¿Cómo entrenar al intelecto para tener pensamientos positivos? ¿Cómo revisar y transformar los flujos negativos?

Es por esta razón que practicaremos unos ejercicios que ayudan a concentrar la mente e intelecto, ir hacia mi interior hacia las energías positivas y eternas.

Con la concentración adecuada de la mente y del intelecto hacia mis fuerzas constructivas interiores de paz, amor y felicidad, puedo hacerme poderoso.

Poderoso en el sentido de permanecer positivo frente a situaciones negativas; pacíficas cuando todo alrededor mío es caótico, es decir, no ser influenciado negativamente sino influir con mi positividad.

Cuando estoy estable en mi poder interior de paz, entonces puedo dar eso a los demás y ayudarles a calmarse.

Vamos a hacer ahora un ejercicio de silencio entendiendo que utilizo la energía de la mente, de los pensamientos, y la energía de mi intelecto, comprendiendo cómo profundizar hacia mi interior y emerger los recursos interiores de paz, amor o cualquier recurso que yo desee.

En estos ejercicios nos concentraremos principalmente en la paz.

Esta es la fundación, ya que cuando hay equilibrio y armonía interior se hace fácil construir sobre ella los otros poderes del amor, felicidad, verdad, etc.

La experiencia de paz profunda me calma, me clarifica y me llena de energía para pensar y actuar positivamente.

¡Empecemos!

"Me veo a mí mismo como un punto de luz, un punto de energía en el centro de la frente.

¿Quién soy? ¿Quién soy de verdad?  

Soy energía, Soy un punto de luz pura, y dentro de esta luz está mi mente, mi intelecto y mis impresiones:

Voy a crear un pensamiento y situarlo en mi mente: 

Soy un ser de paz, soy un ser pacífico. Me sumerjo en este pensamiento, suavemente me concentro en este pensamiento de paz y ahora, con mi intelecto, entiendo que tengo una gran fuerza interior de paz, la tengo que alcanzar y utilizar para recargar mi ser. 

Esta fuente de paz eterna está siempre en mi interior.

Ahora voy allí con mi pensamiento.

Me dirijo profundamente con mi pensamiento, muy profundamente hacia mi interior.

Empiezo a experimentar esta fuerza interior de mí ser, esta fuente eterna de paz.

Absorbo esta paz, la absorbo y me hago totalmente pacífico.

En silencio, en concentración, me experimento como un ser totalmente en paz.

Soy un ser de paz. 

En silencio permanezco en este pensamiento.

Soy un punto de energía viviente, un ser de paz."

Fuente: Extracto de "El potencial del pensamiento positivo" - Un curso para alcanzar mejor calidad de vida.
Artículo Anterior Artículo Siguiente