Hay muchas personas que se consideran avanzadas espiritualmente y dicen ser mensajeros de Dios. ¿Están en lo cierto? 
La mayoría no. Expresan un deseo de notoriedad que tienen, alimentado por su afán de protagonismo, que no es una realidad. Al espíritu avanzado se le reconoce por su capacidad de amar y su humildad, y por el respeto por las ideas y creencias de los demás. Muchas de las personas que dicen ser mensajeros de Dios hacen alarde de esa supuesta condición y utilizan esa supuesta superioridad para imponerse sobre los demás y sacar beneficio. A los que alardean de ser más que los demás y además quieren imponerse sobre los demás les falta humildad y les falta respeto por el libre albedrío. En eso se conoce que no son lo que dicen ser. 

Al hablar de una nueva encarnación de Jesús me ha venido a la cabeza que el Apocalipsis parece que anuncia esa venida. ¿Es esta interpretación correcta? 
Sí. 

Pero el Apocalipsis hace una predicción de acontecimientos respecto al futuro de la Tierra, muchos de ellos de carácter catastrófico ¿Son ciertas estas predicciones? ¿Me puedes aclarar un poco este tema? 
El Apocalipsis, como ya dije, es una visión del posible futuro de la Tierra que tuvo Juan. Dentro de esa visión él tuvo acceso a ciertos acontecimientos que podrían ocurrir en la Tierra en el futuro, algunos provocados por el ser humano y otros, consecuencia de cambios geológicos naturales, que él intentó trasmitir, según su capacidad, a la gente de su época, y también los sucesos y transformaciones que experimentaría la humanidad durante ese periodo. Puede dar la sensación de que, al contarlo todo de una, todo iba a ocurrir muy rápidamente, pero en realidad estos acontecimientos abarcan un período de tiempo bastante prolongado, de miles de años, al final del cual se va a producir un avance espiritual en la humanidad. El ser humano tomará entonces conciencia de su origen, de su destino, de la existencia de un mundo espiritual y del descubrimiento de que existen entidades por encima de él, empezando por Dios, Cristo, Jesús y otros seres desconocidos para vosotros o para los que no tenéis nombre, que lo aman, velan por su desarrollo espiritual y su felicidad. 

Al igual que el Apocalipsis habla de la venida de Cristo se habla del reinado del Anticristo. Mi pregunta es ¿existe el Anticristo? ¿Va a encarnar? ¿Cuándo? 
Ya hemos dicho que no existe ningún ser omnipotente en el mal, ni tampoco ningún espíritu encarna con el propósito manifiesto de hacer daño. Si lo acaba haciendo no es porque lleve este propósito como si se tratase de una misión espiritual. Ningún espíritu encarna con un propósito negativo de antemano, sino que por su falta de evolución espiritual se inclina hacia el mal siguiendo el impulso de su propio egoísmo, una vez encarnado. Por lo tanto, si esperáis que el Anticristo sea un ser poderosamente malo, que encarna con el propósito de destruir el mundo, o de destruir a Cristo o a sus seguidores, ya os digo que no existe. 

Y si no existe ¿cuál es el sentido con que se utiliza esta palabra en el Apocalipsis? ¿O es que es una manipulación más de las escrituras? 
El evangelista vio en los acontecimientos del futuro que había gran egoísmo en la humanidad, que ésta se regía por valores egoístas contrarios al amor. Además, parte del mensaje se dio encriptado para que fuera más difícil su manipulación posterior. En este contexto, el Anticristo es una figura simbólica, que representa la faceta egoísta, ambiciosa y despiadada del ser humano falto de evolución, que como consecuencia de ello actúa causando un gran daño a los semejantes. Es el egoísmo personificado. Y el reinado del Anticristo representa el mundo regido por el egoísmo. Si asumimos que el mensaje de Cristo es el amor incondicional, el anti­cristo es aquel que actúa en contra del Cristo, es decir, que es fuertemente contrario al amor. 

¿Entonces personajes como Nerón, Napoleón y Hitler, que hicieron mucho daño a la humanidad, fueron o no fueron el Anticristo? 
Los personajes históricos que mencionas que se han identificado con el anticristo eran personas sumamente egoístas que, movidos por la ambición y el deseo de poder, han causado un grave daño a la humanidad. Pero como ellos ha habido muchos en la Historia, los hay y los seguirá habiendo mientras el egoísmo campe a sus anchas en el mundo. Cómo les llaméis no les hace ni mejores ni peores, aunque tal vez sí más importantes y aterradores a los ojos del mundo. 

