores, nuestra realidad colectiva es en gran medida una expresión simbólica de miedo y de las pesadas capas de negatividad que se han acumulado en la psique humana colectiva. No estamos separados de nuestro mundo, así que cuando la mayoría de los seres humanos se libere del engaño egotista, este cambio interior afectará a toda la creación.

    Usted habitará literalmente en un mundo nuevo. Es un cambio en la conciencia planetaria. El extraño dicho budista de que cada árbol y cada hoja de hierba eventualmente se volverán iluminados, apunta a la misma verdad. De acuerdo con San Pablo, toda la creación está esperando a que los seres humanos se vuelvan iluminados. Así interpreto yo su dicho de que "El universo creado está esperando con ansiedad a que el hijo de Dios sea revelado". San Pablo continúa diciendo que toda la creación será redimida por medio de esto: "Hasta el presente... todo el universo creado en todas sus partes gime con dolores de parto".

    Lo que está naciendo es una nueva conciencia y, como su reflejo inevitable, un nuevo mundo. Esto también se predice en el Libro de la Revelación del Nuevo Testamento: "Entonces vi un nuevo cielo y una nueva tierra, porque el primer cielo y la primera tierra habían desaparecido".

    Pero no confunda causa y efecto. Su tarea primordial no es buscar la salvación por medio de la creación de un mundo mejor, sino despertar de la identificación con la forma. Entonces usted no está atado a este mundo, a este nivel de realidad. Usted puede sentir sus raíces en lo No Manifestado y así está libre del apego al mundo manifestado.

    Usted puede disfrutar aún de los placeres pasajeros de este mundo, pero ya no hay miedo de la pérdida, así que no necesita aferrarse a ellos. Aunque usted puede gozar los placeres sensoriales, el anhelo de experiencia sensorial se ha ido, así como la búsqueda constante de realización a través de la gratificación psicológica, a través de la alimentación del ego. Usted está en contacto con algo infinitamente más grande que cualquier placer, más grande que cualquier cosa manifestada.

    En un sentido, usted no necesita entonces ya del mundo. No necesita siquiera que sea diferente de como es. Sólo en este punto usted comienza a hacer una contribución real a la venida de un mundo mejor, a crear un orden diferente de realidad. Sólo en este punto usted es capaz de sentir verdadera compasión y de ayudar a los demás en el nivel de las causas. Sólo los que han trascendido el mundo pueden hacer surgir un mundo mejor.

    Puede que recuerde que hemos hablado de la naturaleza dual de la compasión verdadera, que es conciencia de un lazo común de mortalidad e inmortalidad compartidas. En este nivel profundo, la compasión se vuelve sanadora en su sentido más amplio. En ese estado, su influencia de sanación está basada primariamente no en el hacer sino en el ser.

    Toda persona con la que usted entre en contacto será tocada por su presencia y afectada por la paz que usted emane, sean conscientes de ello o no. Cuando usted está completamente presente y las personas que lo rodean manifiestan conducta inconsciente, usted no sentirá necesidad de reaccionar a ella, así que no le da realidad. Su paz es tan vasta y profunda que todo lo que no es paz desaparece en ella como si nunca hubiera existido. Esto rompe el ciclo kármico de la acción y la reacción.

    Los animales, los árboles, las flores, sentirán su paz y responderán a ella. Usted enseña por medio del ser, demostrando la paz de Dios. Usted se vuelve la "luz del mundo", una emanación de pura conciencia y así elimina el sufrimiento desde su causa. Usted elimina la inconsciencia del mundo.

    Esto no significa que usted no pueda enseñar también a través del hacer, por ejemplo señalando cómo dejar la identificación con la mente, cómo reconocer patrones inconscientes en uno mismo, etcétera. Pero quien es usted es siempre una enseñanza más vital y un elemento de transformación del mundo más poderoso que lo que usted dice, y más esencial incluso que lo que usted hace. Más aún, reconocer la primacía del Ser y trabajar así desde la causa no excluye la posibilidad de que su compasión se manifieste simultáneamente en el nivel del hacer y de los efectos, al aliviar el sufrimiento siempre que se tropiece con él.

    Cuando una persona hambrienta le pida pan y usted tenga, se lo dará. Pero mientras da el pan, aunque su interacción pueda ser sólo muy breve, lo que realmente importa es ese momento de Ser compartido, del cual el pan es sólo un símbolo. En él tiene lugar una profunda curación. En ese momento no hay dador ni quien recibe.
    Pero en primer lugar no debería haber hambre ni miseria. ¿Cómo podemos crear un mundo mejor sin luchar primero contra males como el hambre y la violencia?
    Todos los males son el efecto de la inconsciencia. Usted puede aliviar los efectos de la inconsciencia, pero no puede eliminarlos a menos que elimine su causa. El cambio verdadero ocurre dentro, no en el exterior. Si usted se siente llamado a aliviar el sufrimiento del mundo, es una tarea muy noble, pero recuerde no concentrarse exclusivamente en lo exterior; de otro modo, encontrará frustración y desesperación. Sin un cambio profundo en la conciencia humana, el sufrimiento del mundo es un pozo sin fondo.

    Así que no deje que su compasión se vuelva de una sola cara. La empatía con el dolor o las carencias de los demás y el deseo de ayudar deben ser equilibrados con una comprensión más profunda de la naturaleza eterna de toda vida y de la ilusión última que hay detrás de todo dolor. Entonces deje que su paz fluya en todo lo que hace y estará trabajando en los niveles de la causa y el efecto simultáneamente.


    Esto también se aplica si usted está apoyando un movimiento destinado a evitar que los hombres profundamente inconscientes se destruyan a sí mismos, unos a otros y al planeta, o que continúen infligiendo horribles sufrimientos a otros seres sensibles. Recuerde: lo mismo que usted no puede combatir la oscuridad, no puede combatir la inconsciencia. Si intenta hacerlo, los polos opuestos se fortalecerán y se atrincherarán más profundamente.

    Usted se identificará con una de las polaridades, creará un "enemigo" y será así arrastrado a la inconsciencia. Aumente la conciencia divulgando información o a lo sumo practique la resistencia pasiva. Pero asegúrese de que no lleva resistencia en su interior, ni odio, ni negatividad. "Ama a tus enemigos", dijo Jesús, lo que por supuesto significa "no tengas enemigos".

    Una vez se involucre en trabajar en el nivel de los efectos, es muy fácil perderse en él. Manténgase alerta y muy, muy presente. El nivel causal debe seguir siendo su foco primario, la enseñanza de la iluminación su propósito principal y la paz su más precioso don para el mundo.




    Ver capítulos anteriores del Taller de Autoestima
    Del Taller de Autoestima de Juan Carlos Fernández. Capítulo 316 Volumén 7: El bien superior más allá del bien y del mal


  • La hora de nacimiento define nuestro cuerpo
    La hora de nacimiento define nuestro Ascendente, la forma en que nos comportamos, nuestro aspecto corporal, el color de la piel, las formas del rostro, las actitudes gestuales o el tipo de cabello.

    Si no sabes cuál es tu ascendente, al final de la nota te explicaremos cómo calcularlo.

    Si su ascendente es ARIES…

    Buenos músculos y resistencia física. Además, es ágil, de aspecto atlético y rápido. No suele ser muy alto, aunque hay excepciones. Su rostro es más bien anguloso y huesudo. En él, resaltan una frente amplia y unos cabellos con fuerte brillo. La boca suele ser más bien pequeña, así como los labios.

    Si su ascendente es Tauro…

    De mediana estatura, cuerpo robusto, suele tener el cuello corto, manos potentes y huesos fuertes. Su rostro suele ser armónico y sus ojos, muy bellos. Es estéticamente agradable. Su paso es firme y armónico. Destaca por su fuerte mandíbula, la boca y los labios, así como por el magnetismo de su mirada.

    Si su ascendente es Géminis …

    Suelen ser personas más bien delgadas, con un aspecto juvenil a pesar de los años. Ágiles, por lo común son personas inquietas, que hacen varias cosas a la vez. De rostro más bien pequeño y armónico, tiene cejas finas. Destacan por su agilidad mental y por su gran habilidad para hablar y escribir.

    Si su ascendente es Cáncer…

    Las formas redondeadas dominan su cuerpo, que suele ser de color más bien blanco. En general, son más bien lentos y no les gusta moverse mucho, aunque todo depende de la persona. Su actitud gestual demuestra su tendencia a la introversión, pero son simpáticos y muy afectivos.

    Si su ascendente es Leo…

    Más bien alto y delgado, aunque esto depende de los hábitos de la persona, tiene una voz llamativa, aspecto cálido y generoso. Hay que prestar atención a su rostro, más bien anguloso que hace recordar al felino que da nombre al signo. Así es él, magnánimo y luminoso. Destaca por su brillo personal.

    Si su ascendente es Virgo…

    De estatura baja, cuerpo pequeño y proporcionado, es una persona de aspecto delicado, muy armónico, de rasgos bellos pero no llamativos. A pesar de tener un físico menudo, llama la atención por su fuerza interna, el magnetismo que posee a pesar de no llamar nunca la atención, y por su andar rápido y ágil.

    Si su ascendente es Libra…

    Es quizá, el signo más bello y proporcionado del Zodíaco, así como el más encantador. De rostro ovalado y pestañas largas, su mirada dulce y expresiva te cautivará de inmediato. Su nariz es bella y todo su cuerpo tiene un carácter venusino, redondeado, armónico y agradable, al igual que su personalidad.

    Si su ascendente es Escorpio…

    De estatura media, su rostro suele ser bello y llama la atención por la profundidad y expresividad de su mirada. Las cejas suelen ser tupidas y bien marcadas, mientras que la boca llama la atención por ser carnosa y llamativa. Es una persona atractiva, de mirada profunda y aspecto sensual.

    Si su ascendente es Sagitario…

    Es de estatura variable, con diferencia entre hombres y mujeres, y su aspecto es delgado y atlético. De manos y pies grandes, su mentón es alargado y, en su rostro, destacan hermosos ojos y tupidas cejas. Su carácter alegre hace que se mueva muchas veces de un modo llamativo y gracioso.

    Si su ascendente es Capricornio…

    Suele tener poco pelo, frente amplia, ojos llamativos y despiertos, que avisan de un gran carisma y fuerza interna. Sobresale por una actitud pensativa y silenciosa. Por lo general, es alto y su andar es más bien lento y seguro. Es una persona más bien seria que no habla mucho, excepto que esté en confianza.

    Si su ascendente es Acuario…

    Llama la atención por su elegancia y belleza, sobre todo, la de su rostro, ojos y mirada. De cuerpo proporcionado, no suele ser alto, pero sí llama la atención. Tiene una frente amplia, largos cabellos, hermosa mirada, gran inteligencia y simpatía. Su piel es suave y muy delicada.

    Si su ascendente es Piscis…


    De estatura media a alta, su cuerpo suele ser de aspecto redondeado y su andar, más bien cansino. Particularmente, atrae la belleza de sus ojos y ese aire soñador que lo envuelve. Suele ser muy empático con las personas que lo rodean. Es una persona atractiva y de gran encanto personal.

    Fuente: Revista Predicciones

    Calcular el Ascendente:
    1.- Ingresa al siguiente link: Calcular tu carta natal
    2.- Coloca los datos que te solicita: hora exacta, lugar y fecha de nacimiento y presiona "Next"
    3.- Observa qué signo se encuentra donde apunta la flecha en las siglas AC. En el lado izquierda de la rueda astral.







  • El bien superior más allá del bien y del mal
    "Hay dos tipos de educación, la que te enseña a ganarte la vida y la que te enseña a vivir. "
    - Anthony de Mello


    MAS ALLÁ DE LA FELICIDAD Y LA INFELICIDAD HAY PAZ
    ¿Hay diferencia entre la felicidad y la paz interior?

    Sí. La felicidad depende de las condiciones que se perciben como positivas. La paz interior, no.

    ¿No es posible atraer sólo condiciones positivas a nuestra vida? Si nuestra actitud y nuestro pensamiento son sólo positivos, manifestaríamos sólo eventos y situaciones positivos ¿cierto?

    ¿Sabe usted verdaderamente lo que es positivo y negativo? ¿Tiene el cuadro general? Ha habido muchas personas para quienes la limitación, el fracaso, la pérdida, la enfermedad o el dolor en cualquier forma se convirtieron en sus mayores maestros. Aprendieron a abandonar las falsas imágenes de sí mismos y las metas y deseos superficiales dictados por el ego. Obtuvieron profundidad, humildad y compasión. Se hicieron más reales.

