La mente, “tu yo inconsciente herido te dice”… Tú no vales… por lo tanto yo te daré todo lo que te hace falta para que te sientas bien… Tu lo que necesitas son reconocimientos y aplausos, distinción y títulos, aceptación y aprobación, sentirte alguien y pertenecer a un grupo elite… ¿Deseas la salvación?... “Construye entonces un sistema de valores, en donde todos vengan de menos a más”… y después como mi profeta entrégales a tus hermanos el siguiente mensaje… “Estos son mis Mandamientos”… Ellos quedaran grabados en piedra (entraran en el subconsciente) para que siempre los recuerden… 

1.- “Conseguir un merito será tu propósito de vida, porque de ello depende tu valor, tu pertenencia y reconocimiento universal”…

2.- Deberás luchar por alcanzar un estado de paz y merecimiento, el premio se te otorgara en otra vida, en otro mundo o dimensión…

3.- Tendrás que trabajar por ser digno para recibir amor… Tendrás que demostrar a los ojos de los demás que eres bueno para que te amen…

4.- Quien tenga más logros, títulos, posesiones materiales y espirituales, es el más bendecido y vale más, a este deben de escuchar e imitar…

5.- Quien sea más puro, será mejor, por tanto debes alejarse de aquellos que te contaminen o roben energía…

6.- Quien sea más perfecto pertenecerá al grupo de mis elegidos… al círculo de mis amistades…

7.- Tendrán que alejarse de todo aquello que sea primitivo y de baja vibración, usen su cuerpo, pero repriman su condición, alguien les hiso una broma pesada que deben de soportar y borrar lo más pronto posible… En mi reino no existe sabiduría ni equilibrio en el cuerpo, tan solo es un mal necesario… flagélenlo, castíguenlo, prívenlo, sométanlo… Entre más pronto se desprendan de sus inclinaciones y necesidades será mejor para que ustedes adquieran más valor ante mi presencia…

8.- Nadie nace con el derecho de pensar por sí mismo, deben atender a lo que otros digan y considerarlo como superior o más importante… Recuerda que tú no eres nadie...

9.-  No está permitido el confiar en sí mismo y volverse el rector de su propia vida, eso contradice mi voluntad y superioridad… Quien haga caso omiso de este mandamiento, recibirá un castigo o será condenado…

10.- No hagan a otros lo que no hacen por ti… No se lo merecen… Esta es mi ley y regla de oro…

© Ari Shemoth
Artículo Anterior Artículo Siguiente