… "No dejes que nadie sea tu todo, porque te vaciaras de ti,
y en cuando esto suceda, no podrás vivir sin otro, porque ya nada quedará de ti"…

Tu corazón es algo intransferible, así como tu cuerpo y respiración, la vida se te brinda para compartirla,
no para adueñarte de ella… No cometas el error con quienes  amas y te aman… Tú no eres de su propiedad, y tampoco ellos de ti… Hay cosas en la vida que tendrás que hacer y resolver por ti misma(o)… Tu alma es solo tuya, se te concedió este don para que pongas en ella todos los secretos que desees guardar… A nadie le perteneces, eres libre y soberana(o) como la vida… Para ser feliz basta con compartir… Quien te ame en verdad te dejara en libertad, no te buscara para que le hagas feliz… este ser ya lo es… y solo te esta compartiendo su dicha al caminar a tu lado…

La vida no sabe de exclusividades, tampoco de propiedades o derechos por encima de los de otros… "La honestidad consigo mismo, es la llave hacia la verdad y la experiencia profunda de nuestro ser"… En este sentido, si tienes una pareja o amistad… "Antes de deberte a ella o alguien… tienes un compromiso previo contigo que no debes olvidar"… Así que si tienes un dilema y no sabes que decidir…  Ya sea por probar con otra persona, cambiar o continuar con quien estas… Elige por lo que realmente deseas hacer, sin el temor a lastimar, faltar o no cumplir con algún pacto previamente establecido…


Ten presente dos cosas en esta situación…
1) Todo pacto, si es convenido y sostenido desde el miedo a perder, al no poseer, al no dominar, está viciado en su origen… Las compensaciones psicológicas (necesidades) que producen estados de celos y desconfianza, de control y condicionamientos… Son actos deshonestos y faltos de amor verdadero hacia los dos… 


2) La naturaleza no sabe de pactos, ella solo se es fiel a sí misma y desde ahí se comparte alegremente con todo lo que es… No deja de ser ella misma por complacer individualidades o expectativas egoticas… Aquí hay sabiduría… Si has comprendido, traslada el estado de armonía natural que yace en toda la creación hacia tu propia persona, y sabrás que hacer dentro de tus relaciones amorosas y de amistad…


Cuando te compartas de manera íntima con alguien... ten presente que esta consideración puede involucrar además del aspecto físico, los sentimientos, tu historia y personalidad completa, si así lo deseas… Ahora bien, refiriéndonos al encuentro sexual… "Más que cuidar con quien compartes tu energía intima, te recomendaría prestaras atención en como la compartes"… porque todo lo que haces es una proyección y reflejo de tu estado interior. Si te acercas a otro ser de manera constructiva, aunque se trate de un encuentro circunstancial… lo que tu irradiaras es una onda de amor, entonces al quedar entrelazados comunicaras sanación con quien te encuentres… sin importar que la intención amorosa de tu contraparte no estuviese del todo clarificada…

Tu campo energético nunca se verá afectado por alguien de más baja vibración, en tanto tú sostengas la propia… Cuando comunicas aprecio y agradecimiento, consideración y respeto… Cuanto te compartes sin usar al otro… La divinidad te envuelve en cualquier circunstancia… Cuando tu conexión es poderosa, ella abrazara y elevara a quien se la compartas… Toda relación íntima será legítima y bendecida, si tan solo sostienes estos principios porque la Divinidad se encuentra en medio… Esto significa que dependas del casarte con alguien, que sea tu pareja formal o prometerle amor eterno para tener un encuentro íntimo. En un sentido más amplio todo es sagrado e intimo como la vida misma.... Y si bien es cierto que tú eres responsable de tus acciones y debes asumir las consecuencias…