    Siempre que le ocurre algo negativo, hay una profunda lección escondida en ello, aunque usted no pueda verla en el momento. Incluso una enfermedad breve o un accidente puede mostrarle lo que es real e irreal en su vida, lo que en últimas importa y lo que no.

    Vistas desde una perspectiva más alta, las condiciones son siempre positivas. Para ser más preciso: no son ni positivas ni negativas. Son como son. Y cuando usted vive en una aceptación completa de lo que es - que es la única forma cuerda de vivir - no hay "bueno" ni "malo" en su vida. Sólo hay un bien superior, que incluye el "mal". Visto desde la perspectiva de la mente, sin embargo, hay bien y mal, gusto y disgusto, amor y odio. Por eso en el Libro del Génesis, se dice que Adán y Eva no pudieron seguir viviendo en el "paraíso" cuando "comieron del árbol del conocimiento del bien y del mal".

    Eso me suena a negación y autoengaño. Cuando algo terrible me ocurre a mío a alguien cercano a mí - accidente, enfermedad, dolor o alguna muerte - puedo aparentar que no es malo, pero el hecho demuestra que es malo, ¿así que por qué negarlo?

    Usted no está aparentando nada. Está permitiendo que sea como es, eso es todo. Ese "permitir ser" lo lleva más allá de la mente con sus patrones, de resistencia que crean las polaridades positiva y negativa. Es un aspecto esencial del perdón. El perdón del presente es incluso más importante que el perdón del pasado. Si usted perdona cada momento - le permite que sea como es - no habrá acumulación de resentimiento que necesita ser perdonado más adelante en algún momento.

    Recuerde que no estamos hablando de felicidad aquí. Por ejemplo, cuando acaba de morir un ser amado o cuando siente que su propia muerte se aproxima, usted no puede ser feliz. Es imposible. Pero puede estar en paz. Puede haber tristeza y lágrimas, pero en caso de que haya abandonado la resistencia, bajo la tristeza usted sentirá una profunda serenidad, una quietud, una presencia sagrada. Esa es la emanación del Ser, esa es la paz interior, el bien que no tiene contrario.

    ¿Y si es una situación en la que puedo hacer algo? ¿Cómo puedo permitirle ser y cambiarla al mismo tiempo? Haga lo que tiene que hacer. Mientras tanto acepte lo que es. Puesto que mente y resistencia son sinónimos, la aceptación lo libera inmediatamente del dominio de su mente y así lo vuelve a conectar con el Ser. Como resultado, las motivaciones habituales del ego para "actuar" - el miedo, la codicia, el control, la defensa o alimentación del falso sentido de sí mismo - dejarán de operar. Ahora está al mando una inteligencia mucho mayor que la mente, y por lo tanto fluirá en su actuación una calidad diferente de conciencia.

    "Acepta lo que venga tejido en el diseño de tu destino porque, ¿qué podría acomodarse más adecuadamente a tus necesidades?" Esto fue escrito hace dos mil años por Marco Aurelio, uno de esos seres humanos extraordinariamente escasos que tuvieron el poder mundano al mismo tiempo que la sabiduría. Parece que la mayoría de las personas necesita experimentar mucho sufrimiento antes de abandonar la resistencia y aceptar, antes de perdonar. En cuanto lo hacen, ocurre uno de los mayores milagros: el despertar de la conciencia del Ser a través de lo que parece ser el mal, la transmutación del sufrimiento en paz interior.

    El efecto final de todo el mal y el sufrimiento que hay en el mundo consistirá en que los seres humanos se darán cuenta de quiénes son más allá del nombre y la forma. Así, lo que percibimos como mal desde nuestra limitada perspectiva es en realidad parte del bien superior que no tiene contrario. Esto, sin embargo, no se hace verdad para usted sino por medio del perdón. Hasta que eso ocurra, el mal no habrá sido redimido y por lo tanto seguirá siendo mal.

    Por medio del perdón, que esencialmente consiste en reconocer la insustancialidad del pasado y permitir al momento presente ser como es, el milagro de la transformación ocurre no sólo interiormente sino exteriormente. Surge un espacio silencioso de intensa presencia en usted y a su alrededor. Cualquier persona o cosa que penetre en ese campo de conciencia será afectado por él, a veces visible e inmediatamente y otras veces en niveles más profundos con la aparición de cambios evidentes después. Usted disuelve la discordia, cura el dolor, disipa la inconsciencia - sin hacer nada -, simplemente siendo y manteniendo esa frecuencia de intensa presencia.

    EL FINAL DEL DRAMA DE SU VIDA

    En ese estado de aceptación y de paz interior, aunque no pueda llamarse "mal", ¿podría llegar algo a la vida de lo que se llama "mal" desde una perspectiva de conciencia ordinaria?

    La mayoría de las llamadas cosas malas que ocurren en la vida de las personas se deben a la inconsciencia. Son creadas por uno mismo, o más bien creadas por el ego. A veces me refiero a esas cosas como "drama". Cuando usted es plenamente consciente, el drama ya no viene a su vida. Déjeme recordarle brevemente cómo opera el ego y cómo crea el drama.

    El ego es la mente no observada que gobierna su vida cuando usted no está presente como la conciencia testigo, como el que observa. El ego se percibe a sí mismo como un fragmento separado en un universo hostil, sin conexión real interior con ningún otro ser, rodeado de otros egos que, o bien ve como una amenaza potencial o que intentará usar para sus propios fines.

    Los patrones básicos del ego están diseñados para combatir su propio miedo y su sensación de carencia, que están profundamente arraigados. Son la resistencia, el control, el poder, la codicia, la defensa, el ataque. Algunas de las estrategias del ego son extremadamente inteligentes, pero nunca resuelven verdaderamente ninguno de sus problemas, simplemente porque el ego mismo es el problema.

    Cuando los egos se juntan, sea en las relaciones personales o en las organizaciones o instituciones, ocurren cosas "malas" tarde o temprano: drama de un tipo u otro, en forma de conflicto, problemas, luchas de poder, violencia física o emocional, etcétera. Esto incluye males colectivos tales como la guerra, el genocidio y la explotación, todos debidos a la inconsciencia masificada. Más aún, muchos tipos de enfermedades son causados por la resistencia continua del ego, que produce restricciones y bloqueos en el flujo de energía que circula por el cuerpo. Cuando usted se vuelve a conectar con el ser y no está ya dominado por su mente, deja de crear esas cosas. Ya no crea o participa en el drama.

    Siempre que dos o más egos se juntan, sigue el drama de uno u otro tipo. Pero incluso si usted vive totalmente solo, puede crear su propio drama. Cuando usted siente pesar de usted mismo, hay drama. Cuando se siente culpable o ansioso, crea drama. Cuando permite que el pasado o el futuro oscurezcan el presente, usted está creando tiempo, tiempo psicológico, el material del que está hecho el drama. Siempre que usted no está honrando el momento presente permitiéndole ser, usted está creando drama.

    La mayoría de las personas están enamoradas del drama particular de su vida. Su historia es su identidad. El ego gobierna su vida. Tienen todo su sentido de ser invertido en él. Incluso su búsqueda - habitualmente sin éxito - de una respuesta, de una solución o de curación forma parte de él. Lo que más temen y se resisten a aceptar es el fin de su drama. Mientras sean su mente, lo que más temen y a lo que más se resisten es a su despertar.

    Cuando usted vive en una aceptación completa de lo que es, ese es el final de todo drama en su vida. Nadie puede tener siquiera una discusión con usted, no importa cuánto lo intente. Usted no puede discutir con una persona completamente consciente. Una discusión implica identificación con su mente y una posición mental, así como resistencia y reacción a la posición de la otra persona. El resultado es que los polos opuestos se energizan mutuamente. Esa es la mecánica de la inconsciencia. Usted puede todavía establecer su punto de vista clara y firmemente, pero no habrá fuerza reactiva tras ella, ni defensa o ataque. Por ello, no se convertirá en drama. Cuando usted es completamente consciente, deja de estar en conflicto.

    "Nadie que está en unión consigo mismo puede siquiera concebir el conflicto", afirma Un Curso sobre Milagros. Esto se refiere no sólo al conflicto con las demás personas sino más fundamentalmente al conflicto consigo mismo, que cesa cuando ya no hay ningún choque entre las demandas y expectativas de su mente y lo que es.

    LA IMPERMANENCIA Y LOS CICLOS DE LA VIDA

    Sin embargo, mientras usted esté en la dimensión física y ligado a la mente humana colectiva, el dolor físico - aunque raro - es aún posible. Esto no debe confundirse con el sufrimiento, con el dolor mental-emocional. Todo sufrimiento es creado por el ego y se debe a la resistencia. Además, mientras usted esté en esta dimensión, aún está sujeto a su naturaleza cíclica y a la ley de la impermanencia de todas las cosas, pero ya no percibe esto como "malo". Simplemente es.

    Al permitir el "ser" de todas las cosas, se le revela una dimensión más profunda bajo el juego de los contrarios como una presencia permanente, una profunda quietud que no cambia, una alegría sin causa que está más allá del bien y del mal. Esta es la alegría del Ser, la paz de Dios.

    En el nivel de la forma, hay nacimiento y muerte, creación y destrucción, crecimiento y disolución de las formas aparentemente separadas. Esto se refleja en todas partes: en el ciclo vital de una estrella o un planeta, en un cuerpo físico, un árbol, una flor, en el surgimiento y la caída de las naciones, los sistemas políticos, las civilizaciones; y en los inevitables ciclos de ganancia y pérdida de la vida de un individuo.

    Hay ciclos de éxito, cuando las cosas vienen a usted y prosperan, y ciclos de fracaso, cuando se retiran o se desintegran y usted tiene que dejarlas ir para dejar espacio a que surjan cosas nuevas, o para que ocurra la transformación. Si usted se aferra y se resiste en este punto, significa que está rehusando seguir el flujo de la vida, y sufrirá.

    No es cierto que el ciclo ascendente sea bueno y el descendente malo, excepto en el juicio de la mente. El crecimiento se considera positivo habitualmente, pero nada puede crecer por siempre. Si el crecimiento, de cualquier tipo, continuara por siempre, se volvería eventualmente monstruoso y destructivo. Se necesita la disolución para que pueda ocurrir nuevo crecimiento.

    Uno no puede existir sin la otra. El ciclo descendente es absolutamente esencial para la realización espiritual. Usted debe haber fracasado profundamente en algún nivel o experimentado una pérdida o un dolor profundos para ser llevado a la dimensión espiritual. O quizás el mismo éxito se volvió vacío y sin significado y así resultó un fracaso. El fracaso se esconde en cada éxito y el éxito en cada fracaso. En este mundo, que permanecerá en el nivel de la forma, las personas "fracasan" tarde o temprano, por supuesto, y cada logro eventualmente se convierte en nada. Todas las formas son impermanentes.

    Usted puede de todos modos ser activo y disfrutar el crear nuevas formas y circunstancias, pero no se identificará con ellas. No las necesita para obtener un sentido de sí mismo. No son su vida, sólo su situación vital. Su energía física también está sujeta a ciclos. No puede estar siempre en un tope. Habrá épocas de energía baja así como otras de energía alta. Habrá periodos en los que usted es muy activo y creativo, pero también puede haber otros en los que todo parece estar estancado, cuando parece que usted no llega a ninguna parte, no logra nada. Un ciclo puede durar desde unas horas hasta varios años. Hay grandes ciclos y ciclos cortos dentro de los largos.

    Muchas enfermedades se producen por luchar contra los ciclos de energía baja, que son vitales para la regeneración. La compulsión a actuar y la tendencia a derivar su sentido del propio valor y de la identidad de factores externos tales como el éxito, es una ilusión inevitable mientras usted esté identificado con la mente.

    Esto le hace difícil o imposible aceptar los ciclos bajos y permitirles ser. Así, la inteligencia del organismo puede tomar el control como una medida autoprotectora y producir una enfermedad para forzarlo a detenerse, de modo que pueda tener lugar la regeneración necesaria.

    La naturaleza cíclica del universo está estrechamente ligada con la impermanencia de todas las cosas y situaciones. El Buda hizo de esto una parte central de su enseñanza. Todas las condiciones son altamente inestables y están en flujo constante, o, como él lo expresó, la impermanencia es una característica de toda condición, de toda situación que usted pueda enfrentar en su vida. Estas cambiarán, desaparecerán o ya no le satisfarán. La impermanencia es también fundamental en el pensamiento de Jesús: "No guarden tesoros en la tierra, donde la polilla y la herrumbre los consumen y donde los ladrones entran y roban..."

