El respeto, empieza por nosotros mismos y después se extiende a todas las personas y a todo lo que nos rodea. Si  no nos respetamos a nosotros mismos, ¿cómo podemos  respetar a los demás o a cualquier otra cosa?

Cuando te respetas a tí mismo significa que te aceptas tal y como eres. Cuando respetas a otras personas, significa que  las aceptas exactamente como son.

El respeto se basa en la aceptación completa de todo lo que  existe tal y como es, no tal y como queremos que sea.

Una vez que te aceptas a tí mismo exactamente cómo eres,  dejas de establecer juicios sobre tí mismo. Una vez que aceptas a todos los demás exactamente como son, dejas de establecer juicios sobre ellos. Entonces, algo increíble acontece en tu mundo: encuentra la paz.

Nunca seré yo quien escriba tu historia, del mismo modo que nunca permitiré que nadie escriba la mía. Respeto tu  mente, tu sueño, tu creación. Respeto cualquier cosa en la
que creas.
Puedes culpar al mundo entero por lo que sea que te esté ocurriendo o puedes responsabilizarte de tu historia. 

Extracto del libro de Don Miguel Ruíz "El Quinto Acuerdo"

Continuará ...

Artículo Anterior Artículo Siguiente