Cuando tú te compartes lo estás haciendo a muchos niveles, y la esfera sexual no es ni mejor o inferior que otras… no es más sagrada, ni menos importante que las demás… La sexualidad tan solo es un aspecto más de tu personalidad y de la condición humana que requiere cuidados y atención de tu parte en un clima de sana libertad, sin prejuicios ni condicionamientos sociales egoticos (todo lo que engendra temor y culpa)… Así que el asunto de la intimidad y el deseo de experimentarla es cuestión solo de compartir una elección… Es una cuestión de actitud y honestidad hacia uno mismo que se reflejara en nuestros actos… Si tú te amas y respetas, llevaras la paz en tu corazón, y a quien invites a beber de tu cáliz, comulgara con tu propia comunión… convirtiéndose tu acto en algo constructivo y trascendente… No importa si se trata de un amigo, de tu esposo o un amante ocasional… No hay nada que temer, no hay nada que justificar o explicar, cuando estas vibrando desde el corazón… Nadie te dejara desechos o cosas toxicas en tu campo energético, si este se hallara sellado por la comunión que sostienes con tu propia divinidad (Ser)… Date cuenta, que lo que hace la diferencia se encuentra en tu actitud… Todo lo que haces se haya bendecido cuando existe la sacralidad en tu interior…  Ello te alejara del usar, y tan solo te compartirás desde el ser…


La sexualidad es algo que contiene sabiduría, y no necesita reprimirse, sino comprender lo que sucede en cuando uno siente los llamados del cuerpo y del corazón… Una cosa no descarta a la otra… Puedes sentir el llamado del corazón sin experimentar el del cuerpo… y a su vez puedes sentir el llamado del cuerpo sin experimentar el del corazón… o también sentir ambos llamados simultáneamente o gradualmente… Como quiera que sea… todo lo que te sucede es posible, porque te es permitido, y si lo experimentaste con mucha confusión, fue por causa de la incomprensión y prejuicios sociales que poco entienden de estas cuestiones…

Detrás de toda situación, nuestra propia alma es quien nos manda estos impulsos vitales, porque ella está deseosa por experimentar algo… La sexualidad humana es producto de un ordenamiento divino que a la fecha no se ha profundizado ni comprendido en toda su extensión… por lo mismo se le ha tachado de inmoral en ciertas prácticas y también se le ha satanizado de forma absurda, desde posturas dogmaticas incoherentes que solo reflejan el desprecio hacia la naturaleza humana…


Han sido mentes obtusas vestidas de moralidad, quienes han contaminado y tergiversado todo aquello que se hallaba en equilibrio natural y divino…  Así que si han de poner atención en alguna clase de limpieza pisco-emocional-física… El consejo que les doy como terapeuta, es que se concentren en su propia energía… Es de comprenderse que si están mal… solo entonces estarán expuestos a otras vibraciones igual de bajas que la suya, y esto les afectara por ser correspondientes… En estas condiciones, les recomendaría que se abstengan de practicar alguna intimidad, ya que su ser no se encuentra  en condiciones de honrar a su contraparte, porque solamente le estarían usando para liberar su tensión emocional… No obstante en la práctica se que no lo van hacer muchos de ustedes… de modo que asuman entonces su propia responsabilidad y dejen de retratarse como víctimas de alguien cuando las cosas no salgan tan bien… Esto ya reflejara  un acto de honestidad hacia ustedes mismos y con quienes compartan un encuentro íntimo…

Cuánto más interactúas con otra persona, no es cierto que la conexión intima se acentué, por el contrario, esta se puede deteriorar hasta llegar a un nivel superficial… Entendamos una cuestión… Hablar de entrelazamiento energético es un cuestión que abarca dos direcciones… la que nos lleva al rechazo o la integración… La que percibamos como dominante, es un reflejo fidedigno de nuestra proyección y estado interno… Dejen de engañarse, y asuman su responsabilidad emocional y creativa… Imaginen el campo energético que han dejado durante toda su vida en aquellas personas que fueron sus parejas y ahora las califican como portadoras de energías densas… La caballerosidad es un atributo que podríamos ejercer todos sin distinción de sexos… y consiste en no pensar, ni hablar mal de nadie, y mucho menos calificarle de bajo
nivel
… No se vale hacerlo con quien nos compartió alguna vez su intimidad… ¿Puedes imaginarte como esta tu campo energético en este momento?... ¿y lo que dejaste en el de otros?...


Yo te digo... "Cuando eliges dormir con alguien, tu elección proviene desde el subconsciente y te es completamente correspondiente a nivel energético"… Así que todo lo que juzgues en otros es un reflejo de tu sombra inconsciente y no haces más que hablar de lo que careces… "Nunca duermas con alguien que no estés dispuesta(o) a honrar a la mañana siguiente"

© Ari Shemoth
Artículo Anterior Artículo Siguiente