    Mientras una condición se considere "buena" por la mente, sea una relación, una posesión, un papel social, un lugar o su cuerpo físico, la mente se apega a ella y se identifica con ella. Lo hace feliz, lo hace sentirse bien consigo mismo y puede formar parte de lo que usted es o de lo que cree que es. Pero nada dura en esta dimensión donde la polilla y la herrumbre consumen. O termina o cambia o sufre un cambio de polaridad: la misma condición que era buena ayer o el año pasado se ha vuelto mala de repente o gradualmente.

    La misma condición que lo hizo feliz, lo hace entonces infeliz. La prosperidad de hoy se vuelve el consumismo vacío de mañana. El matrimonio y la luna de miel felices se convi erten en el divorcio o la coexistencia desdichada. O la condición desaparece, así que su ausencia lo hace infeliz. Cuando una condición o situación a la que la mente se ha apegado y con la que se ha identificado cambia o desaparece, la mente no puede aceptarlo. Se aferrará a la condición que desaparece y se resistirá al cambio. Es casi como si le arrancaran un miembro del cuerpo.

    A veces oímos decir que personas que han perdido todo su dinero o cuya reputación se ha arruinado, se suicidan. Estos son los casos extremos. Otros, cuando tienen una gran pérdida de un tipo u otro, simplemente se vuelven profundamente infelices o se hacen daño a sí mismos. No pueden distinguir entre su vida y su situación vital. Hace poco leí sobre una actriz famosa que murió a los ochenta y tantos años.

    Cuando su belleza empezó a desvanecerse y a ser devastada por la vejez, ella se volvió desesperadamente infeliz y se recluyó. También ella se había identificado con una condición: su apariencia externa. Primero, la condición le dio un sentido feliz de sí misma, luego uno infeliz. Si hubiera sido capaz de conectarse con la vida sin forma y sin tiempo de su interioridad, podría haber observado y permitido el marchitamiento de su forma externa desde un lugar de serenidad y paz. Más aún, su forma externa se habría vuelto cada vez más transparente a la luz de su naturaleza verdadera y sin edad que brillaba a través de ella, así que su belleza no se habría marchitado sino simplemente se habría transformado en belleza espiritual. Sin embargo, nadie le dijo que esto era posible.

    El tipo de conocimiento más esencial no es todavía ampliamente accesible.
    El Buda enseñó que incluso la felicidad es dukkha, una palabra pali que significa "sufrimiento" o "insatisfacción". Es inseparable de su contrario. Esto significa que su felicidad e infelicidad son de hecho una sola cosa. Sólo la ilusión del tiempo las separa.

    Esto no es ser negativo. Es simplemente reconocer la naturaleza de las cosas, de modo que no persiga una ilusión por el resto de su vida. Tampoco es decir que no debería apreciar ya las cosas o condiciones placenteras o bellas. Pero buscar en ellas algo que no pueden dar - una identidad, un sentido de permanencia y de realización - es una receta para la frustración y el sufrimiento. Toda la industria de la publicidad y la sociedad de consumo se derrumbarían si la gente se iluminara y dejara de buscar su identidad a través de las cosas.


    Cuanto más busque la felicidad por este medio, más lo eludirá. Nada exterior lo satisfará excepto temporal y superficialmente, pero puede que necesite experimentar muchas desilusiones antes de darse cuenta de esta verdad. Las cosas y las condiciones externas pueden darle placer, pero no pueden darle alegría. Nada puede darle alegría. La alegría no tiene causa y surge de adentro como alegría de Ser. Es parte esencial del estado interior de paz, el estado que ha sido llamado la paz de Dios. Es su estado natural, no algo para lo que usted tiene que trabajar duro o que tiene que esforzarse por alcanzar.

    Muchas personas nunca se dan cuenta de que no puede haber "salvación" en nada que hagan, posean o alcancen. Los que se dan cuenta de ello a menudo se cansan del mundo y se deprimen: si nada puede darle verdadera realización, ¿qué queda para luchar por ello? ¿Qué sentido tiene todo? El profeta del Antiguo Testamento debió llegar a tal comprensión cuando escribió: "He visto todo lo que se ha hecho bajo el sol y todo es vanidad y esforzarse contra el viento". Cuando usted llega a este punto, está a un paso de la desesperación y a un paso de la iluminación.

    Un monje budista me dijo una vez: "Todo lo que he aprendido en los veinte años que llevo de monje puedo resumirlo en una frase: todo lo que surge se desvanece. Eso es lo que sé". Lo que quería decir, por supuesto, era esto: he aprendido a no ofrecer resistencia a lo que es; he aprendido a dejar ser al momento presente y a aceptar la naturaleza impermanente de todas las cosas y condiciones. Así he encontrado la paz.

    No ofrecer resistencia a la vida es estar en un estado de gracia, sosiego y levedad. Ese estado ya no depende de que las cosas sean de cierto modo, buenas o malas. Parece casi paradójico, sin embargo que cuando su dependencia interior de la formas ha desaparecido, las condiciones generales de su vida, las formas externas, tienden a mejorar en gran medida. Las cosas, las personas o las condiciones que usted pensaba que necesitaba para su felicidad llegan ahora a usted sin esfuerzo de su parte y usted está libre para gozarlas y apreciarlas, mientras duren. Todas esas cosas, por supuesto, se irán, los ciclos irán y vendrán, pero una vez desaparecida la dependencia ya no hay temor a la pérdida. La vida fluye con facilidad.

    La felicidad que se deriva de una fuente secundaria nunca es muy profunda. Es sólo un pálido reflejo de la felicidad de Ser, la paz vibrante que usted encuentra en su interior cuando entra en el estado de no resistencia. El Ser lo lleva más allá de los polos opuestos de la mente y lo libera de la dependencia de la forma. Incluso si todo se derrumbara a su alrededor, aún sentiría un profundo núcleo interior de paz. Puede que no sea feliz, pero estará en paz.

    Continuará...




    Ver capítulos anteriores del Taller de Autoestima
    Del Taller de Autoestima de Juan Carlos Fernández. Capítulo 316 Volumén 7: El bien superior más allá del bien y del mal


  • ¿Dime cómo duermes y te diremos quien eres?

    Todo el mundo tiene una postura concreta a la hora de dormir. ¿Sabías que esto dice mucho sobre tu personalidad? ¡Elige tu postura a la hora de dormir y te diremos quién eres realmente!

    1.- ¿Duermes boca arriba?

    Quieres ser tratado/a como un/a príncipe/princesa. Eres amable y modesto, pero en el fondo quieres que las cosas vayan exactamente igual a como tú te las imaginas. Si duermes como una estrella de mar, eres abierto/a, seguro/a de ti mismo, y algo agresivo y pasional en el amor.

    2.- ¿Duermes sobre tu estómago?

    ayudas a los demás y estás siempre ahí para ellos. Eres serio y sensato al 100 por cien. Respecto al amor tienes altas expectativas, lo que hace difícil que encuentres pareja. Serás muy estricto con tu pareja; necesitando que comparta tu misma escala de valores, etc...

    3.- ¿Duermes de lado?

    No te gustan los amores tormentosos. Si tus rodillas están ligeramente arqueadas significa que tienes equilibrio en tu vida. Eres una persona racional y puedes superar cualquier crisis. Si encuentras a tu amor verdadero tendrás una vida repleta de amor.


    4.- ¿Duermes en posición fetal?

    Eres muy emocional. La gente que duerme como tú está muy a la defensiva y, si eres de los/las que abrazan la almohada, significa que buscas sentirte protegido. Sobre el amor, tienes miedo a que te hagan daño, así que te confundes con facilidad. Si tu pareja no te responde enseguida a un mensaje de texto te preocupas rápidamente y empiezas a pensar que él o ella ya no te quiere. Esperas que tu pareja te acepte tal como eres.

    Te invitamos a seguirnos en Facebook



    Fuente: What Character are you.com



  • La leyenda del Atrapasueños
    Cuentan que hace mucho tiempo atrás cuando el mundo era joven... 

    Lakota, que era un viejo líder espiritual, encontrándose en una de las montañas más altas, tuvo una visión en la que se le presentó Iktomi (el gran maestro bromista de la sabiduría) aparecido en forma de araña. Iktomi se manifestaba por medio de un lenguaje secreto, que sólo podían comprender los más avanzados líderes espirituales de la tribu.

    Ese día y por alguna cuestión especial, mientras ellos intercambiaban en diálogo, Iktomi (la araña), cogió un trozo del sauce más viejo, le dió forma redonda y con algunas plumas, pelos de caballo y adornos de cuentas, comenzó a tejer una telaraña. 

    Y mientras lo hacia, hablaban de los círculos de la vida, del principio, de la existencia como bebés, del crecimiento a la niñez, del pasaje de la juventud a la edad adulta y de la llegada finalmente a la ancianidad, cuando necesitamos nuevamente la atención y los cuidados de cuando fuimos bebés, completando así el circulo que iniciamos con el nacimiento. 

    Iktomi decía mientras seguía avanzando en el tejido de su red: "En cada tiempo de la vida hay muchas fuerzas, algunas buenas y otras malas. Si te encuentras en las buenas, ellas te guiarán en la dirección correcta. Pero si escuchas a las fuerzas malas, ellas te lastimarán y te guiarán en la dirección equivocada". 

    Y continuaba expresando: "Hay muchas fuerzas y diferentes direcciones, que pueden ayudar a interferir con la armonía de la naturaleza. También con el gran espíritu y sus maravillosas enseñanzas". 

    Iktomi al mismo tiempo que hablaba, continuaba entretejiendo su telaraña desde afuera, hacia el centro; ni bien la halló terminada, le entregó a Lakota la red, diciéndole: "Mira la telaraña, es un circulo perfecto, pero en el centro hay un agujero; úsala para ayudarte a ti mismo y a tu gente; para alcanzar tus metas y hacer buen uso de las ideas de la gente, sueños y visiones". 

    "Si tú crees en el Gran Espíritu, la telaraña atrapará tus buenas ideas y las malas se irán por el agujero". 

    El líder espiritual Lakota, le transmitió la visión a su gente y ahora los Indios Sioux usan el atrapasueños como la red de su vida. 


    La energía positiva y creativa vertida de los sueños queda atrapada en la telaraña de la vida; mientras que todo lo malo, negativo y atemorizante se escapa a través del agujero del centro, para no ser más nunca parte de ellos. 

    Teniendo en cuenta la leyenda, y que el objetivo fundamental de esta pieza mágica es la transmutación de las energías negativas, es de suma importancia poder reconocer un verdadero atrapasueños; de cualquier otro objeto, que aún siendo una bonita artesanía, no cumpla con los requisitos básicos para los que ha sido creado.


    Desconozco el autor




  • Puertas de Entrada al Chi, energía o Prana
    "Si bien cada persona parece separada e independiente, todos estamos conectados con esquemas de inteligencia que gobiernan todo el cosmos. Nuestros cuerpos son parte de un cuerpo universal, nuestras mentes, un aspecto de una mente universal."James Redfield.



    ENTRAR PROFUNDAMENTE EN EL CUERPO

    Puedo sentir la energía dentro de mi cuerpo, especialmente en los brazos y las piernas, pero parece que no puedo ir más profundamente, como usted sugería antes.



    Hágalo en una meditación. No necesita durar mucho. De diez a quince minutos de tiempo de reloj serían suficientes. Asegúrese primero de que no hay distracciones externas tales como teléfonos o personas que puedan interrumpirlo. Siéntese en una silla, pero no se recueste. Mantenga la columna derecha. Hacer eso lo ayudará a permanecer alerta. Alternativamente, escoja su posición favorita para la meditación.

    Asegúrese de que el cuerpo está relajado. Cierre los ojos. Respire unas cuantas veces profundamente. Sienta que está respirando hasta la parte baja del abdomen. Observe cómo se expande y contrae ligeramente con cada inhalación y exhalación. Después hágase consciente de todo el campo de energía interior del cuerpo. No piense en ello, siéntalo. Al hacer esto, usted recupera conciencia sobre la mente. Si le sirve de ayuda, use la visualización de la "luz" que describí anteriormente.

    Cuando usted pueda sentir el cuerpo interior claramente como un campo único de energía, suelte cualquier imagen visual si es posible y concéntrese exclusivamente en la sensación. Si puede, abandone también cualquier imagen mental que pueda tener del cuerpo físico, Todo lo que queda entonces es un sentido de presencia o Ser que lo rodea todo, y el cuerpo interior se siente sin ningún límite. Entonces lleve su atención aún más profundamente a esa sensación.

