El arte de bendecir es una de las prácticas espirituales más antiguas y más universales del género humano. Se dan múltiples formas de bendición en todas las culturas y religiones. Por ej. la lluvia de arroz sobre los recién casados, las inauguraciones, la bendición de objetos religiosos. etc. Todas ellas expresan la idea de que existe en el universo una fuerza, un principio de armonía fundamental que dirige todas las cosas y al que todos podemos recurrir.

Ser bendecido es el resultado de vivir la vida de acuerdo con las leyes fundamentales del universo. En última instancia la verdadera bondad acaba siempre triunfando sobre el odio, sobre la oscuridad y sobre la violencia, porque el amor incondicional que se expresa bajo la forma de bondad, constituye la estructura última de la realidad y del universo.

El universo está regido por leyes físicas, químicas, biológicas, genéticas pero también leyes espirituales. Estas leyes espirituales no pueden ser controladas en los laboratorios pero no significa que no existan.

La ley de las expectativas positivas
Al despertar, bendice tu jornada, porque está ya desbordando una abundancia de bienes que tus bendiciones harán aparecer. Porque bendecir significa reconocer el bien infinito que forma parte integrante de la trama misma del universo. Ese bien lo único que espera es una señal tuya para poder manifestarse.

Solo amanece el día para el que estamos bien dispuestos (David Thoreau) Esperar el bien nos abre a recibirlo. A pesar de todas las apariencias materiales que gritan lo contrario, el bien es siempre omnipresente.

Toda riqueza o invención material, todo descubrimiento empieza por una idea. Cuántas personas sin empleo han encontrado su salvación en su maravillosa  creatividad para empezar proyectos interesantes.

No hemos sido nosotros los que hemos creado las leyes que gobiernan el universo y la realidad. Sin embargo hemos intentado inventar nuestras propias leyes y soluciones y no hemos sabido jugar individual y colectivamente el juego de la vida según las leyes creadas por la inteligencia infinita.

La ley más importante de todas las que gobiernan el universo es la la LEY DEL AMOR INCONDICIONAL. Es la sustancia o la estructura última de la Realidad. Dice un autor: “El amor es lo que es…El amor constituye la dimensión más profunda. El amor en su forma más pura se encuentra en el reino del silencio, detrás de la materia, detrás de la energía y detrás de todas las cosas que se pueden encontrar en los reinos físico y psíquico, se encuentra el amor. El amor es el elemento fundamental existente detrás de todo cuanto existe. Es simultaneamente el comienzo y el fin, la Fuente de donde todo procede y la meta hacia donde todo se dirige. Es la esencia elemental del universo. El mero hecho de encontrarlo te transforma ya que el amor está constantemente cambiándolo todo, siendo él inmutable. (Patton Boyle)

Por tanto, cuanto más esperemos el bien y más lo afirmemos, tanto más se manifestará en nuestra existencia.

Por eso es tan importante comenzar nuestra jornada bendiciéndola y dando gracias con la convicción de que la ley de la armonía traerá a tu vida lo que necesitas para crecer y progresar.

Desconozco el autor

Artículo Anterior Artículo Siguiente