Esto del fin del mundo, del Apocalipsis, me trae también al recuerdo las profecías mayas, que sitúan en el año 2012 acontecimientos de tipo catastrófico para la humanidad.... 
Querrás decir que los occidentales han querido ver en las escrituras mayas eso, porque si preguntas a los descendientes de los mayas te dirán que no es así. 

¿Pero va a pasar algo apocalíptico, como un cataclismo planetario, o el inicio de una tercera guerra mundial que destruya la humanidad en el 2012 o no? 
En el 2012 no va a pasar nada de eso. Catástrofes naturales va a seguir habiendo las que ya hay más o menos en la misma proporción, pero ninguna será tan fuerte como para que provoque una destrucción de ámbito planetario. Os preocupáis mucho de las catástrofes naturales, los cuales no podéis evitar y poco de las que sí podéis evitar, que son las guerras y la barbarie, obra del ser humano. Los conflictos bélicos, desgraciadamente tan frecuentes en vuestro mundo, seguirán desarrollándose más o menos en la línea de los que actualmente existen y seguirá así mientras no haya un cambio de conciencia hacia el amor. Pero nada que destruya la Tierra ni la Humanidad, de momento. Si recuerdas, a finales del siglo pasado hubo una psicosis semejante que predecía diferentes sucesos catastróficos para final de siglo o inicio del siguiente, que supuestamente se apoyaban en las profecías de Nostradamus. Y pasó el año 2001 y nada de eso ocurrió. Es el fanatismo, la fantasía y la ignorancia de mucha gente la que ha hecho una montaña de un grano de arena. Las personas que se dejan llevar por estos malos augurios quedan atrapadas en una psicosis de miedo o alucinación que les impide centrarse en lo importante, que es la evolución espiritual. Ya hemos dicho que el cambio fundamental que se avecina es de tipo espiritual y que no está limitado a un año o fecha concreta, sino que abarca una época que puede ser de cientos de años. El que espera el fin del mundo para el 2012 se va a llevar un chasco tremendo. 

También en diferentes partes del mundo ha habido manifestaciones de tipo sobrenatural con cierto aire apocalíptico que han tenido mucha repercusión. Me refiero a las llamadas apariciones marianas de Lourdes y Fátima. ¿Hay algo de verdad en ello, si es que la hay? 
Lo que hay de verdad es que existen seres espirituales que se comunican directamente con personas con capacidad mediúmnica, con el propósito de transmitir mensajes, algunos de tipo más personal y otros de tipo colectivo. En general, estas manifestaciones no suelen tener grandes repercusiones porque las personas que las tienen suelen ser discretas y no dan publicidad a estos hechos, porque saben que lo más probable es que los tilden de desequilibrados mentales. Los casos de Lourdes y Fátima adquirieron notoriedad por el hecho de que fueron vistas por niños y estos contaron con toda naturalidad lo que habían visto. 

Pero en los casos concretos de Lourdes y Fátima se dice que es la Virgen María la que se manifestó. ¿Es cierto? ¿Cuál fue el mensaje que transmitió? 
No, no fue María la que se manifestó, aunque esto no tiene mayor importancia. Es cierto que fueron espíritus avanzados que aparecieron con fisonomía de mujer. Pero ellas nunca dijeron que fueran María. No suelen dar nombre o, si lo dan, son nombres genéricos. La identificación con María suele darse porque los niños la identifican con los personajes de las creencias religiosas en las que han sido educados, o porque después de las visiones se les ha condicionado por parte de los adultos para que la identifiquen con María. El mensaje que dan suele ser muy claro, en la línea de lo que estamos hablando, de que el ser humano está en el mundo para evolucionar, que para hacerlo ha de desarrollar su capacidad de amar y desprenderse del egoísmo. En ocasiones advierten sobre los riesgos futuros que a nivel colectivo conllevan las actitudes egoístas individuales y colectivas, como futuros conflictos bélicos. Pero luego aparece la Iglesia y manipula todos los mensajes a su conveniencia, y calla sobre lo que no le interesa que se dé a conocer porque perjudica sus intereses. Sobre todo hace creer que la aparición de la supuesta Virgen María es una llamada a la conversión de la humanidad a su religión para conseguir más prosélitos o para asegurar los que ya tiene. El fanatismo y la superstición hacen lo demás, convirtiendo esos lugares en centros de peregrinación, que aportan cuantiosos beneficios a costa del fanatismo y la ignorancia de los fieles.



Continuará...


Extracto del libro  “La ley del amor” - Las Leyes Espirituales II de  Vicent Guillem

Artículo Anterior Artículo Siguiente