    Hágase uno con ella. Mézclese con el campo de energía de modo que ya no se perciba una dualidad entre el observador y lo observado, entre usted y su cuerpo. La distinción entre lo interior y lo exterior también se disuelve, así que ya no hay cuerpo interior. Al entrar profundamente en el cuerpo usted ha trascendido el cuerpo.

    Permanezca en este reino de puro Ser por el tiempo que se sienta cómodo; entonces hágase consciente de nuevo del cuerpo físico, de su respiración y de sus sentidos físicos y abra los ojos. Mire a lo que lo rodea durante unos minutos meditativamente - es decir, sin poner etiquetas mentales - y continúe sintiendo el cuerpo interior mientras lo hace.

    Tener acceso a ese reino sin forma es verdaderamente liberador. Lo libera del vínculo y la identificación con la forma. Es vida en su estado indiferenciado, anterior a su fragmentación en la multiplicidad. Podemos llamarlo lo No Manifestado, la Fuente invisible de todas las cosas, el Ser que hay en todos los seres. Es un reino de profunda quietud y paz, pero también de alegría e intensa vividez. Siempre que usted está presente, se vuelve en alguna medida "transparente" a la luz, a la pura conciencia que emana de esta Fuente. Usted también se da cuenta de que la luz no está separada de lo que usted es sino que constituye su misma esencia.

    LA FUENTE DEL CHI
    ¿Lo No Manifestado es lo que en Oriente se llama chi, una especie de energía vital universal?
    No. Lo No Manifestado es la fuente del chi. El chi es el campo de energía interior de su cuerpo. Es el puente entre su yo exterior y la Fuente. Está a mitad de camino entre lo manifestado, el mundo de la forma y lo No Manifestado. El chi puede compararse a un río o a una corriente de energía. Si usted enfoca su conciencia profundamente en el cuerpo interior, usted está siguiendo el curso de este río hacia su Fuente.

    Chi es movimiento, lo No Manifestado es quietud. Cuando usted alcanza un punto de absoluta quietud, que sin embargo está vibrante de vida, usted ha ido más allá del cuerpo interior y más allá del chi hasta alcanzar la Fuente misma: lo No Manifestado. Chi es el vínculo entre lo No Manifestado y el universo físico.

    Así pues, si usted lleva su atención profundamente al cuerpo interior, puede alcanzar este punto, esta singularidad en la que el mundo se disuelve en lo No Manifestado y lo No Manifestado toma forma como la corriente de energía del chi, que entonces se convierte en el mundo. Este es el punto del nacimiento y la muerte. Cuando su conciencia está dirigida al exterior, surgen la mente y el mundo. Cuando está dirigida al interior, comprende o realiza su propia Fuente y retorna a casa, a lo No Manifestado.

    Entonces, cuando su conciencia vuelve al mundo manifestado, usted reasume la identidad de la forma que temporalmente abandonó. Usted tiene un nombre, un pasado, una situación vital, un futuro. Pero en un sentido esencial usted no es la misma persona que era antes: usted habrá visto una realidad dentro de sí mismo que no es "de este mundo", aunque no está separada de él, como no está separada de usted.

    Ahora deje que su práctica espiritual sea esta: cuando vaya por la vida, no le dé toda su atención al mundo externo y a su mente. Mantenga algo de ella en el interior. He hablado de esto ya. Sienta el cuerpo interior incluso cuando esté metido en las actividades diarias, especialmente cuando se trate de relaciones o esté en contacto con la naturaleza. Sienta la quietud que hay en lo profundo de él. Mantenga abierta la puerta de entrada. Es perfectamente posible ser consciente de lo No Manifestado a lo largo de su vida. Se siente como una sensación profunda de paz en el fondo, una quietud que nunca lo abandona, no importa lo que ocurra afuera.

    Usted se convierte en un puente entre lo No Manifestado y lo manifestado. Entre Dios y el mundo. Este es el estado de unión con la Fuente que llamamos iluminación.

    No tenga la impresión de que lo No Manifestado está separado de lo manifestado. ¿Cómo podría ser así? Es la vida que hay dentro de cada forma, la esencia interior de todo lo que existe. Empapa este mundo. Permítame explicarlo.

    EL DORMIR SIN SUEÑOS
    Usted hace un viaje a lo No Manifestado cada noche cuando entra en la fase de dormir profundo sin sueños. Usted se funde con la Fuente. Extrae de ella la energía vital que lo sostiene por un tiempo cuando regresa a lo manifestado, al mundo de las formas separadas. Esta energía es mucho más vital que la comida: "No sólo de pan vive el hombre". Pero en el dormir sin sueños, usted no entra en ella conscientemente. Aunque las funciones corporales están operando todavía "usted" ya no existe en ese estado. Puede imaginar cómo sería entrar en el dormir sin sueños con conciencia plena? Es imposible imaginarlo, porque ese estado no tiene contenido.

    Lo No Manifestado no lo libera hasta que entra en ello conscientemente. Por eso Jesús no dijo: la verdad los hará libres, sino más bien: "Ustedes conocerán la verdad y la verdad los hará libres". No es una verdad conceptual. Es la verdad de la vida eterna más allá de la forma, que se conoce directamente o no se conoce.

    Pero no intente permanecer consciente en el dormir sin sueños. Es muy poco probable que lo logre. Cuando mucho, puede que permanezca consciente durante la fase de los sueños, pero no más allá de eso. Esto se llama un soñar lúcido, que puede ser interesante y fascinante, pero no liberador.

    Así pues, use su cuerpo interior como un portal a través del cual usted entra en lo No Manifestado y mantenga ese portal abierto para mantenerse conectado con la Fuente en toda ocasión. No hay diferencia en cuanto al cuerpo interior, si el cuerpo físico es viejo o joven, frágil o fuerte. El cuerpo interior está fuera del tiempo. Si usted no puede todavía sentir el cuerpo interior, use otra puerta, aunque en últimas todas son una. De algunas ya he hablado extensamente. Pero las mencionaré de nuevo aquí brevemente.

    OTRAS PUERTAS
    El Ahora puede considerarse la puerta principal. Es un aspecto esencial de todas las otras, incluido el cuerpo interior. Usted no puede estar en su cuerpo sin estar intensamente presente en el Ahora. El tiempo y lo manifestado están ligados tan inextricablemente como lo están el Ahora sin tiempo y lo No Manifestado. Cuando usted disuelve el tiempo psicológico por medio de la conciencia intensa del momento presente, usted se vuelve consciente de lo No Manifestado tanto directa como indirectamente.

    Directamente, lo siente como la irradiación y el poder de su presencia consciente, sin contenido, sólo presencia. Indirectamente, usted es consciente de lo No Manifestado a través del reino sensorial. En otras palabras, usted siente la esencia de Dios en cada criatura, en cada flor, en cada piedra y usted comprende "Todo lo que es, es santo".

    Por eso Jesús, hablando completamente desde su esencia o identidad de Cristo, dice en el Evangelio apócrifo de Tomás: "Rompan un trozo de madera; yo estoy allá. Levanten una piedra y me encontrarán allá".

    Otra puerta a lo No Manifestado se produce dejando de pensar. Esto puede empezar con algo muy sencillo, como hacer una respiración consciente o mirar una flor en un estado de alerta intensa, de modo que no haya un comentario mental al mismo tiempo. Hay muchas formas de producir una brecha en la corriente incesante de pensamiento. De eso se trata fundamentalmente la meditación. El pensamiento es parte del reino de lo manifestado. La actividad mental continua lo mantiene aprisionado en el mundo de las formas y se convierte en una pantalla opaca que le impide hacerse consciente de lo No Manifestado, de la esencia sin forma y sin tiempo de Dios que hay en usted y en todas las formas y las criaturas.

    Cuando usted está intensamente presente, no necesita preocuparse de la detención del pensamiento, por supuesto, porque entonces la mente se detiene automáticamente. Por eso he dicho que el Ahora es un aspecto esencial de cualquier otra puerta. La entrega - el abandono de la resistencia mental-emocional a lo que es - también se convierte en una puerta hacia lo No Manifestado. La razón para ello es sencilla: la resistencia interior lo separa de las demás personas, de usted mismo, del mundo que lo rodea. Fortalece la sensación de separación de la que el ego depende para su supervivencia. Cuanto más fuerte es la sensación de separación, más atado está usted al mundo de lo manifestado, al mundo de las formas separadas. Cuanto más atado está al mundo de la forma, más dura e impenetrable se vuelve su identidad formal. La puerta está cerrada y usted está separado de la dimensión interior, de la dimensión de la profundidad. En el estado de entrega su identidad formal se suaviza y se vuelve en cierta forma "transparente", por decirlo así, de modo que lo No Manifestado puede brillar a través de usted.

    Depende de usted abrir una puerta en su vida que le dé acceso consciente a lo No Manifestado. Entre en contacto con el campo de energía del cuerpo interior, esté intensamente presente, deje de identificarse con la mente, entréguese a lo que es, esas son todas las puertas que puede usar, pero sólo necesita usar una.

    ¿Seguramente el amor debe ser una de esas puertas?
    No lo es. Tan pronto como una de esas puertas se abre, el amor está presente en usted como la percepciónrealización de la unidad. El amor no es una puerta; es lo que entra en este mundo a través de ella. Mientras esté completamente atrapado en su identidad formal, no puede haber amor. Su tarea no es buscar amor sino encontrar una puerta a través de la cual el amor pueda entrar.

    EL SILENCIO
    ¿Hay otras puertas además de las que acaba de mencionar?
    Sí. Lo No Manifestado no está separado de lo manifestado. Impregna este mundo, pero está tan bien disfrazado que casi todo el mundo se lo pierde por completo. Si usted sabe dónde buscar, lo encontrará en todas partes. Se abre una puerta a cada momento.

    ¿Oye aquel perro que ladra en la distancia? ¿O ese gato que pasa? Escuche cuidadosamente. ¿Puede sentir la presencia de lo No Manifestado en eso? ¿No puede? Búsquelo en el silencio del que surgen los sonidos y al que los sonidos retornan. Preste más atención al silencio que a los sonidos. Prestar atención al silencio exterior crea silencio interior: la mente se vuelve tranquila. Se está abriendo una puerta.

    Todo sonido nace del silencio, muere en el silencio y durante su tiempo de vida está rodeado de silencio. El silencio permite al sonido ser. Es una parte intrínseca, pero no manifestada de todo sonido, de toda nota musical, de toda canción, de toda palabra. Lo No Manifestado está presente en este mundo como silencio. Por eso se ha dicho que nada en este mundo se parece tanto a Dios como el silencio. Todo lo que usted tiene que hacer es prestarle atención. Incluso durante una conversación, hágase consciente de los espacios entre las palabras, los breves intervalos de silencio que hay entre las frases. Mientras hace eso, la dimensión de quietud crece dentro de usted. Usted no puede prestar atención al silencio sin volverse sereno interiormente a la vez.

    Usted ha entrado en lo No Manifestado.

    EL ESPACIO
    Lo mismo que el sonido no puede existir sin silencio, nada puede existir sin la nada, sin el espacio vacío que permite ser. Todo objeto físico o cuerpo ha surgido de la nada, está rodeado de nada y eventualmente retornará a la nada. No sólo eso, sino que incluso dentro de cada cuerpo físico hay más "nada" que "algo". Los físicos nos hablan de que la solidez de la materia es una ilusión. Incluso la materia aparentemente sólida, incluyendo su cuerpo físico, es casi un ciento por ciento espacio vacío, tan vastas son las distancias entre cada átomo, comparadas con su tamaño.

    Es más, incluso en el interior de cada átomo hay, sobre todo, espacio vacío. Lo que queda es más parecido a una frecuencia vibratoria que a partículas de materia sólida, más como una nota musical. Los budistas han sabido esto durante más de 2.500 años. "La forma es vacío, el vacío es forma", afirma el Sutra del Corazón, uno de los textos budistas antiguos mejor conocidos. La esencia de todas las cosas es el vacío.

    Lo No Manifestado no sólo está presente en este mundo como silencio; también impregna todo el universo físico como espacio, interior y exteriormente. Esto es tan fácil de pasar desapercibido como el silencio. Todo el mundo presta atención a las cosas que hay en el espacio, ¿pero quién presta atención al espacio en sí mismo?

    Usted parece querer decir que el "vacío" o la "nada" no es simplemente nada, que hay alguna cualidad misteriosa en ello. ¿Qué es esa nada?

