En lo más profundo de ti  se encuentra  un universo de posibilidades infinito. Si ingresas a él, descubrirás un reino de experiencia mental y emocional totalmente nuevo, donde todo es posible. Recuerda que no hay otra realidad que la contenida en nuestro Ser interior.


1.- DESCONECTA MENTALMENTE.- Técnicas como el método de Schultz, el kundalini yoga, el qigongo o la meditación, nos ayudan a relajarnos profundamente y nos pone en contacto con otras realidades más sensitivas y placenteras.


2.- PON UNA MELODÍA EN TU VIDA.- La música es un potente medicamento para el alma: varía sutilmente las ondas cerebrales, la respiración, el ritmo cardiaco, el tono muscular, la temperatura corporal, y la percepción del espacio y tiempo.


3.- RESÉRVATE UNA HORA.- Reserva una hora (o mejor dos), al día para hacer lo que te apetezca, para sentir tu cuerpo, quererte, tomar conciencia de las cosas positivas que hay en tu vida, sin ocupaciones ni preocupaciones.


4.- CREA TU ESPACIO DE CALMA.- Si practicas la relajación en un lugar determinado, pronto tu subconsciente asociará sensaciones de calma, a ese lugar. En lo sucesivo sólo tendrás que ir allí para sentir tranquilidad.


5.- VIVE APASIONADAMENTE.- La dispersión, el tedio, la irritabilidad... hacen que vivamos como si tuviéramos la cabeza bajo el agua. Es necesario que pienses en aquello que tiene la capacidad de encender tu pasión, y lo practiques.



Continuará ...

Artículo Anterior Artículo Siguiente