La oportunidad es la ocasión de hacer algo, pero hay que saber el justo momento para aprovecharla.

La oportunidad no se presenta en la rutina diaria, ni a quienes ven la vida de color gris, es como una franca sonrisa en un rostro desconocido.

La oportunidad tampoco se presenta a quienes la buscan afanosamente.

Y es que la oportunidad puede ser espectacular, así como discreta y disimulada.

Por eso, la oportunidad, radica mas bien, en una cuestión de enfoque.

Es, como si de pronto se te ocurriera limpiar los cristales de los que a través de ellos ves tu vida y resulta que el polvo acumulado en ellos, no te permitía ver clara y brillantemente.

Tu vida en sí, es una gran oportunidad.

Quien diga, que la vida siempre está saturada de escollos y no cambia esa manera de verla, no se permite ver que también está llena de oportunidades.

Hay algunas personas que sólo alcanzaron a ver una, en toda su vida, y lograron metas jamás imaginadas.

¡Se imaginan si hubieran podido ver las noventa y nueve anteriores que ignoraron!

- Eres joven, aprende a verlas y aprovecharlas!
- Eres maduro, muévete, estás perdiendo el tiempo!
- Eres anciano, limpia esos lentes, aún hay muchas por disfrutar!

La oportunidad es una bendición dirigida a ti por quien te ama: la vida.

 Desconozco su autor
Artículo Anterior Artículo Siguiente