    No se puede hacer una pregunta así. Su mente está tratando de convertir la nada en algo. En l momento en que usted la convierte en algo, pierde su significado. La nada - el espacio - es la apariencia de lo No Manifestado como un fenómeno externo en un mundo percibido por los sentidos. Eso es todo lo que uno puede decir sobre ella, e incluso así es una especie de paradoja. No puede convertirse en un objeto de conocimiento.

    No puede usted hacer un doctorado en "nada". Cuando los científicos estudian el espacio, generalmente lo convierten en algo y por lo tanto pierden completamente su esencia. No es sorprendente que la última teoría diga que el espacio no es en absoluto vacío, que está lleno de algún tipo de sustancia. En cuanto usted tiene una teoría, no es demasiado difícil sustentarla, al menos hasta que aparece otra teoría.

    La "nada" sólo puede convertirse en una puerta hacia lo No Manifestado si usted no intenta atraparla o comprenderla.

    ¿No es eso lo que estamos haciendo aquí?
    Absolutamente no. Le estoy dando indicadores para mostrarle cómo puede traer la dimensión de lo No Manifestado a su vida. No estamos tratando de comprenderlo. No hay nada que entender.
    El espacio no tiene "existencia". "Existir" literalmente significa "perdurar". Usted no puede comprender el espacio porque no perdura. Aunque en sí mismo no tiene existencia, permite que todo lo demás exista. El silencio tampoco tiene existencia, lo mismo que lo No Manifestado.

    Así pues ¿qué ocurre si usted retira su atención de los objetos del espacio y se hace consciente del espacio mismo? ¿Cuál es la esencia de este cuarto? Los muebles, los cuadros y lo demás están en el cuarto, pero no son el cuarto. El suelo, las paredes y el techo definen el límite del cuarto, pero no son el cuarto tampoco. Así pues ¿cuál es la esencia del cuarto? El espacio, por supuesto, el espacio vacío. No habría "cuarto" sin él.

    Puesto que el espacio es "nada", podemos decir que lo que no está es más importante que lo que está. Así pues, hágase consciente del espacio que lo rodea. No piense en él. Siéntalo. Preste atención a la "nada". Mientras hace eso, ocurre un cambio de conciencia dentro de usted. Esta es la razón: el equivalente interior de los objetos en el espacio, tales como los muebles y las paredes, son los objetos de su mente: los pensamientos, las emociones y los objetos de los sentidos. Y el equivalente interior del espacio es la conciencia que permite a los objetos de su mente ser, lo mismo que el espacio permite ser a todas las cosas.

    Así que si usted retira la atención de las cosas - objetos en el espacio - automáticamente retira la atención de los objetos de la mente. En otras palabras: no puede pensar y ser consciente del espacio o del silencio, por esta razón. Al hacerse consciente del espacio vacío que lo rodea, simultáneamente usted se hace consciente del espacio de la no-mente, de la conciencia pura: lo No Manifestado. Así es como la contemplación del espacio puede ser una puerta para usted.

    El espacio y el silencio son dos aspectos de la misma cosa, la misma nada. Son una exteriorización del espacio y el silencio interiores, que son quietud: la matriz infinitamente creativa de toda la existencia. La mayoría de los seres humanos son completamente inconscientes de esta dimensión. No hay espacio interior, ni quietud. Están desequilibrados. En otras palabras, conocen el mundo, o creen que lo conocen, pero no conocen a Dios. Se identifican exclusivamente con su propia forma física y psicológica, inconscientes de la esencia. Y puesto que toda forma es altamente inestable, viven en el temor. Este temor produce una percepción profundamente equivocada de sí mismos y de los demás seres humanos, una distorsión en su visión del mundo.

    Si una convulsión cósmica llevara al fin de nuestro mundo, lo No Manifestado permanecería totalmente intacto. Un Curso sobre Milagros expresa esta verdad muy agudamente: "Nada real puede ser amenazado. Nada irreal existe. En esto reside la paz de Dios".

    Si usted permanece en conexión consciente con lo No Manifestado, entonces usted valora, ama y respeta profundamente lo manifestado y toda forma de vida que hay en ello como expresión de la Vida Una que está más allá de la forma. Usted también sabe que toda forma está destinada a disolverse de nuevo y que en últimas, nada de lo que hay allí afuera importa tanto. Usted ha "superado el mundo" en palabras de Jesús o, como Buda dijo, usted ha "cruzado a la otra orilla".

    LA VERDADERA NATURALEZA DEL ESPACIO Y DEL TIEMPO
    Ahora considere esto: si no hubiera nada más que silencio, no existiría para usted; usted no sabría lo que es. Sólo cuando aparece el sonido el silencio empieza a ser. De la misma manera, si sólo hubiera espacio sin objetos en él, no existiría para usted, Imagínese a sí mismo como un punto de conciencia flotando en la vastedad del espacio, sin estrellas, sin galaxias, sólo vacío. Súbitamente el espacio ya no sería vasto: no sería en absoluto. No habría velocidad, ni movimiento de aquí hacia allá. Se necesitan al menos dos puntos de referencia para que la distancia y el espacio nazcan.

    El espacio empieza a ser en el momento en que el Uno se hace dos y al "dos" convertirse en "diez mil cosas", como Lao Tse llama al mundo manifestado, el espacio se vuelve más y más vasto. Así que el mundo y el espacio surgen simultáneamente. Nada podría ser sin espacio, sin embargo el espacio es nada. Antes de que el universo surgiera, antes del "big bang", si quiere expresarlo así, no había un vasto espacio vacío esperando ser llenado. No había espacio, puesto que no había ninguna cosa. Sólo había lo No Manifestado, el Uno. Cuando el Uno se convirtió en "las diez mil cosas", repentinamente el espacio parecía estar allí y permitió a la multiplicidad ser. ¿De dónde surgió?

    ¿Fue creado por Dios para acumular el universo? Por supuesto que no. El espacio es no-cosas, por lo tanto nunca fue creado. Salga a mirar el cielo en una noche clara. Las miles de estrellas que puede ver a simple vista no son más que una fracción infinitesimal de lo que hay allí. Se pueden detectar ya mil millones de galaxias con los telescopios más potentes, cada galaxia como un "universo aislado" que contiene miles de millones de estrellas. Sin embargo lo que sobrecoge más es la infinitud del espacio mismo, la profundidad y quietud que permite a toda esta magnificencia ser. Nada podría ser más sobrecogedor y majestuoso que la inconcebible vastedad y quietud del espacio y sin embargo, ¿qué es? Vacío, inmenso vacío.

    Lo que aparece ante nosotros como espacio en nuestro universo percibido por medio de la mente y los sentidos es lo No Manifestado mismo, exteriorizado. Es el "cuerpo" de Dios. Y el milagro más grande es este: esa quietud y vastedad que permite al universo ser no está sólo afuera, en el espacio, también está dentro de usted. Cuando está absoluta y totalmente presente usted lo encuentra como el tranquilo espacio interior de la no-mente. Su interior es vasto en profundidad, no en extensión. La extensión espacial es en últimas una percepción errónea de la infinita profundidad, un atributo de la única realidad trascendental.

    Según Einstein, el espacio y el tiempo no están separados. Realmente no lo entiendo, pero creo que lo que dice es que el tiempo es la cuarta dimensión del espacio. Lo llama el "continuo espaciotiempo".

    Sí. Lo que usted percibe externamente como espacio y tiempo son finalmente ilusorios, pero tienen un núcleo de verdad. Son los dos atributos esenciales de Dios, infinitud y eternidad, percibidos como si tuvieran una existencia fuera de usted. Dentro de usted, ambos tienen un equivalente interior que revela su verdadera naturaleza, así como la suya. Mientras que el espacio es el tranquilo e infinitamente profundo reino de la nomente, el equivalente interior del tiempo es la presencia, la conciencia del eterno Ahora. Recuerde que no hay distinción entre ellos. Cuando el espacio y el tiempo son comprendidos en el interior como lo No Manifestado - no-mente y presencia - el espacio interior y el tiempo continúan existiendo para usted, pero se vuelven mucho menos importantes.

    El mundo también continúa existiendo para usted, pero ya no lo atará.
    De ahí que el último propósito del mundo no esté dentro de él sino en la trascendencia del mundo. Lo mismo que usted no sería consciente del espacio si no hubiera objetos en él, el mundo se necesita para que lo No Manifestado sea realizado. Puede que usted haya oído el dicho budista: "si no hubiera ilusión no habría iluminación". En últimas lo No Manifestado se conoce a sí mismo a través de usted. Usted está aquí para permitir que el divino propósito del universo se despliegue. ¡Esa es su importancia!

    LA MUERTE CONSCIENTE
    Además del dormir sin sueños, que ya he mencionado, hay otra puerta involuntaria. Se abre brevemente en el momento de su muerte física. Incluso si usted ha desaprovechado todas las demás oportunidades de realización espiritual durante su vida, se le abrirá una última puerta inmediatamente después de la muerte del cuerpo.

    Hay innumerables relatos de personas que han tenido una impresión visual de esta puerta como una luz radiante y después regresaron de lo que se conoce comúnmente como una experiencia cercana a la muerte. Muchos hablan también de una sensación de dichosa serenidad y de profunda paz. En el Libro Tibetano de los Muertos, se describe como el "luminoso esplendor de la luz sin color del vacío", que dice que es "su propio verdadero ser". Esta puerta se abre sólo brevemente y a menos que usted haya encontrado ya la dimensión de lo No Manifestado durante su vida, probablemente se lo perderá.

    La mayoría de las personas cargan demasiada resistencia residual, demasiado miedo, demasiado apego a la experiencia sensorial, demasiada identificación con el mundo manifestado. Así que ven la puerta, dan la vuelta llenos de miedo y después pierden la conciencia. La mayor parte de lo que pasa después de esto es involuntario y automático. Eventualmente, habrá otra ronda de nacimiento y muerte. Su presencia no era lo suficientemente fuerte como para acceder a la inmortalidad consciente.


    ¿Así que cruzar esta puerta no significa la aniquilación?
    Como con todas las otras puertas, su verdadera naturaleza radiante permanece, pero no la personalidad. En cualquier caso, cualquier cosa que sea real o de verdadero valor en su personalidad es su verdadera naturaleza que brilla a través de ella. Eso nunca se pierde. Nada que sea de valor, nada que sea real se pierde nunca.

    Estar cerca y llegar a la misma muerte, la disolución de la forma física, es siempre una gran oportunidad para la realización espiritual. Esta oportunidad se desaprovecha trágicamente la mayoría de las veces, puesto que vivimos en una cultura que es casi totalmente ignorante de la muerte, así como es casi totalmente ignorante de cualquier cosa que importe verdaderamente.

    Toda puerta es una puerta hacia la muerte, la muerte del falso ser. Cuando la cruza, usted deja de derivar su identidad de su forma psicológica, hecha por la mente. Entonces usted comprende que la muerte es una ilusión, así como su identificación con la forma era una ilusión.

    El final de la ilusión, eso es todo lo que es la muerte. Es dolorosa sólo en la medida en que usted se aferre a la ilusión.


    Ver capítulos anteriores del Taller de Autoestima

    Del Taller de Autoestima de Juan Carlos Fernández. Capítulo 315 Volumén 7: Puertas de Entrada a lo No Manifestado


  • Cómo utilizar limón y piña para cambiar el pH de su cuerpo a su favor.
    ¿Sabías que hay una relación entre el pH del cuerpo y muchas enfermedades?

    Las personas conscientes de la salud a menudo tratan de mantener un alto nivel del pH del cuerpo.
    Un problema muy común es tener un pH inferior a lo que se considera saludable. Es muy fácil tener un pH ácido y no tan fácil llegar a tenerlo alcalino si usted está llevando una dieta altamente procesada. Sin
    embargo, con una dieta y nutrición adecuadas puede ser fácil  alcanzar el pH óptimo.

    Si tiene información sobre el equilibrio del pH, sabrá que una mala regulación del pH del cuerpo puede acarrear consecuencias graves para la salud. Las enzimas del cuerpo requieren un nivel de pH específico para trabajar de manera eficiente. Cualquier aumento o disminución en el pH desnaturalizan las enzimas, deteniendo de este modo los procesos metabólicos importantes. Un nivel bajo del pH del cuerpo puede aumentar el riesgo de osteoporosis, cáncer, enfermedades del corazón y  artritis, tambien en el caso de padecer alguna de estas enfermedades, es fundamental alcalinizar el pH para evitar su avance y ayudar al cuerpo a recuperarse. Los alimentos procesados y el azucar son los culpables de que nuestro pH se vuelva demasiado acido.

