PRIMER PASO: Nada ha sido creado en este universo y en el mundo si no ha existido inicialmente la VOLUNTAD de hacerlo.

Se debe estar resuelto internamente a tomar de las energías vitales de la vida y realizar algo constructivo o sea en beneficio de los demás y no de forma egoista pensando en su propio beneficio ó alimentando su propio ego. 


SEGUNDO PASO: Después que hemos manifestado la voluntad de crear una forma definida, se debe pedir la percepción Divina o ILUMINACIÓN (inteligencia divina) para saber como producir dicha forma de la mejor manera posible.


- Después de que uno en forma abstracta haya dispuesto servir en alguna forma, la percepción del rayo dorado es necesaria para permitirte a través de tu propio razonamiento, saber cuales cualidades divinas ya tienes desarrolladas que te permitirán servir de la mejor forma posible.


- Hay que fijarse como el servicio que se quiere dar, encaja con el designio universal. 


TERCER PASO: El tercer paso consiste en la descarga del AMOR DIVINO


-Todo aquello que hagas para dar un servicio o en el uso del poder de precipitación, requiere de la amorosa participación y cooperación de todos tus cuerpos.

- Todo lo que se hace con un sentido del deber debe volver a hacerse con un sentido del AMOR


- La constancia amorosa de permanecer con vuestra tarea hasta que haya sido completada; trabajando en ella con gratitud, felicidad y devoción sin abrigar pensamientos de tiempo, recompensa, o reconocimiento personal de ninguna clase, sencillamente ¡SERVIR POR EL GOZO DE HACERLO! 


CUARTO PASO: LA PUREZA ocupa el cuarto lugar en la precipitación.

- Hay que mantener en el curso correcto con la pureza del diseño original que ha sido puesto dentro de tu mente por tu propio Santo Ser Crístico o por algún Maestro, si eres un ser adelantado.

- Mantener la pureza de tu designio, quiere decir que tu personalmente no elaboras sobre él. Digamos que no lo tejes, ajustando dicho diseño a tu propia razón, lógica y satisfacción personal, individual, si no que estás dispuesto a sostener el patrón y diseño perfectos que una inteligencia superior a la tuya ha creado, de manera que a través de tí se pueda beneficiar a la raza entera. 


QUINTO PASO: El quinto paso es la CONSTANCIA

- Cuando ponemos manos a la obra debemos tener constancia de pensamiento y concentración para poder sostener la manifestación. 

SEXTO PASO: El sexto paso es el RITMO

Sosteniendo la pureza del diseño, manteniendo la concentración dentro de la constancia, también debemos aplicar el RITMO para que como una bella obra de arte esta se vaya realizando al compás de una hermosa melodía. No basta con la voluntad para crear algo, debemos llevar la creación a su máxima expresión de perfección como lo exige todo lo que proviene del Padre. 

SEPTIMO PASO: El último paso es el de sostener LA PAZ INTERIOR.


Al final sencillamente uno se relaja, se llena de una paz total porque sabe que es Dios quien está haciendo el trabajo, nosotros solo somos sus instrumentos para que El se pueda manifestar en el mundo de la forma. 

En resumen nuestros cuatro vehículos inferiores deben estar al servicio del Padre y no de nuestra personalidad.


Es por esto que debemos tener nuestros cuerpos inferiores en neutral para que la voluntad,la inteligencia y el amor divino sean los que se manifiesten a través de nosotros.



La evolución es un proceso científico, no se improvisa, no es un movimiento de suerte, hay que trabajar en él para alcanzar la razón de ser de cada quien, y es la de ser instrumentos imparciales al servicio de algo que nos supera en inteligencia y amor, y ese es Dios, la fuente primera, el origen, de quien procedemos y que estamos hechos a su imagen y semejanza, por lo que debemos desarrollar las cualidades que nos lleven a integrarnos a la perfección de todo lo creado.

Esto no se consigue pensando en nosotros mismos, trabajando solo para substitir, o para divertirnos, menos emanando inarmonía mental y emocional, tenemos que enfocarnos en nuestro Yo Superior y con su ayuda lograremos ser uno cuando antes éramos dos.


Desconozco el autor
Artículo Anterior Artículo Siguiente