Es necesario que la persona "escogida" como amo tenga un control absoluto del perro, siendo capaz de dominarlo en cualquier situación; de lo contrario buscará continuamente ocasiones para desafiar a sus dueños. Esta posición jerárquica que él ocupa hay que hacersela saber al cachorro desde el primer día que llega a casa, demostrándole que el amo es más dominante que él.

El desarrollo de un cachorro tiene varias etapas. Desde el momento de nacer el cachorrito empieza a aprender y a evolucionar sin cesar.

Hay un punto muy importante: el cachorro lleva unos genotipos y unos fenotipos intrínsecos en su genética que más adelante se desarrollarán. Pero ¿y su experiencia maternal? por regla general, las madres juegan una baza importantísima dentro del desarrollo del cachorro. Los cachorros aprenden de la madre un sinfín de aptitudes buenas, si la madre es buena, y mala si la madre no tiene buen carácter.

A medida que el cachorrito va creciendo, va asentando su carácter. Cuando llegamos a la edad de cuatro meses en algunos casos tiene ligeras tendencias "agresivas" . Cuando comen, si se les molesta, suelen gruñir; cuando jugamos con ellos siempre intentan mordernos, e incluso en algunas ocasiones nos marcan sus dientes en el brazo; si jugamos con una pelota o un trapo, cuando intentamos quitársela de la boca nos llegan a lanzar algún mordisco descontrolado, y es aquí cuando el propietario del cachorrito se sorprende y piensa que el día de mañana puede tener una fiera en casa e intenta evitar esto de una forma un tanto drástica; pegando al cachorro, el cual no lo entiende, puesto que para él es un simple juego. Aquí es cuando empezamos a destruir el carácter del perro, ya que no dejamos que se desarrolle normalmente. Evidentemente, si observamos que las reacciones del perro tienen un fondo de maldad, entonces deberíamos cortar esas reacciones agresivas.

Cuando castigamos a los perros desde cachorros por morder o gruñir se puede observar claramente que luego, a la hora del adiestramiento, es un perro que tiene muchos problemas en el apartado de defensa, y ya no quiero contar si el propietario del perro le ha castigado pegándole con un periódico enrollado.
Es muy importante comenzar la educación del Rottweiler desde cachorro; el método más usado es paciencia y juego; tenemos que pensar que cualquier cachorrito tiene muchas ganas de jugar, por lo que debemos de aprovechar esto para conseguir nuestros propósitos. Más adelante, cuando nuestro cachorro se convierta en joven, podemos empezar a exigir algo más de precisión en la ejecución de las ordenes, si fuera necesario.

La sociabilidad es un punto muy importante dentro de los primeros cinco meses del cachorrito. Es conveniente que procuremos acostumbrarle a ruidos extraños para él; coches, motos, cláxones o corneta,… Estos ruidos, que para nosotros pasan desapercibidos, debemos intentar que para el cachorro no suponga ningún estrés. También es importante que el cachorro se acostumbre a la gente, que no se les erice el pelo cuando vea una aglomeración de gente a su alrededor. En definitiva, un cachorro que sea equilibrado y establemente emocional.

Cuando el cachorro está cambiando los dientes hay que procurar no jugar con brusquedad si éste tiene algo en la boca, puesto que podemos producir una lesión irreparable. Si éste se hiciese daño al morder o cuando nosotros tiremos del objeto que tenga en la boca, entonces podríamos tener un problema a la hora de morder muy difícil de reparar. Por otro lado, es conveniente darle un hueso que pueda roer y el mejor es el llamado hueso de res denominado en algunas zonas como manzano y ayudarse a perder los dientes de leche que ya se le están moviendo.

El estándar del Rottweiler referente al carácter dice : "Sus disposiciones psíquicas expresan amistad, alegría, tranquilidad, gran fidelidad, obediencia y placer por el trabajo". Así que si nos guiamos por el estándar para la cría y educación debemos de olvidarnos del Rottweiler como perro malo, agresivo y peligroso, ya que éstos no tienen cabida en el estándar.

Por otro lado tiene, para la defensa y utilidad: "Valor muy elevado y dureza elevada"
Como Guardián : "Impulso de vigilancia medio y sobreexcitación elevada".
Esto nos indica que como perro de defensa, guarda y utilidad es muy válido.

 
Artículo Anterior Artículo Siguiente