    Las frutas ácidas tienen un efecto alcalinizante sobre el cuerpo. La acidez inicial de un alimento no es importante en lo que se refiere a su efecto alcalinizante,  pero sí lo son los minerales que contiene.


    El zumo de piña y los limones son muy útiles cuando una persona está intentando recuperar el equilibrio del pH de su cuerpo. Cuando lo tome de forma regular notará la diferencia. Trate de hacer una limonada, un zumo, o simplemente añada estos dos alimentos al agua. Lo mejor es no tomar agua con gas, ya que tiene un efecto de acidificación en el cuerpo.

    Trate de preparar sus propias recetas alcalinizantes con piña y limón, y tómelas a diario.

    Tomado de: Medicina Natural


  • Conectándose con su Ser Interior

    "Cada ser humano lleva en su interior un Mesías dormido. Solo muy pocos permiten que despierte y actúe, por eso son tantos los que vegetan y no viven"
    Herbert A. Otto

    SU YO MÁS PROFUNDO ES SER

    Tener raíces profundas interiores o habitar el cuerpo, significa que el cuerpo puede volverse un punto de acceso al reino del Ser. Expliquemos esto más profundamente.

    Por favor, deje de intentar entender al Ser. Usted ya ha tenido destellos significativos del Ser, pero la mente siempre tratará de meterlo en una cajita y después ponerle una etiqueta. Eso no se puede hacer. No puede volverse un objeto de conocimiento. En el Ser el sujeto y el objeto se mezclan en una sola cosa.

    El Ser puede percibirse como el yo soy siempre presente que está más allá del nombre y la forma. Sentir y por lo tanto saber que usted es y morar en ese estado profundamente arraigado es la iluminación, es la verdad que Jesús dice que nos hará libres.

    ¿Libres de qué? Libres de la ilusión de que no somos más que el cuerpo físico y la mente. Esta "ilusión del yo" como la llama el Buda, es el error fundamental. Libres del miedo en sus innumerables disfraces, como consecuencia inevitable de esa ilusión, el miedo que es su termómetro constante mientras derive su sentido de sí mismo sólo de esta forma efímera y vulnerable. Y libres del pecado, que es el sufrimiento que usted se inflige inconscientemente a sí mismo y a los demás mientras este sentido ilusorio de sí mismo gobierne lo que piensa, dice y hace.

    MIRE MÁS ALLÁ DE LAS PALABRAS

    No me gusta la palabra pecado. Implica que se me juzga y se me encuentra culpable.

    Puedo entender eso. Durante siglos, se han acumulado muchos puntos de vista e interpretaciones erróneas alrededor de palabras como pecado, debido a la ignorancia, a los malos entendidos o al deseo de controlar, pero contienen un centro esencial de verdad. Si usted es incapaz de mirar más allá de tales interpretaciones y por tanto no puede reconocer la realidad a la que apunta la palabra, entonces no la use. No se atasque en el nivel de las palabras. Una palabra no es más que un medio para llegar a un fin. Es una abstracción. De forma parecida a un poste indicador, señala algo más allá de sí misma. La palabra miel no es miel. Usted puede estudiar y hablar de la miel todo el tiempo que quiera, pero no la conocerá realmente hasta que la pruebe.

    Después de haberla probado, la palabra se vuelve menos importante para usted. Usted no se apegará ya a ella. Similarmente, usted puede hablar o pensar en Dios continuamente durante el resto de su vida ¿pero significa eso que conoce o ha tenido siquiera un destello de la realidad a la que se refiere la palabra? En realidad no es más que un apego obsesivo a un poste indicador, un ídolo mental.

    También se aplica el sentido contrario. Si, por cualquier razón, a usted le desagradara la palabra miel, eso le impediría probarla. Si usted tuviera una fuerte aversión a la palabra Dios, lo que es una forma negativa del apego, usted podría estar negando no sólo la palabra sino también la realidad que señala. Usted estaría separándose de la posibilidad de experimentar esa realidad. Todo esto está, por supuesto, intrínsecamente relacionado con estar identificado con su mente.

    Así que, si una palabra ya no funciona para usted, abandónela y reemplácela por otra que sirva. Si no le gusta la palabra pecado, entonces llámelo inconsciencia o locura. Esto puede acercarlo a la verdad, a la realidad que hay detrás de la palabra, más que una palabra como pecado, que ha sido mal usada durante mucho tiempo, y que al mismo tiempo deje poca posibilidad de culpa.Tampoco me gustan esas palabras. Implican que hay algo mal en mí. Se me juzga.

    Por supuesto que hay algo mal en usted, y no está siendo juzgado.

    No pretendo ofenderlo personalmente, ¿pero no pertenece a la raza que pertenece ha matado más de cien millones de miembros de su especie solamente en el siglo XX?

    No es una cuestión de culpa. Pero mientras esté dominado por la mente egotista, usted forma parte de la locura colectiva. Quizá no ha observado muy profundamente la condición humana en su estado de dependencia de la mente egotista. Abra los ojos y observe el miedo, la desesperación, la avidez y la violencia que invaden todo. Observe la horrible crueldad y el sufrimiento en una escala inimaginable que los seres humanos han infligido y continúan infligiendo tanto unos a otros como a las demás formas de vida del planeta.

    No necesita condenar. Simplemente observe. Ese es el pecado. Esa es la locura. Esa es la inconsciencia. Sobre todo, no olvide observar su propia mente. Busque la raíz de la locura allí.

    ENCONTRAR SU REALIDAD INVISIBLE E INDESTRUCTIBLE

    La identificación con nuestra forma física es parte de la ilusión, así pues ¿cómo puede el cuerpo, la forma física, llevar al descubrimiento del Ser?

    El cuerpo que usted puede ver y tocar no puede llevarlo al Ser. Pero este cuerpo visible y tangible es sólo nuestra cáscara exterior, o más bien una percepción limitada y distorsionada de una realidad más profunda. En su estado natural de unión con el Ser, esta realidad más profunda puede sentirse en todo momento como el cuerpo interior, la presencia animadora que hay en su interior. Así pues, "habitar el cuerpo" es sentir el cuerpo desde adentro, sentir la vida dentro del cuerpo y por lo tanto llegar a saber que usted existe más allá de la forma externa.

    Pero esto es sólo el comienzo de un viaje interior que lo llevará aún más profundamente a un reino de gran quietud y paz, pero al mismo tiempo de gran poder y vida vibrante. Al principio, usted puede tener sólo destellos fugaces de ello, pero por medio de ellos empezará a darse cuenta de que no es solamente un fragmento insignificante en un universo ajeno, suspendido brevemente entre el nacimiento y la muerte, con la posibilidad sólo de breves placeres seguidos de dolor y por último de la aniquilación. Bajo su forma exterior, usted está conectado con algo tan vasto, tan inconmensurable y sagrado que no puede concebirse ni expresarse, sin embargo estoy hablando de ello ahora. Estoy hablando de ello, no para darle algo en que creer sino para mostrarle cómo puede usted conocerlo por sí mismo.

    Usted está separado del Ser mientras su mente toma toda su atención. Cuando esto ocurre - y ocurre continuamente para la mayoría de las personas - usted no está en su cuerpo. La mente absorbe toda su conciencia y la transforma en material mental. Usted no puede dejar de pensar. El pensamiento compulsivo se ha convertido en una enfermedad colectiva. Todo su sentido de quién es usted se deriva entonces de la actividad de la mente. Su identidad, puesto que ya no está arraigada en el Ser, se convierte en un constructo mental vulnerable y siempre necesitado, que crea el miedo como la emoción subyacente predominante. Lo único que verdaderamente importa está entonces ausente de su vida: la conciencia de su ser más profundo, su realidad invisible e indestructible.

    Para llegar a ser consciente del Ser usted tiene que recuperar conciencia de la mente. Esta es una de las tareas más esenciales en su viaje espiritual. Liberará grandes cantidades de conciencia que habían estado atrapadas antes en un pensamiento inútil y compulsivo. Una forma muy efectiva de hacer esto es simplemente alejar su atención del pensamiento y dirigirla al cuerpo, donde el Ser puede sentirse en primera instancia como el campo de energía invisible que da vida a lo que usted percibe como el cuerpo físico.

    CONECTARSE CON EL CUERPO INTERIOR

    Por favor, inténtelo ahora. Para esta práctica puede ayudarle cerrar los ojos. Más tarde, cuando "estar en el cuerpo" se haya vuelto natural y fácil, ya no será necesario. Dirija su atención al cuerpo. Siéntalo desde dentro.

    ¿Está vivo? ¿Hay vida en sus manos, en sus brazos, piernas y pies? ¿En su abdomen, en su pecho? Puede sentir el sutil campo de energía que impregna todo el cuerpo y da vida vibrante a cada órgano y a cada célula?
    ¿Puede sentirlo simultáneamente en todas las partes del cuerpo como un solo campo de energía? Siga concentrándose en la percepción de su cuerpo interior por unos momentos. No comience a pensar en él.

    Siéntalo. Cuanta más atención le preste, más clara y más fuerte se hará esta sensación. Se sentirá como si cada célula estuviera más viva y si usted tiene un fuerte sentido visual, puede tener una imagen de que su cuerpo se vuelve luminoso. Aunque esa imagen puede ayudarlo temporalmente, preste más atención a la sensación que a cualquier imagen que pueda surgir. Una imagen, no importa lo poderosa o bella que sea, está ya definida en una forma, así que hay menos oportunidad de penetrar más profundamente.

    La percepción de su cuerpo interior carece de forma, de límites, es insondable. Usted puede siempre profundizar más en él. Si no puede sentir mucho en esta etapa, preste atención a lo que puede sentir. Quizá hay sólo un ligero hormigueo en sus manos o pies. Es suficiente por el momento. Concéntrese en la percepción. Su cuerpo está tomando vida. Más adelante practicaremos algo más. Por favor abra los ojos ahora, pero mantenga algo de su atención en el campo de energía interna del cuerpo incluso mientras observa la habitación. El cuerpo interior está en el umbral entre su identidad formal y su identidad esencial, su verdadera naturaleza. Nunca pierda el contacto con él.

    LA TRANSFORMACIÓN A TRAVÉS DEL CUERPO

    ¿Por qué la mayoría de las religiones han condenado o negado el cuerpo? Parece que los que buscan la realización espiritual siempre han considerado el cuerpo como un obstáculo o incluso como algo pecaminoso.

    ¿Por qué tan pocos de los que buscan han encontrado?

    En el nivel del cuerpo los hombres están muy cerca de los animales. Todas las funciones corporales básicas - placer, dolor, respiración, comida, bebida, defecación, sueño, el impulso de buscar pareja y de procrear, y por supuesto el nacimiento y la muerte - las compartimos con los animales. Mucho tiempo después de su caída desde un estado de gracia y unidad a la ilusión, los seres humanos despertaron súbitamente en lo que parecía ser un cuerpo animal y encontraron esto muy molesto. "No te engañes a ti mismo. No eres más que un animal".

    Esta parecía ser la verdad que les miraba a la cara. Pero era demasiado perturbadora para tolerarla. Adán y Eva vieron que estaban desnudos y tuvieron miedo. La negación inconsciente de su naturaleza animal se estableció muy rápidamente. La amenaza de que podían ser dominados por fuerzas instintivas poderosas y volver a una inconsciencia completa era ciertamente muy real.

    Aparecieron la vergüenza y los tabúes acerca de ciertas partes del cuerpo y ciertas funciones corporales, especialmente la sexualidad. La luz de su conciencia no era todavía suficientemente fuerte para tener amistad con su naturaleza animal, para permitirle ser e incluso gozar ese aspecto de sí mismos, no digamos profundizar para encontrar lo divino oculto en ella, la realidad dentro de la ilusión. Así pues, hicieron lo que tenían que hacer. Comenzaron a disociarse de su cuerpo. Ahora se veían a sí mismos como teniendo un cuerpo, en lugar de simplemente ser un cuerpo.

    Cuando surgieron las religiones, esta disociación se volvió aún más pronunciada como la creencia de que "tú no eres tu cuerpo". Innumerables personas en Oriente y Occidente a través de los tiempos han tratado de encontrar a Dios, la salvación o la iluminación por medio de la negación del cuerpo. Esta tomó la forma de negación de los placeres de los sentidos y de la sexualidad en particular, el ayuno y otras prácticas ascéticas.

