Las personas se quejan a menudo de que sería mucho más fácil para ellos enfocarse en algo positivo si ya estuviera ocurriendo en sus experiencias de vida. Reconocen acertadamente que es mucho más fácil sentirse bien respecto a algo, cuando algo bueno está ocurriendo. Ciertamente, no estamos en desacuerdo en que es mucho más fácil sentirse bien mientras advierten cosas que creen que son buenas. Pero si creen que solamente tienen la habilidad de enfocarse en lo que está ocurriendo, y si lo que está ocurriendo no es agradable, entonces pueden quedarse esperando toda la vida, porque su atención a las cosas indeseadas está evitando que les lleguen las cosas deseadas.

No tienen que esperar que algo bueno ocurra para sentirse bien, porque tienen la habilidad de dirigir sus pensamientos hacia cosas mejores sin importar la situación presente en su experiencia. Y cuando les importa lo que sienten, y están dispuestos a dar un giro y colocar su atención en pensamientos que los hagan sentir mejor, comenzaran rápidamente la transformación positiva y deliberada de su vida.

Las cosas que les están llegando a su experiencia, vienen como respuesta a su vibración. Su vibración es ofrecida según los pensamientos que tienen, y pueden darse cuenta de los pensamientos que tienen según como se sienten. Busquen pensamientos que los hagan sentir bien, y luego se manifestará aquello que los hace sentir bien.

Muchas personas dicen: "Sería mucho más fácil estar feliz si estuviera en un lugar distinto, si mi relación fuera mejor, si fuera más fácil llevarme con mi pareja, si no sufriera tanto físicamente, si mi cuerpo fuera distinto, si mi trabajo fuera más satisfactorio, si tan solo tuviera más dinero…Si las condiciones de mi vida fueran mejores, me sentiría mejor, y entonces sería más fácil tener pensamientos más positivos".

Es obvio que ver cosas agradables los hace sentir mejor, y es más fácil sentirse bien cuando están frente algo agradable, es evidente para ustedes, pero no pueden pedirle a los demás que les organicen solamente cosas agradables. Esperar que los demás les ofrezcan el ambiente perfecto no es una buena idea, por muchas razones: (1) No es responsabilidad de los demás prepararles un nido acogedor; (2) no es posible que ellos controlen las condiciones que ustedes han creado a su alrededor; y (3) lo más importante de todo, le estarían entregando a los demás su poder para crear la experiencia que es solamente de ustedes.

Tomen la decisión de buscar los aspectos que los hacen sentir mejor respecto a todo lo que le presten atención, y de algún modo, busquen prestarle atención solamente a cosas que los hacen sentir bien, y así su vida se convertirá en aspectos que los hacen sentir cada vez mejor.

Extracto del libro "El dinero y la Ley de Atracción" de Esther y Jerry Hicks. De Urano, página 52
Artículo Anterior Artículo Siguiente

Formulario de contacto