Yo siempre me siento feliz, sabes por qué?
Porque no espero nada de nadie, esperar siempre duele. 
La vida es corta, por eso ama la vida.

Sé feliz y siempre sonríe.
Sólo vive para tí y recuerda:  

Antes de hablar, escucha.
Antes de escribir, piensa.
Antes de herir, siente.
Antes de odiar, ama.
Antes de rendirse, intenta.
Antes de morir, VIVE!


Williams Shakespeare 
Artículo Anterior Artículo Siguiente