    Incluso se infligían dolor corporal en un intento por debilitarlo o castigarlo ya que lo consideraban pecaminoso. En la Cristiandad esto solía llamarse la mortificación de la carne. Otros intentaron escapar del cuerpo entrando en estados de trance o buscando experiencias extracorporales. Muchos aún lo hacen. Incluso se dice que el Buda practicó la negación del cuerpo por el ayuno y otras formas extremas de ascetismo durante seis años, pero no alcanzó la iluminación hasta después de abandonar esta práctica.

    El hecho es que nunca nadie ha llegado a ser iluminado negando o luchando contra el cuerpo o por medio de una experiencia extracorporal. Aunque una experiencia de este tipo puede ser fascinante y darle a usted un atisbo del estado de liberación de la forma material, finalmente siempre tendrá que volver al cuerpo, donde ocurre el trabajo esencial de transformación. La transformación ocurre a través del cuerpo, no lejos de él. Por eso ningún maestro verdadero ha defendido nunca luchar contra el cuerpo o negarlo, aunque sus seguidores basados en la mente lo han hecho a menudo.

    De las enseñanzas antiguas concernientes al cuerpo, sólo sobreviven ciertos fragmentos, tales como la afirmación de Jesús de que "Todo vuestro cuerpo se llenará de luz", o sobreviven como mitos, como la creencia de que Jesús nunca abandonó su cuerpo, sino que permaneció unido a él y ascendió al "cielo" con él.

    Casi nadie hasta ahora ha comprendido estos fragmentos o el significado oculto de ciertos mitos y la creencia de que "tú no eres tu cuerpo" ha prevalecido universalmente, llevando a la negación del cuerpo y a los intentos por escapar de él. Así, innumerables buscadores no han podido alcanzar la realización espiritual y llegar a encontrar lo que buscaban.

    ¿Es posible recuperar las enseñanzas perdidas sobre la significación del cuerpo o reconstruirlas a partir de los fragmentos existentes?

    No hay necesidad de hacerlo. Todas las enseñanzas espirituales se originan en la misma Fuente. En ese sentido, hay y siempre ha habido sólo un maestro, que se manifiesta en formas muy diferentes. Yo soy ese maestro y también lo es usted, una vez que pueda acceder a la Fuente interior. Y el camino hacia ella es a través del cuerpo interior. Aunque todas las enseñanzas espirituales se originan en la misma Fuente, una vez que se verbalizan y se escriben, obviamente no son más que colecciones de palabras, y una palabra no es más que un poste indicador, como hemos dicho antes. Todas estas enseñanzas son guías que señalan el camino de retorno a la Fuente.

    Ya he hablado de la Verdad que está escondida dentro de su cuerpo, pero resumiré de nuevo las enseñanzas perdidas de los maestros, así que aquí tiene otro poste indicador. Por favor, propóngase sentir su cuerpo interior mientras lee.

    EL SERMÓN SOBRE EL CUERPO
    Lo que usted percibe como una estructura física densa llamada el cuerpo, que está sujeta a la enfermedad, a la vejez y a la muerte, no es usted. Es una percepción errónea de su realidad esencial que está más allá del nacimiento y la muerte y se debe a las limitaciones de su mente que, habiendo perdido contacto con el Ser, crea el cuerpo como evidencia de su creencia ilusoria en la separación y para justificar su estado de miedo.

    Pero no se aparte del cuerpo, porque en este símbolo de impermanencia, limitación y muerte que usted percibe como la creación ilusoria de su mente está escondido el esplendor de su realidad esencial e inmortal. No dirija su atención a ninguna otra parte en su búsqueda de la Verdad, porque no la va a encontrar en ninguna otra parte sino dentro de su cuerpo.

    No luche contra el cuerpo, porque al hacerlo está luchando contra su propia realidad. Usted es su cuerpo. El cuerpo que usted puede ver y tocar es sólo un delgado velo ilusorio. Bajo él yace el cuerpo interior invisible, la puerta de entrada al Ser, a la Vida no Manifestada. A través del cuerpo interior usted está unido inseparablemente a esta Vida única no manifestada, sin nacimiento, sin muerte, eternamente presente. A través del cuerpo interior usted es uno con Dios por siempre.

    TENGA RAÍCES INTERIORES PROFUNDAS

    La clave es estar en un estado de conexión permanente con su cuerpo interior, sentirlo en todo momento. Esto dará rápidamente profundidad a su vida y la transformará. Cuanta más conciencia dirija hacia el cuerpo interior, más alta se vuelve la frecuencia de vibraciones, muy similar a una luz que se vuelve más brillante según usted suba el botón regulador y aumente así el flujo de electricidad. A este nivel de energía más alto, la negatividad no puede afectarlo ya y usted tiende a atraer nuevas circunstancias que reflejan esa frecuencia más alta.

    Si usted mantiene su atención en el cuerpo lo más posible, estará anclado en el Ahora. No se perderá en el mundo externo ni en su mente. Los pensamientos y las emociones, los miedos y los deseos, pueden estar aún ahí en cierta medida, pero no lo dominarán.

    Por favor, examine dónde está su atención en este momento. Usted me está escuchando o está leyendo estas palabras en un libro. Ese es el punto de su atención. También es consciente periféricamente de lo que le rodea, de las demás personas, etc. Además puede haber cierta actividad de la mente sobre lo que usted está oyendo o leyendo, algún comentario mental. Sin embargo no hay necesidad de que nada de esto absorba toda su atención. Observe si puede estar en contacto con su cuerpo interior al mismo tiempo, Conserve parte de su atención dentro. No la deje fluir afuera. Sienta la totalidad de su cuerpo desde dentro, como un único campo de energía.

    Es casi como si estuviera escuchando o leyendo con todo su cuerpo. Practique esto en los próximos días o semanas.

    No conceda toda su atención a la mente y al mundo exterior. Concéntrese por todos los medios en lo que está haciendo, pero sienta el cuerpo interior al mismo tiempo siempre que sea posible. Permanezca arraigado en su interior. Entonces observe cómo cambia su estado de conciencia y la calidad de lo que está haciendo.

    Siempre que esté esperando, dondequiera que sea, emplee ese tiempo en sentir el cuerpo interior. De esta forma los embotellamientos de tráfico y las colas se vuelven muy agradables. En lugar de proyectarse fuera del Ahora, entre más profundamente en él al profundizar más en el cuerpo.

    El arte de la conciencia del cuerpo interior se desarrollará en un modo de vivir completamente nuevo, un estado de unión permanente con el Ser y añadirá una profundidad a su vida que no ha conocido antes.

    Es fácil permanecer presente como el observador de su mente cuando está profundamente arraigado en su cuerpo. No importa lo que ocurra en el exterior, nada puede hacerlo temblar ya.

    A menos que usted esté presente - y habitar su cuerpo es siempre un aspecto esencial en ello continuará siendo dominado por su mente. El guión que hay en su cabeza y que aprendió hace mucho tiempo, el condicionamiento de su mente, decidirá su pensamiento y su conducta. Puede que usted se libre de él por breves intervalos, pero rara vez por mucho tiempo. Esto es especialmente cierto cuando algo "anda mal" o hay alguna pérdida o un trastorno. Su reacción  condicionada será entonces involuntaria, automática y predecible, alimentada por la única emoción básica que subyace en el estado de conciencia de identificación con la mente: el miedo.

    Así que cuando lleguen esos retos, como siempre llegan, convierta en un hábito entrar dentro de usted de inmediato y concentrarse lo más que pueda en el campo de energía interior de su cuerpo. Esto no tiene que tomar mucho tiempo, sólo unos segundos. Pero necesita hacerlo en el momento en que se presenta el reto.

    Cualquier demora permitirá que surja una reacción mentalemocional condicionada y se apodere de usted.
    Cuando usted se concentra en su interior y siente el cuerpo interior, inmediatamente se vuelve tranquilo y presente pues está retirando la conciencia de la mente. Si se requiere una respuesta en esa situación, vendrá de este nivel más profundo. Lo mismo que el sol es infinitamente más brillante que la llama de una vela, hay infinitamente más inteligencia en el Ser que en su mente. Mientras esté en contacto consciente con su cuerpo interior, usted es como un árbol que está profundamente arraigado en la tierra, o un edificio con cimientos profundos y sólidos. La última analogía es usada por Jesús en la parábola generalmente mal entendida de los dos hombres que construyeron una casa. Un hombre la construye en la arena, sin cimientos y cuando llegan las tormentas y las inundaciones, la casa es barrida. El otro hombre cava profundamente hasta que encuentra roca, entonces construye su casa, que no es arrastrada por las inundaciones.

    ANTES DE ENTRAR EN EL CUERPO, PERDONE

    Me sentí muy incómodo cuando traté de poner mi atención en el cuerpo interior. Había una sensación de agitación o náusea. Por ello no he podido experimentar eso de lo que habla.

    Lo que usted sintió fue una emoción que estaba ahí, de la que probablemente no era consciente, hasta que empezó a prestar atención al cuerpo. A menos que le preste atención antes, la emoción le impedirá tener acceso al cuerpo interior, que está a un nivel más profundo bajo ella. Atención no significa que empiece a pensar en ella.

    Significa solamente observar la emoción, sentirla plenamente y así reconocerla y aceptarla como es. Algunas emociones se identifican fácilmente: ira, temor, tristeza, etcétera. Otras pueden ser mucho más difíciles de clasificar. Pueden ser sólo vagas sensaciones de desasosiego, pesadez o encerramiento, a mitad de camino entre una emoción y una sensación física. En cualquier caso, lo que importa no es si usted puede ponerles una etiqueta mental, sino si puede traer la sensación de la misma a la conciencia lo más posible.

    La atención es la clave de la transformación y una atención plena también implica aceptación. La atención es como un haz de luz, el poder concentrado de su conciencia que lo transmuta todo en sí misma.

    En un organismo completamente funcional, una emoción tiene un lapso de vida muy corto. Es como una pequeña arruga u ola en la superficie del Ser. Cuando usted no está en su cuerpo, sin embargo, una emoción puede sobrevivir en usted durante días o semanas o unirse con otras emociones de frecuencia similar que se han fundido y se convierten en el cuerpo del dolor, un parásito que puede vivir dentro de usted durante años, alimentarse de su energía, llevar a la enfermedad física y hacer su vida desdichada (vea el capítulo dos).

    Así pues, ponga su atención en sentir la emoción y compruebe si su mente se está aferrando a un patrón de queja como la censura, la autocompasión o el resentimiento, que alimentan la emoción. Si ese es el caso, significa que usted no ha perdonado. La falta de perdón es a menudo hacia otra persona o hacia usted, pero puede ser hacia cualquier situación o condición - pasada, presente o futura - que su mente rehusa aceptar. Sí, puede haber falta de perdón incluso con relación al futuro.

    Este es el rechazo de la mente a aceptar la inseguridad, a aceptar que el futuro está en últimas más allá de su control. El perdón es abandonar la queja y dejar ir la tristeza. Ocurre naturalmente una vez usted se da cuenta de que su queja no tiene ningún propósito excepto fortalecer un falso sentido de uno mismo. El perdón es no ofrecer resistencia a la vida, permitir a la vida vivir a través de usted. Las alternativas son el dolor y el sufrimiento, un flujo de energía vital muy restringido y en muchos casos, la enfermedad física.

    En el momento en que usted de verdad perdona, ha recuperado el poder que estaba en su mente. La falta de perdón es la misma naturaleza de la mente, igual que el falso ser hecho por la mente, el ego, no puede sobrevivir sin lucha y conflicto. La mente no puede perdonar. Sólo usted puede. Usted se hace presente, entra en su cuerpo, siente la paz y quietud vibrantes que emanan del Ser. Por eso Jesús dijo: "Antes de entrar en el templo, perdonen".

    SU VÍNCULO CON LO NO MANIFESTADO

    ¿Cuál es la relación entre la presencia y el cuerpo interior?
    La presencia es conciencia pura, conciencia reclamada a la mente, al mundo de la forma. El cuerpo interior es su vínculo con lo No Manifestado y en su aspecto más profundo es lo No Manifestado: la Fuente de la cual emana la conciencia como la luz emana del sol. La conciencia del cuerpo interior es la conciencia que recuerda su origen y retorna a la Fuente.

    ¿Lo No Manifestado es lo mismo que el Ser?
    Sí. Las palabras No Manifestado intentan, por medio de la negación, expresar Aquello que no puede ser expresado, pensado o imaginado. Apuntan a lo que es, diciendo lo que no es. El Ser, por otra parte, es un término positivo. Por favor, no se apegue a ninguna de esas palabras ni empiece a creer en ellas. No son más que postes indicadores.

