Todos tenemos la capacidad de traer milagros a nuestras vidas, pero para poder hacerlo primero debemos acceder a la conciencia de los milagros al agradecer todos aquellos que ocurren a nuestro alrededor.

Desafortunadamente, la mayoría del tiempo estamos en piloto automático y pensamos que tenemos los milagros garantizados.

Trata de descubrir y mostrar tanto aprecio por tantos milagros que ocurren a tu alrededor como te sea posible. El sol saliendo al amanecer. Tu sistema inmunológico operando de manera saludable. Llegar a tu destino sin un accidente.

Los milagros son la norma. El caos es la excepción.

Afinación Diaria de la Conciencia de la Kabbalah
Artículo Anterior Artículo Siguiente

Formulario de contacto