Lo más reciente...
>>
Cargando..

Mantener en Buen estado el refrigerador o nevera

Samsung

Cuando el ambiente está caliente tu nevera (refrigeradora) desprende más calor y por ende trabajará más desperdiciando energía e incrementando tu gasto en electricidad, para alargar la vida útil de tu electrodoméstico te brindaremos unos consejos útiles para que la mantengas en buen estado.

  • Revisa los sellos o gomas de las puertas, esto lo puedes hacer con un pedazo de papel. Si observas que al cerrar la puerta éste se desliza fácilmente, es que existen fugas; si un ajuste de las puertas no lo resuelve, cambia las gomas (gebe o sellos).
  • Si tu refrigerador/congelador no descongela automáticamente, no dejes acumular más de 6 mm. de hielo; descongélalo regularmente. Para evitar el exceso de hielo mantén tu congelador lleno hasta donde te sea posible para prevenir su formación.
  • Evita colocar el refrigerador al lado del horno de la cocina o exponerlo directamente al sol. Permite que el aire circule libremente alrededor de él y deja un espacio de al menos, 2 cm. de cada lado y en la parte superior.
  • Envuelve o guarda los alimentos en materiales herméticos y a prueba de humedad a menos que se indique lo contrario. Eso evita que el olor y el sabor de los alimentos circulen por el refrigerador. En el caso de los alimentos que tengan fecha de caducidad, verifica la fecha para asegurar su frescura.
  • Los refrigeradores y congeladores trabajan mejor si están llenos; sin embargo deja espacio suficiente entre los alimentos para que el aire frío circule libremente.
  • Organiza tus alimentos en el refrigerador y piensa en lo que deseas antes de abrir la puerta. Esto te permitirá sacar lo que necesitas abriendo la puerta una sola vez y te ayudará a ahorrar dinero. Mientras menos abras tu refrigerador, menos energía eléctrica consumirás. No introduzcas alimentos calientes al refrigerador, espera a que se enfríen.
  • Normalmente las secciones del refrigerador y del congelador se descongelan automáticamente, sin embargo, limpia ambas secciones por lo menos una vez al mes para evitar que los olores se acumulen. Limpia los derrames inmediatamente.