    La presencia es conciencia que se ha ganado a la mente. ¿Quién la recupera?
    Usted. Pero ya que en esencia usted es conciencia, podríamos decir también que es un despertar de la conciencia del sueño de la forma. Esto no quiere decir que su propia forma se desvanecerá instantáneamente en una explosión de luz. Usted puede continuar teniendo su forma presente y sin embargo ser consciente de lo que no tiene forma, que nunca muere y que está en lo profundo de usted.

    Debo admitir que esto va mucho más allá de mi comprensión y sin embargo en algún nivel profundo parece que sé de qué está usted hablando. Es más una sensación que otra cosa. ¿Me estoy engañando a mí mismo?

    No. La sensación lo llevará más cerca a la verdad de quién es usted que el pensamiento. No puedo decirle nada que en el fondo no sepa ya. Cuando usted ha alcanzado cierto grado de unión interior, reconoce la verdad cuando la oye. Si usted no ha alcanzado todavía esta etapa, la práctica de la conciencia del cuerpo traerá la profundización necesaria.

    HACER MÁS LENTO EL PROCESO DE ENVEJECIMIENTO

    Mientras tanto, la conciencia del cuerpo interior tiene otros beneficios en el reino físico. Uno de ellos es una reducción significativa del ritmo de envejecimiento del cuerpo físico.

    Mientras que el cuerpo físico normalmente envejece y se debilita con bastante rapidez, el cuerpo interior no cambia con el tiempo, excepto que usted puede sentirlo más profundamente y convertirse en él más plenamente.

    Si usted tiene veinte años ahora, el campo de energía de su cuerpo interior se sentirá exactamente igual cuando tenga ochenta. Seguirá siendo vibrantemente vivo. En cuanto su estado habitual cambie de estar fuera del cuerpo y atrapado en la mente a estar dentro del cuerpo y presente en el Ahora, su cuerpo físico se sentirá más liviano, más claro, más vivo. Puesto que hay más conciencia en el cuerpo, su estructura molecular de hecho se vuelve menos densa. Más conciencia significa un debilitamiento de la ilusión de la materialidad.

    Cuando usted se identifica más con este cuerpo interior que no pertenece al tiempo, que con el cuerpo exterior, cuando la presencia se vuelve su modo normal de conciencia y el pasado y el futuro no dominan ya su atención, usted no acumula ya tiempo en su psique ni en las células del cuerpo. La acumulación de tiempo como el peso psicológico del pasado y el futuro inhabilita mucho la capacidad de las células para autorregenerarse. Así que si usted habita el cuerpo interior, el cuerpo exterior envejecerá a un ritmo mucho más lento, e incluso cuando lo haga, su esencia sin tiempo brillará a través de la forma exterior y usted no dará la apariencia de una persona vieja. ¿Hay alguna evidencia específica de esto? Pruébelo y usted será la evidencia.

    FORTALECER EL SISTEMA INMUNOLÓGICO

    Otro beneficio de esta práctica en el reino físico es un gran fortalecimiento del sistema inmunológico que ocurre cuando usted habita el cuerpo. Cuanta más conciencia trae al cuerpo, más fuerte se vuelve el sistema inmunológico. Es como si cada célula despertara y se alegrara. Al cuerpo le encanta la atención que usted le presta. Es también una potente forma de autocuración. La mayoría de las enfermedades entran cuando usted no está presente en su cuerpo. Si el amo no está presente en la casa, todo tipo de personajes sombríos se alojarán en ella. Cuando usted habita su cuerpo, será difícil que los huéspedes indeseados entren.

    No sólo su sistema inmunológico físico se fortalece; su sistema inmunológico psíquico también se refuerza enormemente. Este último lo protege a usted de los campos negativos mentales y emocionales de los demás, que son muy contagiosos. Habitar el cuerpo lo protege a usted, no por medio de un escudo, sino elevando la frecuencia vibratoria de todo su campo de energía, de modo que todo lo que vibra a una frecuencia más baja como el miedo, la ira, la depresión, etcétera, existe ahora en un nivel de realidad virtualmente diferente. Ya no entra en su campo de conciencia o si lo hace, usted no necesita ofrecerle ninguna resistencia porque pasa derecho a través de usted. Por favor, no acepte o rechace simplemente lo que estoy diciendo. Póngalo a prueba.

    Hay una meditación de autocuración simple, pero efectiva, que usted puede hacer siempre que necesite elevar su sistema inmunológico. Es particularmente efectiva si la usa cuando siente los primeros síntomas de una enfermedad, pero también funciona con enfermedades que están ya arraigadas si la practica frecuentemente con una concentración intensa. También contrarrestará cualquier perturbación de su campo de energía por alguna forma de negatividad. Sin embargo, no es un sustituto de la práctica diaria de estar en el cuerpo; de lo contrario, sus efectos serán sólo temporales. Aquí está.
    Cuando usted no esté ocupado durante algunos minutos y especialmente por la noche antes de quedarse dormido y por la mañana antes de levantarse, "inunde" su cuerpo con conciencia. Cierre los ojos. Acuéstese sobre la espalda. Escoja diferentes partes del cuerpo para enfocar su atención, brevemente al comienzo: las manos, los pies, los brazos, las piernas, el abdomen, el pecho, etcétera. Sienta la energía vital en esas partes tan intensamente como pueda. Permanezca con cada parte quince segundos más o menos. Después, deje que su atención corra por el cuerpo como una ola unas cuantas veces, desde los pies a la cabeza y en sentido contrario de nuevo. Esto no requiere más de un minuto. Luego, sienta el cuerpo interior en su totalidad, como un único campo de energía. Mantenga esa sensación durante unos minutos. Esté intensamente presente durante ese tiempo, presente en cada célula de su cuerpo. No se preocupe si la mente logra ocasionalmente arrastrar su atención fuera del cuerpo y usted se pierde en algún pensamiento. En cuanto note que ha ocurrido esto, simplemente vuelva su atención al cuerpo interior.

    DEJE QUE LA RESPIRACIÓN LO INTRODUZCA EN EL CUERPO

    A veces, cuando mi mente ha estado muy activa, ha adquirido tanto impulso que encuentro imposible apartar mi atención de ella y sentir el cuerpo interior. Esto ocurre particularmente cuando entro en un patrón de preocupación o ansiedad. ¿Tiene alguna sugerencia?

    Si en cualquier momento encuentra difícil entrar en contacto con el cuerpo interior, suele ser más fácil enfocarse en su respiración primero. La respiración consciente, que es una meditación poderosa en su propio sentido, lo pondrá gradualmente en contacto con el cuerpo. Siga la respiración con su atención, según entra y sale del cuerpo. Respire y sienta su abdomen expandiéndose y contrayéndose ligeramente con cada inhalación y exhalación. Si le resulta fácil visualizar, cierre los ojos y véase a sí mismo rodeado de luz o sumergido en una sustancia luminosa, un mar de conciencia. Entonces respire en esa luz. Sienta esa sustancia luminosa llenando su cuerpo y volviéndolo luminoso también. Después gradualmente concéntrese más en la sensación. Usted está ahora en su cuerpo. No se aferre a ninguna imagen visual.

    EL USO CREATIVO DE LA MENTE

    Si usted necesita usar su mente para un propósito específico, úsela en unión de su cuerpo interior. Sólo si usted es capaz de ser consciente sin pensamiento, puede usar su mente creativamente, y la forma más fácil de entrar en este estado es a través de su cuerpo. Siempre que se necesite una respuesta, una solución o una idea creativa, deje de pensar por un momento enfocando su atención en su campo interior de energía.

    Tome conciencia de la quietud. Cuando vuelva a tomar el pensamiento, será fresco y creativo. En cualquier actividad del pensamiento, vuelva una costumbre ir y volver cada tanto entre el pensamiento y un tipo de oído interior, una quietud interior. Podríamos decir: no piense sólo con su cabeza, piense con todo su cuerpo.

    EL ARTE DE ESCUCHAR


    Cuando escuche a otra persona, no escuche sólo con la mente, escuche con todo su cuerpo. Sienta el campo de energía de su cuerpo interior según escucha. Esto aparta la atención del pensamiento y crea un espacio de calma que le permite escuchar verdaderamente sin la interferencia de la mente. Usted está dando espacio a la otra persona, espacio para ser. Es el don más precioso que puede dar. La mayoría de las personas no saben escuchar porque la mayor parte de su atención está ocupada en pensar. Prestan más atención a eso que a lo que la otra persona está diciendo, y ninguna a lo que realmente importa: el Ser de la otra persona bajo las palabras y la mente. Por supuesto, usted no puede sentir el Ser de otra persona sino a través del suyo. Ese es el comienzo de la realización de la unidad, que es amor. En el nivel más profundo del Ser, usted es uno con todo lo que es.

    La mayoría de las relaciones humanas consisten principalmente en la interacción de unas mentes con otras, no en la comunicación de seres humanos, seres humanos en comunión. Ninguna relación puede crecer de esa forma y por eso hay tantos conflictos en las relaciones. Cuando la mente gobierna su vida, el conflicto, la disputa y los problemas son inevitables. Estar en contacto con su cuerpo interior crea un espacio claro de nomente dentro del cual la relación puede florecer.


    Ver capítulos anteriores del Taller de Autoestima

    Del Taller de Autoestima de Juan Carlos Fernández. Capítulo 314 Volumén 7: Conectandose con su Ser Interior


  • Horóscopo semanal - 24 al 30 enero de 2015

    Por la Astróloga Esperanza Gracias

    El 27 tiene lugar el Cuarto Creciente en Tauro y su energía  nos ayuda a iniciar nuevos proyectos sin miedo al fracaso. Ese mismo día Venus ingresa en Piscis: viviremos el amor con generosidad y un toque de magia.


    ARIES

    Hay conflictos que empañan tu vida, pero poco a poco van a ir solucionándose. Cuida tu salud y no dejes que los inconvenientes varíen tu rumbo, y, por supuesto, sigue persiguiendo tus sueños.

    TAURO

    El Cuarto Creciente en tu signo te da estabilidad y te ayuda a reanudar algún proyecto que estaba bloqueado. Pondrás tanta pasión en lo que deseas conseguir que el éxito será tuyo. No lo dudes.


    GÉMINIS

    El Cuarto Creciente te ayuda a controlar tus pensamientos y a canalizar la genialidad de tu signo hacia fines concretos y prácticos. No des nada por perdido de antemano, que la suerte te va a mostrar su mejor cara

    CÁNCER

    Los proyectos que estaban paralizados o con retraso, pueden activarse con la energía de la Luna creciente. Si no tienes pareja, no te resistas  a cambiar esta situación… Vivirás momentos muy apacibles.

    LEO

    Tus relaciones profesionales pasarán por momentos explosivos y los enfrentamientos serán casi inevitables. Lo más favorecido es la vida sentimental, donde triunfarás. Tendrás inesperados golpes de suerte.

    VIRGO

    Marte enfrente de tu signo puede hacer que tu vida se desestabilice y surjan problemas y tensiones. Tus nervios están a flor de piel, así que intenta serenarte porque este aspecto tenso se alargará un tiempo.

    LIBRA

    Si tienes claros tus objetivos, las buenas oportunidades llegarán y encontrarás la solución a un problema que te preocupa. Tendrás un carisma muy especial y atrayente, pero debes dejar aflorar lo que sientes.

    ESCORPIO

    Los buenos aspectos que vas a recibir de Venus a partir del día 27 armonizarán tu vida y te harán sentirte feliz. Te enfrentarás a lo que surja sin temor y disfrutarás de lo que has conseguido.

    SAGITARIO

    Ten mucha cautela estos días porque alguien puede estar ganándose tu confianza para intentar engañarte.  Tendrás que asumir gastos con los que no contabas y tu economía se verá afectada.

    CAPRICORNIO

    Vives todo con una intensidad tremenda y estás desconocido, Capricornio… Continuarán los celos, las peleas y las dulces reconciliaciones. Ten calma y no decidas precipitadamente.


    ACUARIO

    Muchas felicidades, si cumples años. Estarás muy dinámico y necesitará más que nunca hacer algo que te aleja de la rutina y te apasione. Con el Sol en tu signo, eres el mimado del zodiaco y conseguirás lo que te propongas.

    PISCIS

    Desde el día 27 los buenos aspectos de Venus te hacen disfrutar de una seducción muy especial. Puedes consolidar una relación sentimental o encontrar el amor que anhelas. Atento a las nuevas oportunidades.